Tecnología

La incógnita Kindle

·

Leo mucho menos de lo que me gustaría. Bueno, en realidad leo un montón, pero no libros. Me paso el día cazando temas sobre los que poder escribir profesionalmente, pero cuando tengo un ratito libre, que normalmente es a última hora del día, me puede la opción facilona: peli o serie, y a desconectar.

Con los libros, además, me pasan varias cosas. La primera, que a pesar de lo mucho que me gustan los libros en papel, no tengo un rinconcito adecuado para leer. No lo tengo porque en la cama, que es donde acabo leyendo, acudo al móvil o como mucho (y poco) a una tablet. Y además me ocurre que si me topo con un libro aburrido o denso, acabo no solo por leer cada vez menos de él, sino que si lo dejo no me animo fácilmente a probar con otro.

Una mala lectura es un pequeño trauma: uno que hace que a esa pereza por afrontar una tarea casi titánica —estar concentrado en una sola cosa más de 15 minutos— se le sume el hecho de evitar las distracciones. Porque leer en el móvil, amigos lectores, es un infierno. Cuando no es una notificación es otra, e incluso desactivándolas o poniendo el móvil en modo avión uno acaba recordando que el móvil es una fabulosa excusa para procrastinar. Para ir a esos gloriosos 140 caracteres de Twitter que consumes como pipas, o para leer los dos primeros párrafos de todo artículo con el que te topas porque en muchas ocasiones (crees que) no necesitas más.

Y en esas me encuentro con el anuncio de la semana pasada de un nuevo Kindle Oasis que de repente reactivó mi interés por los lectores de libros electrónicos. Yo, que despotricaba de ellos hace algún tiempo, acabé entendiendo la verdadera razón de ser que para mí tienen estos dispositivos:

Que están pensados para que leas. Sin más.

Es cierto que algunos abren la puerta a las distracciones, pero el lector de libros electrónicos es lo más cercano que creo que estaría de una experiencia de lectura ‘inmersiva’. Y por eso me estoy planteando seriamente pedirle uno a los reyes magos o, quién sabe, al Sr. Negro. Ya sabéis, de nombre de pila Viernes.

Tengo claro que ese lector de libros electrónicos no sería ese maravilloso Oasis que es (por fin) resistente al agua, y tampoco desde luego el Voyager que hasta hace un tiempo presumía de tener mejor pantalla que sus hermanos pequeños. Eso cambió cuando mejoraron la que sería mi opción inicial sería el Paperwhite, que cuenta con la misma resolución de pantalla (300 ppp) y retroiluminación, y que por 139,99 euros (la edición sin anuncios) es caro, pero no descabellado.

Y luego me fijo en la competencia, que parece no existir —Amazon ha ido silenciando a todos lenta pero progresivamente— y veo que Kobo, que pertenece a Rakuten, es una alternativa viable. Hay cuatro modelos a la venta oficialmente, pero no tengo especial interés en los resistentes al agua (Aura H2O), así que mi apuesta iría al Kobo Aura Edition 2 por 119,99 euros o a un Kobo Aura ONE de 229,99 euros que es demasiado caro para lo que creo que lo aprovecharía. Hay otros fabricantes en la pugna (bq, Tagus, Energy Sistem, Woxter), pero no me llaman mucho la atención, así que a priori me atrae el Paperwhite por calidad/prestaciones y Kobo por precio/prestaciones, y, cómo no, porque es más abierto en ecosistema y formatos que un restrictivo Kindle que me recuerda un poco a lo que más me revienta de ciertas empresas (cof, Apple, cof).

Y en esas vuelvo la mirada hacia el lejano oriente y me sorprendo de que allí, sorprendentemente, no hay alternativas. O yo no las encuentro, claro. Salvo por una Sony que se apaga también en este ámbito (pobre Sony, merece un post aparte), no hay un Xiaomi del lector de libros electrónicos, y no acabo de entenderlo. ¿Qué les pasa a los chinos? ¿No leen? Quizás los requisitos para un libro electrónico en chino sean diferentes y más complejos, pero sinceramente, lo dudo.

De hecho otra de las sorpresas al estudiar un poco el mercado —y solo he hecho un repaso rápido— ha sido la de encontrarme con una innovación prácticamente nula en pantallas de tinta electrónica. Lo comentaban con bastante acierto en TechCrunch tras la presentación del Kindle Oasis, y el aquí firmante reconocía enseguida los síntomas. Las pantallas de tinta electrónica —corregidme si me equivoco— son prácticamente igual de malas (o de buenas) que hace 10 años. Salvo por mejoras sensibles en la definición, la inclusión (por fin) de la retroiluminación de forma general o la resistencia al agua, estamos estancados. No hay mejoras en los tiempos de refresco, que yo sepa, y tampoco hay noticias de esas pantallas a color que nos prometían la luna (electrónica). No acabo de verle sentido a una pantalla de tinta electrónica a color, pero oye, aquello tenía su aquel.

De cuando en cuando me he imaginado lo bien que me vendría un monitor de tinta electrónica. Mi Dell 5K es prodigioso, pero dado que como digo gran parte de mi rutina diaria consiste en leer y escribir, poder hacerlo con cierta fluidez en una pantalla diseñada para leer (y que permite escribir) como las de tinta electrónica me llamaría la atención.

El caso es que ese monitor existe, porque hay una empresa llamada Dasung que el año pasado ya tuvo éxito con la primera versión de ese producto y ahora está promocionando Paperlike Pro, un monitor de tinta electrónica de 13,3 pulgadas (la resolución es notable, 1.600 x 1.200) que cuesta la friolera de 819 dólares (sin envío), y eso en plan descuento. Cada pulgada de esa diagonal sale carita, y el vídeo del producto, aunque simpático —hasta lo muestran con una Ubuntu danzando por ahí— no me acaba de convencer, porque competir con algo como esta resolución que tengo delante mío es, como poco, complicado.

Sea como fuere, me estoy desviando de mi reflexión original: la de que puede que no haya innovación en el mundo de los lectores de libros electrónicos, pero que eso no me parece tan preocupante como en otros segmentos tecnológicos. Así que, queridos lectores, si sois usuarios de lectores de libros electrónicos, dadme argumentos a favor y en contra, por favor. Seguro que aportan a mi actual debate mental. Quiero leer más, y espero que un cacharrito de este tipo me convenza de hacerlo.

Y en el peor de los casos, la experiencia dará para post, que tampoco está mal.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Reloj inteligente TicWatch E: con Android Wear 2.0 y un buen diseño, aunque sin GPS. Una opción muy barata para contar con esa plataforma, porque está a 95,99 euros en Amazon. Buen regalo navideño para experimentar con los smartwatches.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 400 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 150,80 euros en Banggood con Banggood.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 803 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 10,94 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 629,83 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 99,90 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 70,54 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,68 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

37 comentarios en “La incógnita Kindle

  1. Jaens dice:

    Saludos, en mi caso que disfruto mucho la lectura de Novela Negra, Historica, y Ciencia Ficcion y Fantasia un poco menos.
    He disfrutado muchisimo la compra de un Kindle hace ya un par de años.

    Mis problemas, que leo en el transporte publico, y cada vez salgo menos de casa con el Kindle, por eso leo mucho en el movil, pero cuando estoy terminando una lectura en plan vicio comienzo con el kindle de nuevo por el tema de la bateria y el movil.

    Aun asi cuando me toque renovar sera un flamante Paperwhite, pues estimo que si lo tuviese probablemente leyera mucho tambien en la cama antes de dormir.

    Un saludo desde Santo Domingo.

  2. Ignacio G. dice:

    El Kindle Paperwhite es el mejor invento desde la aparición del botijo, poder leer en la cama con un dispositivo ligero, con una bateria que ni te acuerdas que existe, con una luz regulable en intensidad, sin molestar al resto de acompañantes (mujer y pequeña criatura), con un ecosistema enorme, pero del que puedes prescindir si quieres (con Calibre por ejemplo), y todo por un precio asequible…

    Yo creo que el problema de la competencia es precisamente que este es tan perfecto y económico, que competir con él es prácticamente imposible. Ni siquiera Amazon puede competir consigo misma, porque el resto de miembros de la familia Kindle realmente no aportan lo suficiente como para que compense la diferencia de precio, y si tienes uno antiguo, no necesitarás cambiarlo hasta que se te rompa, que por cierto, es bastante difícil.

  3. Yo tengo el Kindle 3, el último con teclado y una pantalla normal pero sobrada para leer. De verdad no necesitas Retina display para eso.
    Las ventajas del Voyager son que la retro iluminación tiene sensor y es automática y que tiene botones físicos para pasar página en vez de tener que tocar la pantalla.
    Con el Kindle además tienes una cuenta de email automática para recibir documentos y así toda la morralla que lees es fácil hacerla llegar con un IFTTT y mandarte automáticamente cosas usando Pocket u otro servicio similar. Así por la noche en la camita te encuentras todo listo para leer en glorioso negro sobre blanco.

  4. Pues mira, soy lector desde hace muchos años. Devoro de todo, principalmente fantasía, ciencia ficción. Y tengo kindle. De hecho he tenido todos los kindle desde el 2, que compré en usa.
    Tengo un voyage, posiblemente el mejor kindle hasta la fecha, pero este oasis 2 me ha convencido y ya lo tengo encargado.
    Como te han dicho, el universo kindle es magnífico. Eso de poder enviar un libro desde mi cuenta de correo al propio lector es magnífico, sus diccionarios son lo mejor y no hay rival, al menos para mí. Que sí, que no le puedo ajustar el margen al milímetro, y no puedo configurar el menú a tope, pero es que no quiero. Esto es un aparato para leer, y déjate de configuraciones.
    Pero claro, es mi opinión.

      • Hombre, si te estaba encantando cuando la estabas terminando, ahora que habrás acabado estarás entusiasmado. Es una buenísima serie.
        Y ojo, te voy a dar dos series de las que se va a hablar mucho. Primero “Manhunt: unabomber”. Espectacular es poco para hablar de esta serie sobre la caza de este asesino que durante 20 años aterrorizó a los yanquis con sus paquetes bomba. Lo novedoso, y seguro que te gusta, es el uso por primera vez de la lingüística forense. Buenísima.
        La segunda es Mindhunter, con David Fincher a la cabeza, sobre los comienzos en los 70 de los negociadores, de los que intentan comprender la mente del serial killer.

        La leche, termino hablando de series en un hilo de libros, perdona, pero es que me has tentado!!…..
        Cuando tenga el Oasis 2 ya te comentaré si realmente es tan bueno. Sí, me encanta leer, y últimamente lo hago sobre libros que llevan a la pantalla, tanto en pelis como en series. Por ejemplo, me entero que “La compañía negra”, saga de libros de Glen Cook va a ser llevada a la tv por Ridley Scott y me pongo a leerla. Lo mismo hago con “The Expanse”. También me he leído los comics de The Walkind Dead y de The Preacher en tablet (sí, tablet, ese objeto de tu desagrado más absoluto xD) y encantado.

        Ay, cómo me enrollo. Saludos, majo!!

      • Pues la terminé ayer y al final me quedé un poco en modo Lost. Se les va la pinza un poco al final, pero lo cierto es que la serie mola mucho, a ver por dónde tira la segunda temporada. En cuanto a las que comentas, Mindhunter la tengo en lista de espera (puede que sea la próxima) pero quería probar The Leftovers, que he leído que está genial. Me apunto la otra, tiene pintón, gracias!

        En cuanto a lo de leer los libros antes de ver las pelis o series, ole. Yo difícilmente saco tiempo para una de las dos cosas, pero desde luego molaría. Saludos 😉

  5. Voy por mi segundo Kindle, ahora paperwhite, y creo que es uno de los dispositivos a los que más partido he sacado. No solo leo libros en él, más de 10 al año, sino que gracias a ‘Push to Kindle’ envio desde mi navegador al Kindle los artículos que me interesan y luego los leo allí, con diccionario/traductor incorporado para los artículos en inglés. Una gozada total.

    Solo un pero, creo que las 6″ del Kindle se quedan pequeñas, y que un Kobo de 8″ tiene que ser mucho mejor. Son 225€, pero creo que será mi próximo lector.

    Saludos,
    José Luis

  6. Lambda dice:

    El tema con los ebook es que apenas se renuevan. Amazon creó un ebook muy bueno, pero ya de por sí uno básico de hace tiempo va muy bien, a no ser que hagas uso intensivo. Yo uso un sony ptrs, viejo, que restauré, y oye, va divino.

    P.D. ¿para cuando ebooks en las escuelas (o universidades) como libros de texto eternos en las clases ? Con Remarkable de serie resolverian un montón de problemas, sin renunciar a el feedback háptico de tomar apuntes a mano…. (adiós a sufridas espaldas cargadas de libros).

    • Lo del e-book en clase sería curioso, pero no parece que esas propuestas hayan llamado la atención de los centros educativos. Han probado con tablets y las ventajas y desventajas son claras, y de hecho todo lo que leo me inclina a pensar que tablets (y portátiles) mejor fuera de clase que en ella.

  7. Pablo dice:

    A mí pareja, como buena devoradora de libros que es, la regale hace un porrón de años un e-libro (papyre, de grammata). Como buena devoradora de libros, pasó de el. Donde este el tacto de la hoja de papel…..y ahí tiene razón.

    Pensar en un lector de libros en las mismas unidades que una tableta, movil u ordenador, es un error. Aquel papyre (que además me costó una pasta) tenía la misma pantalla que cualquier modelo actual. La misma tecnología, la misma resolución. Salvando las distancias: igual que un libro (están impresos, no tienen resolución HD) pero era un jodido suplicio pasar de página. Ahí me leí la cúpula de Stephen King. Menudo suplicio…..

    La ventaja y la desventaja de estos dispositivos es….que solo valen para leer. Solo eso. Yo tengo el primero sin teclado, y no lo cambio. Hace tiempo que no lo uso, pero está más que amortizado. Ahora bien, si no entra en tus planes usarlo….pues no recomendaría la compra.

    De vez en cuando Amazon saca ofertas con títulos muy majos. Por pocos euros vas consiguiendo una biblioteca cada día más grande. Tal vez para cuando nos jubilemos (jaaaajajajajaja) o para cuando los vástagos vayan a la universidad y nos dejen más tiempo libre…

    • Bueno, no es una inversión muy fuerte y creo que acabaría sacándole partido al menos a largo plazo, y si me ayuda a leer más, que es lo que me gustaría genial. Pero sí, la lectura de libros de papel es especial, desde luego.

      Por otro lado, estoy bastante seguro de que si algún día me jubiló leeré a tope. Eso, y jugar al FIFA 41 y al Battlefield XXV 😀

    • rfog dice:

      Mucha falacia veo yo aquí. A ver, la impresión en tinta de un libro moderno es “continua” y no ves el escalado de la impresión a no ser que te acerques a dos milímetros a la página. Una pantalla de tinta de las no-retina (por darles un nombre) muestran el escalado del renderizado a simple vista.

      Aparte de todo, eso del tacto de la hoja de papel, y el olor, es una chorrada como un castillo. Chorrada porque a) aspiras vapores más o menos tóxicos de la tinta, del papel y de los pegamentos industriales. Se te quedan restos de tinta y otras porquerías en los dedos, que luego te llevas a la boca, y eso contando con un libro nuevo. A saber tu dónde ha estado uno viejo y los gérmenes que pueda llevar encima…

      El inconveniente del paso de página, sobre todo en libros que tengan el papel muy fino (con el riesgo de cortarte), un tamaño de letra fijo, bajo contraste, sobre todo si es un libro viejo…

      Tu pareja simplemente ni siquiera quiso darle una oportunidad. Simplemente eso.

      • A ver Rfog, no empecemos, que los libros no son para esnifarlos. Es más el rollo romántico, te toque a ti en la patata leer en papel o no. A mí sí que lo hace, pero oye, también me gustan más las patatas del McDonalds que las croquetas de la Pedroche en el StreetXo.

        Respira antes de comentar por dios, que ya sabes que hay gente para todo. Si a su pareja no le convenció, pues oye, aquí paz y después gloria. Trolaco, que eres un trolaco.

      • Francisco Branch dice:

        Chorradas serán para usted, señor Rfog.
        A los que nos gusta leer, que no nos quiten el libro de papel.
        Y por supuesto compatible totalmente con el libro electrónico, que va de maravilla para los viajes.
        Y tanto para kindle como para el papel van de maravilla unos “cojines-atriles” blanditos para leer en la cama.
        Yo dejo las tablets y teléfonos fuera del dormitorio. Es la lejor manera que he encontrado para dedicarme en exclusiva a la lectura.

        Saludos

  8. Jorge Gosz dice:

    Justo hoy jubile mi nook, mejor dicho lo heredé. Yo me conseguí un Paperwhite de un amigo por que él pidio el nuevo oasis. Y poder mandar los artículos para leer más tarde al Kindle con un click es lo mejor del mundo. Además este tiene ads y no me molestan lo más mínimo. (Y puedo pagar un extra para quitarlos)
    Así que recomiendo un Kindle Paperwhite refurbished o uno usado.
    El oasis es muy caro y lo más novedoso son los audiolibros.
    En la noche te será más fácil dormir si no lees desde el móvil y podrás reducir la lista de por leer o tener un incentivo para leer más libros

  9. rfog dice:

    Javi, aquí tu troll favorito, dando cera y puliendo cera.

    A ver, tío, lo de la plataforma cerrada es una chorrada como un castillo. Por lo menos ahora, por mucho DRM que le metan al asunto.

    Calibre es tu amigo. Yo me bajo todo lo que compro y lo “despiojo” con el Calibre, luego me lo envío a donde me sale del ortotelúrico. Suelo comprar en Amazon porque suelen ser los más baratos y más cómodos, y pese a haber tenido desde el segundo Kindle que salió (carísimamente importado desde USA), he pasado por todos los modelos de Amazon, incluyendo los de formato grande. En este momento tengo un Voyage 3G y un Oasis normal que no vale la pena por el precio que tiene, y estoy pensando ir por el nuevo Oasis de 7 pulgadas.

    He tenido los dos modelos de iLiad, los de Cybook, los de Grammata (básicamente una m. pinchada en un palo de m.), incluso un Nook ese de dos pantallas (importado a precio de oro desde USA)… y ahora también tengo un Aura One que no uso porque no me sincroniza entre dispositivos con libros no comprados a ellos (es por diseño).

    Como ves tengo experiencia en ello.

    Amazon ha tenido el éxito que ha tenido porque son los mejores. Con diferencia. Y las pocas veces que leo en un ereader, lo hago en uno de Amazon. Y me preguntarás por qué. Pues es muy sencillo: desde que las iCosas implementan el modo nocturno, afecta menos a la vista una iCosa amarilleando que un Kindle, porque si le bajas mucho la iluminación, entonces el contraste se va a la mierder. Evidentemente me refiero a una iCosa con fondo negro y letras en algún color crema o amarronado, cosa que no puedes hacer en un Kindle.

    En eso el Kobo Aura One les gana por goleada, porque tiene el mismo “marilleo” (cuando funciona, que el problema con este es que no atinan con los firmwares, y cuando no rompen una cosa, rompen otra).

    • Qué bien que le das salsita al debate Rfog. Desde que te he (nos hemos) tomado la medida esto es otra cosa. Hasta disfruto de ese tono troll tan tuyo, que ya no lo es tanto porque argumentas bien en fondo y forma. Ole.

      Dicho lo cual, fantásticas tus experiencias y que des esa conclusión con los Amazon. Efectivamente si están ahí es por algo, como los de las iCosas, aunque voy a apropiarme de tu frase y diré que muchas cosas suyas actualmente pueden irse a la mierder.

      Del Kobo me atraía el tema de la personalización de la retroiluminación, pero no era algo que me preocupase demasiado. Parece que el Paperwhite gana el combate, gracias de nuevo por los argumentos.

      Sigue dándole, que siempre es bueno tenerte por aquí pseudotroleando.

  10. Vicent dice:

    Imprescindible para mi, y una liberación, cuando adquirí el Paperwhite. El primer Kindle, adquirido en USA aún está dando guerra, heredado por mi hija mayor.
    Y el Paperwhite, como decía, imprescindible. Poder leer en la cama, costumbre sin la cual no concilio bien el sueño, y hacerlo sin molestar, no tiene precio.
    Y ahí está sin moverse de la mesita de noche, y cargándolo de uvas a peras.
    Como lector, leo donde haga falta, portátil, tablet, móvil, pero reconozco que un lector retroiluminado, es mi ideal para irme a la cama. Hasta tal punto que me acompaña siempre que duermo fuera, por placer o trabajo.
    Y si te sirve, creo que he recuperado tiempo de lectura de novelas gracias a él.
    Cierras el móvil, y coges el “libro” para irte a dormir. Creo que hasta se descansa mejor.

    • Perfecto Vincent. Me estás retratando, y creo que me habéis convencido. Paperwhite será más que probablemente. Aguantaré al Black Friday porque supongo que algo harán, pero creo que cae de todas todas.

      Saludos!

  11. Miguel dice:

    Hola, llevo usando libro electrónico prácticamente desde que aparecieron en el mercado. Mi primer lector fue el sony PRS-505, una autentica maravilla y que me aficiono a leer en este formato y eso que soy un autentico coleccionista de libros en papel, pero ya solo compro en papel los libros que quiero tener por la calidad de edición, ilustraciones y esas cosas. Ahora mismo soy usuario de un Paperwhite de 1 generación y lo recomiendo a todo el mundo por que tiene muchísimas ventajas:
    – Movilidad y peso. Cargar con tochos de medio kilo o más ya no es una opción.
    – Si tienes costumbre de llevar varios libros a la vez (mi caso) es simplemente la mejor opción
    – Si quieres leer en otro idioma y tu nivel no es perfecto o quieres mejorar, es ideal porque tienes acceso a multitud de diccionarios en pantalla, sin obviar opciones como Word Wise o Audible si compras libros de Amazon
    – Sincronización (Whyspersync en Amazon) Aunque fundamentalmente leo en el Paperwhite tengo todas mis lecturas sincronizadas, así que en cualquier momento puedo seguir leyendo en el movil, tablet, PC.
    – Batería. Sinceramente sabes lo que es irte de viaje una semana o más y llevarte tu kindle cargado y dejar el cable o el cargador en casa, eso no tiene precio.

    Desventajas:
    – Fundamentalmente que la tinta electrónica esta muy abandonada y tampoco Amazon hace nada para remediarlo. Mi Paperwhite tiene 5 Años y no hay nada que me tiente a cambiarlo por el modelo nuevo.
    – El color y el tamaño. Si te gusta leer comics es su mayor handicap. En cuanto al tamaño, 7 u 8 pulgadas reduciendo marcos y botones físicos sería perfecto.

    Bueno, perdona por alargarme en exceso y espero haber aumentado tus dudas sobre que opción tomar 😉

    PD. Si no lo has visto echa un vistazo a este dispositivo https://remarkable.com/ Es caro pero muy tentador.

    • Gracias Miguel! Bien por todo lo que comentas, y estoy de acuerdo contigo, es una pena que la tecnología de pantalla no haya evolucionado demasiado. El Remarkable no lo conocía, parece desde luego curioso pero esa diagonal de casi 11 pulgadas no me va y tampoco quiero ese producto para tomar notas. Pero oye, molar mola.

      Más votos para el Paperwhite, esto está casi decidido 😉

  12. Juanfran dice:

    Yo soy ávido lector y estoy encantado con mi paperwhite de 2013. Para leer en la cama, libros gordos o ir de viaje es lo ideal. La sincronización es perfecta si no lo llevas y te pilla un rato muerto (como a mí ayer en el médico). El poder subrayar y tener todas las notas juntas en la web también es estupendo si, como a mí, te gustan las citas. La función sendtokindle del navegador lo mejor para artículos largos. Las ofertas flash del día te permiten adquirir libros buenos por 1 eurito (es lo primero que miro cada día, porque además las vías alternativas cada vez me dan más pereza , tanto por buscar como porque ya me ha pasado muchas veces que sea una pésima versión o incluso esté incompleta).

    Dicho esto, para el ensayo o el libro técnico, el papel me sigue gustando más. Y desde que descubrí Iberlibro y su inmenso catálogo de libros de segunda mano en perfecto estado y buen precio (o en menos perfecto, según lo que quieras pagar), mi biblioteca física ha vuelto a crecer con vigor. Lo que me compraría si existiera es un dispositivo que automáticamente pasara a notas en el ordenador lo que subrayas en un libro en papel, aunque no sé si esto tendría mucho público.

    Saludos

Comentarios cerrados