Tecnología

HP me ha subido un 50% el precio de Instant Ink. Así que hasta nunca, HP

Hoy recibía un mensaje especial en mi cuenta de correo electrónico. Se titulaba «Cambios importantes en tu plan», y el remitente era HP Instant Ink.

El mensaje automático me informaba de que «a partir del próximo 21 de febrero de 2024, la cuota mensual de tu plan de 15 páginas será de 1,49 € (un incremento de 0,50 €)».

Luego mostraba los cambios para el resto de planes, pero a mí me podía ese primer dato. ¿Un aumento de 0,50 € cuando la cuota mensual anterior era de 0,99 €? ¿Perdón? A ver. Recapitulemos:

Plan mensualCoste en euros (2023)Coste en euros (2024)% Crecimiento
15 páginas0,991,4950 %
50 páginas3,994,9925,06 %
100 páginas5,996,9916,69 %
300 páginas11,9913,9916,68 %
500 páginas24,9927,99*12,01 %
* En lugar de 500 páginas, el límite sube a 700 páginas

No sé cómo lo veis vosotros, pero lo de subir de buenas a primeras un 50% el precio de mi plan mensual es demasiado. Es cierto que planes superiores suben en menor medida, pero a mí me da igual, y ya he tomado una decisión. Subirme al plan de 50 páginas.

Darme de baja en HP Instant Ink y comprarme una nueva impresora.

Soy un tipo bastante pragmático y sé que las empresas están ahí para ganar dinero. Eso es así. El problema es que a menudo se vuelven demasiado avariciosas, y las formas de conseguir ganar dinero a menudo pasan por acabar aprovechándose de sus clientes o usuarios de formas excepcionales. Y ahí es cuando los usuarios podemos decir «Hasta aquí hemos llegado».

Yo, desde luego, hasta aquí he llegado.

He escrito mucho aquí sobre impresoras. Tengo una relación de amor-ODIO (las odio más, así que lo pongo en mayúsculas) con ellas, pero la culpa no es de estos dispositivos, que me siguen pareciendo un invento, sino de los fabricantes, que las han convertido en una absoluta pesadilla. En la antítesis de cómo debería evolucionar la tecnología.

Hoy tenemos ordenadores más potentes y mejores que nunca, móviles más potentes y mejores que nunca, y componentes más potentes y mejores que nunca, y en muchos casos —ejem, tarjetas gráficas, ejem— los precios son también más bajos que nunca. Nunca pudimos hacer tanto con tan poco dinero (¿hola, Raspberry Pi?). Y sin embargo, ¿sabéis algo que no se ha vuelto más potente y mejor que nunca?

Las impresoras.

Ha habido avances, sí, pero todos parecen destinados a una cosa y solo una: sangrar a los usuarios. Salvo casos aislados, el segmento de las impresoras es sin lugar a dudas el mayor pozo de mierda tecnológico que he visto en mi vida. Es un sector asqueroso en el que todos los fabricantes —ojo, que no solo es HP— utilizan todas las tretas posibles para controlar el mercado, impedir la entrada a nuevos actores y subyugar a los usuarios con obstáculos y precios dantescos.

Y lo han hecho sin introducir mejoras que realmente lo justifiquen. Las impresoras que los fabricantes presentaron en 2023 no son muy distintas de las que había hace una década.

HP DeskJet 4230eHP DeskJet 2540
Imprime, copia, escanea
Resolución impresión1.200 x 1.200 ppp
4.800 x 1.200 ppp (foto)
1.200 x 1.200 ppp
4.800 x 1.200 ppp (foto)
Resolución escaneo1.200 ppp1.200 ppp
Resolución copia300 ppp600 x 300 ppp
Velocidad impresión negro/color8,5 / 5,57 /4
ConexiónUSB-BUSB 3.0
Wi-Fi
Precio74,90 euros159 euros
LanzamientoOctubre 2023Octubre 2013

No sé, Rick. A mí esto me parece una tomadura de pelo. Es cierto que la nueva es más barata, pero es que han pasado 10 años. Los cartuchos del nuevo modelo son más baratos también ahora, pero es que los HP 305 cuestan 10,99 euros por 2 ml de tinta (120 páginas, dicen) y los HP 301 cuestan 19,99 euros por 3,5 ml de tinta (170 páginas, dicen).

Vamos, que la tinta tampoco es más barata. Lo saben muy bien en HP, en la que me centro porque es la que me afecta personalmente, pero es una realidad absoluta en otros fabricantes del mercado como Epson, Canon o Samsung. Todos hacen lo mismo.

Este de las impresoras es, como decía, un tema recurrente en Incognitosis. Hay una gran mafia en las impresoras de tinta, y para hacer la vida más fácil a los usuarios evitar problemas con los polémicos cartuchos compatibles y sangrar aún más a los usuarios HP creó Instant Ink, una suscripción a cartuchos de tinta. Pagas por un máximo de X páginas impresas, y ellos monitorizan tu impresora para saber cómo están tus cartuchos. Si ven que se agotan, te envían unos nuevos sin cargo como parte del plan de suscripción. La idea es curiosa, desde luego, pero ocurre lo que ya comenté al hablar de las impresoras como desierto de la innovación:

«El problema con Instant Ink es el de todas las tarifas planas. El mismo que el de los restaurantes tipo bufé, ya sabéis. Pagas por adelantado y te dispones a darte un atracón. Y puede que te lo des la primera o la segunda vez, pero probablemente tu aprovechamiento del bufé (y de los cartuchos) quede por debajo de lo que pagas. Su coche está perdiendo aceite dinero, que decía el anuncio, o lo que es lo mismo, estás pagando por un servicio que no necesitas (tanto)».

Me mola citarme a mí mismo, pero me revienta tener tanta razón. Lo que dije en 2020 se ha cumplido a rajatabla en 2024. Llevo desde entonces pagando el plan más básico de Instant Ink para poder usar de vez en cuando mi HP Envy 5540. ¿Sabéis cuánto e impreso?

Prácticamente nada.

La razón es doble. Primero, la impresora no va muy bien y el alimentador siempre se atasca con el papel fotográfico, que es para lo único que la uso muy ocasionalmente. Y segundo, tengo además una vieja láser monocromo de Samsung que hackeé en su día —lo conté también en Xataka— y que sigue siendo la que usamos para imprimir en blanco y negro, algo que hacemos con algo más de frecuencia (pero no mucho).

Así que, queridos lectores, después de la parrafada, tengo clara mi otra decisión. La primera, como decía, es abandonar Instant Ink. Eso me obliga a desechar mi HP Envy 5540 y sus cartuchos, tuvieran o no tinta, porque HP los bloquea cuando te das de baja. Me da igual. Irá directa al punto limpio.

La segunda, comprar una impresora de tanque de titnta. Tengo alguna ya fichada, y como no necesito grandes prestaciones, creo que no invertiré tampoco demasiado porque ya sabéis que soy del InvierteEnAquelloQueUsas™. Entre las que tengo fichadas están las siguientes:

No sé si aquí alguno tenéis alguna impresora de este tipo y podéis comentar para darme vuestras impresiones: cualquier sugerencia será bienvenida. Como veis, ni siquiera menciono los modelos de tanque de tinta de HP. Creo que es el momento de dejarme sajar por otro fabricante.

Suscríbete a Incognitosis

¡Recibe en tu correo las nuevas entradas!

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

23 comentarios en “HP me ha subido un 50% el precio de Instant Ink. Así que hasta nunca, HP

  1. Federico Bustamante dice:

    Esto no viene mucho a cuento con lo que preguntas, pero he mirado de cuando es mi impresora HP y ya tiene 17 años. Como pasa el tiempo…

    Le compro cartuchos compatibles, que normalmente se estropean antes de terminarlos, porque imprimimos una media de 10 hojas al mes.

    Pero ya sabes, los críos son de pedir algo ‘urgente’ el domingo por la noche para llevar al cole el lunes, así que es conveniente tenerla, aparte de ser mucho más cómodo que ir a la papelería a imprimir, como hacen la mayorías de mis conocidos.

    Visto lo visto, la pienso aguantar todo lo que pueda.

    Un saludo y suerte con la búsqueda.

    Pd. La tengo conectada al Mac con drivers genéricos, así que HP no me da la lata con los suyos llenos de spam y demás chorradas.
    También solemos tener un juego de cartuchos de repuesto para cuando alguno falle, coso que suele pasar cuando te hace falta.

  2. FER dice:

    No se de qué te quejas, la verdad. De todos es bien sabido que la tinta de impresora solo se puede fabricar con sangre de unicornio sacrificado con un cuchillo ritual de obsidiana las noches del solsticio de verano. Barato te sale. HP te hace un gran favor al permitirte usar ese supremo néctar para manchar papel con tus textos.

    Por mi parte, no me considero digno de tal honor, y hace años que apenas imprimo un puñetero papel. En el trabajo, cada vez que tengo que imprimir algo, me tienen que explicar como se usa la impresora.

  3. tzinm dice:

    Este artículo/post me viene que ni pintado. Ando en busca de una impresora y no tengo mucha idea de las opciones que hay actualmente en el mercado. Por lo que comentas, nada muy diferente a hace unos años.

    De las opciones que has propuesto la que más me encaja es la de Epson, simplemente por precio.

    Estaré al tanto de los comentarios a ver si hay alguna recomendación interesante.

  4. Jorge dice:

    Salvo en lo bien escrito que está tu texto, podría haberlo firmado yo. Pienso que los fabricantes de impresoras son unos piratas. Un sector que no ha avanzado nada, y que lo único que han cambiado ha sido a peor: cuando bloquearon cartuchos no originales, el invento de la tinta como servicio, o ser un ejemplo perfecto de lo que es la obsolescencia programada (creo recordar que era una impresora que llevaba un contador de páginas para “misteriosamente” dejar de funcionar)
    Cuando pienso en lo que has comentado sobre lo poco que han mejorado las impresoras, y las comparo con tarjetas gráficas, CPUs o monitores, me sorprendo. Pero si hasta los ratones y los teclados han avanzado.
    Y ya lo que me mata es enterarme que si cancelo el plan instant ink (que tengo para sacar alguna ficha para el niño) la impresora se vuelve un pisapapeles. Perdóname, pero ya no son unos piratas, son unos cabrones. Le pegan un subidón a las tarifas y si rompo “el contrato” por no estar de acuerdo, me bloquean mi periférico…
    No se, parece casi ilegal.

    • No estoy seguro de que ea un pisapapeles completo. En teoría puedes tratar de usar cartuchos compatibles, pero la verdad es que han puesto tantas trabas tantas veces que supongo que será bastante difícil que acaben funcionando. Yo, la verdad, prefiero abandonar esa partida e intentarlo por otro lado.

      Es lamentable.

  5. Jher dice:

    Yo he tenido una experiencia decente con las Brother. De hecho mi impresora actual es una Brother del año de la tana que compré en Wallapop. Funciona por WiFi y permite poner toner no original sin ningún problema. Antes de esa tuve otra que acabé regalando por tema de espacio y que también admitía tóneres no originales, así que puede ser una opción razonable si la usas tan poco

  6. Jose dice:

    Yo recomiendo láser, se acabaron los problemas de cartucho seco, y concretamente tengo ahora una Brother HL-L2230CDW que te puede entrar en precio.
    Cierto es que no imprimo ninguna foto, si tuviera la necesidad iría a una tienda.

  7. Explo dice:

    Empezando que creo que las impresoras las ideó un anarquista, no conozco a nadie que pueda hacer que trabajen si no les apetece.

    En mi caso en el trabajo (empresa grande) tenemos la oferta de HP por copia que no parece ir mal (desconozco los números pero ahí aguantan desde hace un buen tiempo) pero en la clínica de la mujer que imprime mucho para tener una de tinta y poco para una de láser, me hicieron una oferta por copia que no estaba mal del todo junto al mantenimiento 24H.

    Como ya tenía una impresora funcionando Brother L3550W (que soporta toner no originales CASI siempre) y otra igual que había reparado en casa (por si acaso se rompía la primera) decidí que la oferta no compensaba por justo lo que te acaba de ocurrir.

    En mi opinión las ofertas bajo demanda o no las aprovechas o te acaban subiendo el precio cuando se hacen necesarias.

  8. Land-of-Mordor dice:

    Hace algo más de 10 años compré, que estaba de rebaja gorda en PcComponentes, una Epson WF 3530 multifunción con escaneo a doble cara e impresión a doble cara, wifi, red, usb y fax. 90 euretes me costó creo. Desde entonces es la que tenemos en casa. Los cartuchos son asumibles, nunca baratos y seguramente le podríamos poner compatibles, pero para lo que imprimimos no nos merece la pena.

    Después de haber tenido modelos «domésticos» de varias marcas durante los años y viendo cómo me ha funcionado la que tengo, mi consejo es que si no te sale a cuenta una láser, pilles una impresora para oficina pequeña en vez de dedicada al mercado doméstico o «entusiasta». Las WorkForce (de ahí el WF de la mía) de Epson son un ejemplo y creo que Brother tiene una nutrida gama dentro de ese apartado.

  9. Pingback: Pon una impresora de tanques de tinta en tu vida | Incognitosis