Tecnología

Libros electrónicos y la lucha contra las distracciones

·

Hay nuevo cacharrito en casa. Se trata de un Kindle Fire HD 6, un pequeño tablet de seis pulgadas que me regalaron en un viaje de prensa reciente de MediaTek -atentos a la política de empresa de Xataka en este tema- y que está básicamente aparcado en un rinconcito dado mi amor a estos dispositivos.

Y sin embargo, tenía curiosidad por hacer un pequeño experimento: el de utilizarlo como dispositivo de lectura dado que tanta gente hace eso mismo todos los días. El Kindle Fire HD 6 no es especialmente cómodo para mi gusto: para contar con seis pulgadas es un producto tosco y pesado, pero claro, por 99 euros no le puedes pedir a Amazon que te haga un Nexus 6.

Y claro está, si hay algo en lo que destaca la empresa de Bezos es en su dominio del sector de los libros electrónicos, así que me puse manos a la obra -por decir algo- y adquirí “The Intel Trinity“. Le tenía muchas ganas desde que me enteré de su lanzamiento, y me intrigaba la historia de Intel desde aquel mítico suceso con los Traitorous Eight, que no entiendo como Hollywood no ha convertido ya en película.

Sea como fuere, aún estoy en pleno experimento y no voy a adelantar demasiadas conclusiones, pero sí quería reflexionar sobre un tema curioso: lo difícil que se me está haciendo leer de seguido en un dispositivo que teóricamente debería favorecer la lectura. El problema no es del tablet, que no está mal y que presenta la interfaz de lectura de forma ejemplar. El problema es mío: ese tablet no solo sirve para leer, sino también para consultar el correo, navegar por Internet o jugar al Virtua Tennis de cuando en cuando. Gratificación instantánea, ya sabéis.

Y al hilo de eso se me ha confirmado aquel post en el que tanto metí la pata en enero de 2012 desde que puse el título. En ‘El Kindle está condenado‘ aludía al poco sentido que para mi tenían los lectores de e-books de tinta electrónica –¿recordáis aquella revolución silencionsa?– cuando los tablets hacían eso y mucho más.

Con lo que no contaba es con el tema de las distracciones -y no soy el único-, y ahí es donde precisamente va Wilson Rothman en ‘Kindle Voyage Review: Amazon’s Luxury E-Reader Offers No-Distraction Reading‘, un artículo de The Wall Street Journal en el que este chico analiza el Kindle Voyage. Este dispositivo es algo así como el Porsche de los lectores (de tinta electrónica) de e-books. Lo importante del Voyage (199 dólares del ala, todo un lujo para este tipo de dispositivos) y de cualquier lector de estas características es precisamente el hecho de que nos permiten evadirnos del mundo.

No hay distracciones. 

Y eso que Amazon trató de ofrecer alguna que otra prestación adicional a estos dispositivos, y desde hace tiempo es posible navegar por Internet o compartir nuestros pensamientos -teóricamente, sobre los libros que nos leemos- en Twitter o Facebook. Pero poco más, porque los Kindles, como otros lectores de libros electrónicos -un segmento del que vemos poquitas novedades últimamente- se centran en hacer una cosa, y en hacerla bien: en que disfrutemos de la lectura. Rothman lo explicaba bien en su texto:

But when I lie down at night with a “book”—that is, whatever device I happen to be reading my e-books on—I want the world to fade away. Begone, work emails and Facebook updates! If something is urgent, my phone will ring. […]

Reading books shouldn’t be part of a multitasking regimen. If we’re going to remain literate in the years to come, we need to think about how we read, and not just what we read

Leer más es uno de los propósitos que incluyo en mi lista una y otra vez, pero esas distracciones y gratificaciones instantáneas me lo ponen difícil. Quizás la solución sea dejar de leer en el móvil, en el tablet o en el portátil. Quizás me estaba equivocando y un sencillo libro impreso sea, como ha sido siempre, la mejor forma de evadirse del mundanal ruido un ratito. Pero quizás haya otra alternativa digital. Quizás sí necesitemos -más que nunca, como apunta Rothman- esos pequeños dispositivos con una tasa de refresco de página singular en la que las escalas de grises son protagonistas y en las que la autonomía de las baterías se cifra en semanas y no en horas.

Va a ser que voy a tener que pedirle a los reyes un Kindle Paperwhite o un Kindle Voyage -en España a partir del viernes-. Qué cosas.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Libros electrónicos y la lucha contra las distracciones

  1. Mi kindle paperwhite es una de las mejores compras que pude hacer. A los que realmente nos gusta leer, usamos un libro electrónico a estas alturas. Me encanta el papel no lo niego, pero el ahorro de espacio y dinero es asombroso.

    Leer en un tablet no lo veo una opción, cansa demasiado la vista, y ya me paso muchas horas al día delante de una pantalla, como para tirarme horas leyendo sin más en otra pantalla, que me deje los ojos como para venderlos en forocoches.

    Amigo mio, la tinta electrónica es una bendición, y cuanto antes lo adoptes, antes verás que un dispositivo SOLO para leer, es algo imprescindible para cualquier que guste de una buena novela.

  2. Pingback: Noticia libros electrónicos y la lucha contra las distracciones | incognitosis

  3. SrPerroverde dice:

    Yo compré un Kindle 3 cuando Amazon ni siquiera tenía tienda en España y es una de las mejoras compras que he hecho. Leo mucho y en dispositivos diferentes, pero un ebook sólo lo supera un libro impreso (y en algunas cosas muy concretas, no en todas).

  4. Eapendergast dice:

    Como usuario de kindle desde el kindle 2, y los he tenido todos, no puedo estar más de acuerdo con esta entrada y alabo tu sinceridad.
    Como defensor de los lectores electrónicos, considero que hacen fenomenal su trabajo, y no necesitan ser usados para nada más. Cuando leo en el kindle, me evado igual que si estuviera leyendo en papel, incluso mejor, ya que al leer en inglés y disponer de un diccionario, me facilita mucho las cosas.

    Así que, no vamos a estar en desacuerdo en todo (sigo creyendo que te equivocas con los tablets) :-))))

  5. Yosi dice:

    Yo también tengo un Kindle 3. Lo uso mucho para leer. Eso sí, va por detrás de los libros de papel en mis preferencias lectoras. Agradezco que tenga teclas físicas, pues el modo táctil de los nuevos Kindle no me convence un pelo. Quiero la pantalla libre de huellas. 😉
    Y en el “esmarfón” uso Instapaper. Para mí lo más parecido a tener una experiencia de “lectura pura”, sin distracciones.

  6. Pingback: Incognitosis de fin de semana (XXXVII) | Incognitosis

Comentarios cerrados