Tecnología

La Xbox Series X ya es mía

·

Al fin. Debo reconocer que no tenía excesiva prisa por conseguir una Xbox Series X. Tenía claro que esta sería la consola que compraría algún día —aunque debo admitir que la PS5 me intriga, más por su mando que por otra cosa—, pero tal y como está la cosa pensaba que probablemente no la tendría hasta el verano. Pero vayamos por partes.

De Xbox a Xbox y tiro porque me toca

Mi historia con la Xbox Series X es algo distinta a la de anteriores generaciones de las consolas de Microsoft. Si me habéis leído por aquí sabréis que he tenido todas. Compré la Xbox original al poco de salir, y lo mismo ocurrió con la Xbox 360, como conté por aquí (si queréis ver el post con el tema de WordPress que usaba por entonces y revivir viejos tiempos, ea, aquí lo tenéis gracias a WayBack Machine). Mi puesto de trabajo de 2007 es, como se ve en aquella imagen, espectacular.

Disfruté mucho de la Xbox original (de hecho, es la que recuerdo con más cariño), pero desde luego también saqué mucho partido de una Xbox 360 en la que podría haber competido profesionalmente a alguna que otra edición de FIFA.

Es el juego al que más he jugado en mi vida con diferencia, y de hecho fue reclamo definitivo para convencerme de comprar la Xbox One en su edición ‘Day One’. La reservé en cuanto anunciaron el pack con el FIFA 14, pero ni siquiera anuncié aquí que me acabó llegando un 25 de noviembre de 2013. Hablé por encima de cómo mi experiencia las primeras semanas había sido bastante ‘light’, y tuvieron que pasar unos meses para que me decidiera a escribir mi largo análisis de la Xbox One un año después.

Dio igual que la consola fuera mejor que sus predecesoras a nivel técnico, porque durante estos años el tiempo libre que puedo dedicar a jugar es muy poquito.

Ha habido desde luego historias simpáticas y unos cuantos partidos míticos al FIFA con algún amigo, pero la verdad es que le he sacado mucho menos partido del que me hubiera gustado. Eso es aún más cierto si tenemos en cuenta que llevo ya cerca de dos años suscrito a Game Pass y perdiéndome muchas, muchas cosas por falta de tiempo (pero ganando otras por el camino, claro). Hasta me planteé comprar la Xbox One S porque era más potente tenía la fuente de alimentación dentro de la consola, pero afortunadamente aguanté las ganas. No la hubiera aprovechado nada.

Luego empezaron a llegar los rumores de que Microsoft y Sony presentarían nuevas consolas en 2020. Project Scarlett parecía prometedora, pero a medida que llegaban datos las dudas me asaltaban: no parecía que a pesar de toda esa potencia las Xbox Series X supusieran un salto tan grande como se había dando entre generación y generación en las pasadas ediciones.

Os voy a contar un secreto a voces: no lo hacen. El salto, de hecho, no parece existir.

Es importante que observéis que ese parece está en cursivas.

El caso es que pasó el tiempo, y esas dudas se conviertieron en razón suficiente para no abalanzarme a por la consola el día que se pudo reservar. Aquel error me salió caro: pronto quedó claro que conseguir una de estas consolas iba a ser misión imposible. Hay muchas teorías de por qué ha habido tantas unidades, pero la más lógica es aplastante: a Microsoft no le compensa fabricar mucho ahora: pierden pasta con cada consola, algo que no les pasará dentro de unos meses, cuando componentes y procesos se abaraten.

Los primeros análisis de la consola confirmaban mis dudas: la consola molaba pero era básicamente un más de lo mismo en casi todo. Más potencia que se aprovechaba para verlo todo un poco mejor y un poco (o incluso mucho) más fluido, y sobre todo una unidad SSD que cambiaba las reglas del juego en tiempos de carga y opciones como Quick Resume. La promesa no era juegos más alucinantes que nunca, ojo. La promesa era, sencillamente, que tendrías que esperar menos para jugar. Para mí el mejor resumen de lo que ofrecía la consola vino algo después, cuando Tom Warren dijo en The Verge una pequeña y contundente frase para explicar de qué iba la revolución de la Xbox Series X. Esa revolución era, insisto, fácil de explicar:

Games feel better.

Ese fue el argumento que me convenció.

La Xbox Series X, insisto, ya es mía

No pude conseguir la consola en Black Friday ni en Navidad, así que seguí estando más o menos ojo avizor por si había oportunidad. Sin muchas esperanzas y cada vez menos, la verdad, viendo el percal. Pero el caso es que perseguirla ha acabado teniendo su recompensa. Hacía días que estaba especialmente más ojo avizor y la suerte me acompañó.

El viernes pasado me enteré de que en un momento dado MediaMarkt tuvo unidades disponibles y fui directo a por una. Insisto, tuve suerte. Di rápidamente a la compra y completé los pasos a tiempo, y al poco tenía el mensaje de confirmación de compra. Aleluya. El pedido, indicaban, llegaría el lunes 8 de febrero.

Era mentira. Una mentira de las buenas, por cierto, porque en realidad la consola llegó el sábado 6 de febrero a primera hora, así que tenía todo el fin de semana para disfrutar de mi nuevo juguete. Eso también es mentira, porque si sois padres de familia tener un fin de semana entero para vosotros es más bien imposible. Porras.

Aún así en estos dos días que han pasado he podido pasar tres o cuatro horas con la consola, así que ya puedo contaros mis primeras impresiones.

Primeras impresiones: Games feel better, indeed.

Si recordáis aquella historia sobre la compra de la tele más grande del mundo —que al final no lo fue— quizás entendiéseis que esa tele 4K que puse en la habitación no era solo para ver series y pelis: la idea era que si algún día compraba la Xbox Series X la colocaría también allí.

Debo reconocer que tener una tele así y una consola en el dormitorio es un poco raro, pero también comenté entonces cómo el salón está tomado por mis pequeños y poder jugar allí tranquilamente a esta consola iba a ser complicado. ¿Solución? Dejarles a ellos la Xbox One y la tele del salón que total, ya eran territorio conquistado, y refugiarme en el dormitorio como último bastión de mi disfrute consolero personal.

Esa es la otra razón por la que llevé cable de red hasta la habitación hace poco: era chulo tenerlo para el Chromecast con Google TV, pero este aparato no se beneficia mucho del tema porque el adaptador (y el Chromecast) no soportan más de 100 Mbps por cable, cuando por WiFi logran bastante más aunque la cobertura en esa zona de casa es algo errática. Total, que todos mis pequeños grandes pasos (tele, cable de red) iban dirigidos a ese futuro próximo en el que podría colocar la consola en el dormitorio. Y por fin pude hacerlo este fin de semana.

El resultado, como esperaba, es estupendo. No he podido jugar mucho, y de hecho la primera hora y media la dediqué a configurarlo todo y a saber cómo lograr instalar el ‘Star Wars Jedi: Fallen Order’ en la nueva Xbox Series X. Como tengo Game Pass Ultimate y ahora se puede jugar a juegos de EA Play, pensé que el catálogo aparecería ahí tal cual, pero no. Tuve que hacer una pirula que vi en algún vídeo y enlazar la cuenta de Xbox Live (que es la de Game Pass) a la de EA Play en el panel de control de esta última. No sé si hay otra forma más sencilla de hacerlo, pero el caso es que esta tontería me entretuvo bastante. Mientras, eso sí, probé la demo del FIFA 21, que no había probado y que desde luego parece estupendo pero que dudo que me compre teniendo el FIFA 20.

El caso es que entre pitos y flautas acabé jugando más bien poquito: un partido al FIFA 21, otros tres al FIFA 20 (dos derrotas, una victoria) y, por fin, un rato al ‘Jedi Fallen Order’ cuando terminó de instalar. El juego me pareció fantástico, y eso que no soy muy fan de la saga Star Wars. Me recordó mucho a los Tomb Raider de toda la vida y también a mi querido Ninja Gaiden (por el tema espadas) así que tras jugar y disfrutarlo un rato acabé instalando también el Ninja Gaiden Black, que a pesar de salir para la Xbox original hace más de 15 años sigue siendo un absoluto juegazo.

En todos ellos quería comprobar lo mismo. Si los juegos «se sentían mejores», aunque esa expresión no sea muy usada por aquí. Y ciertamente lo hacen, pero aquí hay una combinación de cosas. Ayuda desde luego la tele 4K, que se ve de lujo aunque en mi caso no tenga conector HDMI 2.1 (y no me importa). Ayudan también los colores vivos y la calidad de ese panel, pero está claro que lo que ayuda más es la consola, que permite jugar a esas resoluciones sin temblar. Lo noté especialmente en ‘Jedi Fallen Order’, donde los gráficos eran realmente estupendos y noté especialmente esa fluidez que teóricamente aportan estas consolas a la hora de jugar a 4K y a 60 FPS sostenidos. No soy demasiado bueno a la hora de percibir grandes mejoras en las tasas de FPS (si visteis mi tema de monitores a 144 Hz lo entenderéis mejor), pero debo decir que, efectivamente, games feel better.

No he tenido tiempo de probar mucho más, pero en ‘Ninja Gaiden Black’ por ejemplo no hubo demasiado salto generacional porque intuyo que no han tocado para nada ese título. Los tiempos de carga mejoran algo (eran insufribles en la Xbox One) pero siguen siendo sorprendentemente altos, y salvo cuando estás jugando, todas las animaciones y los fondos de pantalla está claro que no están escalados a 4K, porque se ven los pixelacos a tope. En ese aspecto el juego no ha envejecido bien, pero una vez estás dentro vuelve la magia. Ninja Gaiden Black es Ninja Gaiden Black. Maravilloso.

Luego hay otras cosas que he empezado a percibir y a rascar tan solo un poquito. Una de ellas ni siquiera la iba a poner por aquí hasta que un lector que también persigue la consola como yo (¡Trufeitor!) me preguntó por ella ayer. «¿Oye, y de ruido, qué?», me dijo cuando le conté que ya la había probado. Ostras, pues es verdad, pensé. «Cero ruido», contesté. «Cero».

Es así. La consola es silenciosa a más no poder. Es cierto que malo sería que llegara y empezara a bufar, así que habrá que ver si la refrigeración funciona dentro de unos meses igual que ahora, porque ciertamente es imposible escuchar la consola funcionando.

Luego está lo de su diseño, que me moló desde el principio a pesar de parecer un PC. El aspecto es fantástico, o al menos lo es en mi dormitorio, quizás porque contrasta muy bien con el blanco de la pared y el mueble sobre el que está junto a la tele. Queda como muy minimalista, casi zen, y lo cierto es que ahí tampoco tengo quejas. Es de hecho para mí casi un milagro no tener que usar una consola de Microsoft con un ladrillaco en forma de fuente de alimentación al lado: es la primera vez que experimento algo así porque como digo esa opción solo estuvo disponible desde las Xbox One S.

«¿Qué pasa con los tiempos de carga, JaviPas?» Bueno, pues pasa que efectivamente son menores. Aquí tengo que experimentar más, pero debo decir que la cosa tampoco es para tirar cohetes. Sigue habiendo tiempos de espera, aunque estos son claramente inferiores. Hoy la he encendido brevemente para hacer las fotos mientras cargaba el ‘Jedi Fallen Order’ y ha tardado fácilmente 20-25 segundos en lograr ponerme donde lo dejé ayer entre lanzar el juego y que cargase todo lo necesario. Tiene pinta de que efectivamente la cosa irá a mejor (sobre todo con futuros juegos que aprovechen la arquitectura Xbox Velocity al máximo), pero para los juegos actuales y antiguos la cosa, aunque mejora, no es ‘increíble’. Está bien, punto.

Más curiosa es la opción de Quick Resume que permite saltar de juego a juego sin apenas esperas. No he probado tampoco mucho, pero desde luego jugar un momento al ‘Jedi Fallen Order’ mientras esperaba a que ‘FIFA 20’ me encontrara mi próximo rival online es sorprendente. No es que de tiempo a mucho en esos parones, pero seguro que hay escenarios en los que esa característica tiene mucho sentido. Y funcionar, funciona. Pero que muy bien.

Por lo demás lo cierto es que estas primeras impresiones han sido básicamente lo que esperaba. No hay revoluciones aquí, queridos lectores, pero es verdad que la experiencia promete y los juegos «se sienten mejores». Es evidente que es difícil que haya sensación de revolución cuando no hay juegos nuevos que demuestren si realmente es posible dar un salto de calidad brutal en la consola. Dudo de hecho que los haya algún día, porque los juegos ya son increíbles a nivel gráfico e inmersivo, y creo que el logro técnico aquí ya está conseguido: jugar a 4K y 60 FPS es, ciertamente fantástico, incluso para cegatos de los fps como yo.

Tampoco ayuda que Microsoft no haya cambiado de forma radical la interfaz del Dashboard de las nuevas Xbox Series S/X. Era una buena oportunidad para plantear aquí cambios importantes, y debo reconocer que nunca me ha gustado demasiado la forma en la que las Xbox presentan los contenidos. Igual me lo tengo que currar yo un poco a la hora de personalizar la experiencia con ese «escritorio», pero creo que aquí han perdido una oportunidad que espero logren aprovechar algún día. Es hasta decepcionante que «todo parezca igual que antes», porque es lo que pasa. A la hora de manejar la consola, todo es igual que antes.

¿Es eso malo? Bueno, no necesariamente, pero hace que la Xbox Series X no parezca nueva o revolucionaria. Me recuerda un poco a lo que ha pasado con los Mac con el chip M1. No parecen nuevos, así que la revolución que hay ahí dentro parece tener menos relevancia de la que realmente tiene. En la Xbox Series X la consola sí es distinta exterior e interiormente, pero no sientes eso cuando la usas como tal: todo es, insisto, igual.

Espero que estas primeras impresiones os sirvan de algo. Lo he escrito a toda pastilla y sin pensar mucho ni preparar nada porque quería tener al menos esto publicado para luego escribir más cosas en el futuro a medida que descubra nuevas historietas, pero lo cierto es que mis primeras impresiones son quizás algo sosainas. Pero es que debo ser sincero: no hay aquí grandes revoluciones como las que pudo haber en saltos generacionales anteriores. O igual es que estoy mayor y es más difícil sorprenderme, no sé.

Sea como fuere, eso no importa mucho, porque el feeling es bueno. Yo creo que esta consola me va a dar bastantes alegrías, y a ello va a contribuir el hecho de que tengo mi suscripción a Game Pass Ultimate ahí esperándome. Con un dormitorio para mí solito (bueno, con el permiso de Sally) para sacarle un poco más de partido de lo que lo he hecho últimamente.

Ale. Toca disfrutar la Xbox Series X. Ya os contaré más.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoríarealm (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Apple AirPods MAX: los auriculares de diadema de gama alta de Apple con cancelación activa de ruido, sonido envolvente, hasta 20 horas de autonomía, está a 415 euros en Amazon (baja de 629).
  • Samsung Galaxy Tab S7 FE: tableta de 12,4" (2.560 x 1.600) con un Snapdragon 750G 5G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), trasera de 8 MP, frontal de 5 MP, 10.090 mAh, S Pen incluido, está a 519 euros en Amazon (activad cupón, baja de 629).
  • Apple MacBook Air M1 (256 GB): maravilloso, 13.3" Retina (2.560 x 1.600), chip M1, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, hasta 18 horas de autonomía, Thunderbolt 4, WiFi6, está a 985 euros en Amazon (baja de 1.129).
  • Dell Inspiron 14 (5410): convertible de 14" Full HD con un Core i7-1165G7, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 Home, conector USB-C, lector tarjetas SD, HDMI, está a 649 euros en Amazon (baja de 799).
  • Razer BlackWidow V3 Tenkeyless: un teclado gaming con ese formato más compacto, sin teclado numérico para tener más sitio para el ratón, retroiluminado con Razer Chroma RGB, Yellow Switch, está a 69,99 euros en PcComponentes (baja de 109,99).
  • Xiaomi Mi 11i 5G: 6,67" 120 Hz HDR10+, Snapdragon 888 5G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (108+8+5), 4.520 mAh, NFC, está a 478,99 euros en PcComponentes (baja de 619,97).
  • ASUS ZenBook 13 UX325EA-KG407T: un portátil con pantalla OLED Full HD de 13,3", Core i5-1135G7, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, gráficos Iris Xe, Windows 10 Home, está a 799 euros en Amazon (baja de 999).
  • LG 60UP8000: una Smart TV de 60 pulgadas, resolución 4K UHD, procesador quad-core, HDR10 Pro, HLG, sonido Virtual Surround, HDMI 2.0, BT, WiFi, Alexa, está a 559 euros en Amazon (baja de 799).
  • Xiaomi Mi Watch: el nuevo reloj inteligente de Xiaomi, pantalla redonda AMOLED de 1,39", mide SpO2, monitoriza 100 actividades, monitor de sueño, frec. cardíaca, 16 días de autonomía, sumergible (5 ATM), está a 89,99 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • ASUS ROG Flow X13 GV301QH-K6069T: portátil gaming súper curioso, pantalla de 13,4" WUXGA (1.920 x 1.200), Ryzen 7 5800HS (moola!), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, una GTX 1650, Windows 10 Home, está a 1.299 euros en Amazon (baja de 1.799).
  • Samsung Galaxy Watch4: caja de 40 mm, pantalla Super AMOLED de 1,2", CPU de 5 nm, WearOS con UI Watch, hasta 40 horas de autonomía, monitoriza ritmo cardíaco, sueño, IMC, está a 197 euros en Amazon (baja de 269,90).
  • Crucial Ballistix 32 GB DDR4: dos módulos de memoria de 16 GB DDR4 a 3200 MHz CL16 para un total de 32 GB, espectacular a este precio, está a 118,99 euros en Amazon (baja de 156,08).
  • Emtec X150 Power Plus 120 GB: una unidad SSD interna de 2,5" con conexión SATA, hasta 520 MB/s de transferencia, 120 GB de capacidad, está a 17,32 euros en Amazon (baja de 22,49).
  • Amazfit Bip U: el nuevo reloj cuantificador de este fabricante con pantalla de 1,43", resistente al agua (50 m), 60 modos deportivos, GPS, frecuencia cardíaca, oxígeno en sangre, está a 35,99 euros en Amazon (activad cupón, baja de 49,90).
  • LG 75UP78003LB: una Smart TV enorme de 75" con resolución 4K UHD, HDR10, HLG, Filmmaker Mode, webOS, altavoces de 20 W, asistentes de voz, está a 799,98 euros en PcComponentes (baja de 949).
  • SteelSeries Arctis 9X: Conectividad inalámbrica y mediante Bluetooth incorporadas – Más de 20 horas de batería - Para Xbox Series X y Xbox One, Negro, está a 90,36 euros en Amazon (baja de 199).
  • POCO F3 5G: un smartphone de 6,67" con pantalla AMOLED a 120 Hz, Snapdragon 870, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+5 MP), 4.520 mAh, NFC, incluye auriculares Mi, está a 339,99 euros en Amazon (baja de 399,99).
  • Teclast T40 Pro: tableta 10,4", resolución 2.000 x 1.200, CPU Unisoc T618 octa-core, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara de 13 MP (frontal 8MP), conectividad 4G/LTE, 7.000 mAh, Android 11, está a 229,49 euros en Amazon (baja de 299,99).
  • SSD Crucial P5 2 TB: una unidad SSD en formato PCIe M.2 NVMe, hasta 3.400 MB de transferencia, 2 TB de capacidad, está a 189,99 euros en Amazon (baja de 251,58).
  • Realme GT Master Edition: 6,43" a 120 Hz, Snapdragon 778G, conectividad 5G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (64+8+2), 4.300 mAh, NFC, está a 289,46 euros en Amazon (baja de 349).
  • HP X27: un monitor gaming de 27 pulgadas con resolución Full HD, tasa de hasta 165 Hz, panel IPS, 1 ms de tiempo de respuesta, AMD FreeSync Premium, OMEN Gaming Hub, antirreflejo, está a 199 euros en Amazon (baja de 259).
  • Router Amazon Eero: el router con soporte WiFi Mesh que da cobertura de hasta 140 m2 y que se configura súper rápido, dos puertos GbE, carga por USB-C, está a 59 euros en Amazon (baja de 99).
  • Samsung LS32A704NWUXEN: un monitor de 32 pulgadas y resolución 4K UHD (3.840 x 2.160, IPS), HDR10, 5 ms de tiempo de respuesta, HDMI, DP, está a 278,99 euros en Amazon (baja de 439).
  • TCL 10 5G: un smartphone de 6,53" con un Snapdragon 765, redes 5G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (68+8+5+2), 4.500 mAh, NFC, minijack, está a 199 euros en Amazon (baja de 419,99).
  • WD Elements 10 TB: una unidad de disco externa de 3,5 pulgadas con capacidad estupenda de 10 TB, conexión USB 3.0, hasta 100 MB/s, está a 179 euros en Amazon (baja de 272,99).
  • SanDisk Ultra Dual m3.0: Unidad Dual con conector micro-USB en un extremo y un conector USB 3.0, 32 GB, está a 3,78 euros en Amazon (baja de 9,99).
  • MSI Modern 15 A5M-009XES: un portátil de 15,6" Full HD con un Ryzen 5 5700U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin SO, WiFi 6, está a 649 euros en Amazon (baja de 899).
  • Fossil Connected Smartwatch Gen 5E: para Hombre con tecnología Wear OS de Google, frecuencia cardíaca, está a 159,26 euros en Amazon (baja de 229).
  • Jabra Elite 85t: Auriculares Inalámbricos True Wireless con cancelación activa de ruido avanzada, batería de larga duración y potentes altavoces - Estuche de carga inalámbrica - Negro titanio, está a 149,90 euros en Amazon (baja de 229,99).
  • Xiaomi Smart TV P1 (55"): Smart TV de Xiaomi, 55", resolución 4K UHD, Android 10, Bluetooth, conector HDMI 2.1, 2 x USB-A, HDR 10+, Chromecast integrado, Dolby Audio, DTS-HD, está a 499,99 euros en PcComponentes (baja de 638,87).
  • Disco duro externo WD Black P10 5 TB: una unidad externa de 3,5 pulgadas a 7200 RPM con una capacidad brutal de 5 TB que podéis usar en la consola pero tb en el PC, está a 113,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Samsung Smart M7 LS43AM702UUXEN: un espectacular monitor de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, (3.840 x 2.160), USB-C, altavoces, conectividad móvil, mando a distancia, apps de Smart TV, está a 471,83 euros en Amazon (baja de 599).
  • LG 75UP80006LA: una Smart TV de 75" con resolución 4K UHD, HDR10, HLG, inteligencia artificial LG ThinQ, webOS 6.0, Dolby Atmos, asistentes de voz, está a 819 euros en PcComponentes (baja de 1.089).
  • Asus VivoBook Pro 14X: un portátil con pantalla OLED de 14" con resolución 2.880 x 1.800 (uauh), un Intel , Core i7-11370, 15 GB de RAM, 512 GB de SSD y una RTX 3050, está a 1.198,99 euros en Fnac (baja de 1.299).
  • Router Google Nest Wifi: un router compatible con redes de malla para combinar con puntos de acceso e ir mejorando cobertura, redes 802.11ac (Wi-Fi 5), un puerto Ethernet, controles táctiles, está a 92,07 euros en Amazon (baja de 159).
  • Sony WH1000XM4: os nuevos auriculares con cancelación activa de ruido, súper tope de gama de Sony, Bluetooth, soporte Alexa y Google Assistant, control táctil, está a 289 euros en Amazon (baja de 380).
  • Xiaomi Mi TV P1E 43": una Smart TV de Xiaomi con 43 pulgadas de diagonal, resolución 4K UHD, Android TV, está a 325 euros en Amazon (baja de 399).
  • Huawei Watch GT 3 (42 mm): un smartwatch con caja de 42 mm, monitorización cardiaca y SpO2, 100 modos entrenamiento, llamadas por BT, hasta 7 días de autonomía, sumergible 5 ATM, está a 219 euros en Amazon (baja de 299).
  • Sony WF-1000XM4: recién presentados, espectaculares, auriculares TWS, cancelación activa de ruido, sonido de alta calidad, resistencia al agua, procesador V1, está a 184,30 euros en Amazon (baja de 279).
  • Razer Kiyo: una webcam para streaming que graba a 1080p y 30 FPS (o 720 a 60FPS) con un aro de luz para iluminarte con brillo ajustable, enfoque automático, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 109,99).
  • Apple Mac Mini M1: el nuevo modelo del Mac mini basado en el procesador M1, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, fantástico como equipo de trabajo, está a 719 euros en Amazon (baja de 799).
  • Tableta SAMSUNG Galaxy Tab S6 Lite: una tableta de 10,4" con un Exynos 9611, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara de 8 MP, 7.040 mAh,incluye S-Pen, Android 10, está a 349 euros en El Corte Inglés (baja de 399).
  • POCO M3 Pro 5G (128 GB): 6,5" a 90 Hz, MediaTek Dimensity 700, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (48+2+2), 5G, 5.000 mAh de batería, NFC, auriculares, está a 170,99 euros en AliExpress Plaza con el código AEWS9 (baja de 199,99).
  • Auriculares gaming Steelseries Arctis 7+: inalámbricos, sonido DTS Headphone: X V2.0 Surround (envolvente), batería de hasta 30 horas, micrófono con cancelación de ruido ClearCast, Para PC y consolas, está a 122,10 euros en Amazon (baja de 179,99).
  • Nintendo Switch: la versión estándar (no OLED) con mandos en color neón rojo y azul, está a 275,34 euros en Amazon Italia envío incluido (baja de 402,22).
  • Disco duro externo WD Elements Desktop 16 TB: una unidad externa de 16 TB para backups sin fin, conexión USB 3.0, está a 321,89 euros en Amazon (baja de 489,99).
  • Micro SD SanDisk Extreme 128 GB: una tarjeta microSD con su adaptador para SD y velocidad de hasta 160 MB/s, clase 10, está a 19,94 euros en Amazon (baja de 46,99).
  • Sony SRS-XB13: mini altavoz Bluetooth compacto, duradero y potente con Extra Bass, resistente al agua, inalámbrico, 16 horas de autonomía, está a 38,99 euros en Amazon (baja de 59,99).
  • Amazfit GTR: 47 mm de esfera, versión internacional, acero inoxidable, batería 25 días, sumergible 5 ATM, GPS, 5 modos deportivos, pantalla AMOLED, notificaciones, está a 75,50 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • HP Essential 255 G8: un portátil de 15,6" Full HD con un potente Ryzen 5 5500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 Home, puerto Ethernet, lector SD, HDMI, USB-C, está a 579 euros en PcComponentes (baja de 599).
  • Huawei Matebook 14 AMD: un portátil estupendo y ultrafino de 14" 2K (2.160x1440), pantalla 3:2, un Ryzen 5 4800H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10 Home, lector de huella, está a 849 euros en Huawei con el código A50MB14R716 (baja de 1.099).
  • Arcade 1Up Street Fighter: una recreativa con el diseño clásico, dimensiones de 1,21 x 0,60 x 0,48 m, pantalla LCD a color de 17 pulgadas, controles duales y auténticos de arcade, volumen ajustable, está a 308,48 euros en Amazon (baja de 499).
  • GoPro HERO9 Black: una cámara de acción tope de gama, sumergible sin necesidad de carcasa, pantalla LCD delantera y táctil trasera, vídeo 5K, fotos de 20 MP, transmisión en directo en 1080p, está a 355 euros en PcComponentes (baja de 429).
  • Lenovo G34w-10: un monitor ultrapanorámico de 34 pulgadas y resolución 3.440x1.440 píxeles, soporte de 144 Hz, curvatura 1500R, puertos HDMI y DisplayPort, está a 449,99 euros en Amazon (baja de 509,95).
  • Emtec Internal SSD X150 480 GB: una unidad SSD interna en formato SATA de 2,5 pulgadas, hasta 500 MBps, capacidad de 480 GB, está a 49 euros en Amazon (baja de 76,31).
  • Samsung Galaxy Watch3: reloj inteligente de 45 mm con Bluetooth, caja de acero, bisel giratorio, SpO2, detector de caídas, monitoriza sueño, sumergible, Samsung Pay , está a 250,51 euros en Amazon (activad cupón, baja de 469).
  • Samsung QE65Q80A: una Smart TV con panel QLED de 65 pulgadas, resolución 4K UHD, HDR10+, Object Tracking Sound, SpaceFit Sound, AVA, Freesync Premium, puerto HDMI 2.1, está a 998,99 euros en PcComponentes (baja de 1.399).
  • Samsung 75AU8005: una Smart TV con panel Crystal UHD de 75 pulgadas, resolución 4K, HDR10+, Motion Xcelerator, Contrast Enhancer, Alexa, está a 905 euros en Amazon (baja de 1.299).
  • Oppo A94 5G: 6,43" a 90 Hz, MediaTek Dimensity 800U, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+2+2), 4.310 mAh, NFC, está a 289 euros en Amazon (baja de 379).
  • Xiaomi Smart TV P1 (55"): la nueva Smart TV de Xiaomi, 55 pulgadas, resolución 4K UHD, Android 10.0, Bluetooth, conector HDMI 2.1, 2 x USB-A, HDR 10+, Chromecast integrado, Dolby Audio, DTS-HD, está a 469 euros en MiElectro (baja de 699).
  • Samsung Galaxy S21+ 5G: smartphone de 6,7" a 120 Hz con HDR10+, Exynos 2100, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (12+64+12), 4.800 mAh, NFC, está a 734 euros en Amazon (baja de 1.059).
  • Asus TUF Gaming F15 FX506HM-HN016: un portátil gaming de 15,6" Full HD a 144 Hz con un Core i5-11400H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, y una RTX 3060 para jugar, sin sistema operativo, está a 1.036 euros en PcComponentes (baja de 1.089).
  • Samsung T5 2 TB: una unidad SSD externa y ultracompacta, conexión USB 3.0, hasta 540 MB/s, nada menos que 2 TB de capacidad, está a 229 euros en Amazon (baja de 242,49).
  • Realme GT Neo 2: smartphone de 6,62" a 120 Hz HDR10+, Snapdragon 870, 5G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (64+8+2), 5.000 mAh, NFC, está a 369 euros en Amazon (baja de 449).
  • Apple AirPods (3ª Gen, 2021): nueva versión de los auriculares totalmente inalámbricos de Apple con audio espacial, ecualización adaptativa, resistencia a salpicaduras y sudor, sensor de presión, está a 194,99 euros en Amazon (baja de 199).
  • Philips 43PUS8506: una Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, asistentes de voz, Ambilight de 3 lados, HDR, Dolby Vision, Dolby Atmos, está a 692 euros en Amazon (baja de 749).
  • Samsung 980 SSD 500 GB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe con una capacidad de 500 GB, hasta 3.500 MB/s de transferencia, está a 54,95 euros en Amazon (baja de 75).
  • Asus Chromebook Flip Z3400FT: un convertible de 14" tátcil Full HD con un Core M3-8100Y, 8 GB de RAM, 64 GB de eMMC, con Chrome OS y teclado español, está a 568,70 euros en PcComponentes (baja de 599,01).
  • HyperX Cloud Alpha Pro: auriculares gaming con cable trenzado extaíble, compatibles con consolas y PC, conector de 3,5 mm, drivers de 50 mm, certificación TeamSpeak, está a 65,99 euros en Amazon (baja de 99,99).
  • Realme Pad: una tableta de 10,4" 1.200 x 2.000 px, con un SoC MediaTek Helio G80, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), Android 11, cámara frontal y trasera de 8 MP, 7.100 mAh, está a 223 euros en eBay (baja de 359).
  • HiSense 65U7QF: una Smart TV con panel ULED (=QLED) de 65 pulgadas, resolución 4K UHD, Quantum Dot, Full Array, HDR10+, Dolby Vision, Dolby Atmos, Vidaa U, altavoces 20W DTS, está a 689 euros en MiElectro (baja de 1.199).
  • Corsair Gaming Bundle: 4 en 1 K55 RGB PRO+HS50 PRO+HARPOON RGB PRO+MM100 Gaming, está a 99,98 euros en PcComponentes (baja de 149,99).
  • SSD Crucial BX500 1 TB: si buscábais una unidad SSD para el portátil o el PC asequible, atentos: esta de Crucial ofrece hasta 540 MB/s de transferencias, formato SATA, 2,5 pulgadas, está a 84,90 euros en Amazon (baja de 111,36).
  • TV Samsung 43TU7095: una Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K, HDR 10+, Crystal Display, procesador 4K, PurColor, sonido inteligente, One Remote Control, asistentes de voz, está a 399,99 euros en Amazon (baja de 490).
  • Auriculares Logitech G332: auriculares gaming con transductores de 50 mm, micrófono de calidad plegables, está a 28,90 euros en PcComponentes (baja de 59,98).
  • Jabra Elite 65t: auriculares inalámbricos con Bluetooth 5.0, cancelación pasiva de ruido, 4 mics para llamadas de calidad, hasta 15 horas autonomía con el estuche, tres juegos de gomas de silicona, está a 65,97 euros en Fnac (baja de 99,99).
  • Medion Akoya S15449: un portátil de 15,6" con un Core i5-1135G7, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, gráficos Intel Xe, sin sistema operativo, está a 479 euros en PcComponentes (baja de 579).
  • Razer Basilisk X HyperSpeed: Ratón inalámbrico para juegos, Ratón Gaming con tecnología Razer HyperSpeed, inalámbrico, sensor óptico 5G y 6 botones configurables libremente, Negro, está a 39,98 euros en PcComponentes (baja de 69,99).
  • Samsung UE70AU7172: una Smart TV con panel LED de 70 pulgadas, resolución 4K UHD, HDR+, Tap View, Samsung TV Plus, Motion Xcelerator Turbo, está a 699,99 euros en PcComponentes (baja de 799).
  • Toshiba Canvio Basics 4 TB: un disco duro externo de 2,5" con conexión SATA, conexión USB 3.0, 4 TB de capacidad, está a 81,41 euros en Amazon (baja de 107,88).
  • WD_BLACK SN850 1 TB: una unidad SSD en formato M.2 PCIe 4.0 con velocidades de transferencia de hasta 7.000 MB/s, 1 TB de capacidad, está a 168,74 euros en Amazon (baja de 199).
  • Western Digital My Book 8 TB: disco duro externo con RAID-0, dos bahías, USB 3.1 Gen 1, capacidad brutal de 8 TB, está a 175 euros en Amazon (baja de 239,99).
  • Razer Kishi para Android: Controlador de Juegos para teléfonos Inteligentes, conexión USB-C, diseño ergonómico, Ajuste Individual para teléfonos móviles, Dispositivo analógico, latencia Baja, está a 55 euros en Amazon (baja de 89,99).
  • SSD Samsung 870 QVO 2 TB: atentos que no es un disco duro, es una unidad SSD con 2 TB de capacidad, conexión SATA, tecnología QVO, hasta 560 MBps de transferencia, está a 172,53 euros en Amazon (baja de 200,49).
  • WD BLACK SN850 500 GB: una unidad SSD en formato M.2 PCIe 4.0 con velocidades de hasta 7.000 MB/s, perfecta para ampliar las PS5, está a 90,07 euros en Amazon (baja de 99,95).
  • ASUS TUF Gaming Dash F15 FX516PR-HN002: un portátil gaming de 15,6" a 144 Hz con un Intel Core i7-11370H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, y una RTX 3070 para jugar a tope, sin sistema operativo , está a 1.399 euros en PcComponentes (baja de 1.499).
  • SSD Externo Sandisk Portable 1 TB: una unidad SSD de 2,5 pulgadas compacta, resistente al agua y al polvo, con 1 TB de capacidad y transferencias de 520 MB/s, está a 116,79 euros en Amazon (baja de 149,99).
  • Apple MacBook Air M1 (512 GB): maravilloso, 13" Retina (2.560 x 1.600), chip M1, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD (no 256, cuidado), hasta 18 horas de autonomía, Thunderbolt 4, WiFi6, está a 1.199 euros en Amazon (baja de 1.399).
  • Lenovo D27-30: un monitor de 27" con resolución FullHD, panel VA a 75 Hz, HDMI, VGA, FreeSync, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 159,99).
  • Samsung LU28R550UQRXEN: un monitor de 28 pulgadas con resolución 4K (3.840 x 2.160), 4 ms de tiempo de respuesta, diseño sin marcos, FreeSync, 300 cd/m2, HDMI 2.0, está a 260,56 euros en PcComponentes (baja de 302,57).
  • Realme GT 5G: smartphone de 6,62" a 120 Hz HDR10+, Snapdragon 870, 5G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (64+8+2), 5.000 mAh, NFC, está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Monitor Newskill Icarus: un monitor de 27 pulgadas con panel Fast IPS, resolución QHD (2.560 x 1.440), 180 Hz, compatible G-Sync, está a 349,98 euros en PcComponentes (baja de 499,95).
  • Sennheiser PXC 550 II: auriculares de diadema con cancelación de ruido adaptativa, asistentes de voz, tres micrófonos, Bluetooth, está a 199 euros en El Corte Inglés (baja de 349).
  • ASUS VG258QR: un monitor gaming de 24,5 pulgadas Full HD con 0,5 ms de tiempo de respuesta (uauh), 165 Hz (uauh), soporte NVIDIA G-SYNC y marcos reducidos, está a 239 euros en Amazon (baja de 279).
  • Realme X50 Pro 5G: el telefonazo 5G de Realme, 6,44" a 90 Hz, Snapdragon 865, 8 GB de RAM (uauh), 128 GB de capacidad (uauh), cámara quad (64+12+8+2 MP), 4.200 mAh, carga súper rápida, está a 399 euros en Fnac (baja de 599).
  • Motorola Moto G100: 6,7" a 90 Hz, Snapdragon 870, redes 5G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliable), cámara quad (64+16+2+ToF), 5.000 mAh, NFC, minijack, está a 399 euros en Amazon (baja de 499).
  • Auriculares Razer Kraken X 7.1: nos auriculares gaming con sonido envolvente, compatibilidad multiplataforma, diseño ergonómico y ligero, drivers de 40 mm, está a 39,90 euros en PcComponentes (baja de 59,99).
  • Western Digital My Book 4 TB: Disco Duro Externo de Sobremesa de 4 TB ,3.5", USB 3.0, Negro, está a 100 euros en Amazon (baja de 135).
  • HP 14s-dq2004ns: un portátil de 14" Full HD con un Core i5-1135G7, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Intel Iris Xe, sin sistema operativo, teclado español, está a 549,99 euros en Amazon (baja de 599,99).
  • Xiaomi Mi 10 Lite 5G: un móvil de 6,57" con un Snapdragon 765G con el que tendréis conectividad 5G, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara quad (48+8+2+2), lector de huella bajo pantalla, 4.160 mAh de batería, está a 286,37 euros en Amazon (baja de 399).
  • SSD Crucial MX500 1 TB: una unidad interna con conexión SATA, hasta 560 MB/s, 1 TB de capacidad, está a 91,90 euros en Amazon (baja de 101,58).
  • Monitor Philips 273V7QDAB: un monitor de 27" Full HD a 75 Hz con resolución Full HD, montura VESA, VGA, HDMI, está a 162 euros en Amazon (baja de 29,99).
  • Pendrive SanDisk Dual 128 GB: una llave de memoria con dos conectores, USB-A y USB-C, perfecta para pasar contenidos del móvil al PC por ej, está a 19,99 euros en Amazon (baja de 34,99).
  • SanDisk Ultra Dual m3.0 64 GB: Unidad Dual con conector micro-USB en un extremo y un conector USB 3.0 en el otro , 64 GB, está a 9,99 euros en Amazon (baja de 16,99).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “La Xbox Series X ya es mía

  1. Lambda dice:

    Felicidades y que aproveche!! Te va a durar lo suyo (me huelo que las generaciones de consolas se alargarán, entre otras cosas, porque aún no ha llegado algo lo bastante rompedor que supere lo que ya podemos jugar por mucho). Ese GamePass parece perfecto para hacer un picoteo gamer que flipas los próximos añitos 🙂

    • Uf, creo que no, sé que quedaría algo mejor, pero mucha complicación para ganar 10-15 cm de profundidad y quitarme de encima el pie. De todos modos gracias por la idea y la felicitación (el post es bastante flojo yo creo, lo he releído y no está muy bien redactado, pero es que tenía poco tiempo y quería publicar cuanto antes).

  2. Alex White dice:

    Yo tengo ambas: «PlayStation 5» y «Xbox Series X», también la tercera en discordia, «Nintendo Switch».

    Desde luego que «Microsoft» lo ha hecho generosamente bien, sacando una consola más potente, a lo que con el tiempo ya vamos viendo que algunos juegos rinden mejor. Eso sí, sobre papel. Porque en experiencia no noto ninguna diferencia.
    La mayor diferencia es el mando de «Sony», todo un acierto con su tecnología de nueva generación.

    Por cierto, se me estropeó al poco de tenerla y me la cambiaron por otra que, desde entonces, no he tenido ningún fallo.

    A mí esta batalla consolera me causa indiferencia. Mientras unos estáis alimentando una batalla encabezada por «Sasel», otros invertimos el tiempo en hablar de las bondades de ambas plataformas. Porque al final quienes ganamos somos los que disfrutamos de ambas máquinas, no los que se aferran a una marca y luchan creyendo que es la buena.

    Aunque a ser sincero, prefiero (con diferencia) la semi-portátil de «Nintendo», que ya va siendo hora de una renovación para enfrentarse a la nueva generación del 4K, HDR y 60fps. Que por otro lado debería ser el requisito mínimo, aunque prefiero el 8K, pero aún es mucho pedir.

    Javi, disfruta de tu «Xbox Series X», y si tienes alguna duda siempre puedes preguntarme, ver mis vídeos de «YouTube» o jugar conmigo vía online al videojuego que prefieras.

  3. Trufeitor dice:

    Calificas tu análisis de «soso» y hasta un poco decepcionante y para mí no puede ser más al contrario. Ya te dije en su momento que hasta que alguien plantee una revolución en el terreno jugable, algo que a día de hoy parece muy lejano, las consolas de hoy en día tienen capacidad técnica para ofrecer cualquier experiencia, quiero decir que no hay un límite técnico que impida ofrecer la jugabilidad que el desarrollador quiera: mundos abiertos y ricos en detalles, primera persona, estrategia, arcade… Técnicamente no hay experiencia que se resista, es más una cuestión de cuánto se puede invertir en cada desarrollo. A veces te sorprendes de echar horas en tu potentísima One X a indies estupendos pero con diseños planos y píxeles como puños, pero lo cierto es que son buenos y enganchan lo mismo, a veces más, que maravillas como GTA, The Witcher o Gears.

    Desde mi punto de vista, la revolución de esta generación, una revolución «silenciosa» si quieres, y ahí te doy toda la razón, es eliminar todas las incomodidades, todas las pegas, a veces extremadamente irritantes, que empañan la experiencia jugable. Hacer que los juegos se «sientan mejor» porque se eliminan los puntos de fricción. Me hace gracia leer lo de los tiempos de carga del Fallen Order porque cuando yo lo jugué me estuve comiendo tiempos de carga por encima del minuto. En partes en que moría relativamente rápido era desesperante. A punto estuve de tirar el mando alguna vez. Pienso que con 25 segundos de espera la experiencia hubiera sido muchísimo más agradable y hablamos de un juego que no está optimizado para los nuevos SSD. Aquí espero que en el futuro pensemos en los tiempos de espera y las pantallas de carga como algo (casi) del pasado.

    Y que decir del ruido. Tener una máquina que mueve 4k@60 y que te hayas dado cuenta de que debería hacer ruido cuando te lo he preguntado es como un milagro, y habla maravillas del equipo de diseño de hardware de Microsoft. Que alguien me enseñe cualquier PC o sistema que pueda hacer lo mismo hoy en día con los componentes más punteros que se le puedan poner. Y si existe o se puede construir después comparamos el tamaño de ambos. Y el precio.

    En fin, que yo no se que tipo de cambio esperaba la gente de esta generación, yo esperaba justamente lo que Microsoft está ofreciendo. Y el 4k, que me daba más igual, pues parece que también se ha conseguido (aunque sea por los pelos o tirando de reescalados y trucos varios).

    Espero que con la nueva consola, el cambio de ubicación, la tele y el internet por cable tengas más facilidad para sacar esos ratitos de ocio que no se te van a pasar (apenas) mirando pantallas de carga. Porque finalmente, con un sigilo comparable a la revolución de esta gen, has ejecutado paso a paso, sin prisa pero sin pausa, todas las fases de un plan. Ya lo intuí cuando te preguntaba cual sería el destino de la nueva consola, y solo había que unir los puntos leyendo entre líneas algunas de las entradas del blog. Tú tenías un plan.

    Emigrar.

    • Jajajj hombre, tanto como emigrar…. xD Gracias por el comentario Trufeitor, tienes razón en que en realidad esto es una pequeña revolución silenciosa por esas prestaciones con cero ruido y esa forma de hacer que (casi) toda la experiencia mejore. Y eso, es cierto, sin tener en cuenta que aún no han aparecido juegos exclusivos para esta arquitectura.

      Todo lo que comentas es cierto e importante, y lo es aún más teniendo en cuenta que esta es una máquina de 500 euros. Es imposible jugar a 4K y 60 en un PC de 500e uros (bueno, al Tetris sí), y eso es algo colosal, en efecto.

      En cuanto a la ubicación, veremos si el cambio funciona. De momento tener ese sitio me permite desde luego evitar jaleo, así que espero poder probar y disfrutar unos cuantos títulos de ese Game Pass tan maravilloso del que aún tengo mucho tiempo disponible.

      A ver si la consigues rápido y te unes al club. Tú le vas a sacar mucho más partido y sé que también tenías un plan especial de reconquista 😉 Saludos!

      • Trufeitor dice:

        Exacto, tu plan era emigrar (si, si, has emigrado del salón como centro de ocio) y el mío es análogo pero inverso: es deportar. Voy a mandar a mis hijos a una Siberia particular llena de electrónica y telecomunicaciones. Está todo preparado, todas las piezas en su sitio, cada peón en su ubicación. Lo único que me falta es la dama.

        Espero que llegue pronto.

        XD

  4. Jose Luis dice:

    Hola Javi…para un cateto como yo que no sabe mucho de FPS o de Mhz el salto ha sido brutal…especialmente porque aun tiraba con la 360 que en estos años de crianza de 3 vástagos poco tiempo me ha dado a jugar en condiciones y nunca entré en la One…pero ahora ya juego con el pequeño y feliz estoy jaja Alucino por ejemplo con Forza 4 optimizado para X/S o con el Gears 5
    Acabé en Diciembre con la Series S por las prisas ya que era la única que había y ahora se me queda chico el disco, pero eso tiene solución.
    Ya solo me falta la TV más grande…que aun ando con 49»
    A disfrutar!

  5. Pingback: Los Sony WH-1000XM4 ya son míos | Incognitosis

Comentarios cerrados