Tecnología

Teletrabajar es como cobrar 30.000 euros más

·

No lo digo yo, ojo, lo dice un estudio de 2011 al que ahora hacen referencia en Lifehacker. Esa fue de hecho una de las conclusiones del autor, Dan Buettner, que acabó escribiendo un libro entero con consejos que son obvios para mí, como eso de no vivir para trabajar o cómo rodearse de gente feliz para que conseguir serlo tú también. Ya sabéis, esquivad lo malo, y arrejuntaos a lo bueno.

Lo de los 30.000 euros (él habla de 40.000 dólares, he hecho una conversión incorrecta adrede) tiene no obstante más miga, porque aquí los que teletrabajamos (en mi oficio, muchísimos) tenemos esa súperventaja sobre el resto de trabajadores convencionales.

Que sepáis que los teletrabajadores no trabajamos así. Con esos pelos, me refiero.

Y hablo de súperventaja porque dudo de que haya alguien que esté teletrabajando en casa a disgusto y preferiría hacerlo en una oficina (algo para lo que seguramente tenga opción). Lo cierto es que poder hacer tu trabajo sin pisar la calle, por muy antisocial que parezca (un poquito lo es, la verdad) te evita gasto en transporte, atascos, o aglomeraciones y todo el estrés que eso genera. Sin contar el tiempo que le ganas al tiempo o el hecho de que uno puede trabajar en pijama, la eterna leyenda del teletrabajador (yo voy con ropa cómoda, pero no en pijama).

Así que… ¿cuánto vale poder teletrabajar? Si os dieran esa oportunidad en el trabajo, ¿estaríais dispuestos a renunciar a parte de vuestro sueldo para hacerlo?

Tras haber conocido ambas formas de trabajar, yo lo haría. En realidad ya lo estoy haciendo en cierta medida, porque aunque me esté haciendo famoso (¡ja!) en este blog y en Xataka, lo que no me voy a hacer, seguro, es rico. La pregunta que se me ocurre, claro, es la inversa.

¿Iría todos los días a la oficina por 30.000 euros más al año?

A eso contestaré cuando me hagan la oferta. De momento, me guardo mis cartas 😉

Imagen | Shutterstock


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Teletrabajar es como cobrar 30.000 euros más

  1. 30.000€ al año son muchos euros. No sé qué porcentaje de la población española podría permitirse dejar de ingresar esa cantidad, aunque el concepto del artículo queda cristalino 😉

  2. Bardolobo dice:

    Sorprendentes las cifras. Aunque echando cuentas quizá no lo sean tanto.

    La verdad es que hay muchos días que te envidio Javi, pero claro, siendo profe es difícil el teletrabajo. Y por otro lado hay días en que el contacto con los alumnos hace que todo lo malo merezca la pena (luego están los otros días en que ese contacto hace que te envidie, claro :p ).

    Lo que sí pienso es que hay que tener una voluntad fuerte para teletrabajar y no caer en malas rutinas como lo de trabajar en pijama, no tener horarios…

  3. Estoy con Uxío.

    Yo lo que quiero es NO trabajar !.

    sea desde casa o desde una oficina, me parece la esclavitud del siglo XXI.

    como dirían en el club de la lucha: ” tenemos empleos que odiamos, para comprar mierda que no necesitamos”.

  4. Land-of-Mordor dice:

    Puede ser en entornos ultraurbanos, a los que vivimos en la periferia de la periferia y llegar al trabajo en coche no nos lleva más de 10 minutos, el teletrabajo nos aportaría bastante poco. Es más, esos supuestos “30.000€” ya son de por sí más que el sueldo anual de muchos de los considerados “privilegiados” hoy en día.

  5. Overcorp dice:

    Puede parecer mentira pero en mi caso preferí (y prefiero) venir a la oficina, puede que tenga que ver mucho con las condiciones y comodidades con que cuento en mi centro de trabajo, estuve bastante tiempo en casa y la verdad no era productivo (sé que eso es un tema mío) y me resultaba más costoso que ir a la oficina (en mi ciudad el clima es muy extremo, 10 meses de calor abrumador y 2 de frío con lo que tener el aíre acondicionado o calefacción todo el día es un gasto muy fuerte).

    Así que en mi lugar de trabajo me siento cómodo, trabajo a una distancia bastante accesible de casa, cuento con muchas comodidades además del ahorro que me significa por lo ya mencionado.

    Saludos

    • Lambda dice:

      De tu respuesta se puede deducir que si la empresa que te paga además te pone un entorno de trabajo en condiciones (y ojalá tambien te pagase los traslados a la oficina) entonces no tiene porqué ser peor que trabajar desde casa. Para algunas personas de perfil más social en el trabajo puede ser hasta un incentivo. Como todo, hay más gamas de gris que blancos y negros en ambas opciones.

      Saludetes!

Comentarios cerrados