Tecnología

¿Quién ganará la batalla de los convertibles?

·

Voy un poco apretado de tiempo hoy así que voy a aprovecharme de mi fantástica pero poco celebrada labor en The Unshut para reutilizar el post que ayer escribí allí. En “Apple, Microsoft and the future of convertibles” reflexionaba sobre un segmento que se ha convertido en la tabla de salvación de los tablets, pero lo hacía sobre una idea previa. 

Eduardo Archanco me avisaba vía Twitter de una columna de opinión de Paul Thurrot, que tenía fama de fanboy de Windows pero que desde hace tiempo emite juicios bastante coherentes sobre los productos y servicios de esta y otras tecnológicas.

Lo demostraba precisamente con esta reflexión en la que algo quedaba claro: que los Surface hubiesen enseñado el camino hacia esos equipos convertibles del futuro no significaba que fueran a ser los ganadores de la batalla. Y cito: 

One might argue, correctly, that the iPad Pro is not exactly a full-featured productivity machine today. But the key word in that sentence is “today.” Apple will evolve the iPad Pro and improve things on the productivity side of things. But I don’t see how Microsoft or any PC maker can turn a Surface or other PC tablet into a great consumption tablet. The apps and ecosystems just aren’t there.

And that’s the bit that Microsoft needs to figure out. Surface can see a certain level of success … as a PC. But if Microsoft wants to expand this product beyond that niche usage, it will need to fix the entire Windows ecosystem, a daunting and perhaps impossible task. But all Apple needs to do is keep chipping away at iPad Pro, which already outsells Surface. Imagine how bad it will get when the functionality catches up.

Soy de la opinión de que por el momento cuando piensa en productividad lo que hace es pensar en un sistema operativo de escritorio (Windows, OS X, Linux). Microsoft lidera el nicho de los convertibles dirigidos a la productividad porque prácticamente no tuvieron que hacer cambios a sus Surface en materia de software. Estos equipos funcionan bien como alternativas al portátil y cualquiera que los use sabe que se encontrará con una experiencia y un flujo de trabajo prácticamente idénticos al que tendría con un portátil convencional o un PC de sobremesa. 

ipadpro1

En el iPad Pro las cosas son muy distintas, claro. El equipo funciona muy bien como dispositivo de consumo -algo que el iPad siempre ha hecho de manera magistral- pero no se comporta tan bien en el tema de la productividad, donde cosas como una multitarea más potente, un buen gestor de ventanas o incluso un explorador de archivos (seguro que te puedes acostumbrar, pero a mí me resulta imprescindible a día de hoy)  son algunos de los elementos que un usuario identifica con un “entorno productivo”. 

La pregunta es cuál de estos contendientes acabará haciendo bien lo que ahora no hace. Los Surface pueden funcionar como dispositivos de consumo de contenidos, desde luego, pero el modo Tablet de Windows 10 no es tan bueno ni en catálogo de aplicaciones dedicadas ni en la experiencia de usuario. 

La cosa mejora para iOS, que está avanzando en el terreno de la productividad y que tiene una ventaja patente: los desarrolladores querrán apostar por la productividad en esta plataforma porque saben que el usuario que paga está en estos dispositivos, y no tanto en aquellos basados en Windows (o en Android, ya que estamos). 

Sospecho que Apple y Google tienen un camino menos complicado a la hora de conquistar ese “convertible perfecto”. Remix OS nos ha enseñado eso, y además hay que tener en cuenta algo que una y otra vez acaba siendo una realidad: los chavales ya no crecen utilizando un PC: crecen usando un móvil o una tablet. O lo que es lo mismo: para ellos lo familiar no es ya Windows, sino iOS o Android. 

Si esas plataformas logran atajar el problema y convertirse en buenas plataformas para la productividad, Microsoft podría enfrentarse más temprano que tarde a un verdadero problemón. Es el problema de Windows 10: que aunque el enfoque universal mole, las nuevas generaciones no lo están oliendo. Achtung, Microsoft.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

16 comentarios en “¿Quién ganará la batalla de los convertibles?

  1. Darío Alonso dice:

    Creo que tu análisis es bastante correcto, pero creo que pecas de mirar a corto plazo.

    Es cierto que Windows 10 no triunfa en móviles, al menos de momento, pero creo que el camino sólo acaba de empezar y que Microsoft está haciendo algunos movimientos de largo recorrido que hará que la plataforma móvil se vea reforzada por la inercia del escritorio.

    No es menos cierto que iOS y Android tienen mucho ganado en movilidad, pero dudo mucho que consigan universalizar su soporte y tener una plataforma productiva al nivel de Windows.

    De todos modos, no perdamos de vista que .NET ha pasado a dividirse en muchas porciones, que cada vez más apartados están como OpenSource, que Visual Studio te permite crear cualquier aplicación para cualquier sistema operativo y que cuando se está llamando a los desarrolladores a un servicio gratuito, completo y de gran calidad.

    Tiempo al tiempo.

    • Gracias por el comentario Darío. Yep, Microsoft ha planteado una propuesta realmente curiosa, pero aun con todas esas herramientas, fíjate hacia dónde están yendo los desarrolladores. Lo que mola desde hace un tiempo es desarrollar para móviles, y si ahora esas plataformas también se abren al segmento de la productividad la cosa será aún más tentadora. Y a eso se suma que iOS y Android son como digo sistemas naturales para los que vienen por detrás.

      No es que Microsoft esté acabada, pero desde luego va a tener complicado competir con lo que viene desde abajo.

  2. Lo que yo no acabo de entender es cuál es el problema que tendría Microsoft en correr aplicaciones Android en sus Surface (si es que no lo hace ya, que no lo sé).

    ¿Con eso no resolvería por completo el problema?

    • guecor dice:

      Eso sería un muy buen disparo… en el pie. Si microsoft hace eso terminaría fortaleciendo la plataforma de Google y no la propia. Tal vez al usuario final le de igual, pero para los usuarios de windows sería el hundimiento completo de la plataforma de los de Redmond, ya que nadie se preocupará por diseñar aplicaciones para windows, ni universales y al poco tiempo ni para el escritorio, y las surface (y en última instancia, los convertibles ) se converterían en tablets android vitaminadas.

      • jhalexi dice:

        Los que ya somos viejos en esto de la tecnología conocemos la historia perfectamente. OS/2 Warp (aquel maravilloso sistema operativo de IBM) emulaba los programas de Windows para ganar cuota de mercado pero nunca lo logró, hoy es parte de la historia. Esta táctica de salvación es tentadora pero está perfectamente comprobado que es la muerte misma.

    • Ayer precisamente publicaban en Ars Technica lo de ‘How long until we see Google Play on Windows, Mac OS, and Linux?‘? y creo que la idea -que es la tuya- no tiene tanto recorrido como parece. Como dice Guecor, al final es dejar de defender desarrollos propios para hacer una mezcla rara. ¿Core Windows + Apps Google? Bien, pero creo que la gente acabará fiándose más de un Core Google + Apps Google si la ecuación en el escritorio es la adecuada. Y lo mismo con otras.

      Chunguis, vaya.

  3. Iban dice:

    Pues yo no tengo nada claro lo que decís.
    Comenta Paul Thurrot: “Apple will evolve the iPad Pro and improve things on the productivity side of things. But I don’t see how Microsoft or any PC maker can turn a Surface or other PC tablet into a great consumption tablet.”
    Y mi pregunta es, ¿por qué iOS puede evolucionar hacia la productividad, y Windows no lo puede hacer hacia el consumo? Y su argumento de que las apps simplememte no están en Windows me parece un poco flojo. Porque yo puedo decir igualmente que “the productivity just isn’t in iOS”. Podemos jugar todos a imaginar un SO que mezcle lo mejor de iOS y o mejor de OSX, pero mezclar dos sistemas operativos que ha día de hoy ni siquiera corren sobre el mismo HW es bastante complicado (y un simple doble boot no vale, porque es totalmente improductivo). Asi que ya veremos lo que le cuesta a Apple hacer de iOS un sistema productivo. Igual vemos antes un Windows de consumo.

    Y la segunda cuestión. Dices Javi que “los chavales ya no crecen utilizando un PC: crecen usando un móvil o una tablet”. Exacto. Nadie puede discutir esto. Pero tú lo has dicho, esos chavales están creciendo. Van a la escuela, por lo que no producen nada. Y cuando no produces, no necesitas ser productivo. Por eso prefieren iOS (o android), porque únicamente consumen. (Que por cierto, estoy seguro de que cuando tienen que hacer una redacción para su clase de lengua, tiran de portatil con Windows).
    Quiero decir que lo que esos mismos chavales vayan a usar cuando esten trabajando y den prioridad a la productividad no tiene porqué ser lo que usan ahora.

    Y es que al menos a mí, que trabajo en modelado de sistemas embebidos, solo con imaginarme tirando de MATLAB y VisualStudio en un iOS y me duele la cabeza.

    • Quién ha avanzado más: ¿iOS y Android en productividad, o Windows en consumo de contenidos y aplicaciones en modo móvil/tablet? Yo diría que los primeros, pero el problema es que aunque no fuera así, toda la gente parece ir hacia esa idea del móvil para todo.

      En cuanto a lo de que los chavales no producen… Pues no sé qué decirte. Yo no producía mucho con mi C64 y mi Amiga 500 y luego el 1200, créeme. Y mírame ahora :/

  4. Vicent dice:

    Que los convertibles parecen tener futuro por delante, parece claro. Pero hoy por hoy aún no lo veo, al menos para mi, a nivel de productividad.
    Todos me resultan al final incómodos por un motivo, el teclado no aguanta comparación con algún portátil decente, y yo no soy Javi y sus post de 5000 palabras, pero tecleo lo mío.
    La Surface no me convence, como portátil sus posibilidades están ahí, es uno más, pero como tablet, y mira que me ha tratado de convencer un amigo mío, lo siento, pero está a años luz de un iPad. Lejísimos. W10 no es Android ni IOS en el apartado táctil, ni por asomo. Seguro que muchos me dirán que no es así, pero yo uso mucho el iPad para lo que sirve, consumo y ocio, y no es comparable. Y para productividad, pues eso, me compro un portátil con mejor teclado, y base más rígida.
    Como tampoco es comparable, ni por asomo, la productividad del iPad a una Surface. Está lejísimos, tb. Sobre todo porque como dices, no hay gestor de archivos, que tampoco creo que IOS pueda tener como tal. Algo que te pueda hacer esa función. Supongo que iCloud Drive será el embrión de algo así, pero hoy por hoy no es productivo. Supongo que IOS 10 traerá novedades, pero se necesita un salto cualitativo enorme, y Apple no es que no vaya en la buena dirección, se ha mejorado mucho, pero a paso de la Apple de hoy. Veremos en Junio.
    Creo que Google si arriesgará dentro de un mes, en su conferencia. Porque lo suele hacer, pero Android está al menos igual de lejos que Apple, y respecto a su convertible actual no lo conozco, ni lo he visto, (¿Alguien lo ha visto, probado, o conoce de alguien?). Parece que casi ni exista. A s favor, que si convierte Android en un Sistema Operativo “productivo”, 100 marcas van a inundar el mercado con sus productos. Y a ver como paras eso. Pero a día de hoy Android para tablet no me gusta, nada que ver con el SO que es para móviles.
    O sea que no veo ganador, pero si apuesto a perdedor, al que peor veo es Microsoft. Como dices, he pasado unos años que he viajado bastante, y en un montón de lugares del planeta el salto a la informática ha sido directamente al móvil. Y soy padre, y miro mis hijas lo que usan. 2.000 millones de asiáticos, y la generación futura de Occidente nunca serán del PC como lo conocemos.

    Lo que me ha sorprendido, de tus enlaces, y leyendo el enlace del IDC es leer que el iPad Pro de 13 pulgadas ya ha batido en ventas a la Surface desde el momento de su salida, en los dos trimestres que lleva en el mercado. Y yo pensando que era de nicho, y se venderían 5. Un iluminado.

    • 😉 Iluminados somos todos, me temo, y yo el primero. Creo que en ese enfoque también hay que tener en cuenta que para producir uno no va a estar atado al convertible todo el día. Lo conectarás a un monitor, ratón y teclado de toda la vida y ale, a producir aún con más garantías.

      Vamos, que lo de la batalla de los convertibles es solo parte de la ecuación. La idea es en realidad hablar de batalla de plataformas. Y como os decía cuando vi Remix OS, me da a mi que iOS y Android no van a tener quien les tosa. Pero ójala me equivoque, claro.

  5. jhalexi dice:

    Yo soy de la opinión que Apple la tiene más fácil a la hora de potenciar iOS hacia una productividad real en el iPad que Microsoft con su Surface en el consumo; pero la mentalidad racana de Apple está impidiendo que iOS en el iPad se convierta en una herramienta de verdadera productividad a corto plazo (espero que iOS 10 pueda cambiar esa perspectiva).
    Microsoft tiene todo la intención de potenciar su Surface para ser visto como producto de consumo de masas, aunque no puede obligar a esas masas a comprar su producto si puede endulzar el camino a la tienda; mientras tanto Apple ya tiene esas masas en la bolsa, es por eso que el fracaso será única y exclusivamente responsabilidad de Apple.
    Precisamente por esto es que me alegro de los resultados financieros de Apple. Necesita un buen tirón de orejas para que espabilen y potencien iOS en el iPad sino quieren ver como el iPad desaparece de sus resultados financieros.

  6. guecor dice:

    Si, los puntos a favor de las plataformas móviles son evidentes (en especial en iOS): son plataformas mucho más sencillas de usar, perfectas para el consumo; al ser plataformas más nuevas no tienen la mayoría de los problemas que el escritorio tiene que arrastrar por ser más viejo, consumen menos recursos y batería, interfaces mucho más depuradas y hechas para la era táctil, y un largo etcétera.

    El problema que yo planteo para las plataformas móviles, y la ventaja que le veo a la apuesta de windows es: Las aplicaciones móviles ya están llegando a windows 10, y las puedes usar en los convertibles, en portátiles y en el escritorio de toda la vida (otra cosa es que sean de una calidad muy mejorable, pero eso ya es tarea de microsoft exigir la mejor calidad para su plataforma); en cambio ¿Cuando llegarán las aplicaciones más potentes del escritorio a las plataformas móviles? ¿5 años? ¿10 años? ¿nunca? Muchos dirán que están aplicaciones son prescindibles, que ya pueden hacer todo lo que necesitan desde el smartphone, pero hay demasiados nichos en los que en el destktop aún es indispensable y no tiene reemplazo; Y es ahí donde los convertibles tienen sentido: un único dispositivo, ultra-portátil, que te permita consumir contenidos y hacer tus tareas diarias, pero que te permita usar las aplicaciones del escritorio más potentes que a día de hoy no tienen reemplazo. Muchos sectores como el educativo, el creativo, el de desarrollo o el de la investigación se pueden ver muy beneficiados con esto, solo es cuestión de pulir el concepto.

    Por mi parte, yo diría que el futuro es bien incierto, pero en el presente la propuesta de microsoft es lo más cercano a ese dispositivo ideal, aunque diste mucho de serlo.

  7. ¿Sabéis que os digo?

    Que estamos errando el foco: No se trata de saber qué dispositivo va a funcionar (porque van a funcionar todos, empezando por la tele del salón, el coche, la pantalla en la nevera y en el espejo del baño).

    La pregunta es ¿quién/qué va a guardar la (tu) información? Donde esté la información estará el dispositivo (el que sea).

    A partir de ahí, dependiendo de quién seas y lo que hagas usarás más unos dispositivos que otros (como hoy en día en todos los demás sectores, como la ropa o los medios de transporte).

    Y se me ocurren tres formatos para guardar la información:

    1.- El móvil: Y luego el móvil, lo conectas, sin cables, of course, al PC, al tablet, a la tele, a la nevera, al coche, etc.

    2.- La nube: Todo tu material está en servidores ubicados en supernodos de internet, rollo AWS, Hetzner, ovh, etc. Y todos tus dispositivos y los dispositivos públicos son meros terminales más o menos tontos (aunque esto obliga a llevar encima algún elemento de autenticación, así sea tu huella dactilar).

    3.- Una nube local: Todo tu material está alojado en tu casa, en una red privada, con el material no sensible siendo fácilmente portable mediante tu móvil (al estilo dropbox).

    4.- (El ordenador como base, aunque es lo que yo uso hoy, lo descarto a largo plazo).

    Esta es mi visión del futuro, a corto, medio y largo plazo.

    Creo que ni el PC (de monitor gigante), ni el tablet, ni el portátil, ni el smartphone, ni siquiera los convertibles, van a desaparecer, sino que se van a ramificar aún más para cubrir los distintos tipos de usuarios, como el businessman, el teenager, la whatsapper, el web developer y los mil y un tipos más de perfiles que hay y se crean cada día.

    Así lo veo yo: Más ramificación para especializarse en perfiles de usuario y la guerra la decidirá el que acierte dónde querrá la sociedad alojar su información.

  8. Desenfoque Selectivo dice:

    Hay Javier creo que vas a tener que encender muchas, muchas velitas para que un día se te cumpla tu sueño con remigiOS

    Yo soy como Santo Tomás; cuando cuando vea al idealizado remigiOS desbancando a Windows lo creeré, no se si es tu caso, supongo que no, pero pareciera que a algunos comentaristas les duele el éxito de las neveras tostadoras.

  9. SrPerroverde dice:

    Me da la sensación de que cuando se comenta por aquí el futuro de las diversas plataformas (tanto Javi como el resto) no se tiene en cuenta al sector empresarial. Trabajo en una multinacional y todavía tenemos Windows 7 como plataforma mayoritaria, por temas de compatibilidad. Sin contar que para procesos críticos se utiliza un sistema UNIX.

    Cuando se habla de productividad me da la impresión que solo se piensa en diseño y ofimática. Qué posibilidades hay de que una aplicación como SAP esté para IOS o Android de forma que pueda sustituir a la aplicación de escritorio a corto plazo?

    Evidentemente el sector doméstico está cambiando, pero las aplicaciones de escritorio y Windows están muy lejos de morir, ni que sea por la inercia que tienen.

  10. Lambda dice:

    Meto aquí un post que publiqué antes en otro lado:

    Hombre, las Surface Pro 4 me parecen artefactos muy pulidos para ser productos de una transición hacia lo ultramóvil. De hecho, sólo por el hecho de poderles poner una distribución de linux si me apetece, me parecen mejor que productos cerrados y con más obsolescencia (debida al SO) como los Ipad . El Ipad Pro está bien, para ciertos usos. Tiene la misma madurez que el primer Macbook Air, por ahora. A Windows le da igual que uses su SO en donde sea. A Apple no. Me temo que de las tres grandes, Apple es la que puede perder el paso al futurible mundo de “All in One, One in All”. Otra cosa: el Apple Pencil es algo muy bien diseñado. Pero sin un software a la altura (y no, Procreate o Autodesk todavia no permiten hacer el 100% de las tareas necesarias para un profesional gráfico, un poco por limitacion del hardware, un poco por limitación de un software que tampoco puede suplir lo que una estación de trabajo digital da… Lo peor es que para un profesional que se coma tablas Excel kilométricas o tire de Exchange todo el día, tampoco sirve…). Como mucho, el Ipad Pro podemos calificarlo de un producto con aspiraciones “prosumer”, pero ni de lejos puede sustituir de la misma forma a una Wacom Cintiq o a un Dell XPS15 (o para los veteranos peceros, un Thinkpad ). Es un buen cacharro, pero sufre de la misma tendencia “post-PC” que buscan desesperadamente los fabricantes de tecnología de consumo: matar al padre sin estar preparado por completo.

    Y sigo , ¡disculpad si no queda todo bien compuesto! (y por el tocho):

    Vamos, que no nos queda mili ni nada… De momento, esta transición hacia lo ultramóvil en el mundo pc (lo de convertibles es para despistar: las tablets a secas con SO de tablet dan para lo que dan… mero consumo de contenidos. Sin herramientas para un “input” decente no vas a crear contenidos profesionales, o incluso a nivel doméstico) es una tendencia interesante, pero no siempre pensando en el consumidor: … tan sencillo como ver la muerte de las tapas de mantenimiento en los portatiles, o la RAM soldada (!).

    En este sentido, qué SO se lleve el gato al agua es lo de menos… aunque paradigmas como la interfaz de usuario basada en ventanas o incluso los escritorios virtuales (!) son vitales para muchos. Si vamos a unir ocio y trabajo en un mismo dispositivo, el SO y las aplicaciones han de estar maduras para ello, y la filosofía de empresa también. Yo no veo a Apple metiendose a crear productos mainstream (orientados a bajo perfil adquisitivo), ni licenciando su OS a terceros. En ese sentido, quizá Google pueda, pero les falta más tralla, y sobre todo aplicaciones y usabilidad capaces de enfrentarse a la solución de Microsoft sin convertirse en un “Me too, I am here!” (sobre todo en aplicaciones intensivas en productividad, capaces de completar al 100% toda la tarea necesaria). Microsoft ha creado la categoría de los convertibles, y no se ha quedado quietecito esperando a que le alcancen. Veo más probable que Google al final se harte, confirme su dominio en móviles y negocie su lugar en ese hueco de los “convertibles”.

    En este sentido, yo me alegro que haya diversidad y que de momento no se vea nada claro a donde vamos. Me horrorizaría un dominio total de, por ejemplo, Google en sistemas de escritorio y móviles.

    Sería cómodo, pero a la larga supondría el mismo estancamiento en usabilidad e interfaces de uso que nos ha supuesto M$ en varias décadas de PC. Todavía es pronto para saber de qué irá esto, pero de momento disfruto de esta pelea encarnizada (al menos en el nicho convertible).” To keep in mind”: Cuando las grandes empresas del software profesional se muevan de forma definitiva al nuevo paradigma, ese día la corneta del bando ganador sonará bien fuerte.

    Feliz semana!

Comentarios cerrados