Tecnología

Halt and Catch Fire, temporada 2

·

Ayer por la noche acabé de ver la segunda temporada de Halt and Catch Fire, esa serie que me conquistó hace un año y que de la que no estaba muy convencido de que tuviera que haber una segunda temporada.

Y lo cierto es que los temores se han cumplido un poco. La segunda temporada no es mala, ojo. El problema es que no está al nivel de la primera. Es, simplemente, pasable. Van destripes (spoilers), así que cuidado si no la habéis visto.

Lo es por muchas cosas: los protagonistas de la serie ahora siguen caminos demasiado distintos, y cada uno es casi parte de una trama independiente. Lo que antes se entremezclaba ahora se separa, y los hilos argumentales se multiplican. No solo eso: se complican con temas que no estoy seguro de que fueran necesarios para añadir interés (o alguna otra cosa) al desarrollo de los acontecimientos.

Está por ejemplo la enfermedad de Gordon Clark, que de repente da lugar a un affaire y una forma bastante rara de sacarse los temores de encima. O eso de que tanto Joe como Cameron tengan otras relaciones sentimentales bastante cogidas con pinzas.

Selección_008

Pero lo que no acabo de entender es esa aparente obsesión por los paralelismos con las startups actuales. Parece que estuviésemos asistiendo al relato de la creación de Facebook o de cualquier otra empresa medio potentilla hoy en día en lugar de una de mediados de los 80.

Ese rollo perrofláutico del que de repente salen ideas demasiado geniales (como un predecesor del IRC, o de la banda ancha, o, alucinad, de los juegos online) cansa un poco, y a mi me resulta especialmente chocante que en la serie todos ellos basen esa revolución tecnológica en el Commodore 64 cuando era evidente que la microinformática era para lo que era. Existían máquinas mucho más capaces en aquella época en ese ámbito, y sobre todo plataformas mucho más capaces. Sin poder asegurarlo, yo diría que si alguien hubiera planteado todas esas alternativas geniales en aquella época, no lo hubiera hecho en un C64 -que conste que fue mi ordenador de la adolescencia y lo disfruté a tope-, sino más bien en algún PC, algún Mac o, ya puestos, tirando de máquinas Unix -hay un guiño a esto cuando Gordon saca de un montón del libros el manual de C de Kernighan y Ritchie-.

No sé. Es todo como demasiado actual, pero reconcebido para tener estética ochentera. No tengo ni idea de la gente que usaba las BBS y las primeras redes de datos, pero estoy bastante seguro de que en 1985 eran muy, muy poquitos. Y que nos quieran vender que ahora cualquier hijo de vecino en EE.UU. se conectara a ellas me parece un poco fantochada. Que yo sepa lo que pasaba con el C64 en el 85 era básicamente que intentaba convertirse en el referente en el segmento a base de videojuegos. Sin más. Cierto que existían BBS para el C64 -lo explican en la Wikipedia– pero por ejemplo el primer juego online fue Club Caribe y no apareció hasta 1988. Yo jamás oí hablar de él en aquella época. ¿Vosotros?

No sé. Quizás deberían haber enfocado el argumento por otros derroteros, porque a mi ese giro hacia ideas tan revolucionarias me ha pillado un poco desprevenido. Parecía otra serie, en realidad. Lástima. Veremos si hay tercera temporada -de momento no sueltan prenda- y cómo la enfocan en ese caso. Habrá que verla, aunque solo sea por curiosidad.
 

patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Halt and Catch Fire, temporada 2

  1. Iñigo dice:

    Pues la serie es casi un homenaje al C64, hace tantas cosas ese ordenador que casi me compro uno ahora para unirlo a mis MSX de la época.
    La verdad es que yo me he visto las dos temporadas del tirón y me han gustado mucho, lo que si me extrañaba un poco lo extendido que estaban las BBS en la serie.

    • Aún tienes un MSX? y funciona? Esa fue la primera computadora que toqué en mi vida, era las que habían en las escuelas acá en Cuba. Mis primeros juegos los cargué desde cassettes, había que estar dos o tres minutos esperando a ver si la cinta no tenía problemas y si el juego había cargado bien.
      Yo aún no termino de ver la serie, es verdad que esta temporada es más floja y no me ha cautivado como la primera.

  2. Hombre, la historia está dramatizada y no es 100% fiel a la realidad (al igual que ocurría en la primera temporada con el portatil de Compaq), pero yo creo que en este caso se basan en la historia de Muse (Muse = Munity), uno de los pioneros de la industria de los videojuegos y que desarrolló el antecesor de Wolfstein 3D (el último juego que desarrolla Cameron y su chico). Mezclan esto, creo, con FidoNet o alguna otra red de BBS de aquella época que si llegaron a ser muy populares (¡si es que en el fondo eres muy jovencito!) y es verdad también que muchas multinacionales se tiraron al agua de rentabilizar sus sistemas alquilando tiempo compartido en sus mainframes. Han hecho un batiburrillo de todo ello, pero no tanto como para que no se aprecie el esfuerzo.

    • Sí, era en aquella época yo tenía 12 años así que no me pispaba de nada… la Micromanía era lo máximo en conocimiento informático así que imagina. He estado mirando lo de Muse (ni me sonaba) y su Castle Wolfenstein no tiene nada que ver con el juego que estaban planteando en la serie, un FPS online (ahí es nada). Lo de las BBS también es posterior, y lo del time sharing te creo, pero aún así… un software para los C64 que se ejecutaba en mainframes en arquitectura cliente-servidor? Voy a tener que investigar, pero me suena un poco espacial 🙂

      En cualquier caso, sí, soy muy jovencito (¡sobre todo de espíritu!) así que puedes tener razón en todo. Y aún así, demasiado batiburrillo para mi gusto.

      Saludos!

      • No, claro que el Castle Wolfstein no fue un shooter en primera persona. Y menos en red, pero si fue el precursor de Returtn to Wolfstein de idGames que si fue el primero y, creo, que han querido hacer un pequeño homenaje de esta forma. Pero lo importante es que, a mi parecer, el tono de la serie es el mismo que ya tenía en la primera temporada. Compaq hizo importantes avances en el diseño de circuitos impresos para la construcción de su primer laptop, pero no inventó los circuitos impresos a doble capa como se les atribuye en la serie: militarmente se hacían ya desde antes. Si tratan de venderle a un público generalista los logros que se hicieron en esa época la mayoría de la gente no los identificaría con esa imagen de visionarios y genios con que aparecen en la serie. Así que la estrategia, creo, es tratar de mostrar que hacen productos que le suenen a la mayoría. No son fieles en lo que hacen los protagonistas. Si en la idea de que fueron gente que abrió camino y puertas al desarrollo tecnológico. Es mi opinión, claro 😉
        Ah, y Fidonet nació en el 84 y en el 86 ya tenía más de 1000 nodos en todo el mundo

Comentarios cerrados