Tecnología

La Xbox está muy lejos de ser perfecta

·

Tengo mi Xbox 360 olvidada, cogiendo polvo al lado de la tele. La falta de tiempo me hecho incluso abandonar el FIFA -algo que era complicado-, y lo cierto es que se echa de menos. Sin embargo, mi experiencia con la consola era cada vez más limitada, y apenas aprovechaba muchas de las opciones que brinda tanto la máquina como la plataforma Xbox LIVE. Y de repente me encuentro vía The Next Web con un post de Nat Brown, que se autocalifica como uno de los máximos responsables de la Xbox -según sus palabras, el nombre se le ocurrió a él- y que hace una crítica descarnada de la situación actual de la consola de Microsoft.

El post es realmente interesante, y habla de dos cuestiones importantes. La primera, la interfaz y el funcionamiento de la consola. Y la segunda, el estado de los desarrollos independientes en Xbox LIVE.

Sobre la primera cuestión Brown afirma que el sistema operativo de la consola se ha vuelto cada vez más pesado y que su funcionamiento -actualización tras actualización para poner en marcha un mismo juego una y otra vez- es ridículo. El sistema de notificaciones, las interrupciones continuas y la propia interfaz son para este desarrollador algo absurdo que parece más propio de una consola de principios de la década pasada.

Lo cierto es que Brown tiene razón: la cantidad de mensajes de alerta y de interrupciones que uno sufre -sobre todo cuando vuelves a encender la consola después de unos días- es lamentable, pero es que además existen un montón de obstáculos en temas como la gestión de la cuenta y la membresía a Xbox LIVE. En el tema de la interfaz lo cierto es que no lo tengo tan claro. Microsoft hace bien en unificar las líneas de diseño de Windows 8, Windows Phone 8 y el Dashboard de la Xbox 360, aunque en este último hay cosas que cantan bastante como esa clara vocación por condicionar las decisiones del usuario a la hora de seleccionar unos contenidos sobre otros. La tienda online de juegos de la Xbox 360 es básicamente un escaparate promocionado, algo que en realidad todo el mundo hace pero que deja clara las pocas posibilidades que tienen desarrollos independientes que no pueden invertir en marketing y en pagar a Microsoft para salir en las foros de esos escaparates. Y ahí llega la segunda cuestión.

La falta de apoyo a los desarrolladores independientes -a pesar de que Microsoft siempre presume de ofrecer un SDK que abre el camino a los pequeños programadores y estudios- es según él evidente:

xBox€™s primary critical problem is the lack of a functional and growing platform ecosystem for small developers to sell digitally-/network-distributed (non-disc) content through to the installed base of xBox customers, period. Why can€™t I write a game for xBox tomorrow using $100 worth of tools and my existing Windows laptop and test it on my home xBox or at my friends€™ houses? Why can€™t I then distribute it digitally in a decent online store, give up a 30% cut and strike it rich if it€™s a great game, like I can for Android, for iPhone, or for iPad?

Oh, wait, I can€¦ sort of. Read some of the fine-print at the xBox registered developer program page (that €œmembership€ would cost you $10,000/year and a ton of paperwork, with Microsoft holding veto power over your game being published), navigate the mess through to learning about XBLA (also costly, paperwork and veto approval) and you may end up learning about a carved off little hard-to-find store with a few thousand stunted games referred to as XBLIG where Microsoft has ceded their veto power (and instead just does nothing to promote your games).

This is where indie developers have found they can go in order to not make money on xBox, despite an installed base of 76M devices. Microsoft, you are idiotic to have ceded not just indie game developers but also a generation of loyal kids and teens to making games for other people€™s mobile devices.

Esos tres parrafazos, para los que leáis como yo en diagonal, dejan claro que hoy por hoy los desarrolladores independientes lo tienen muy complicado para lograr triunfar en Xbox LIVE. Lo cierto es que no conozco de cerca ese mundillo y de hecho el documental del que hablé hace tiempo, “Indie Game: The Movie“, nos contaba los casos de tres programadores independientes de éxito, pero en ningún caso se reflejaron esos problemas. Brown afirma que la actitud de Microsoft ante los desarrollos independientes ha hecho que crezcan plataformas móviles de juegos como las que se han creado para los dispositivos iOS y Android, pero yo creo que aun habiendo potenciado ese apartado hubiera sido muy complicado frenar el interés de los desarrolladores por esas plataformas.

Aún así, está claro que Brown mete el dedo en la llaga, dejando claras sus conclusiones en su párrafo final:

So, because these two critical issues €“ user expereince and indie content €“ are not nearly in order and I see big investments in future interactive content happening, as well as idiotic moves to limit used games or put harder content protection into place than exists in mobile or tablets €“ i predict massive failure and losses here. And it makes me sad. Because it just doesn€™t have to fail, even though it has been punted around poorly for 5 years. xBox just needs somebody with a brain and focus to get the product in order tactically before romping forward to continue the long-term strategic promise of an xBox in every living room, connected to every screen.

Puede que Microsoft esté acertando en algunas áreas. Por ejemplo, la apuesta por los contenidos multimedia para convertir a la Xbox 360 (y la que esté por venir) ya no en una consola de videojuegos, sino en el dispositivo de entretenimiento perfecto para nuestro salón. El problema es que en el camino están descuidando esas dos patas tan fundamentales: la experiencia de usuario tiene que simplificarse, y el apoyo a los pequeños desarrolladores debería corregirse. Buena reflexión de Brown.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Reloj inteligente TicWatch E: con Android Wear 2.0 y un buen diseño, aunque sin GPS. Una opción muy barata para contar con esa plataforma, porque está a 95,99 euros en Amazon. Buen regalo navideño para experimentar con los smartwatches.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 400 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 150,80 euros en Banggood con Banggood.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 803 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 10,94 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 629,83 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 99,90 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 70,54 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,68 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “La Xbox está muy lejos de ser perfecta

Comentarios cerrados