Tecnología

Benditas palmaditas en la espalda

·

Más de una vez lo he comentado por aquí. Me gano la vida escribiendo, pero una cosa es hacerlo en Xataka o cualquier otro medio en el pasado, y otra muy distinta es ver como la gente no valora solo el medio en sí, sino tu trabajo en particular.

De hecho cuando uno está trabajando es tan importante ver recompensado el esfuerzo con esa nómina a fin de mes como lo de que el jefe o jefa de turno o el colega de equipo (o rival, que de todo hay) de repente te eche un piropazo. Que te den una palmadita en la espalda por un trabajo bien hecho.

Benditas palmaditas en la espalda, diría yo. Sobre todo porque aunque la nómina es en sí una palmadita económica, es impersonal y fría. Yo hago un trabajo y tu me pagas como al resto de la plantilla. Punto.

No hay reconocimiento personal de quien te valora, así que cuando llega un «este post lo has bordado» del compi o (teórico) rival y sabes que el comentario es sincero, te reconcilias aun más con tu labor.

macbook-air-incognitosis-javipas-5

Eso es difícil distinto en un blog personal como este, en el que muchos habéis dejado a menudo mensajes de ánimo como parte de vuestros comentarios. Eso es algo mas importante de lo que parece, pero es que además algunos vais más allá de las palabras. Es, yo diría, lo inverso al trabajo en medios. En una empresa cuentas con la palmadita económica en la espalda pero no necesariamente con la de esa felicitación. En un blog cuentas con la felicitación, pero esa palmadita económica es mas difícil de lograr. Está incluso mal visto pedirla.

Yo tengo claro desde hace mucho que el que no llora no mama y por eso me animé a iniciar la campaña de Incognitosis en Patreon. De hecho también fue eso lo que me hizo lanzarme a poner el widget de PayPal para micropagos o de lanzarme a otros proyectos como el libro electrónico con mi guía de compras de móviles. Todos esos intentos no son mas que vías para dar la opción de que me enviéis alguna de esas palmaditas tan alucinantes.

navidad

En todos esos proyectos estoy viviendo el suma y sigue. Van llegando nuevos patrones, van llegando nuevos micropagos y siguen vendiéndose copias de la guía de compras de móviles.

Y cada vez que pasa eso, cada vez que sumo un patrón, o un micropago, o un librito, se me hincha el ego. A alguien le gusta tanto lo que hago que esta pagando por ello. Directamente. De tú a tú. Eso, creedme, es alucinante.

Así que cuando hoy me llegan de repente tres micropagos de PayPal me siento agradecido. Y honrado. Y afortunado. Y cuando uno de ellos me paga 12 euros de buenas a primeras y me dice esto (espero que no te importa que te cite, Iban, crack) la cosa va mas allá:

Buenas, hace un par de meses que descubrí tu blog, desde entonces no pasan 3 días sin que lo visite. Me parece que haces un gran trabajo, enhorabuena.

Toma palmadita en la espalda.

Benditas palmaditas, chicos/as. Gracias a todos los que me las dais de cuando en cuando. A los que comentáis, a mis benditos patrones, a los que habéis comprado la guía y desde luego a los que aportáis via PayPal.

Ole la madre que os parió.


 

Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Benditas palmaditas en la espalda

  1. Conozco ese sentimiento. Hace unos días vino una amiga de la capital, luego de participar en un curso. Me contaba que en una conversación con otro alumno le mencionó de pasada mi nombre y el tipo se asombró «Ese Roger? El de la piedra ardiente?» (ese es mi primer libro). Uno se infla muchísimo cuando oye cosas así, o cuando te llega un mensaje de alguien diciéndote que ha disfrutado mucho de tu trabajo. Entonces vale la pena la espera, o que te hayan pagado una miseria, aunque la verdad, preferiría que al gusto de la palmadita se sumara el de un pago más o menos decente.

Comentarios cerrados