Tecnología

Matemos (un poco) a la oficina

Las oficinas abiertas, diáfanas, —esas que un día califiqué como oficinas-trampa tomando prestado un tema de NYT— se ven ahora comprometidas. Vuelve el cubículo, señores, o al menos lo hace temporalmente.

La culpa la tiene el COVID-19. Tuiteé hace días el estudio de Erin Bromage, un biólogo que explicaba cómo se transmite el coronavirus (10.000 particulitas bastan para contagiarse, y con una tos expulsamos 3.000 gotas a unos 80 km/h). El documento es, como decía entonces, demoledor e inquietante. Ponía a la oficina como ejemplo de sitio al que no mola nada tener que volver ahora mismo porque el riesgo de contagio en espacios cerrados sin una buena ventilación es importante. El cubículo puede ayudar un poco, claro, pero creo que la política de teletrabajar debería ser reforzada hasta que esto esté mucho más controlado.

De repente todos están hablando de teletrabajo. El caso de Facebook en esta reapertura de ese debate es especialmente notable. Zuckerberg decía el pasado jueves que iba a impulsar el teletrabajo. Según sus estimaciones, aproximadamente el 50% de sus empleados estarán teletrabajando antes de que acabe la década. Igual es una de esas declaraciones para parecer cool y dar buena imagen a su empresa, pero lo cierto es que la idea -que no es nueva, pero que reafirmada por Zuck lo parece- ha generado mucho interés.

Con ella, por cierto, un detalle importante: el creador de Facebook decía que los sueldos de la gente dependerían del sitio desde donde trabajan: si curras en un sitio barato, cobrarás menos que si lo haces en un sitio caro. Curioso, dicho esto, que en Suiza los tribunales hayan determinado que la empresa debe contribuir a pagar el alquiler a los que teletrabajan cuando lo hacen desde casa.

¿Es eso justo? Ayer lo hablaba con un amigo que estaba muy poco de acuerdo con ese criterio. ¿Qué pasa, voy a cobrar menos por currar desde Soria cuando hago el mismo curro que el que va todos los días a la oficina en Madrid?

La pregunta tiene mucho sentido, sobre todo cuando efectivamente tu trabajo le genera a la empresa el mismo retorno que el de otro tipo en tu nivel de responsabilidad. Da igual que tú lo hagas mientras te comes unos torrenillos, y también da igual que lo hayas hecho por la noche porque por la mañana has estado esquiando o haciendo wakeboarding. Salvo que eso limite tu productividad y el retorno para la empresa (por ejemplo, horarios de atención al cliente), debería dar exactamente lo mismo. Si tú eres feliz y produces bien así, enhorabuena.

Aquí mi experiencia me hace pensar que quien teletrabaja no debe cobrar lo mismo que quien va todos los días a la oficina (si hace el mismo trabajo y genera el mismo retorno). Tengo claro que teletrabajar es, al menos para mí, como cobrar 30.000 euros más al año. La cantidad en realidad no importa: si a mí me ofrecieran un puesto ahora mismo el sueldo tendría que ser importante por el mero hecho de tener que acudir a una oficina. Estoy tan hecho al teletrabjo, amo tanto esta forma de currar, que abandonarla sería para mí una tragedia.

Lo comentaba con Antonio Ortiz, que planteaba la reflexión en su Causas y Azares y en Twitter, donde incluía algunos de los enlaces que he metido al hilo de este debate. Algunos hablan ya de que la oficina está muerta (muy típico de los periodistas querer matar algo en cuanto pueden, da muchos clics), pero yo no lo creo. Lo que sí creo es que esto es una oportunidad de oro para que la sociedad y el tejido empresarial se planteen otra forma de vivir. Una que permita a la gente pirarse a currar desde donde le plazca y como le plazca si el negocio lo permite. No lo hace siempre, pero desde luego en muchos casos (muchísimos) sí.

Las ventajas serían, creo yo, asombrosas. No solo es ya el hecho de la flexibilidad que plantea este modelo: es más barato para las empresas en cuanto a infraestructura (al menos eso parece), abre el abanico del talento (hay gente válida en todas partes que no quiere o no puede mudarse a la gran ciudad) puede que sea más barato en sueldos (si la gente efectivamente gana menos si vive en sitios más baratos), y hace que, si la gente es responsable (un gran condicional, cierto), todos puedan ser más felices. Ciudades descongestionadas, tráfico mucho más asumible, distribución de la población fuera de los grandes núcleos urbanos… Todo fantástico. Me gustaba la frase del post antes mencionado de Marker en Medium:

This may also put an end to our love affair with the almost 150-year-old concept of the skyscraper

Efectivamente, de repente la cultura del rascacielos ya no tendría (tanto) sentido. Lo dicho. Fantástico.

¿O no? Luego, claro, están los efectos negativos de los que también hablaba Antonio y que menciobaba Javier Lacort en un post también la semana pasada: muy bien teletrabajar, pero haces polvo a un montón de gente que dependía de forma indirecta de esas oficinas. Sobre todo restaurantes y cafeterías que viven gracias al menú del día.

Esa transformación, si finalmente acaba produciéndose, cambiará el tejido mismo de las ciudades grandes y pequeñas. Las primeras lo serán menos, y las segundas más. Y eso, creo yo, hará que incluso quienes pierdan con la desaparición parcial de la oficina (repito, si ocurre) puedan adaptarse para también vivir mejor montando el mismo restaurante con pedidos a domicilio, pero en la ciudad pequeña en la que por fin pueden mudarse.

Hay otros debates importantes derivados de esa letra pequeña del nuevo paradigma planteado por Facebook. Por ejemplo, el de cómo te ve la empresa y si eso de trabajar o teletrabajar crea divisiones: la primera división con los que van a la ofi, los elegidos, teóricamente con más opciones para promocionar, y la segunda división, con los que valoran calidad de vida y probablemente tengan difícil subir en el escalafón porque oye, si quieres vivir al lado de la playa igual es que la empresa no te importa tanto.

Ya sabéis que yo soy mucho de la cultura del trabajar para vivir. Respeto a todos los que disfrutan tanto de su trabajo que ponen en segundo plano todo lo demás (incluida familia y amigos), pero aquí no les envidio y me pregunto si seguirán pensando lo mismo cuando dejen de trabajar y ser útiles para sus empresas. Lo que leo por ahí me dice que no. Alguien lo expresó una vez de forma chula:

Jamás nadie ha dicho en su lecho de muerte ‘ojalá hubiera trabajado más’.

Igual quienes lo decían habían currado un porrón y hay gente que opina lo contrario, desde luego. En las webs de emprendores precisamente está esa frase vuelta del revés, pero claro, es una web de emprendedores.

David Bonilla comentaba en la Bonillista que lo de que una empresa se adapte al teletrabajo y al trabajo en remoto (que no es lo mismo) tiene mucha miga. Es probable que en la inmensa mayoría de casos nos encontremos con empresas híbridas que sigan teniendo oficinas, pero menos concurridas, y también una parte de la gente currando en remoto y teletrabajando. Bonilla lo expresaba de una forma curiosa: «estamos sobreviviendo, no trabajando en remoto«, aunque él se refería a que el COVID-19 está provocando que esta situación de teletrabajo sea forzada y además venga acompañada de aislamiento casi total.

Sea como fuere, yo creo que todo esto plantea un futuro súper interesante. Uno en el que quizás —solo quizás— por fin podamos acercarnos a un modelo mucho más distribuido que mucha gente seguramente pueda y quiera aprovechar. Que no necesariamente implica currar en casa: los espacios de coworking tienen su aquel en este caso, para los que los prefieran.

Yo, desde luego, me imagino perfectamente currando acompañado de unos torrenillos o unas croquetas de cabrales. Me imagino currando en un montón de sitios, en realidad. Pocos de ellos, eso sí, son oficinas.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoría (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • LG 70UM7100ALEXA: una Smart TV de LG de 70 pulgadas enorme con resolución 4K UHD, soporte ALexa, HDR, sonido Ultra Surround, mando Magic Remote, webOS 4.5, altavoces de 20 W. Está a 649 euros en Amazon.
  • Xiaomi RedmiBook 16: portátil de 16,1? Full HD con un AMD Ryzen 5 4500U (brutal), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, batería de 46 Whr, está a 616,10 euros en Banggood con el código BGXMIPR5. Alucinante. La versión con el Ryzen 7-4700U, más potente, está a 669,68 euros en Banggood con el código BGXMPRO03 (Quitad el seguro de envío en ambos).
  • JBL Extreme: un altavoz Bluetooth portátil con cancelación de ruido, carga USB, hasta 15 horas de autonomía, manos libres para llamadas, está a 149,90 euros en Amazon (baja de 299).
  • Auriculares inalámbricos Orangeck: unos auriculares inalámbricos con Bluetooth 5.0, certificación IPX7, drivers de 8 mm, estuche de carga, control táctil, están a 15,39 euros en Amazon con el código T3ULV43N.
  • Auriculares Pokémon OTL PK0496: unos auriculares de diadema con cable, diseño Pokémon toal, no tienen micro, perfectos para niño, están a20,57 euros en Amazon.
  • Sytlus Logitech Crayon para iPad: mucho más barato que el iPad Pencil y igual de estupendo e incluso con un diseño divertido, vale para iPad 19 y posteriores, está a 53,58 euros en Amazon (baja de 71,99).
  • Nintendo Switch Lite: la consola más estupenda de Nintendo en formato portátil sin la cuna pero con toda la diversión. Está a 189 euros en AliExpress Plaza con el código PIDEJULIO20. Envío desde España, garantía de 2 años.
  • Poco F2 Pro 5G: el cholloteléfono. 6,67 pulgadas, Snapdragon 865, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+5+13+2 MP), 4.700 mAh, toma de auriculares, NFC, carga rápida 33 W. Está a 414 euros en GearBest. Otra opción: en Amazon está a 449 euros en Amazon (baja de 475).
  • Acer Aspire 3: un súper ventas. 15,6? FullHD, AMD Ryzen 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado español, está a 399 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (no ampliables), cámara penta (108+12+8+20+2 MP), 5.260 mAh, armado hasta los dientes. Está a 386,99 euros en eBay con el cupón PJUNIO10 (baja de 429,99)
  • Trust GXT 258 Fyru: un micrófono USB con 4 patrones de grabación, omnidireccional, latencia cero, pedestal y trípode, puerto de monitorización de auriculares, perfecto para podcasts o streaming. Está a 89,99 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • HP Pavilion Gaming 15-DK1003NS: un portátil gaming armado hasta los dientes, 15,6? Full HD, Core i7-10750H, 16 GB de RAM (muy bien), 1 TB de SSD (mejor) y una RTX 2060 (mucho mejor). Sin sistema operativo, pero aún así chollaco, está a 1.099 euros en PcComponentes (baja de 1.299).
  • Portátil gaming MSI GF63 Thin 10SCXR-405XES: un equipo estupendo de 15,6? con un Core i7-10750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD y una GTX 1650 para jugar, sin sistema operativo, está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).
  • Razer Ornata Chroma: un teclado gaming con conexión USB, híbrido mecánico-membrana, retroiluminación RGB personalizable, reposamuñecas con ajuste magnético, está a 69,99 euros en Amazon (baja de 93,16).
  • Smart TV Samsung QE55Q70R: una televisión de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, panel QLED, HDR 1000, One Remote Control, asistnetes de voz, modo ambiente, está a 799 euros en PcComponentes (baja de 959,99).
  • Pack Google Home + Philips Hue White: el altavoz inteligente de Google con Google Assistant, y de paso una bombilla inteligente para controlarla con él y cambiar tonalidades cálidas y frías de blanco en ella. Está a 79 euros en PcComponentes (baja de 109,99).
  • Teclado Logitech G413: un teclado mecánico para gamers con retroiluminación, interruptores Romer-G, aleación de aluminio, hub USB, está a 79,99 euros en Amazon (baja de 105).
  • Smart TV TCL 43EP640: Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, tecnología Micro Dimming Pro, plataforma Android TV, soporte de Alexa y Google Assistant, está a 295,92 euros en Amazon (baja de 429,75).
  • ASUS VG278QF: monitor gaming de 27 pulgadas Full HD con tasa de refresco de 165 Hz, Free Sync, altavoces de 2 W, funciones Game Visual y Game Plus, está a 216 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi TV Stick: dongle HDMI con Android 9.0, permite acceder a Netflix, YouTube y otros muchos servicios en la tele de forma sencilla. Soporta comandos por voz con el asistente de Google. Está a 29,08 euros en DHGate con el código DHXMTVS.
  • Monitor Xiaomi Gaming 34?: un monitor curvo Ultrawide con curvatura 1500R, brillo de 300 nits, tiempo de respuesta de 4 ms, resolución de 3.440×1.440 píxeles, 2 x HDMI, 2x DP, tasa de 144 Hz. Espectacular por 390,44 euros en Banggood con el código BGBAN7085 (baja de 535).
  • Bose SoundLink Mini II: altavoz inalámbrico portátil espectacular en potencia y calidad de sonido, conector 3,5 mm, conexión Bluetooth, carga USB-C, hasta 12 horas de autonomía, está a 127,99 euros en PcComponentes (baja de 199). Es una compra estupenda.
  • Samsung Galaxy A51: smartphone de 6,51?, Exynos 9611 octa-core, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+12+5+5 MP), 4.000 mAh de batería, lector de huella bajo pantalla, está a 279 euros en Amazon (baja de 369).
  • Bose SoundSport Free: unos auriculares inalámbricos con Bluetooth, color negro, IPX4 (resisten sudor), hasta 5 horas de autonomía, 10 con el estuche, función de rastreo de auriculares si se pierden, están a 126,99 euros en Amazon (bajan de 199,95).
  • Realme 6 Pro: un smartphone de 6,6? con un Snapdragon 720G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (64+12+8+2 MP), 4.300 mAh, lector de huella en el lateral, está a 259 euros en Amazon (también en rojo, baja de 299)
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 144 euros en eBay con el cupón PQ32020.
  • Apple Airpods Pro: los súper auriculares inalámbricos de Apple con nuevo diseño, cancelación de ruido, chip H1, soporte de Siri, estuche de carga inalámbrica. Están a 204 euros en AliExpress Plaza (envío desde España, garantía 2 años) con el código PIDEJULIO20.
  • Lenovo Yoga S530-14IKB: un portátil con pantalla táctil de 14? FullHD, Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huella, está a 545 euros en PcComponentes (baja de 699), ofertaza.
  • Amazfit Pace: reloj cuantificador e inteligente, con sensor de ritmo cardiaco, GPS, diversos modos de entrenamiento, pantalla siempre activa, 4 GB para música, está a 53,55 euros en AliExpress con el código ENJOYAEPLUS (envío desde España) (en Amazon 99).
  • Lenovo L22e: un monitor de 21,5 pulgadas sin apenas marcos en los bordes (importante si compráis dos o más y montáis un equipo multimonitor), resolución FullHD, conectores HDMI y VGA, está a 75 euros en Amazon (baja de 119).
  • Seagate Portable 5 TB: una unidad externa de disco de 2,5 pulgadas con conexión USB 3.0 y capacidad de 5 TB, fantástica a 103,69 euros en Amazon (baja de 169,99).
  • Cargador de coche AUKEY: con dos puertos USB Quick Charge 3.0 y capacidad de 36 W para cargar rápidamente tus dispositivos desde el coche, estupendo a 9,99 euros en Amazon con el código GQMWHQ6S (baja de 13,99).
  • Apple AirPods: los auriculares inalámbricos de referencia están algo rebajadas. Control táctil y por voz, estuche de carga (no inalámbrico), compatibles con iOS y Android. Están a 119 euros en AliExpress con el código PIDEPIDE10. Otra opción, están también a 119,99 euros en eBay.
  • Pendrive USB SanDisk Ultra Flair 64 GB: una memoria USB 3.0 con una capacidad estupenda de 64 GB y hasta 150 MB/s de transferencia, está a 10,99 euros en Amazon (baja de 15,99).
  • MicroSD SanDisk Extreme 128 GB: una tarjeta microSD para ampliar la memoria de vuestro móvil ahora que en vacaciones se sacan muchas más fotos y vídeos. 128 GB de capacidad, hasta 160 MB/s (sin problemas para vídeos 4K o ráfagas), incluye adaptador SD está a 23,12 euros en Amazon (baja de 46,99).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Samsung 65RU7405: una Smart TV alucinante de 65?, modelo de 2019, resolución 4K UHD, soporte HDR1’+, One Remote Control, soporte Apple TV y Alexa, está a 669,99 euros en Amazon.
  • Urbanista Tokyo: auriculares inalámbricos de esta prestigiosa marca, estuche recargable, calidad de audio notable, diseño compacto, soporta Siri y Google Now, botón multifunción certificación IPX4. Están a 20 euros en Amazon (bajan de 28).
  • Huawei Matebook D15: un portátil de 15,6? FullHD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, Windows 10, teclado en español, huella dactilar, está a 569,58 euros en Amazon (baja de 699,99), descuento automático al tramitar pedido.
  • Bose QuietComfort 35 II: auriculares inalámbricos con cancelación de ruido (tres niveles), soporte de Alexa, hasta 20 horas de autonomía, están a 225 euros en Amazon (baja de 379,95).
  • NVISEN Y-GX101: atentos a este potentísimo miniPC con un Intel Core i9-8950HK (6 núcleos), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una GTX 1650 para jugar. Brutal por 581,70 euros en Banggood con el cupón BGJPmn7014 (en Amazon 974 euros, uauh).
  • Motorola Moto E6 Plus: 6,1?, Helio P22, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (13+2 MP), lector de huella trasero, 3.000 mAh, modesto pero solvente, perfecto para adolescentes. Está a 119 euros en Amazon (baja de 159 euros).
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 167,95 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU8005: una Smart TV de 65 pulgadas gloriosas con 4K, UHD, HDR 10+, One Remote Control, soporte Alexa, Ultra Dimming, está a 729,99 euros en Amazon (baja de 1.338,99).
  • ASUS ROG Strix Radeon RX 570 OC Gaming 8 GB: una tarjeta gráfica estupenda a buen precio, perfecta para jugar a 1080p sin compromisos, está a 149,94 euros en PcComponentes (baja de 199,90).
  • Seagate Expansion Desktop: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con nada menos que 6 TB de capacidad, conexión USB 3.0, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 169,99).
  • Portátil Medion S6445: un ultraportátil de 15,6 pulgadas FullHD con un Core i3-8265U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon.
  • Honor Magic Watch 2: un smartwatch con caja de 46 mm, hasta 14 días de autonomía, 4 GB de memoria interna, GPS integrado, pantalla siempre encedida, esferas personalizadas, 15 modos de entrenamiento (natación incluida), monitoriza frecuencia cardiaca, control de música, está a 129,99 euros en Honor.
  • Huawei Watch GT 2e: el nuevo modelo de este reloj inteligente con chip Kirin A1, pantalla de 1,39?, 85 modos de entrenamiento, SPO2, sensor de frecuencia cardíaca, GPS, de todo. Está a 147,02 euros en Amazon (baja de 179)
  • Xiaomi Airdots Pro 2 SE: unos auriculares Bluetooth Dual SBC/AAC con control táctil, control dual, micrófono dual, autonomía de 20 horas con estuche de carga, están a 24,96 euros en Gearbest con el código C4CAD3B69B627000.
  • HP Pavilion 15-bc520ns: un portátil de 15,6? FullHD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, 1 TB de HDD, una NVIDIA GeForce GTX 1650, sin sistema oeprativo, teclado español. Está a 899,99 euros en Amazon (baja de 1.199,99).
  • Huawei P30 Pro: 6,47?, un potente Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (40+8+20+ToF), 4.200 mAh de batería, espectacular (lo sé bien porque es el mío). Está a 535 euros en Amazon
  • LG 55UM7450PLA: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido DTS Virtual X, está a 459 euros en PcComponentes (baja de 689).
  • TV Blaupunkt BN32H1032EEB: una televisión modesta de 32 pulgadas con resolución HD (720p), no es Smart así que si buscáis una «tele tonta», esta es la opción. 3xHDMI, USB, está a 133,99 euros en Amazon.
  • Monitor 4K AOC U2879VF: un monitor de 28 pulgadas con resolución 4K UHD, 1 ms de tiempo de respuesta, soporta AMD FreeSync, puertos DisplayPort y HDMI, está a 199,99 euros en Amazon (baja de 299,99), ofertaza.
  • MSI Modern 14 A10RB-665XES: un portátil fantástico de 14? Full HD con un Core i5-10210U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, una NVIDIA MX250 y teclado retroiluminado en español, sin sistema operativo. Está a 800,54 euros en Amazon (baja de 1.099,99).
  • Honor 9X Pro: 6,59 pulgadas, Kirin 810, 6 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4.000 mAh, lector de huella en el lateral, selfie pop-up, está a 249,90 euros en la tienda Honor oficial
  • Xiaomi Air 2: auriculares inalámbricos con soporte de Google Assistant, cancelación de ruido, Bluetooth y codec LHDC, control táctil, 14 horas de autonomía con estuche. Están a 41,94 euros en GearBest (en Amazon 63)
  • Moto G8 Power Lite: 6,5 pulgadas, Helio P35, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (16+2+2), y sobre todo batería de 5.000 mAh que debe durar una semana porque este es modesto en prestaciones. Está a 159 euros en Amazon.
  • Huawei Watch GT Sport: un reloj inteligente con monitorización del sueño TruSleep, GPS, sensor de ritmo cardíaco, está a 99 euros en Amazon (baja de 130).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, NFC, buena opción recién salida del horno. Está a 170,50 euros en Amazon (baja de 170).
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 144 euros en Amazon.
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 comentarios en “Matemos (un poco) a la oficina

  1. promeu dice:

    La coyuntura ha querido que ahora viva a 3min a pie de donde trabajo. Tengo además vestuario, ducha y gimnasio a mi disposición incluidos. Encima, me sobran 2 motos y no me hace falta coche… PERO está claro que no podría teletrabajar aún y estar en una oficina. Zuckerberg se ahorraría mucha intendencia y mantenimiento mandando a casa al 50% del personal, verdad?
    Buen debate este, Javi.

  2. Trufeitor dice:

    A mi lo del teletrabajo ni me pilla ni lo va a hacer presumiblemente: la máquina más pequeña con la que trabajo mide unos 10m de largo. Eso sí, comentar que me parece que Zuck le echa mucho morro, un ingeniero le aporta el mismo valor a su empresa trabajando en la India o en Nueva York y no me parece justo que cobren en función de la carestía del lugar cuando puede haber una diferencia de 10x o incluso 100x. No es que no comprenda en cierto modo su punto de vista de que el paga los salarios en una de las ciudades más caras del planeta, pero de un extremo a otro debe haber algún punto medio, como un nivel salarial determinado y razonable y algún tipo de complemento para sitios muy caros, tipo Nueva York o Silicon Valley. De otra forma los cantos de sirena de «contrataremos el talento allí donde esté» se van a convertir en poquísimo tiempo en «contrataremos el talento allí donde esté MÁS BARATO».

    • Puede que eso acabe siendo cierto, pero mi sensación es que en general es buena idea y que abrirá más opciones para el talento. O al menos, que el talento tendrá más opciones y no estará obligado a pirarse de donde vive tan ricamente (si es que lo hace).

      Pero sí, el peligro está ahí.

  3. Pingback: Trabajar rápido, trabajar bien | Incognitosis