Tecnología

Linux y MuyLinux diez años después

·

Ya no uso Linux en el escritorio. No salvo por alguna incursión en la consola bash que desde hace un tiempo proporciona Windows. Tengo una máquina virtual con una Ubuntu 17.04 para trastear si la necesito (y lo hago más bien poco), y eso sí, lo uso en modo sysadmin nivel 2 cuando tengo que toquetear la configuración o la marcha de mi VPS, que por supuesto aprovecha las muchas virtudes de Linux y el Open Source en tareas servidoras para que podáis leer Incognitosis o escuchar Incognicast sin problemas.

Es triste reconocerlo, pero así es. Sigo siendo un fiel defensor de Linux y el Open Source —sobre todo con ejemplos como el de WordPress—, pero los defiendo un poco desde la barrera, la pereza y el pragmatismo, porque como sabéis intento aprovechar lo mejor (o lo que más me gusta) de cada plataforma sin acabar de rechazar o abrazar ninguna del todo. No hace mucho hablaba de los X fracasos de Linux, y aunque trasté con alguna distribución el año pasado para probar mi monitor 5K, acabé volviendo a lo viejo conocido: Windows 10 sigue siendo una gran opción para mí: me siento a gusto con este sistema operativo en el que he encontrado una forma de trabajar, de disfrutar y unas características que por ahora para mí plantean un buen equilibrio.

Algunos, claro, me llamarán de todo. JaviPas, eres un traidor, un Judas, un loser. Sobre todo podrían hacerlo hoy, que se cumplen diez años del nacimiento de MuyLinux. Toma ya.

Me enteraba gracias a un tuit en el que me mencionaban desde la cuenta de Twitter de MuyLinux esta mañana, y a partir de ahí, claro, recuerdos. Como el de aquel primer y escueto post que iniciaba un proyecto muy especial para mí. MuyLinux fue uno de los blogs verticales de TPNet, uno que mis socios entonces me permitieron crear para cubrir una parte de la actualidad que era difícil seguir en español.

Los comienzos fueron tímidos, sobre todo porque nuestro foco estaba en MuyComputer. Aún así, MuyLinux fue creciendo de forma notable, y pronto se convertiría —al menos mientras yo estuve allí, no sé cómo será ahora— en una fuente de tráfico muy importante para la empresa. Eso ayudaba a fortalecer la posición del resto de medios, y aunque nunca se logró traducir eso en un modelo rentable —¿un medio español rentable sobre Linux? ¡Jarl!— el esfuerzo siempre tuvo continuidad porque hay cosas que deben tenerla aunque no renten.

Hay unas cuantas cosas de las que me siento orgulloso en mi carrera, y MuyLinux (como MuyComputer, desde luego) está entre las más especiales. Lograr iniciar aquello de cero y que fuese creciendo en tráfico, comunidad y relevancia era realmente fantástico. Recuerdo que cuando elegí mi alias allí, Picajoso, ni siquiera tenía claro que fuera a durar mucho tiempo. Fue un pseudónimo creado a corto plazo, y de repente se convirtió en mi otro yo en el mundo online. Y así nació y creció Picajoso, de la mano de MuyLinux.

El logo original de MuyLinux, con un Tux maqueado para la ocasión.

Aquello en realidad creció solo. Está claro que había cierto hueco que llenar y MuyLinux llegó en buen momento, porque la respuesta fue fantástica. Como todo lo que rodea al Open Source, muchos posts eran polarizadores: las flame wars eran el pan nuestro de cada día, y daba igual de lo que hablaras, siempre había bastante gente a favor y bastante gente en contra. El diálogo alguna vez se salía de madre, pero en general era informado, apasionado y hasta sano. Llegó un punto en el que lo de cambiar de nombre a MuyUbuntu se convirtió en la mofa típica en los comentarios. Las noticias sobre esa distribución eran más frecuentes que las demás, pero es que era la distro que más actualidad generaba. Era (mala analogía, lo sé), como el Trump del mundo Linux, y lo digo, insisto, porque Canonical y Ubuntu eran máquinas de generar titulares.

El caso es que MuyLinux acabó convirtiéndose en un verdadero referente de la actualidad linuxera en español. Estoy un poco descolgado de esta parte de la actualidad —durante cierto tiempo intenté mantener mi propio blog sobre Linux, Osphérica— así que no sé si ha habido cambios en el mercado, pero intuyo que su papel sigue siendo importante. En eso, claro, yo ya no tengo nada que ver. Hace cinco años (un poquito más ahora) que abandoné el barco y cambié de rumbo para comenzar a escribir en Xataka.

Para entonces el relevo estaba claro: Jose Pomeyrol (alias Metalbyte) llevaba mucho tiempo defendiendo el fuerte, y se convirtió en el máximo responsable de MuyLinux. Lo leo de cuando en cuando y doy fe de que cuando lo hago siento también orgullo de su labor y de cómo ha seguido llevando MuyLinux más lejos aún. Solo mencionarme en el post de ese décimo aniversario le honra, así que no podía por menos que agradecérselo desde este rinconcito.

Va por él, por todos los que fuisteis, sois o seréis parte de MuyLinux y por esos 10, 100 o 1.000 años que espero que cumpla un sitio web muy especial para mí.

Felices 10, MuyLinux.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

14 comentarios en “Linux y MuyLinux diez años después

  1. Qué recuerdos!
    Allí eras más participativo en los comentarios, algo que mantienes aquí pero no te veo tan activo en Xataka. Aunque en general, pienso que la filosofía de los comentarios de allí está un poco rota.

    • En MuyLinux quizás, el volumen era asumible. En Xataka me temo que es mucho más difícil, y como en otros medios grandes a menudo la conversación se tuerce y participar es complicado. Es una cuestión de medir esfuerzos, si estuviera participando más en comentarios no tendría tiempo para escribir temas, y como hay tantos… Chunguis.

  2. Daniel dice:

    Je, 10 años… nos hacemos viejos 😉 . Ha llovido mucho y lo malo es que ni con esas Linux está donde se supone que también debería estar, en el escritorio como alternativa utilizable para el común de los usuarios. Y me temo que nunca lo estará.

    En 2007 instalé en mi pc mi primera distro y desde entonces lo he mantenido allí, bien como SO único o en dual con Win. Pero en pocos días formatearé mi disco del sistema para dejar únicamente Windows. Cosa que nunca pensé realmente que llegaría a pasar. Cosas de trabajo. En fin, he de decir que es una lástima que no se hayan visto cumplidas mis expectativas sobre Linux. Pero 11 años creo que es un margen más que suficiente. Lástima que sea ese un mundo tan plagado de egos.

    • Lo curioso es que tras todo este tiempo lo que yo creo que ha pasado también es que todos los SSOO han madurado y ahora todos funcionan razonablemente bien. Lo que mata a Linux son los casos específicos y el que haya tantas opciones que acaban confundiendo al usuario.

      Es una pena, pero oye, que muchísimas gente sigue usando Linux a diario, y hacen estupendamente bien.

      • Y yo que en los ultimos trabajos desde hace 5 años me he ido contracorriente e instalado mi Linux en vez de Windows.
        Aunque ahorita estoy donde todos los equipos son Linux! (Bueno, casi todos). En empresas del sector de tecnologia se pueden ver estos bellos casos!

    • Trufeitor dice:

      Creo que Windows siempre ha tenido un enfoque generalista y mainstream, si quieres, lo que unido a sus múltiples acuerdos comerciales lo hace casi omnipresente, pero hay que reconocer que en los últimos años ha dado un gran paso al frente y se ha convertido en un sistema operativo maduro y completo adecuado para casi todos.

  3. Barrapunto dice:

    Quizás sea porque soy más de la vieja escuela pero tengo que decir que Windows 10 me pone realmente nervioso. No me resulta productivo trabajar con el.

    Sin embargo, con LINUX LITE todo es claridad, minimalismo, organización y estabilidad.

    Dale una oportunidad, aunque sea por los viejos tiempos…
    https://www.linuxliteos.com

  4. aqui vas a tener mil opiniones, pero yo estoy contigo Javi.

    Fan total de LInux, pero tantas formas de configurar escritorios,, que si Gnome, que si XCFE, no se que, bla bla… hacen que me lie…

    eso que nosotros lo controlamos. imaginate a alguien que quiera iniciarse.

    Es el único error que le veo.

    Yo Si no fuese por mi FACTUSOL, y mi OULOOK, trabajaría todo con LInux. pero le soy también infiel.

    Me gusta el Win10. Pero me Jod* que me tengan tan controlados y tantos procesos tontos cargados en todo momento.

  5. Yo hace tiempo usé Ubuntu, Mint y ElementaryOS y disfruté mucho de la experiencia. Para navegar y tener un SO bonito no había nada mejor.
    Cuando cambié de ordenador (XPS13) hace dos años ya me quedé en Windows10 y no creo que vuelva a usar Linux.
    Hay que reconocer que W10 es estable y funciona muy fluido. Nunca me ha dado errores y, en esencia, es lo mejor para mi trabajo. Sí es cierto una cosa, ya podrían los de Microsoft aprender a hacer un SO estéticamente más trabajado. Es feo (como siempre ha sido) ha rabiar y a veces resulta caótico.

  6. Pakillo dice:

    Pues no hay por qué disculparse ni tiene que ser triste reconocerlo.
    Linux, como sistema de escritorio no está a la altura de Windows ni OSX. Y los usuarios/clientes debemos elegir lo mejor para nosotros, no hay más.
    Otra cosa es como sistema para servidores, en lo que creo que domina el mercado. Y, por cierto, ya son 23 los años que llevo usándolo a diario…
    Y 19 años desde que nos conocemos, Javipas…

  7. Land-of-Mordor dice:

    10 años de “cambiad el nombre del blog a MuyUbuntu” (con toda la razón del mundo) no son nada XD

    Ya en serio, creo que los comentarios no venían tanto de la cantidad de noticias sobre Ubuntu que se generaban entonces, sino que se seguía el mantra comercial de la compañía por el cual se daba a entender que era la única distribución de Linux que era usable más allá de la consola.

Comentarios cerrados