Tecnología

El injusto legado del MacBook Air

·

Las efemérides tecnológicas —como las que no lo son— molan. Hoy, nos recuerdan en The Verge, se cumplen 10 años de la presentación del MacBook Air por parte de Apple, y con él, de una nueva generación de ultraportátiles que por fin dejaron de ser «arrastrables».

 

El vídeo, por si no lo habéis visto, es Jobs en estado puro. Aquel Jobs que era capaz de vender cualquier cosa porque cualquier cosa era posible en la Apple que él dirigió. Y curiosamente el MacBook Air era un ejemplo de un producto adelantado a su tiempo.

Demasiado adelantado, de hecho.

Aquel MacBook Air de 2008 era fantástico por diseño, pero también estaba lleno de compromisos, unos más acertados que otros. Por ejemplo, fue el primer MacBook sin unidad óptica, algo asombroso en 2008 en el que  los CDs y DVDs aún dominaban nuestra videoteca piratilla vida.

También teníamos que renunciar al puerto Ethernet, enemigo claro de los ultraportátiles, o de algunos puertos tradicionales. Aquellas máquinas se quedaban algo cortas en resolución vertical (1.280 x 800), y también tenían sistemas de almacenamiento algo limitados. Las opciones aquí eran curiosas: o una unidad HD de 1,8 pulgadas de 80 GB, o bien una unidad SSD, súper novedad de la época, de 64 GB, que era una de esas opciones absurdamente caras para este producto. El propio Jobs lo reconocía al hablar de esas unidades:

These are a little pricey, but they’re fast.

Me sorprende recuperar mi post de hace 10 años —mola presumir de que Incognitosis ya supera holgadamente la década de edad— y ver cómo el MacBook Air no me pareció gran cosa, y parecía claro para mí que aquello era un nuevo triunfo del diseño de Apple sobre las prestaciones. Y me cito, que mola:

¿Qué me parece? Pues si os digo que la versión ‘básica‘ me parece cara (y me refiero a la versión USA) supongo que adivinaréis qué pienso de la versión con SSD y de los desorbitados y ridículos precios para España. No sé dónde compra Steve los discos SSD, pero está claro que le han tangado. Qué pasada, 1200 dólares más por un disco de 64 Gbytes SSD, y por un micro mínimamente más potente.

Así es: el MacBook Air con HD costaba 1.799 dólares, pero es que la versión con la unidad SSD costaba 3.098 dólares. Alucinante. El día siguiente iba más allá con mi post sobre las decepciones de MacWorld 2008, y hablaba de cómo el precio del MacBook Air me había indignado. Aquel MacBook Air era revolucionario en algunas cosas, pero la revolución tardó en tener sentido (y un precio aceptable).

Ambas cosas, como digo, tardarían un poco en llegar. Yo seguía quejándome en octubre de 2010, cuando se presentó la segunda generación del MacBook Air que llegaba con SSDs de serie y con unas CPUs algo anticuadas. El problema volvía a ser el precio, que ascendía a 1.599 euros.

A pesar de aquellas quejas, eso sí, caí. Me compré aquel MacBook Air en diciembre de 2010 por casi 1.300 euros, y a pesar de sus limitaciones acabé enamorado del formato y de muchas de sus prestaciones, algo que demostré en mi extensísimo análisis unos días después. Mi relación fue aún más allá cuando acabé comprando el MacBook Air (Mid 2012), más potente y que además tenía teclado retroiluminado (como dije entonces, ¡yipieee!). Ese equipo me acompañó durante algo menos de tres años, pero acabé poniéndolo a la venta en febrero de 2015. Era el final de una era.

Poco después me compraría el Dell XPS 13 que con algún que otro susto me ha acompañado en estos casi tres años, y solo puedo decir que no puedo estar más contento con mi decisión. Unificar mi flujo de trabajo para trabajar solo con Windows y usar el portátil como equipo de escritorio único simplificó y mejoró mis rutinas, pero es que además Apple acabó descuidando el MacBook Air. Lo hizo por muchas cosas, pero sobre todo por dejarnos sin ese MacBook Air Retina que yo creí que llegaría una y otra vez.

En lugar de eso, la tragedia. Apple quiso conquistarnos con un MacBook que volvía a apostar por la forma por encima del fondo y que al menos que yo sepa no es un modelo  que haya convencido a mucha gente, aunque generara otra tendencia. Llegaron más MacBooks y más Macbooks Pro, pero daba igual porque a mí ya no me llamaban. No entendía a esta Apple, y sigo sin entenderla.

No entiendo a una Apple que ha dejado caer en desgracia al formato ideal de portátil, uno que solo necesitaba unos leves retoques —menos marcos, pantalla Retina, micros y SSDs más potentes— para seguir vendiéndose como churros. Es curioso, irónico, y triste que una Apple que para otras cosas es maestra en pequeñas mejoras iterativas no las haya aplicado al que para mí es probablemente su segundo mejor producto de la historia después del iPhone 3G con su App Store integrada.

El que es fue, sin duda, el mejor portátil de la historia.

Y una década después, míralo ahí, muriéndose de asco con actualizaciones de risa. Por si no lo sabéis, el modelo «renovado» de mediados de 2017 tiene los Intel Core i5-5350U o los Core i7-5650U, unas CPUs lanzadas en el primer trimestre de 2015. Yep. 2015.

No sé. A mí me parece que lo que ha hecho Apple con el MacBook Air es totalmente injusto. Esta máquina no se merecía esto. Aún tengo (mínimas) esperanzas de que despierten y se den cuenta de su error. Que saquen ese MacBook Air Retina y que quizás lo hagan con procesadores ARM. Yo que sé. Que hagan algo, pero que lo hagan. Este MacBook Air se merece algo mejor.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “El injusto legado del MacBook Air

  1. Carlos dice:

    Buenas noches!

    Sólo comentar que por la facultad tengo compañeros que se han pillado el macbook (sin nada más) y he tenido la oportunidad de probarlo minimamente y verlo en escena.

    Sin entrar en temas de potencia que ya sabemos que no es muy potente, cumple sobradamente con lo que seria el manejo de prácticas de la facultad (algo de programacion en C/C++, java algo de Matlab y bases de datos ) Lo veo un equipo que aunque teniendo un precio alto, tiene un formato bastante bueno para un estudiante.

    La parte mala quizas es que la pantalla es algo pequeña para el tema de código pero tampoco es realmente grave. lo de que tenga un único puerto suena peor de lo que realmente es, todos usamos las nube, incluso para enviarnos a veces hasta maquinas virtuales y a las muy malas puedes conseguir un adaptador no supone un gran desembolso.

    Así que quizás lo más malo es el precio.

    • Vaya con los estudiantes de hoy en día, menudo poder adquisitivo tenéis 😉 Todo correcto, pero probablemente podrías hacer lo mismo con un equipo de 300 euros sin manzanita en la carcasa. Que oye, cada cual se gasta el dinero como quiere, pero esa relación precio/prestaciones es mala, y para estudiantes (al menos, para los estudiantes que yo suponía) más.

      • Álex dice:

        > podrías hacer lo mismo con un equipo de 300 euros sin manzanita en la carcasa.

        Javi tío. Ni en resolución, ni en duración de batería, ni en almacenamiento, ni en RAM ni en nada.

        Es una comparativa errónea. Si me dices «con uno de 800» de Dell/HP/Surface, vale. Pero punto por punto (especialmente la batería y el volumen/peso) de un Macbook los encuentras en otras compañías por precios similares.

      • Obviamente no hablo de formato, que es buena parte de lo que pagas en un MacBook, y que ciertamente es un prodigio de la ingeniería y la miniaturización de componentes, como lo fue el MBA en 2008. Si buscas eso, peso y dimensiones, ale, rompe la hucha. Es la misma batalla que en el móvil: vas a poder hacer básicamente lo mismo por mucha menos pasta. Eso sí, no serás (tan) cool. Ahí entra ese otro componente aspiracional que yo suelo poner muy, muy, muy por debajo de todo lo demás.

      • alan dice:

        Hombre Javi, ¿un equipo de 300 €…? Hombre, pues depende. Hay carreras técnicas en las que dudo que un equipo de 300 € esté a la altura.
        De todos modos, ayer me trajo mi vecino su portátil Acer para «que se lo mirara que iba muy lento» es un portátil de 400 euros aproximadamente y la verdad, comparado con el Macbook de mi mujer solo con mirar la pantalla ya te das cuenta que es otra cosa.
        Cuando salió el Macbook no me gustó, pensaba lo mismo que tú (sólo un puerto, core M, etc..) estaba más que satisfecho con mi portátil pero fue probarlo y me enamoré de su pantalla, tamaño, calidad y sobre todo su portabilidad. Con respecto a la potencia, ya sabemos que no es un Xeon de 8 núcleos pero puedes editar video de manera decente a 1080, photoshop y, por supuesto ofimática. Ya te digo yo que el equipo de 300 (ni 400) no le llega ni al zancajo. Claro que estamos hablando de 1.000 euros de diferencia ¿Compensa? Pues, si tienes dinero, para mi sí. Desde luego, que por más dinero hay otras opciones pero para mí aplicaciones como Garage Band ya justifican el sobreprecio. Además, y esto lo digo sin ningun argumento técnico que lo justifique solo por sensaciones y comodidad, MacOS aún está un pasito por delante de Windows (aunque esto es opinable como todo)

      • No digo que sea equivalente en especificaciones. Nunca lo va a ser. Lo que digo es que vas a poder hacer básicamente lo mismo. Quizás un poco peor, un poco más lento, pero en ese caso de uso de estudiantes a mí tener un Macbook me parece un poco frívolo. Bueno, y en cualquier caso de uso. Es el equipo frívolo por excelencia, pero insisto, es mi opinión. Lo de macOS efectivamente es opinable. Tampoco quiero entrar en un absurdo flame war, como siempre genial que existan opciones para todos, seáis frívolos o no 😉

      • alan dice:

        Javi, es que en esta vida todo se puede hacer de manera mas económica. ¿Para qué comprarme una tv plana si en los chinos compro una de tubo por 50 pavos ? Total solo será más lenta y se verá peor o ¿unas adidas teniendo el mercadillo? se puede andar (algo peor y quizás más lento) con unas playeras mucho más baratas. Al final, el factor aspiracional esta en todos los productos en mayor o menor medida. Tu mismo en vez de comprarte el Xiaomi Mi6 pudiste comprarte uno más barato aunque sus fotos sean algo peores o su micrófono no tan bueno.

        Con respecto al macbook, es muy caro ya lo sé pero cumple bastante bien para tareas normales y es el portátil más bonito que existe ademas de una obra de ingeniería bastante buena . ¿Frívolo? Quizás, pero no creo que sea ese el principal adjetivo que defina al macbook.

      • Ciertamente, Alan. El Mi 6 es hasta aspiracional para mí, que siempre he defendido los móviles baratos y acabé cayendo en un gasto de 370 euros, un poco exagerado en mi caso.

        Lo importante, como siempre, es que a ti te compense, te haya costado lo que te haya costado. Lo otro son opiniones, no hagas mucho caso.

  2. Lambda dice:

    El problema es que Apple sacó un producto demasiado «redondo». En sus últimas revisiones, directamente repateaba en autonomía a muchos de los portátiles equivalentes en su día. ¿Qué sucede? Que Jobs era bueno «pensando» en productos, que parecían pruebas de concepto llevadas al público y muy muy pulidas (el estajanovismo de Jobs era clave en ese sentido). Dudo mucho que Ive o Cook entendieran su forma de trabajar, el trasfondo de que las cosas «se hicieran como él quería, y sólo de esa forma» y su forma de trabajar el ecosistema. El MacBook en concepto parece su sustituto, pero evidentemente, al limitarse tanto en puertos físicos, además metiendo un único puerto C no maduro aún, no veo que convenza. Quizá con ARM, USB C (con Thunderbolt 3 o 4) y algún segundo conector, dé el pelotazo. Los portátiles son algo todavía muy icónico de Apple…

    P.D. Rectifico: el sustituto del Air es el MacBook Pro básico (sin la pantalla táctil esa ). En concepto es simplemente un Pro capado, pero creo que se acerca bastante a la idea de un Air (con puertos C y ese trackpad gigantesco) pero no entiendo que renuncien al comodísimo diseño del Air (el teclado del MacBook Air del 2015 es una gozada en comparación a los posteriores) y su aspecto afilado, tan icónico. En realidad, no entiendo a Johny Ive…

    • Sí, el MPB básico es la opción por la que yo tiraría si ahora mismo tuviese que tirar por alguna. Y tu apunte es bueno: el MacBook puede redimirse, pero necesita cambios importantes, como también los necesitó aquel primer MacBook Air que también fue demasiado caro inicialmente.

  3. Kheldar dice:

    Coincido con Lambda, pero a la vez agrego que esta es la Apple de Johnny Eve. Es decir la Apple de un diseñador, de alguien que antepone lo «bonito» a lo funcional, y ya no esta Steve Jobs para frenarlo y centrarlo y no creo que Cook tenga la voluntad suficiente como para hacer lo mismo. Steve Jobs no era ingeniero y no pretendia serlo, simplemente se centraba en cosas que la gente pudiera usar fácilmente y sabía leer las tendencias del mercado a futuro. Su sucesor carece de ambas cosas, y Eve se centra en lo bonito y realmente no tiene mucha idea de tecnología o de usabilidad.

    Sólo por poner un ejemplo el fracaso del Apple car proviene de su terquedad e insistencia en controlar todos los aspectos del proyecto sin hacer caso a los ingenieros o en el caso del Macbook prescindiendo de todos los puertos sin una explicación o sentido real. Si Steve Jobs prescindio de muchas cosas en los productos, la unidad de 3 1/2 en los Imac para centrarse en el almacenamiento óptico, y luego prescindiendo del almacenamiento óptico, pero estás desiciones si bien «adelantadas» pronto cobrarían un sentido.

    Eliminar puertos y otras cosas funcionales y necesarias sólo por estética no lo tiene.

    • Eso parece, desde luego, pero creo que es un mantra aceptado en toda Apple, mande quien mande. Forma sobre fondo, sin más. Diseño sobre funcionalidades. Una lástima para los que buscamos funcionalidades, pero está claro que a otra mucha gente le convence el enfoque. Respect.

  4. Jape dice:

    Vaya si era una maravilla y vaya si lo han descuidado. Yo hasta ayer (literalmente) trabajaba con un macbook air de 11 pulgadas (mid 2012) con 8GB de RAM y un i7 de aquella época. Finalmente me he pasado al pro de 13, por poder conectar más de un monitor y cansado de esperar una actualización que valiera la pena.

    Podría haber tirado más con el Air, la verdad, conectado al monitor, para programar, navegar y documentos sigue yendo fino. Al final haces los cálculos y si duran lo que me ha durado este te sale a cuenta.

    Ahora veremos como sale le pro, con sus dos puertecitos usb C y teniendo que comprar hubs para todo y cargador nuevo (cables del cargador por separado, ríete, sólo te dan la «cajita»!!!)

  5. Juanfran dice:

    Yo creo que está bastante claro que la mayoría hoy en día (hace 10 años debía ser otra cosa) compra Apple por lucir la marca. Lo que pasa que no sé muy bien por qué, la gente todavía intenta justificar la compra con el asunto de la muy superior calidad. En otros ámbitos de la moda está más asumida la verdad. Será cierto que un iPhone es algo mejor, igual que un bolso de Loewe tiene mejores materiales y acabados que uno de Zara. Pero la realidad es que se compra porque suelen ser diseños más bonitos y que marcan tendencia, y por encima de todo, para que se vea la marca y la exclusividad. Lo que pasa que en la ropa está aceptado y aquí todavía no.

    Es así, y el que lo niegue creo que se engaña a sí mismo (a lo mejor no en este foro que es de expertos tecnológicos, pero sí entre el gran público). Dicho esto, espero que ese deseo y autoengaño continúen por mucho tiempo, porque aunque no he tenido un producto suyo en propiedad en mi vida, sí que soy accionista desde hace mucho.

Comentarios cerrados