Tecnología

Sigues molando, Linux

·

El titular resulta extraño para alguien que como yo se considera de una u otra forma linuxero de toda la vida, pero aquí estoy, escribiéndoos esto desde una ventana privada de Brave con Tor bajo un Ubuntu 18.04. 

Os lo dice alguien que escribió el segundo artículo pagado de su vida para una revista llamada Amiga.InFo y lo hizo con el título siguiente: «Linux: Unix para Amiga«. Aquel texto no es gran cosa hoy en día, pero como indico allí me costó sudor y lágrimas instalar Linux en mi Amiga 1200 con una aceleradora con un 68060. Lo gracioso es que cuando logré que funcionara escribí el texto sin haber todavía podido ejecutar un entorno gráfico: las capturas que salen en el texto las hice gracias a un amigo y compañero de facultad (¿David, estás por ahí?) que llevaba algún tiempo trasteando con Linux en su PC, algo que era mucho más sencillo porque ya había cierta automatización en el proceso de instalación.

En 2015 hablaba de cómo «Linux también puede molar«. Lo hacía entonces, y sigue haciéndolo ahora.

Pero no estoy aquí para contar muchas batallitas, que se me va. Baste saber que desde aquel momento me convertí en linuxero de pro, y escribí de Linux durante muchos años desde entonces. Lo hice primero en PC Actual, donde era el encargado de analizar distribuciones Linux, y luego en The Inquirer, donde de los más de 8.000 posts que hice hubo desde luego una parte (no muy grande, cierto) de temas linuxeros. Pero sobre todo lo hice al crear y dirigir MuyLinux durante 5 años. Los 3.500 posts que escribí allí dejan testimonio de lo cerca que viví del mundillo, y afortunadamente la publicación sigue muy viva gracias al trabajo de Jose Pomeyrol (Metalbyte). Tras aquella etapa incluso hice un último guiño con Osphérica, pero el tiempo no daba para más y decidí invertirlo en otras cosas. 

En esos últimos estertores ya hacía tiempo que Linux se había convertido en un segundón en mi vida. Siempre lo tenía por ahí en forma de un arranque dual o una máquina virtual, pero lo utilizaba poco o nada porque para mí tenía ya demasiadas cosas en contra. Le di alguna oportunidad hace un tiempo y trasteé con distribuciones como Apricity OS (con esa terminal preciosa gracias a powerline) sin demasiado éxito. La conclusión siempre era la misma: podía trabajar con aquello, pero al final trabajaba más rápido y cómodo en Windows, y había cosas que seguían obligándome a volver a los ventanucos en uno u otro momento. En mi caso por dos cosas en concreto: juegos y Photoshop. Y en lo segundo no me habléis de Gimp que la tenemos. Gimp es fantástico si sabes usarlo, pero yo no sé y no logro aprender, y como sé hacer lo que necesito en Photosop y lo hago rápido no me complico. 

Algunas distribuciones se hacen un lío con el monitor 5K conectado como monitor externo. Elementary, por ejemplo, no se aclaraba del todo.

Total, que así están las cosas hasta que me encontré en Forbes (toma ya) con un artículo sobre Deepin, una distro que apenas conocía pero que de repente redescubrí por esa interfaz estupenda. «Jopes, eso tengo que probarlo«, me dije. Y así se quedó la cosa, en ese rinconcito de mi cabeza que está lleno de estas historias de esas de «jope, tengo que probarlas«. No hubiera pasado nada distinta con esa intención en particular si no fuera porque poco después aparecía en Ars Technica un análisis de la última versión de Elementary OS. Los astros se alineaban, y el «jopes, esto tengo que probarlo» se hizo mucho más real. 

El caso es que probé ambas distribuciones. Lo hice en mi equipo de sobremesa, el que utilizo para masacrar a niños rusos al ‘Battlefield 1’ (bueno vale, a veces me masacran ellos) y estuve trasteando tanto con una como con la otra durante unos días. Ambas me parecieron estupendas en su interfaz, y por ejemplo la idea del panel lateral de configuración de Deepin me parece una maravilla que otros sistemas deberían copiar. Con Elementary OS me ocurre siempre que esa clara inspiración maquera me atrapa, porque hace mucho que soy un rendido admirador de la interfaz de macOS, aunque no me convenzan tanto las limitaciones que impone al usuario. 

El caso es que jugueteé un poco con ambas distribuciones pero sin demasiado énfasis, porque seguía usando el Dell XPS 13 como mi equipo de trabajo. Y entonces, el tercer astro alineado: mi equipo empezó a ir sospechosamente lento. Comenté en Twitter cómo Firefox estaba empezando a quedarse tostado, y como andaba probando Linux en el sobremesa me hice la pregunta obvia: «Oye, ¿y si pruebo a trabajar con Linux unos días?«

Deepin a tope.

Dicho y hecho. Hace un par de semanas dediqué un día tonto y gris del fin de semana a instalar distribuciones y ver cuál se ajustaba más a mis necesidades. Probé Deepin y probé Elementary y ambas me hacían la puñeta con el soporte del monitor 5K externo. Se podía trabajar con ellas pero era un poco engorroso y yo necesitaba soporte total, así que probé alguna más como Linux Mint que funcionó bien pero cuya interfaz base (Cinnamon) no me convenció, y también me dio problemas con las pantallitas. Incluso probé KDE neon para darle un tiento a las nuevas opciones de un entorno de escritorio que siempre me pareció estupendo. Sorpresa de las sorpresas (o no), lo sigue siendo y tiene cosas chulísimas, e incluso estuve maqueándola un poco y probando cosas como Latte Dock que permiten tener un dock bastante simpático en la distribución. Que recuerde (han sido varias distros y no cogí notas ni saqué capturas a muchas, porras) todo funcionó bien en KDE Neon, y de hecho el soporte del monitor externo es excepcional, con un menú tipo el de Windows que te permite seleccionar fácilmente si quieres ampliar pantalla, hacer espejo de las dos o utilizar solo una u otra.

Elementary OS y su estupenda interfaz ideal si sois maqueros y queréis probar una distro Linux.

Sin embargo me pasaba que echaba de menos mi forma de trabajar en Linux con GNOME. Ya puestos a probar, me dije, dale un tiento a Manjaro. Por cierto, antes instalé un Arch Linux de cero por probar, pero me encontré con algo que no recordaba: la instalación por la que te guía la wiki te deja la distro en modo consola, y para tener tus ventanitas tienes que currártelo un poco más. Yo no tenía ganas de más historias, así que me fui directo a Manjaro. Me encontré con una distribución igualmente chula pero que me daba problemas con el sonido, algoque pude resolver no gracias a este documento que me dio esperanzas, sino a otro que ahora no recuerdo y que hablaba de la utilidad pavucontrol, que es una pequeña maravilla. Lo malo de Manjaro, como temía antes de instalarla, es que está basada en Arch y yo no estoy demasiado cómodo con Arch a pesar de lo estupenda que es para sus fans. Me creo que es fantástica, ojo, pero me pasa como con todo: al final voy a lo que conozco más. La opción estaba clara: tocaba probar con Ubuntu. 

Así que tras aquel día de experimentos acabé instalando Ubuntu 18.04, sin más. La interfaz por defecto me apesta bastante, no me gusta nada el dock a la izquierda y el nuevo tema por defecto de las ventanas, llamado Yaru, me parece bastante feo. Total, que me puse a maquearla un poco y acabé con esto. 

Como escritorio, la verdad, creo que está genial. La imagen de fondo es esta, y me inspiró uno de esos miles de escritorios Linux chulos que la gente publica en /r/unixporn. Al final dediqué más tiempo a dejar la interfaz a mi gusto que a otra cosa, y de hecho sigo investigando porque no estoy del todo contento con las tipografías de los navegadores (lo noto un montón en sitios como Techmeme, que se ve raro en Firefox, por ejemplo). Podría haceros una lista con los componentes, pero para eso tenemos neofetch, ¿no?

El dock es Plank, y para dejarlo todo a mi gusto he tenido que instalar repos y herramientas varias como conky (ese reloj del escritorio me parece precioso) además de los imprescindibles gnome-tweak-tool y gnome-shell-extensions para trastear con los temas. Por cierto, fantástica la herramienta de OpenDesktop.org para evitar estar descargando, descomprimiendo e instalando todo tipo de componentes. Me da igual que sea una app con Electron, porque funciona tan bien que ya puede consumir 2 TB de RAM. 

En ese maqueo hay más cosas, y para darle un toquecito curioso a la terminal descubrí bash-it, una especie de bash supervitaminado con un montón de extras como los que permiten por ejemplo acceder a distintos estilos de prompt y de combinaciones de colores. 

Puestos a probar también he probado a trabajar de forma algo distinta a lo normal. Empecé usando Firefox, pero acabé usando Vivaldi unos cuantos días. ¿Por qué? Pues porque las páginas cargan más rápido, que es algo que se cumple todo el rato. Debería hacer una comparativa, pero basta instalar la extensión app.telemetry Page Speed Monitor (también para Firefox) para comprobarlo fácilmente. Como estoy que lo tiro en este último par de jornadas he comenzado a trabajar con Brave, que está realmente bien y que tiene ese modo privado con Tor del que hablaba al principio. Tarda un poco más en cargar las páginas porque hace que tu navegación sea bastante más difícil de trastear, pero de momento no va mal y si necesito velocidad ya sé que puedo tirar de Vivaldi o Firefox. Lo que es un rollo es no tener la barra de marcadores a mano, algo que es imprescindible en mi día a día, pero estoy intentando sobrevivir (a ratos) sin ella. 

Ah, y luego está lo otro. (Casi) nada de Google como buscador. Estoy tirando de DuckDuckGo y me está sorprendiendo no echar (demasiado) de menos el buscador de Google, que para según qué cosas sigue siendo superior. Para otras que me impone el trabajo funciona muy bien, así que creo que podría acostumbrarme a vivir sin el yugo de los de Mountain View. O al menos, no con el yugo tan apretado.

En ese día a día no todo es perfecto. Ubuntu también da algún problema con el sonido (bendito pavucontrol de nuevo), y de hecho ha provocado que el sonido desaparezca cuando reinicio para trabajar con Windows. Tengo que reiniciar de nuevo para que funcione, y no sé por qué ni tengo muchas ganas de mirarlo. Luego hay cosas extrañas, como no poder montar la partición de Windows porque me dice que lo he dejado hibernando en algún momento y ahí Ubuntu se equivoca: ya nunca uso la hibernación. Montar las carpetas de red es un poco rollo al principio porque tengo el NAS con usuario y contraseña pero ya tengo entradita de fstab preparada, y en general echo de menos mi herramienta de capturas, LightShot, que no está disponible en Linux. También echo de menos otras cosas, pero el navegador funciona, Spotify funciona, KeepassXC funciona y Slack funciona, y esas tres cosas forman parte del 99% de mi rutina diaria. Si tengo que hacer algo con Photoshop acabo volviendo a Windows porque no me apetece liarme más, pero puede que pruebe cosas para ejecutarlo en Linux o acabar aprendiendo Gimp. 

Así pues, ¿cuál es la conclusión tras todos estos días? Pues que puedo trabajar perfectamente con Linux. No lo hago tan rápido como con Windows y pierdo más tiempo en según qué cosas y con según qué problemas que de repente surgen. En cierto modo mola trastear y andar ahí bregando con la consola de comandos de nuevo. Es gratificante buscar y encontrar soluciones a los problemas, pero igual es esto de volver a sentirme linuxero y la emoción se me acaba pronto. De momento lo que tengo claro es que voy a seguir usándolo unos días en los que probablemente combine con Windows porque echo de menos mi entorno de curro normal, que está muy trillado y va como un tiro. Igual acabo probando alguna otra distro, pero tengo tan bonita (para mí) ahora mismo mi forma de trabajar que me da rabia y pereza infinita volver a tener que configurarlo todo. 

Sigues molando, Linux.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7 Pro: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 599 euros en Banggood con el código BGOP7PRO
  • Xiaomi Mi 9: 6,39″ sin marcos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 358,66 euros a través de Amazon con el código D4WKHWVT. Alucinante.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 122,9 euros en Banggood con el código BGN73E. Si no os queréis complicar la vida la versión superior de 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está en Amazon a 171 euros.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 33,06 euros en AliExpress. (Elegid la versión global, no la china).
  • Xiaomi Mi Air 13: un 13,3″ FullHD IPS con Core i5-8250U, 8/256GB, WiFi doble banda, salida HDMI, lector de huella, buena opción en Banggood: 621 euros con el código BGMI710
  • Xiaomi Mi A2: está de oferta. Pantalla de 5,99 pulgadas, Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (no ampliables), cámara dual (12+20), está a 145 euros en Amazon. Jamás había estado tan barato allí.
  • LG Gram: un portátil ultraligero de tan solo 1,1 kg de peso. 15,6″ FullHD, Core i7-8565U, 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, Windows 10 Home, 3xUSB, 1 xUSB-C (con Thunderbolt 3!!). Me parece brutal por 899 euros en Amazon.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 579 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270: un 21,5″ Full HD con formato 16:9, conectores DVI y VGA, 5ms, color negro. Increíble por 69 euros en Amazon. La versión HDMI está a 95 euros.
  • MiniPC: atentos a este equipo en formato NUC con un Core i3-7100U, 8 GB de RAM, 120 GB de SSD, WiFi 300 Mbps, 6 x USB, RJ-45, Ethernet, VGA, HDMI, toma auriculares. Por 205,94 euros, nada mal en AliExpress. Te regalan montura VESA.
  • WD MyBook 8TB: un disco duro externo con una capacidad brutal e interfaz USB 3.0. Está a 149 euros en Amazon UK, envío incluido.
  • Disco Duro WD 250 GB: un disco duro convencional de 250 GB que oye, nos puede resolver bastantes papeletas, a un precio ridículo: 15,90 euros en Amazon. Dicho lo cual, esta unidad SSD Kingston SSDA400 de 2,5 pulgadas y 120 GB es bastante más rápida y aunque tiene la mitad de capacidad creo que es más interesante para la mayoría de los usuarios: son tan solo 18,99 euros en Amazon.
  • Memoria USB Sandisk IXpand Mini 64GB: un dispositivo para extraer datos del iPhone o el iPad y guardarlos en esta llave con puerto Lightning y puerto USB 3.0. Muy útil para copias de seguridad sin tener que conectar el móvil o tableta al PC. Está a 18,50 euros en Amazon
  • FIFA 19: terminan las temporadas reales, así que bajan los precios de los FIFA. Tanto en PS4 como en Xbox One están a 32,90 euros en Amazon
  • Xbox One X + Metro Exodus: la consola más potente de Microsoft está de rebajas, incluye Metro Redux, un mando, 1 TB de capacidad y también Metro 2033 y Metro Last Light. Está a 349 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Teléfono Nokia 3100 Mini: una réplica del antiguo móvil estrella de Nokia, perfecto para usar el teléfono móvil como eso, como un teléfono. Tiene conectividad 2G, teclado físico y minipantalla. Prodigioso por 10,78 euros (sí, 10,78) en TomTop.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 1,99 euros en eBay, perfecta para este equipo que se venden sin sistema operativo
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • PO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 257 euros en Banggood.
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

37 comentarios en “Sigues molando, Linux

  1. Jajaja Será la crisis de la edad (es broma).
    Yo uso linux hace unos 10 años precisamente porque me parece que trabajo mucho más rápido. Me parece que todo está «más a mano». Menos cliks. Supongo que esto es subjetivo.
    En todo caso sí que pienso que ha llegado a su madurez. Especialmente Ubuntu. A día de hoy da muy pocos problemas, pero sigue con esas pequeñas comodidades para un usuario no experto (apagado/encendido rápidos por ejemplo).
    En mi caso sólo tengo W10 virtualizado, porque tengo el programa de empresa en Access. Y por Excel. Openoffice no es excel… Por más que se quiera.Y uso Excel para todo.
    A mí me parece una opción perfecta para trabajar. 😉

    • Claro, todo es subjetivo y depende de la experiencia, y nos vamos volviendo perezosos. Nos aterroriza el cambio, pero de cuando en cuando estas cosas molan para dar un poco de perspectiva. Lo de un Windows 10 virtualizado no es mala idea como solución para esos casos de uso especiales, y sí, está claro que con toda su buena intención y sobre todo en ciertos escenarios las alternativas libres no son válidas a MS Office, por ej.

  2. nadie dice:

    Creo que el problema de que no puedas montar la partición de Windows no es que hayas lo hayas dejado hibernado sino que Windows está configurado para que hiberne cuando apagues el ordenador (más o menos).

    Es una trampa que hacen para que te arranque más rápido. En vez de mejorar el sistema de arranque decidieron que lo mejor era hibernarlo, sólo que ellos lo llaman fast-boot: https://www.addictivetips.com/windows-tips/what-is-fast-startup-windows-8-disable-it/

    Creo que en vez de guardar toda la memoria, lo que sería la hibernación tradicional, guardan la parte del sistema operativo necesaria para el arranque.

    Verás que si arrancas el Windows, deshabilitas esa opción y reinicias podrás montar la partición de Windows sin problemas.

  3. mk360 dice:

    Creo haber entendido que lo montaste en tu Dell XPS 13. Si fue así, el problema del audio probablemente tiene que ver con un bug recurrente que te comenté en algún otro post, que a mi a ratos me dejaba el lector de pantallas mudo (actualmente no puesto que instalé un add-on en NVDA, mi lector de pantalla que mantiene sobreviviendo el sonido… software libre). Bien, en los tiempos que leía sobre esos problemas me topé varias referencias a que el problema también se manifestaba en los casos que desde Linux se reiniciaba a Windows, caso en que Windows perdía el audio, o bien otros en que en Linux no podía volver. No tengo los artículos a mano ya y varios eran comentarios en redit, pero una posible solución pasaba por eliminar un quick boot o fast boot o así en la BIOS, que era una opción que se cambiaba y según la gente funcionaba. Yo no me he animado a instalar Ubuntu en mi Dell XPS 13 pese a que se que está soportado y tenerlo en el PC de escritorio precisamente por esos temas, ya que iniciar un windows para mi sin sonido podría ser algo realmente catastrófico (no cuento con una línea braille) pero fue lo que leí en su momento.

    • De hecho he estado leyendo y mogollón de gente se queja de lo mismo, es algo bastante extraño porque pasa con XPS 13 de posteriores generaciones también, a saber. Parece que toqueteando en la BIOS igual se soluciona y también hay comentarios de apagar del todo y encender de cero, nada de suspender o hibernar. Un poco prueba y error supongo, gracias.

  4. Jorge Gosz dice:

    Pues yo estoy obligado a usar windows en en trabajo y lo odio. Creo que es lento y solo puedes usarlo de una manera.
    Extraño mucho gnome-do y sus alternativas.
    Para screenshots hay muchos diferentes, prueba algunos por media hora y seguro encuentras alguno que te agrade.

    • Ostras, Gnome-Do 😉 Quería instalar alguna utilidad tipo Spotlight, probé Cerebro en Manjaro pero no acababa de ir bien, miraré más. De screenshots usaba siempre Shutter pero no sé qué pasa que está como abandonada. He probado Flameshot pero es un poco rara de usar de momento, así que estoy tirando con las capturas por defecto (Shift+Impr Pantalla para capturar una región, que es lo que suelo necesitar).

  5. Land-of-Mordor dice:

    «…Luego hay cosas extrañas, como no poder montar la partición de Windows porque me dice que lo he dejado hibernando en algún momento y ahí Ubuntu se equivoca: ya nunca uso la hibernación…»

    Eso es que tienes activado el «inicio rápido» en la sección de energía del Panel de Control de Windows. Hace una «hibernación» y suele dar más problemas que alegrías (por ejemplo cuando actualizas drivers o compilación de Windows hace que pete el equipo). Yo lo tengo desactivado por defecto y no tengo problemas con que una Mageia 6 (antigua comparada con tu Ubuntu) lea en la partición de Windows.

    El que ha sido Ubuntero de pro siempre será Ubuntero, Sr. Picajoso XD

    ¿En 2019 y editando el fstab a mano? XD XD XD

    Sé que está basada en librerías de KDE y que por tanto te romperá el «zen» GNOME que tienes montado, pero ¿has probado Krita? Está diseñado más para dibujar que para editar, pero supongo que tu edición fotográfica no llega a lo «pro».

    • Tú es que creo que ya me leías en tiempos de MuyLinux y me tienes calado. Incluso de antes, probablemente 😉 Lo del inicio rápido efectiviwonder estaba mirándolo y parece ser la razón, así que tengo que probar y confirmarlo. Y el fstab SIEMPRE se edita a mano, chaval, no seas friqui xD

      Uf, Krita lo probé alguna vez pero me resultaba un poco raro. De todos modos igual sirve para lo que necesito, le daré una oportunidad, gracias Land.

      • Land-of-Mordor dice:

        Me has pillado. Soy tu «stalker» personal XD

        «…Y el fstab SIEMPRE se edita a mano, chaval, no seas friqui xD…»

        Estos ubunteros de pro y su manía de tener que tocarlo todo con «chorizos» con «sudo» delante. Con lo bien que se hacen las cosas «por lo gráfico» en otras distros :p

        Para las capturas, prueba la utilidad de KDE. Antes se llamaba «Ksnapshot» aunque no sé si le cambiaron el nombre.

      • xD Miedo me da tener stalkers. Lo de editar el fstab a mano o con un gedit me da un poco igual, creí que te referías a un GUI exclusivo para fstab 😉 En cuanto a lo de KDE, supongo que te refieres a Spectacle, la probé cuando estuve trasteando con KDE Neon y mola, pero vamos, me apaño más o menos con la captura por defecto de Ubuntu. Al menos de momento.

  6. Placix dice:

    » Luego hay cosas extrañas, como no poder montar la partición de Windows porque me dice que lo he dejado hibernando en algún momento y ahí Ubuntu se equivoca: ya nunca uso la hibernación.»

    Eso es cosa de como Window$ «apaga» los discos al apagar el PC. Digamos que los deja «hibernados» para acelerar el arranque. Puedes cambiarlo en los ajustes de energia de windows

      • Gerardo Herrera Diaz dice:

        Para que no haga eso Windows con los discos puedes dejar oprimida la tecla Shift al apagarla, así obligas a Windows apagarse completamente.
        Ahora bien, si ya estás en Linux y no te deja montar el disco/partición por culpa de Windows puedes hacer esto: ntfsfix /dev/sdXX cambiando las X por el ID de la partición y así arreglas el registro del disco y ya te deja usarlo.
        Saludos!

      • Gerardo Herrera Diaz dice:

        Al final se me olvidó poner que tal vez necesites instalar ntfs-3g, para usar ntfsfix. En Arch creo que me lo pedía, pero puede ser que Ubuntulo traiga preinstalado

  7. Carlos dice:

    Javier, como mencionas Duck Duck Go como alternativa al buscador de Google, no sé tu experiencia pero en la mía los resultados de DDG no siempre satisfacen y a veces tenía que volver a G para afinar las búsquedas (Por ejemplo, seuo, G te arroja los resultados más relevantes de las publicaciones más RECIENTES por defecto y creo que DGG no lo hace así sino con algún ajuste adicional).

    En todo caso, te quería comentar que llevo un tiempo usando https://www.qwant.com/ como motor de búsqueda porque, según parece, es una iniciativa francesa para proteger mejor la privacidad. Pruébalo.

    Encuentro que no es tan bueno como G, ninguno lo es probablemente, pero es mejor que DDG. A ver qué os parece.

  8. Alex Kidd dice:

    Deepin me gusta, lo he probado pero no me gusta que sea tan poco modificable. Si hay algo que no me gusta es que los menús tengan que ser de tal forma. Y encima no tienen orden.

    Venía de Ubuntu y debian cuando lo probé. Me cargué deepin intentando instalar unas cosas para Python y aprovechando intenté probar manjaro.
    Manjaro decían que iba justito de repositorios de software pero lo cierto es que hay más que en cualquier distribución basada en debian. Y encima está automatizado. Nada de sufrir.

    Deepin es atractivo pero le quita la gracia de modificar a tu gusto

  9. Benjamin dice:

    Javi, Si solo quieres Windows para usar Photoshop…. Olvídate de él… Instala wine y playonlinux, instala Photoshop a través de Playonlinux y casi seguro que sin más trasteos te puedes poner a trabajar… Yo en mi portátil te diría que noto a Photoshop más fluido en Ubuntu que en Windows…

  10. Manuel dice:

    Leer este tipo de entradas sobre Linux me deja siempre super tranquilo, o sea, que hago muy bien no metiéndome en berenjenales de este tipo… ¿Como podrá Linux un día llegar a tener algún protagonismo en el escritorio si esta es la experiencia de un experto? Vamos, aunque tengo cierta curiosidad, y por eso leo este tipo de artículos, no tengo ganas de complicarme la vida más. Suerte.

    • La verdad es que visto de este modo puede resultar un poco infernal, pero es que yo voy un poquito más allá de la configuración por defecto y también tengo un equipo un poco raruno sobre todo por el monitor 5K externo. Diría que los problemas son raros en muchos casos y lo bueno es que suele haber gente respondiendo a las dudas como ocurre con Windows. Al final los conflictos se solucionan igual de bien (o de mal), aunque es cierto que la terminal puede ser un poco más extraña para los no iniciados.

      Sea como fuere, siempre puedes hacer una cosa: instalar un VirtualBox, bajarte una ISO de Ubuntu y probar dentro de tu Windows como explican por ejemplo en este vídeo. Así no tienes riesgo de problemas, porque si algo falla borras esa máquina virtual, desistalas VB y fuera.

    • Land-of-Mordor dice:

      Desde hace unos 3 años Linux se me está haciendo aburrido precisamente por la falta de «despropósitos» hasta cuando se hace la locura (como he hecho ya un par de veces) de actualizar «online» a una nueva versión de la distribución (es el equivalente de pasar de Windows 7/8 a 10 y que no «explote» nada). Profundo aburrimiento de que de todo funcione como debe para lo que yo necesito, con añadidos como que Steam se marque un «wine» y te permita trastear con los juegos en sus versiones Windows. Mi uso es más bien doméstico, como servidor DLNA, algún juego, descargas, etc.

      Windows 10 durante estos años ha sido más entretenido. Con cada nueva actualización siempre había algo que atender o corregir…o esperar mínimo seis meses para que lo arreglaran como el audio multicanal por HDMI que va y viene cual Guadiana con cada actualización.

  11. Pues mira, hace tiempo pensaba igual que tú. Me gustaba tunear Linux, íconos, programas, etc., para al final quedar con la sensación de que prefiero trabajar en Windows. Expulsé definitivamente Windows 10 de mi PC hace casi año y medio y aunque no ha sido todo perfecto, me siento muy satisfecho en Ubuntu MATE 18.04 (mi PC es bien antiguo). Yo creo que una vez «te hagas» tu entorno de escritorio y desarrolles una rutina, te va a parecer genial.

    Te hago dos recomendaciones y al mismo tiempo me gustaría conocer tu opinión al respecto.

    1. La Tienda de Snaps de Canonical podría ser la opción para muchos desarrolladores independientes y grandes compañías para distribuir «fácilmente» sus aplicaciones. ¿Las has probado?

    2. Proton es una gran alternativa para todos los usuarios de Linux que tenemos cuenta en Steam. Ya que veo que se te dan los juegos… ¿Que opinas de Proton?

    • Bueno, si me has leído sabrás que soy linuxero de la vieja escuela, no me pilla de nuevas y conozco bien sus ventajas y desventajas 😉 En cuanto a tus recomendaciones, la tienda de snaps tengo que probarla (gracias) y lo de Proton el problema es que ya tengo las particiones hechas de Windows con los juegos y están instalados allí así que me da pereza borrarlo todo y reinstalar. Pero sí, conozco el desarrollo y me parece súper intereasnte, aunque falla que por ejemplo mi Battlefield 1 (al que más juego de lejos) no pirule, y dudo también que vayan los juegos de Realidad Virtual que he empezado a probar, incluidos algunos de Steam VR.

      Pero sí, buenas opciones en ambos casos para ir aumentando las ventajas de Linux, ole. ¡Gracias Sergio!

  12. Hola Javi. una duda.

    he tocado bastante linux, pero siempre modo texto. (Apache, Mysql, etc..). y muy poco escritorios.
    llevo una temporada con mi debian 9, y mi escritorio por defecto de Gnome.

    Mi duda es.. tienes algun link donde explique un poco «facil, » como cambiar los escritorios, de un modo sin que haya que «estudiar ingenieria y la transformada de laplace».

    Me ha gustado mucho el deepin, este, pero no querria volver a tener que reinstalar mi debian.

    Ya me comentas, guapi. Eres un crack. un saludo.

  13. Desde hace tiempo tengo la curiosidad de probar Linux, Windows me parece horrible (me gustaba XP) y quiero paulatinamente cambiar el software que consumo hasta que sea todo «software libre».

    El caso es que no estoy seguro por dónde empezar. He buscado información al respecto y hay tantísimas opciones que uno no sabe ni por dónde mirar y con los tecnicismos a veces no logro enterarme de nada.

    Dicho lo anterior, ¿con qué distribución me recomendarías comenzar en el universo Linux? El trabajo de buscar los tutoriales ya lo hago yo, únicamente me gustaría saber tu opinión sobre qué distribución me conviene.

    Saludos Javipas, me gusta mucho tu blog.

    • Ahí le has dado, Quiróptero. Parece mentira la cantidad de gente dedicada a impulsar el desarrollo de Linux y que para los no iniciados sea tan complicado dar los primeros pasos. Me puedo imaginar cuántas dudas tendrás, y no me extraña: los que ya nos apañamos damos muchas cosas por sentadas que desde luego no lo están.

      En cuestión de recomendaciones de distribuciones hay de todo y para todos, pero yo creo que me tiraría por Ubuntu. La razón es simple: es la distribución más extendida, la que tiene una comunidad de usuarios más fácil de encontrar (el foro de https://askubuntu.com/ es una primera referencia) y es una distro muy trillada ya y con mucha gente que ha hecho vídeo-tutoriales en YouTube, por ejemplo.

      Mucho ánimo y ya contarás qué tal, sería interesante que fueras apuntando los retos con los que te vas encontrando. A por ello y gracias por las felicitaciones, por cierto 😉

      • Gracias por la respuesta, iré probando con Ubuntu. A lo mejor hago una serie de entradas sobre este proceso.

        Y disculpa que haya tardado en contestar, no me llegó la notificación de un nuevo comentario.

        ¡Saludos!

Comentarios cerrados