Tecnología

ShareMouse como dilema: ¿Qué precio debería tener una aplicación?

·

Hoy solo iba a hablar de mi pequeño gran descubrimiento del año. No había otra intención que hablaros de la aplicación más interesante que he visto en los últimos meses. Pero el tema ha cambiado para convertirse en una reflexión sobre una realidad que afecta tanto al mundo del software como al de cualquier otro producto que se vende. ¿Cuál es el precio más adecuado para vender una aplicación?

Empecemos por el principio. Ayer encontré un enlace a un artículo sobre una aplicación que parecía bastante chorra: en lugar de usar un switch KVM hardware para poder controlar 2 o más equipos con un solo ratón y teclado, hace tiempo que existen aplicaciones software que a través de la conexión de red permiten lograr el mismo objetivo. Synergy -que además es Open Source- es probablemente la más conocida, pero como digo, el enlace dedicaba mi atención a otra alternativa llamada ShareMouse.

La página de la aplicación parecía clara y sencilla, así que a probar. Descargué el binario para Windows, el binario para Mac OS X, los instalé en mi PC de sobremesa y en mi MacBook Air, y comencé las pruebas.

Aluciné.

Sin tocar absolutamente nada tras la instalación esta pequeña joya hace fácil algo que seguramente no lo es. En primer lugar permite su objetivo principal: controlar con el ratón y el teclado del sobremesa lo que hago tanto en este PC como en el MacBook Air (el cursor «traspasa» fronteras físicas, saltando de una pantalla a otra) de una forma casi mágica y con una suavidad prodigiosa. Cuando pasamos el cursor a otra pantalla aparecen unas grandes (pero no espantosas) flechas parpadeando un segundo para que sepamos qué pantalla está activa, y de hecho es posible oscurecer ligeramente la pantalla no activa para que en todo momento quede claro donde está el foco.

Pero es que a partir de ahí surgen otras opciones realmente interesantes – que por ejemplo Synergy no proporciona- que se explican en el sitio web de la aplicación: podemos compartir ficheros con un sencillo arrastrar y soltar que funciona a la perfección (es realmente impresionante ver como algo así funciona tan bien) y lo mismo ocurre con la gestión del portapapeles, pudiendo copiar y pegar textos o cualquier otro elemento de un ordenador a otro. Es sencillamente increíble ver lo bien que funciona sin tener que tocar nada tras la instalación.

Hasta aquí tenía que llegar mi post de hoy. Pero como digo, la reflexión surgió tras comprobar cuál era el precio de una aplicación que es gratis para usuarios no profesionales pero que si usáis en entornos profesionales o avanzados (por ejemplo, para controlar más de dos máquinas, más de dos monitores, o donde entren en juego servidores) deberíais éticamente pagar.

Y ahí viene el problema: ShareMouse cuesta 25 dólares por licencia, y necesitas una licencia por ordenador a controlar. Así que en el mejor de los casos, tendría que pagar 50 dólares por la aplicación. Teniendo en cuenta que la voy a usar solo de forma ocasional, ni me planteo pagar esa cantidad, pero si tuviera que trabajar en un entorno en el que constantemente tuviera que necesitar ShareMouse, no dudaría ni un segundo en comprarla.

Es la conclusión a la que también llegó un redactor de CNET con un artículo que básicamente cuenta lo mismo que he contado yo. Sin embargo él se puso en contacto con el creador de ShareMouse para debatir con él por qué el precio era tan alto. Su idea: convencerle de que si bajaba el precio vendería más.

La realidad: según la experiencia de muchos otros desarrolladores, da igual que pongas un precio demasiado alto o demasiado bajo. Porque el equilibrio entre precio y unidades vendidas siempre se mantiene. Así que daría igual poner ShareMouse a 50 dólares para vender 1000 licencias: si lo pusiera a cinco dólares, esa teoría estima que vendería 10.000 licencias. La ganancia sería exactamente la misma.

Excepto que el creador de ShareMouse tendría un problema mayor: tendría que dar soporte a 10 veces más usuarios que cuando su aplicación estaba más cara.

La reflexión está ahí, y es clara: es complicado establecer el precio de una aplicación, sobre todo cuando tenemos en cuenta que un sistema operativo como Windows 7 ronda los 300 dólares según qué edición, y algo «tan simple» como ShareMouse cuesta tan solo 6 veces menos. Pero la necesidad manda, y ese es precisamente el quid de la cuestión: el usuario que necesite ShareMouse lo comprará, y lo hará porque funciona absolutamente de coña. Así que en lugar de perder el tiempo en buscar soluciones alternativas -e incluso alguna descarga pirata- probablemente ese «power user» pagará encantado esos 50 dólares para olvidarse de un problema que a la larga le ahorrará mucho dinero, mucho tiempo, y muchos disgustos. Y ya sabéis lo que eso es -sobre todo, si tenéis cierta edad y estáis un poquito cansados o no tenéis tanto tiempo para trastear, que es lo que me pasa a mi con cada vez mayor frecuencia. Como dirían los de MasterCard:

Priceless.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “ShareMouse como dilema: ¿Qué precio debería tener una aplicación?

  1. Es una reflexión muy interesante. A veces criticamos desde fuera a la gente que fija precios y luego resulta que son más listos de lo que pensamos. Y es que en un entorno en el que el que no quiere gastarse el dinero siempre puede jugar al pirateo, al final tiene sentido que el mercado se polarice entre el que está dispuesto a pagar y tiene una alta tolerancia a precios «elevados» y el que no está tan dispuesto y se apunta al gratis total.
    Y pongo entre comillas el «elevados» porque como tú dices hay ciertas aplicaciones cuyo valor en incremento de productividad compensa en nada de tiempo un precio aparentemente alto.

  2. nahiko dice:

    Algo muy parecido comentaba con un colega el otro día.
    Resulta que se compró en steam en una oferta el Dead Island, por 23 ‚¬ creo, cuando debe costar cerca de 60 nuevo.

    Yo de momento estoy evaluándolo con una versión beta que no va del todo bien, pero no me merece la pena yo creo, no me termina de enganchar, aun pareciéndose al grandioso y todopoderoso borderlands :-/

    Pues comentamos que por el software, o por un juego, se debería pagar a posteriori, una vez jugado y terminado que ya no vas a jugar más o que su uso será residual, dices, pues mira, 20 ‚¬ sí que pago por esto, o, no pago ni 2 ‚¬.

    En este nuestro país tenemos un gran problema con el software, y es que cobramos la tercera parte que los alemanes, ingleses, holandeses, americanos, por lo tanto, el software nos sale digamos que al triple que a ellos. Imaginemos que windows costara «solo» 100 ‚¬, o un juego «solo» 20 ‚¬, no sería mucho más normal?

    Con el comentario que hace el tío de que no quiere bajar el precio, «parece» que nos está autorizando a que lo copiemos, no paguemos por él, y que simplemente no pidamos servicio post venta, lo cual oye, tampoco me parecería una opción descabellada

    S2!!

  3. josepsgk dice:

    Tienes una alternativa gratis llamada Teleport. http://abyssoft.com/software/teleport/
    La pega €“ aunque no para mi €“ es que funciona solo para mac. Permite con un sólo ratón y teclado controlar varios ordenadores, el portapapeles se sincroniza entre ellos (puedes copiar en uno y pegar en otro) y permite trasladar documentos simplemente pasando el cursor de uno a otro, aunque en documentos muy grandes el proceso se ralentiza ligeramente.
    Se instala como panel de control y es totalmente gratuíto.

  4. lc dice:

    Curioso lo de vender a mas gente y mas barato o menos gente y mas caro. En cosas de software las teorias economicas normales se retuercen, puedes bajar el precio para aumentar la demanda porque repartes los costes indirectos de la produccion entre cada producto, pero es que con el soft no se puede hacer eso porque la produccion de mas unidades es practicamente gratis. En el hard informatico tambien pasa algo raro, digamos que la demanda es facilmente distorsionable por la oferta, en cristiano, da igual el procesador que quieras, al final se compra uno el que mas oferta tiene porque es mejor e, increiblemente, mas barato, incluso a veces ocurren ¿incendios? que provocan una disminucion de oferta, todo muy rrrrarrrrooooo.
    Para kvm sobre red uso «input director», no he usado lo de copiar entre pcs, asi que no se si lo tiene, pero va de miedo, ademas se puede instalar como servicio (yo lo tengo asi en el pc esclavo). Como nota curiosa tendo dos kvm fisicos muertos de asco en el armario. Y otra cosa, el sistema operativo IRIX lleva Teleffect de serie para hacer esto mismo.
    Saludos

Comentarios cerrados