Incognitosis

La patada del tigre, con ‘making of’ y todo

·

Este fin de semana hemos aprovechado muy bien el descanso para hacer una quijotesca escapada a algún lugar de la Mancha. Aprovechando la visita a un buen y viejo amigo hacíamos también un poco de turismo casi obligados por esos 400 años de la muerte del eterno Cervantes. Aquí vaya aviso por delante: nunca me he leído ‘Don Quijote de la Mancha‘, pero quiero ponerme a ello (la edición conmemorativa está a 13,21 € en Amazon, y en versión Kindle cuesta 0,94 €). 

Sea como fuere, la escapada ha sido impresionante y además ya tengo apuntadas futuras excursiones que no hemos podido hacer por falta de tiempo. En nuestro caso nos hemos pasado por el Castillo de Calatrava y por Consuegra, y ambos como digo han sido aciertos brutales. 

patada-tigre

Como no podía ser de otra forma, hemos aprovechado para hacer saltitos durante la escapada, algo que es tradición en nuestra fototeca y que de hecho dejo patente cada vez que visitáis la página de inicio de Incognitosis. Cuando publiqué el post por mi 43 cumpleaños metí uno de esos saltos y alguno preguntó si había truco, y el caso es que no lo hay. O bueno, quizás sí: hay que pillar el salto en el momento justo con la cámara, algo que en nuestro caso era complicado porque normalmente tirábamos de DSLR y allí las ráfagas no servían de mucho. Ahora con los móviles algunos sí que ofrecen ese tipo de opción, pero nosotros seguimos con el método artesanal, así que salen muchas tomas falsas y uno acaba cansándose bastante del saltito de marras. Ahí está la pericia de mi mujercita, que ya tiene muy controlado lo de captar el momento justo, ole.

El caso es que como hoy tampoco tenía muchas fuerzas para escribir he decidido meter tanto la foto resultante de uno de los saltos -compartido primero vía Twitter– como el vídeo a cámara lenta -también compartido allí primero– de uno de los saltos tal cual. La patada del tigre es aparente en la foto, pero por si alguno se lo pregunta, jamás he hecho artes marciales aunque esas películas me encanten. Sí que le he dado al boxeo, pero la patada es básicamente una flipada fotogénica que es el pequeño guiño a sitios chulos de cada escapada o viaje que hacemos. Ya tenemos unas cuantas, quizás algún día de estos haga un recopilatorio. Por cierto, ¡Felicidades a las madres!

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

8 comentarios en “La patada del tigre, con ‘making of’ y todo

  1. Pablo dice:

    Pero cómo lo haces, Javi?
    Cómo consigues que entre todos mis favoritos toque la pantalla para leer, una vez más, tu post?
    Hay que reconocer que el de hoy es una chorradita, pero fresca y graciosa.
    Será el título y la foto? Tienes gancho coño!
    Ah! El Quijote : una pasada. Dirás : pero cómo narices no lonhe leído antes???

    • Gracias Pablo 🙂 Bueno, es una entrada rápida y sin chicha, pero precisamente lo que quería era que fuese medio original. Me alegro de que te haya gustado 😀

      Bien dicho lo de ‘El Quijote’. Caerá, caerá. ¡Saludos!

  2. FaloGalego dice:

    Gracias por ilustrarnos acerca del mítico salto, la verdad es que lo he pensado varias veces pero por no preguntar siempre me quedaba con la duda.
    En el fondo sabía que algún día nos agasajarías con un making of.

Comentarios cerrados