Tecnología

Indiferencia ante los Intel Meteor Lake

Vuelvo a mis temas tecnológicos tras el momento sentimental del otro día. De hecho ha habido dos. El primero, el lanzamiento de Threads en Europa. Ya se podía usar con el eterno truco de las VPN, pero ahora lo hace de forma oficial y abierta a todos los públicos.

¿Servirá eso para algo? En España hay mucha afición por Instagram, así que puede que acabe teniendo tirón, pero a pesar de eso, no tengo yo demasiada confianza en el futuro de esta app. ¿Por qué? Pues por que no hace nada especialmente diferente (ni mejor) que Twitter (X).

Y como Twitter (X) sigue funcionando mal que bien y nosotros usándola a pesar de todo, y de todos (Elon incluido), a priori veo complicado que pueda acabar cuajando. Yo, por ejemplo, he publicado menos de 10 mensajes desde que la probé por primera vez: no siento ninguna necesidad de volver a ella, y eso es (muy) mala señal para mí. Hoy por hoy Threads solo me provoca una cosa:

Indiferencia.

Pero diría que el segundo tema del día ha sido más interesnate. En Intel llevan meses preparándonos para la llegada de sus nuevos procesadores Meteor Lake, los Intel Core Ultra, que teóricamente iban a ser el lanzamiento más importante de Intel en años. Hoy por fin los han presentado, y toca hablar de si realmente son un punto de inflexión en su accidentado pasado reciente.

¿Lo son? Las cosas pintaban muy bien, pero en este rato me he visto un par de vídeos de gente que ha analizado los primeros equipos con estos chips y la verdad, me he quedado un poco como con Threads.

Indiferente.

Resume bastante bien el tema Dave2D, que básicamente deja claro que esperaba más. Rinden mejor en CPU, rinden bastante mejor en GPU, y también se notan mejoras claras en eficiencia, pero como dice él, esto no es lo que pasó con los Apple M1. No te deja alucinado pensando «¿pero cómo es posible que hayan logrado este salto en rendimiento y eficiencia?»

Hay además una nota alarmantemente negativa, al menos para mí. Se suponía que Intel daba un paso de gigante en eficiencia y rendimiento en estos micros, pero ¿sabéis cuál es el título de la nota de prensa? ¿Qué es lo que destacan? Atención:

«Intel acelera la IA en todas partes con el lanzamiento de potentes productos de nueva generación».

No lo entiendo. No sé si estos chips aceleran algo la IA. Supongo que sí, pero también creo que no lo harán de forma espectacular. Y sin embargo, en Intel toda la nota de prensa va de eso. Hay nada menos que 76 menciones del término «AI» (las he contado), y eso me da muy mala espina. Es una forma errónea de enfocar el producto y de venderlo, porque es vender humo. Puede que en 2024 tengamos equipos que empiecen a acercarnos al «PC» como «Personal Companion» del que me hablaron en HP hace unas semanas, pero me da a mí que van a ser muy, muy limitaditos en este ámbito, diga lo que digan Intel o HP. Y sin embargo ahí están, vendiéndonos una moto que ni siquiera sabemos si nos acabará convenciendo. Es como si jugaran al despiste: la revolución iba a ser de potencia y eficiencia… ¿y ahora me salís con el rollo de la IA? De verdad, qué pesados.

No me voy a poner aquí a contar detalles técnicos de los procesadores. Los tenéis un poco en la nota de Intel y en temas como el que mi buen amigo Juanky ha publicado hace un rato en Xataka: baste decir que su enfoque, aunque interesante, no parece de momento ser especialmente revolucionario.

De hecho, en términos de rendimiento parece superar ligeramente a los Apple M2 —por tanto debería quedar atrás respecto a los M3— pero no pasa lo mismo con la eficiencia, que no está mal pero que sigue siendo coto privado de los chips ARM. Es desde luego pronto para dar una valoración definitiva, pero la primera sensación con los Apple M1 fue espectacular, y aquí no ha pasado lo mismo.

Lo siento, Intel. Esperaba más de todo y (mucho) menos de IA.

Suscríbete a Incognitosis

¡Recibe en tu correo las nuevas entradas!

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *