Tecnología

Linux en (5K) 4K

·

Ya dejé claro que soy feliz como una perdiz con mi nuevo y flamante Dell UP2715K, un monitor que a pesar de ser de una marca con la que he tenido mis más y mis menos es un verdadero prodigio.

Eso no significa que sea perfecto, claro. Entre sus desventajas está la ausencia de puertos HDMI (o cualquier otro que no sea Display Port), pero también el hecho de que no hay (de momento) manera de usarlo en Linux con la resolución 5K nativa que ofrece este monitor.

Distro-hopping al poder

Mis pruebas han sido variadas, y de hecho he aprovechado para trastear con alguna distribución que no había probado y a la que tenía ganas de echar un ojo. La primera en ser víctima de esas pruebas fue Apricity OS, de la que había leído algo pero por la que me entró curiosidad tras un comentario de Uxío. No he jugado mucho con Arch, pero la verdad es que la distro tenía pintón.

Me encanta el prompt de la terminal de Apricity OS. Y el aspecto en general, preciosa. (La captura no es mía)

Vaya si lo tenía. Tras descargarla e instalarla en un pendrive USB me aparecía la versión LIVE que daba opción a instalarla. En esa edición, curiosamente, comenzaban a mostrarse las limitaciones de Linux en mi monitor: la distro reconocía dos monitores, uno UHD (2160p) y otro 480p secundario que ni siquiera veía aunque el ratón sí “salía” de los márgenes de la pantalla para tratar de alcanzarla.

Pensé que tras la instalación como mínimo tendría acceso a ese escritorio, pero me pasó algo curioso: la de 480p se convirtió en la principal, lo que hacía que no pudiese ver nada de lo que quería hacer para establecer la que yo veía, la secundaria con resolución 4K, como principal. Seguro que hay alguna forma de hacerlo desde la línea de comandos o con algún fichero de configuración, pero tras tratar de averiguarlo sin éxito me rendí. Una lástima, pero era tan solo el primer intento.

Esa instalación me recordó (al instalar GRUB en el sector de arranque) que hacía tiempo que tenía Elementary 0.4 instalada. Inicié el PC de sobremesa (todas las pruebas fueron en él, nada de Dell XPS 13 para estas lides ya que quería ver si podía funcionar con 5K) y me encontré con la misma situación. Veía un wallpaper gigante de Elementary OS en ese escritorio que era la pantalla secundaria, pero no podía hacer nada más allí, o al menos (como antes) no sabía como hacerlo y no tenía ganas de entretenerme en ello (ays). La cosa iba mal.

Curioso, en la captura se ve una segunda pantalla pegadita. Si pincháis en la imagen podéis verla en resolución original.

Estuve curioseando a ver qué distros podían ser interesantes para probar esto y me dije que quizás no sería mal momento para probar KDE Neon, una distro que presume de ser lo más de lo más en entornos KDE y que desde luego en la versión LIVE era una cucada. Como en el resto de los casos detectaba dos pantallas, pero a diferencia de otras tras instalar la distribución en la partición (cargándome Apricity OS, no tenía sentido mantenerla de momento) ésta sí que me dejó el escritorio 4K como pantalla principal, aunque eso sí, detectaba claramente la segunda pantalla con esa resolución absurda 480p. ¿Qué hice? Pues desactivar esa segunda pantalla en las preferencias del sistema para que el sistema solo funcionase con una.

En KDE Neon además existe una utilidad de escalado para escritorios HiDPI que me permitía juguetear un poco con la resolución como en Windows 10. El resultado era bastante bueno, pero el problema es que estaba ante un escritorio 4K, no ante mi resolución deseada 5K. Tras juguetear un poco con las preferencias acabé metiendo la pata en algo y me quedé sin acceso al escritorio principal, así que tocaba probar otra cosa y guardarme el as en la manga de KDE Neon para otra ocasión.

Ubuntu GNOME 17.04 Beta 2 en UHD. Pinchad para ver el original.

Ahí es cuando llegó Ubuntu GNOME 17.04 Beta 2, la edición con GNOME 3.9 de Ubuntu que me evitaba tener que estar trasteando con Unity (un Desktop Environmetn que nunca me ha convencido) y usar mi querido y añorado GNOME. Como en el caso de KDE Neon (basado en Ubuntu 16.04 Xenial Xerus), aquí tanto en la edición LIVE iniciada desde el USB como tras la instalación me cogió bien el escritorio principal, pero eso sí, de nuevo en 4K.

¿Qué pasa con las 5K en Linux?

Pues que el monitor no es una pantalla, sino dos. En Dell hacen uso de una técnica que se hizo también famosa en los primeros monitores 4K: el uso de la llamada Multi-Stream Transport que permite que básicamente dos monitores se puedan combinar en uno. Por eso entre otras cosas necesito un cable doble Display Port para poder usar 5K en Windows 10, que detecta correctamente que aunque hay “dos pantallas lógicas”, ambas se combinan para que puedas usar la resolución combinada de ambos paneles (de 2.560 x 2.880 píxeles cada una) sin que notes nada en tu sesión de trabajo.

Qué bonito. Pinchad para la imagen en tamaño completo.

Linux se hace la picha un lío con esa opción, y aunque por lo visto hay gente que ha conseguido utilizar cosas como Xinerama para lograr combinar ambas pantallas y hay gente trabajando en ello en el proyecto FreeDesktop, mis pruebas (por el momento) han sido infructuosas. No ayuda el hecho de que esté un poco oxidado en temas linuxeros, pero sobre todo no ayuda el hecho de que me haya vuelto mucho más perezoso que antes a la hora de resolver estas cosas. En Arch Linux tienen una ayuda prometedora al respecto (la de Ubuntu parece más anticuada, hablan de “ATI” por ejemplo), pero es que como decía antes, no tengo muchas ganas de pegarme con Arch. Creo que voy a probar a instalar los drivers oficiales de AMD como dicen por aquí por ver si así soluciono el problema.

Conclusiones: 4K UHD mola, pero quiero mis 5K

A ver, aquí de nuevo estamos ante un ejemplo clásico de “problema del primer mundo”. Hay cosas mucho más importantes en esta vida que lograr aprovechar la resolución 5K en Linux en mi monitor, pero lo cierto es que me duele que a estas alturas las cosas no estén un poco mejor en el mundillo Linux.

KDE Plasma bajo Ubuntu GNOME. Fijaos en la herramienta de escalado, no está mal. Pinchad para tamaño compleo.

Entiendo que la situación es más bien minoritaria, y lo cierto es que se puede trabajar perfectamente en 4K UHD en Linux. Lo estoy haciendo ahora mismo mientras escribo este post, y de hecho lo estoy haciendo en esa resolución nativa, sin escalado ni nada.

Aquí debo decir que la utilidad de escalado de GNOME (que también existe) que forma parte de los GNOME Tweaks es bastante castaña porque no deja escalar más que en valores enteros (o por lo menos a mí no me funcionan los valores con decimales que he puesto) [Nota: se puede jugar con xrandr para corregir eso, acabo de verlo].  Eso ha hecho que acabe instalando KDE Plasma en Ubuntu GNOME con el gestor de sesiones SDDM para elegir una u otra sesión y juguetear con ambos escritorios y poder escalar con KDE si me da la gana.

Me tengo que configurar el escritorio en plan bonito, la verdad, porque las 4K dan margen de maniobra de sobra (me sorprende ver que podría trabajar en esta resolución sin demasiados problemas cuando en Windows todo aparece como más pequeño) y como siempre Linux en casi todo es una excelente opción para trabajar. Pero ya lo he dicho alguna vez: trabajo más rápido en Windows, así que acabo haciéndolo allí y así llevo unos añitos.

Dicho lo cual, si alguno sabe solucionar el tema de la resolución, ya sabe, a comentar por aquí que estoy preparado y dispuesto a probar cositas. Al menos, un poco 😉

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 138,51 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Red Dead Redemption 2 (Xbox One): el juego del año y uno de los mejores de la historia según las críticas. Está a 51 euros en Amazon Alemania envío incluído.
  • Juego de mesa Catán: uno de los más populares de los últimos años puede ser un gran regalo de navidad, está a 28,4 euros en Amazon. Hay otros como Carcassone (16,99 euros) o Cara Splash (13,99 euros) igualmente curiosos.
  • Procesador Intel Core i7-7740X: no es el más moderno, pero es de la familia X, así que es una opción brutal para gamers. Con 4 núcleos a 4,3 GHz soporta Hyper Threading y tiene un TDP de 112W, así que es glotoncete. Pero el rendimiento es fantástico, como muestra AnandTech en este análisis. Está a 229,90 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Ballistix Sport 16 GB DDR4: dos módulos PC4-21300 de 8 GB que pueden darle mucha vidilla a vuestro equipo. Están a 121,73 euros en Amazon Alemania, envío incluido. La opción son los módulos G.Skill Aegis 2x8GB por 123,82 euros en Amazon (España).
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 719 euros en GearBest con el cupón GB$XMLAPAIR03.
  • ZTE Axon 7 Mini: un móvil de hace dos años pero que aún así tiene su encanto por esos altavoces frontales. La pantalla de 5,2 pulgadas FullHD está acompañada de un Snapdragon 617, 3 GB de RAM y 32 GB de capacidad (ampliables). La cámara trasera es de 16 MP, y el precio es escandaloso: 90,95 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 960 500 GB: una unidad M.2 NVMe que da velocidades de lectura de hasta 3.200 MB/s, una burrada. Está a 124 euros en Amazon UK envío incluido. Con esta capacidad, súper chollo, os lo dice alguien que compró la 970, algo superior en rendimiento, por 100 euros hace poco… con la mitad de capacidad. Argh.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Patinete eléctrico Ninebot ES1: hasta 20 km/h y autonomía de hasta 25 km para este patinete plegable que además tiene dos años de garantía en España. Bastante chulo por 287,47 euros en GearBest con el cupón GB12ES1. No os olvidéis de desactivar el nuevo seguro de envío activado por defecto.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Xiaomi Redmi Note 6 Pro: con pantalla de 6,26 pulgadas FullHD, Snapdragon 636, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara trasera dual de 12+5 MP y cámara frontal dual de 20+2 MP, este es un estupendo candidato para la gama de entrada con su batería gigante de 4.000 mAh. Está a 159,82 euros en GearBest, mientras que la versión con 4 GB de RAM y 64 GB de capacidad está a 177,58 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG.
  • Tarjeta MicroSD Kingston 64 GB: buena capacidad para ampliar la capacidad de vuestro móvil, por ejemplo. Incluye adaptador a SD. Estupenda por 9,57 euros en Amazon. Si queréis ir mucho más allá, la SanDisk Ultra de 200 GB está a 35,90 euros en Amazon. Otra opción: la Samsung EVO Plus de 128 GB está a 16,19 euros en JoyBuy.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,94 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 336 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • Auriculares Xiaomi con conector USB-C: sin adaptadores de por medio, curioso tener esta alternativa barata para conectarla a vuestros dispositivos. Son de tipo in-ear y el precio como siempre parece bastante interesante. Están a 13,77 euros en Banggood con el cupón 6baf92.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 254,29 euros n AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 456,85 euros en GearBest con el cupón GBMPBF17.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497 euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,61 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

21 comentarios en “Linux en (5K) 4K

    • Lo dudo. No es tanto tema de distros como del propio soporte a este tipo de monitores por parte de X.org. Cinnamon mola, pero no tanto como GNOME para mí 😉 De todos modos igual le doy un tiento, gracias.

  1. Jesus Gascon dice:

    La distribución parece clavada a mi Elemetary OS+Arc, con Powerline en la Shell. La probaremos esta semana

    Lastima que mi monitor sea solo un triste FullHD 🙁

    Lo mismo me pase en el trabajo con un XPS 15 con resolución 4k en Windows10. En un monitor FullHD no había manera de verse bien como doble monitor.

  2. En teoría con algunas placas tipo Raspberry deberías poder usarla, ya que algunos de estos SoC permitían usar pantallas retina en caso de montarse en un tablet y no como una placa de desarrollo. En teoría los Allwinner más antiguos A10 y A20 ya llegaban a esa resolución y la ODROID más potente de la generación anterior la ODROID-XU3 con salida Display port también podía: http://forum.odroid.com/viewtopic.php?f=95&t=5976&hilit=retina#p49841
    Otra cosa es activarlo tocando los Device Tree del Linux
    […]
    f’_v = 52 Hz to compute f_pix2 = 52 Hz * 2080*1235 = 133.5776 Mhz
    […]

    • No lo tengo nada claro porque al menos yo no logré hacer mucho al conectar la Raspberry Pi e intentar sacar salida 1440p con mi anterior monitor. Pero vamos, aunque quisiera no podría probarlo, no tengo adaptador HDMI-DP de momento. Supongo que acabaré cogiendo uno, pero aún así diría que no va a ir a mucho más de 1080p.

  3. Desenfoque Selectivo dice:

    Hola Javier y todos, estaba seguro que en algún momento hablarías de como te fue con Solus, pero parece que no lo probaste, en todo caso tienes razón el asunto es el soporte no las distros que por lo general están al día, en mi máquina principal hace rato que se quedo a vivir Opensuse con KDE y en esta que estoy escribiendo Mint con mate y es que no se por qué, pero que ya no me gusta particionar nada, prefiero una máquina un sistema, pero realmente quiero probar Solus, o más bien Budgie, puede que cuando esté más maduro en ubuntu.

    • 1K 🙂 Ya en serio, aparte de la ganancia pura en espacio de trabajo si puedes y quieres aprovecharla, hay una fundamental para mí: que incluso escalando al 200% para aprovechar la resolución nativa (2880p) “a la perfección” logras un modo 1440p alucinante en definición. Con un UHD (2160p) con ese escalado logras un modo 1080p igual de definido, pero claro, el espacio de trabajo es menor. AL final puedes jugar con escalados, pero para mí esa diferencia es importante. Con un 4K, todo sea dicho, puedes notar un gran cambio igualmente.

    • Créeme, lo he probado. No logro que tire, me salta con un ‘Can’t open display’ del que no me libro. He intentado crear un xorg.conf a medida, pero ni por esas. El tema me ha tenido entretenido un buen rato pero por el momento son nones.

  4. Pingback: Réquiem por la convergencia de Ubuntu | Incognitosis

Comentarios cerrados