Tecnología

Jugar a 4K no importa, hacerlo a 60 fps sí

·

En The Verge suelen robarme unas cuantas ideas para reflexiones tecnológicas de las que surgen en el día a día, y uno de esos pequeños atracos (el mérito es de ellos, claro) se ha producido hoy con el artículo de Sam Byford titulado ‘4K is the wrong target for Xbox One X and PS4 Pro‘.

El título descubre buena parte de esa reflexión, que es obvia y transparente. Tanto Sony como Microsoft nos han querido vender la moto de los juegos en 4K con sus nuevas consolas, cuando en realidad jugar a esa resolución será la excepción y no la regla.

Lo será por dos motivos. El primero, que la inmensa mayoría de la gente no tiene aún un monitor o una televisión 4K a la que conectar estas consolas, así que ese argumento de venta se pierde sin más. El segundo, que no todos los juegos —ni mucho menos— podrán disfrutarse a esa resolución. De los que lo hagan, habrá que ver cuál es el impacto en la tasa de frames y en la fluidez de unos títulos que sobre todo en la PS4 Pro no lo van a tener fácil. Es cierto que la Xbox One X tendrá algo más de margen gracias a esos 6 TFLOPs de capacidad de cálculo en su GPU, pero no os engañéis: ni por esas se podrá garantizar que todo se vea en 4K en ella.

Mucho más relevante, como dice el amigo Sammy, es el poder jugar con tasas de fotogramas por segundo más elevadas, y aquí la barrera psicológica clásica de los últimos años está en los 60 fps.

My personal opinion is that 60fps makes a vastly bigger difference to the actual experience of playing games than 4K resolution — just look at Microsoft’s own Halo 5, which appeared to have been entirely designed around this principle — and I would be happy to buy updated PS4 or Xbox One models that focused on this aspect of performance. Unfortunately, that’s not what we’ve got.

Estoy bastante de acuerdo con el chico, y eso que ni siquiera puedo apoyar mis palabras con hechos: nunca he podido jugar a 60 fps porque mi gráfica o mi monitor lo impedían. Cuando me compré el Dell con resolución 5K lo hice pensando en lo mucho que ganaría a la hora de leer y producir contenidos. Eso no quita para que no me planteara otras opciones, y entre ellas, algún monitor con soporte de frecuencias de 144 Hz o 165 Hz —esta web es referente en información y recomendaciones al respecto— como los ultrapanorámicos que ahora están cada vez más en boca de todo el mundo. Teniendo en cuenta que tecnologías como FreeSync y G-Sync ayudan a que esas experiencias sean tan fluidas como perfectas, la cosa parecía clara.

No era una solución buena para mí (juego poco), pero eso hubiera implicado además la actualización a un PC más potente que por ahora me resisto a hacer y que, eso sí, podría caer aprovechando el Black Friday de este año, que va a estar jugosito.

El caso, como decía, es que las dos consolas de Sony y Microsoft se equivocan en su enfoque, porque hoy por hoy parece claro que el santo grial de los gamers está en lograr las mayores tasas de fps posible sacrificando si es necesario —aunque siempre con un equilibrio coherente— el nivel de detalle o la resolución.

Es una pena que al final dichas empresas acaben siendo arrastradas por el término molón del momento, porque de otro modo probablemente estaríamos en una era mucho más coherente tanto para las consolas como para desarrolladores y usuarios. En lugar de intentar sacar de donde no hay, esos desarrolladores se centrarían en ofrece esos juegos a 60 fps a 1080p o 1440p. Al final salimos perdiendo todos, me temo.

Qué pena. Oportunidad perdida, Microsoft. A ver cuándo me ficháis para que comience a ayudaros a levantar el negocio, leñe.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, versión internacional (soporte OTA), Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 363 euros en GearBest
  • Xbox One X + Metro Exodus: la consola más potente de Microsoft está de rebajas, incluye Metro Redux, un mando, 1 TB de capacidad y también Metro 2033 y Metro Last Light. Está a 349 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Teléfono Nokia 3100 Mini: una réplica del antiguo móvil estrella de Nokia, perfecto para usar el teléfono móvil como eso, como un teléfono. Tiene conectividad 2G, teclado físico y minipantalla. Prodigioso por 10,78 euros (sí, 10,78) en TomTop.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 1,99 euros en eBay, perfecta para este equipo que se venden sin sistema operativo
  • Xiaomi Mi 9 SE: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (uauh), triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a tan solo 270 euros en GearBest
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 170 euros a través de Amazon.
  • Amazfit Verge Lite: sin NFC, pero con una autonomía de hasta 20 días. Pantalla AMOLED de 1,3″ 360×360 Corning Gorilla Glass. Frecuencia cardíaca, gran variedad de modos deportivos. GPS + GLONASS. Está a 89,18 euros en AliExpress
  • Amazon Echo Dot + Philips Hue White Kit: el conjunto de 2 bombillas LED E27 con tonos de blanco regulables, el puente y el altavoz inteligente en formato mini de Amazon para controlarlo todo. Está a 69,99 euros en Amazon, suele estar al doble.
  • Memoria SanDisk doble USB-C / USB-A 128 GB: esto es la primera vez que lo veo en ofertas. Un pendrive con dos salidas a elegir (no se ve en la foto) USB-C y USB-A, 128 GB e interfaz USB 3.1 para transferencias rápidas. Está a 24,99 euros en Amazon.
  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

7 comentarios en “Jugar a 4K no importa, hacerlo a 60 fps sí

  1. Korso dice:

    El problema es que tanto PS4 Pro como Xbox One X están descompensadas, en el sentido de que siguen llevando CPUs muy justitas. Por muchas modificaciones que digan que llevan no dejan de ser núcleos Jaguar -arquitectura de bajo consumo y obsoleta a estas alturas- y a baja frecuencia. Y esto puede limitar los FPS mínimos a pesar de que la GPU pueda tirar de sobra (que ahí sí han mejorado bastante respecto a los modelos anteriores).

    Esto no quiere decir que no se puedan lograr 60 FPS (igual que se podrían lograr en cualquier consola, si se sacrifican según qué cosas), pero me sorprendería que juegos que demandan CPU como The Witcher 3 o GTA V puedan llegar a esa fluidez en consolas actuales. Y ya pueden duplicarle o triplicarle la GPU, que ésta estará ociosa mientras la CPU no da abasto procesando la lógica del juego. Por eso -creo yo- han optado por vender el tema de subir resolución, que es más factible con el hardware que llevan, y un reclamo al público que tenga su TV 4K.

    Eso no quita que comparta tu opinión de preferir fluidez a resolución.

    • Trufeitor dice:

      Cuando salga veremos hasta donde han sido capaces de llegar los ingenieros, pero creo que ese no es el tema. El asunto es que al común de los mortales el 4k nos la trae, con perdón, muy floja.

      De hecho parece que a los únicos que les importa es a Microsoft y Sony. Y si no son los únicos, parece que les importa más que a nadie.

  2. Trufeitor dice:

    This.

    Ya lo dije en tu último post de la Xbox: calidad de imagen y tasa de frames en 1080. Si Microsoft no trabaja ese aspecto en one x a mi no me la venden, y mucho menos estando la one s al precio que está, que es un caramelo.

    Efectivamente creo que están errando el tiro con el vende motos del 4k. Mi esperanza es que en Microsoft sean conscientes y aunque vendan el reclamo publicitario de moda porque es lo que toca, aprovechen esa potencia bruta para ofrecer una experiencia intachable en 1080 y en retro compatibilidad. Creo que algo saben de software, espero que se note.

  3. Land-of-Mordor dice:

    «…El primero, que la inmensa mayoría de la gente no tiene aún un monitor o una televisión 4K a la que conectar estas consolas, así que ese argumento de venta se pierde sin más…»

    No sé cuántos televisores «4K» se han vendido en los últimos dos años, pero seguro que han sido un buen puñado de millones. En España sin ir más lejos en las ofertas de todos los comercios al uso es fácil encontrar televisores con esa resolución a precio de «familia de clase media». El que no renovó cuando el 1080p o el 3D ha renovado con los primeros 4K.

    • Trufeitor dice:

      Si está claro que el 4k está aquí para quedarse y el 1080 está en franco retroceso en la oferta, pero hasta que la mayor parte del parque de televisores se renueve aún queda mucho, sobre todo porque el último mundial fue de teles 1080 (como los dos anteriores).

      Pero además hay dos factores que me parecen relevantes: por un lado el 4k en teles de menos de 60-65 pulgadas es absurdo y hablo con conocimiento porque tengo un 55 de 1080 que veo a poco más de dos metros, el nicho de teles 4k de ese tamaño ya es mucho más reducido, y enlazando con eso habría que ver si el público objetivo de ps4 pro o one x prefiere sus juegos arrastrándose en 4k o con más calidad y mejor refresco en su tele, que en muchos casos, aún siendo 4k porque ahora es lo que se oferta en gama media alta, estará entre las 40 a 50 pulgadas.

    • Cierto, pero como decía esa es parte de la ecuación. La otra es la de que aún así no todos los juegos ni mucho menos se podrán disfrutar a esa resolución. Mola que la cosa avance, pero no estoy seguro de que fuera el momento y creo que como poco es un mal argumento de venta.

      • Trufeitor dice:

        Parece que las televisiones y las consolas son terreno abonado para gimmicks y argumentos de venta lamentables.

        Alguien se acuerda del 3D o de la presentación de Xbox one?

        Bienvenidos a la era del 4k de cartón piedra.

Comentarios cerrados