Tecnología

Felices 50, internet

·

Era septiembre de 1991 y yo jamás había oído hablar de internet. Al menos, que recuerde. Llegué al Centro de Cálculo de la Facultad de Informática de Madrid y descubrí allí uno de los pocos sitios que me traerían buenos ratos durante mis infinitos años en aquel pequeño e infernal campus de Montegancedo.

Mi primer contacto con aquello fue en modo texto. Creo que lo he contado alguna vez: alguien nos habló de sitios FTP y que te podías bajar cosas de allí, grabarlas en disquetes de 3,5 y a tirar millas a casa. Alguien tuvo la loca idea de bajarse un ls-LR de uno de aquellos servidores (algún espejo de Aminet, creo) 1 MB (¡1 MB!) y mandarlo a la cola de impresión del centro de cálculo. Gastó toda su cuota de papel para ese mes, creo recordar. Qué tío.

Crazy.

Luego llegaron TALK y FINGER en los terminales VT100 y los primeros contactos con gente de otras universidades técnicas. Aquello era flipante, pero claro, era solo texto. Muy «War Games», para que me entendáis. Luego llegarían los privilegiados con las cuentas en los sistemas AIX que nos enseñaron aquella maravilla llamada Mosaic, y alguno de nosotros logró que le dejaran una cuenta y programó alguna paginita HTML súper cutre. Era probablemente 1993 y por fin internet ya era algo más que texto.

En la facultad éramos privilegiados por eso, pero también tan ingenuos como la propia internet. No había malicia y el espíritu, al menos que yo recuerde, era mucho más hippie. Muy de compartir es vivir, muy de «Information wants to be free«, ya sabéis. Ninguno pensábamos en internet como negocio siquiera -tontos de nosotros-, y era simplemente un medio para un fin: acceder a contenidos de todo tipo que de otro modo era mucho más difícil encontrar.

Tardé bastante en disfrutar de internet en casa. Mi padre era reacio -luego se convirtió en fan, claro-, pero logré convencerle en el 96 o el 97, no recuerdo bien. Para entonces yo ya colaboraba habitualmente con la «En l@ Red», y el director me mandó un módem de 56 kbps de Diamond Multimedia para empezar a disfrutar del tema desde mi Amiga 1200 (con una aceleradora con un 060, a ver qué va a pasar). Recuerdo que costó lograr la conexión, pero una vez logrado, aquello era una chulada. Hasta los pitiditos molaban, quizás porque traían también buenos (o no) recuerdos de la época de los juegos de 8 bits en cinta. El caso es que tenías que colgar porque ocupabas la línea telefónica y si estabas conectado a internet no se podían ni recibir ni hacer otras llamadas, claro, así que los ratitos en internet eran cortos. Probablemente por eso sabían mejor. Crazy.

Luego llegaría el desastre de las puntocom y líneas cada vez más rápidas y (por fin) independientes de la línea telefónica. De mejores módems pasamos a contratar ADSL, y aquello, claro fue la repanocha. Y llegó Napster y los MP3, y AudioGalaxy, y la gente empezó a ver que allí había mucho menene y que aquello de que la información debía ser libre molaba. Lo que pasa es que confundieron libre con gratis (por la dualidad del término inglés free, como siempre) y a partir de ahí el mundo comprendió que internet era un estupendo campo sin vallas, una fantástica anarquía con cierto componente meritocrático que permitía que gente que nunca antes pudo sobresalir sobresaliese. Y como decía, que todo nos saliese gratis porque total, la información fluía. A los MP3 se les sumaron los DivX y los eMule, KaZaA y luego Bittorrent del mundo, y mientras empresas y medios trataban de aprovechar el tirón.

Algunas, claro, lo consiguieron, y la propia filosofía de internet permitió lo que quizás se debió proteger desde un principio: que esas empresas, primero amadas y luego odiadas o temidas, acabaran usando internet como medio para sus propios fines. En los últimos 10 o 15 años la cosa se ha convertido en un pequeño desastre y a internet y a la WWW -que son cosas distintas aunque no lo parezca- no las conoce ni su padre. Pablo Romero nos hablaba con acierto de cómo en estos 50 años dede sus inicios hemos acabado con una internet irreconocible, un fenómeno que se ha contaminado y que a pesar de sus muchas sombras a mí me asombra y me fascina todos los días y a todas horas. No puedo imaginar hoy un mundo sin internet, porque la red de redes se ha infiltrado en todos y en todo: los sacrificios son cada vez más importantes en el ámbito de la privacidad, pero lo cierto es que a nadie parecen importarle demasiado esos sacrificios porque la vida es mejor de lo que lo era sin internet. O por lo menos, es mucho más cómoda. Dónde va a parar.

Pero claro, la inocencia se ha perdido. Como cualquier otra herramienta que se precie internet ha acabado siendo usada para el bien y para el mal, pero el problema es que los intereses y el maldito parné, que siempre acaba chafándolo todo, han oscurecido su espíritu inicial. Quienes crearon los cimientos de internet y la WWW lo saben bien y buscan soluciones, pero ni siquiera Sir Tim Berners-Lee parece poder mover hacia delante ese proyecto llamado Solid con el que quiere «restaurar el poder de las personas en la web». El modelo tiene ideas estupendas, pero un obstáculo colosal: lograr convencer a la gente de que cambiar puede ser bueno.

No sé qué pasará y qué será de internet dentro de otros 50 años, pero temo que este camino que hemos emprendido -más poder para las empresas que regalan el producto porque el producto somos nosotros- tiene mala solución. Si es que la tiene, claro. Todo sea por poder ligar desde el móvil, o escuchar música que nunca hemos comprado -tengo pendiente un post sobre esta era de la anti-propiedad-, o poder publicar este post en mi pequeño espacio en la red (bendita red) o por jugar online al Battlefield.

Uy, por cierto, acabo de acordarme que tengo a unos ruskis esperándome en Passchendaele. Voy a darles un poco de cera.

Felices 50, internet. A por otros 50.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Apple iPhone 8 64 GB (reacondicionado): atentos a este modelo, que según Amazon está como nuevo y «funciona como tal», nada menos que 64 GB de capacidad, 4,7 pulgadas, cámara de 12 Mpíxeles, TouchID, resistencia al agua IP67. Está a 309 euros en Amazon.
  • Nintendo Switch Lite + Animal Crossing + Kirby Clash: la consola portátil de Nintendo con el juego Animal Crossing baja de precio: está a 256,4 euros en eBay con el código PDESCUENTO5. Si queréis la consola tal cual sin juegos, está a 199,99 euros en Amazon.
  • Apple AirPods 2: con el estuche de carga normal, no el inalámbrico, pero estupendos según sus propietarios. Están a 139,98 euros en Amazon.
  • Samsung 55RU7105: una Smart TV de 55 pulgadas (modelo 2019) con resolución 4K UHD, soporte HDR10+, procesador 4K, mando One Remote, soporta Apple TV, Alexa, está a 379 euros en eBay con el código PDESCUENTO5.
  • Xiaomi Mi True Wireless TWS: los auriculares inalámbricos de Xiaomi con Bluetooth 5.0, micrófono integrado, control táctil, hasta 4 horas de autonomía, 12 con el estuche de carga. Están a 20,84 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: con 6,53?, un Helio G90T, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+8+2+2), 4.500 mAh de batería, está a 203,99 euros en eBay con el código PARAXIAOMI.
  • Xiaomi Mi 10: 6,67?, Snapdragon 865, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (108+13+2+2 MP), 4.780 mAh, 5G. Pack promocional con Mi Band 3 y Mi True Wireless Earphone 2. Está a 699 euros en Amazon (descuenta 100 € al tramitar pedido).
  • Pinball FX3: si os gustan los pinballs atentos a este juego que incluye ediciones varias como las de Star Wars, Aliens o Marvel. Está gratis en Steam, ¡mola!
  • Cubot R15: un smartphone modesto pero pintón. 6,26?, MediaTek Helio A22 quad-core, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara dual 16+2 MP, 3.000 mAh, está a 85 euros en Amazon con el código Q4679ZCJ (baja de 99,99).
  • Huawei Watch GT 2 Sport: un smartwatch con caja de 42 mm con GPS, pantalla AMOLED 1,2?, GPS, 15 modos deportivos, monitorización cardíaca y de sueño, hasta una semana de autonomía. Está a 159 euros en Amazon (baja de 239).
  • TD Systems K55DLJ10US: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital Plus, y basada en Android 9.0. Está a 319 euros en eBay.
  • Humble Bundle Conquer Covid-19: un pack espectacular de juegos y libros que tendrían un valor total de 1.071 dólares y que puedes conseguir por 28 euros. El 100% de los ingresos van a organizaciones de caridad.
  • Xbox One X + Forza Horizon 4 + Lego Speed Champions: la consola más potente de Microsoft vuelve a precios locos. Incluye el juego de Star Wars, un mando, unidad Blu-ray y 1 TB de capacidad. Está a 294,25 euros en Amazon (baja de 499).
  • Xbox Game Pass Ultimate: esta oferta te permite obtener 6 meses de este servicio de suscripción para juegos de Xbox One y Windows 10 al precio de lo que te costarían 3 meses. Doble de diversión al mismo precio! Está a 38,99 euros en Amazon (baja de 77,97).
  • SSD Crucial BX500 960 GB: una unidad de estado sólido SATA de 2,5 pulgadas con una capacidad de 960 GB, casi 1 TB, y velocidades de hasta 560 MB/s. Está a 101,99 euros en Amazon (baja de 110).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Xiaomi Mi M365: el ya célebre patinete eléctrico de Xiaomi con autonomía de 30 km, velocidad de 25 km/h, plegable, está a 279,65 euros en eBay con el código PARAXIAOMI.
  • TCL Plex: un smartphone de 6,53?, Snapdragon 675, 6 GB de RAM, 12 8 GB de capacidad (ampliables), cámara triple de 48+16+2 MP, 3.820 mAh, conector auriculares (!). Está a 219 euros en Amazon (baja de 279).
  • Realme 6: súper nuevo, 6,5?, Helio G90T, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), 4.300 mAh de batería, lector de huella en el lateral, está a 192 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO27
  • Cargador AUKEY USB-C: con Power Delivery 3.0, potencia de 36W, dos puertos USB-C para cargar móviles o tabletas a toda pastilla. Está a 25,99 euros en Amazon (baja de 38,99).
  • Televisor TD Systems K58DLK10US: una Smart TV de 58 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital+, WiFi, sistema operativo Android 9.0. Está a 319 euros en AliExpress (baja de 359).
  • TCL 55DP602: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido Dolby Digital Plus, está a 357,45 euros en Amazon. Brutal.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 155,42 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos. Está a 789 euros en Amazon.
  • Amazon Kindle: el lector de libros electrónicos de Amazon ya cuenta en su versión básica con luz frontal integrada, así que puedes leer en la cama sin lámparas. 6 pulgadas 167 ppp, 4 GB de capacidad, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 89,99). El Paperwhite resistente al agua está a 99,99 euros (baja de 129,99).
  • Monument Valley 2: un juego visualmente precioso con una mecánica de puzzles espectacular. Está gratis para Android en Google Play y también gratis para iOS en la App Store.
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 449 euros en Amazon (baja de 499).
  • ASUS ZenBook 14: un portátil de 14? FullHD con un Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una Radeon RX Vega 10, sistema operativo Endless OS, teclado español, lector de huella. Está a 649 euros en Amazon.
  • WD Black P10 5TB: una unidad de 5 TB de capacidad perfecta para consola o PC, capacidad estupenda, conexión USB 3.0, tasas de transferencia notables, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Seagate Expansion 8 TB: otra unidad aún con mayor capacidad, 8 TB (uauh!) con interfaz USB 3.0 (compatible USB 2.0), 3,5 pulgadas y un precio muy bueno (no tanto como el anterior), 139,99 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • Sharp LC-55UI8762ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 389,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 599,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook UM431DA-AM003: un portátil de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado en español, está a 549 euros en Amazon.
  • Humble Bundle Just Drive: un pack de juegos de conducción para quienes quieran disfrutar al volante «virtual». Asetto Corsa, Dirt 4 y Project Cars 2 entre otros por 12 euros en Humble Bundle. Brutal
  • Humble Bundle Stardock: esta empresa lleva años haciendo programas fantásticos de personalización y productividad de Windows 10. Por 13,50 euros tendrás el pack completo, incluidos Windows Blinds, Fences (escritorios virtuales) o Multiplicity (KVM software).
  • Acer Aspire 3: un portátil muy modesto pero curioso, 15,6? FullHD, Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Linux preinstalado, teclado español, está a 249,99 euros en Amazon, buena opción como portátil de batalla o para niños.
  • AMD Ryzen 2600X: si estáis actualizando vuestro PC o vais a montaros uno nuevo atentos a este micro de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución, preparado para overclocking, 95W de TDP, hasta 4,25 GHz. Está a 132,90 euros en Amazon (baja de 215).
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. La versión de 64 GB está a 259,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • Aspiradora Philips Speedpro: formato escoba, se puede usar como aspiradora vertical o aspiradora de mano, en ambos casos sin cable. Cepillo con succión de 180º, tecnología PowerCyclone 7, hasta 800 l/min de velocidad del aire, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 289).
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, prime video y prime music.
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 172,40 euros en Amazon.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 579,99 euros en Amazon.
  • Intel NUC: un miniPC potente y curiosón. Con un Core i5-7260U, 8 GB de RAM, 240 GB de SSD2, Windows 10, está a 525 euros en Amazon. Buen equipo de trabajo o incluso de salón.
  • Acer Aspire 3 A315-54K: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, con salida HDMI, RJ45, USB 3.1, lector de tarjetas, está a 499 euros en PcComponentes (en Amazon 708 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Felices 50, internet

  1. Lambda dice:

    Hehe, gracias por mencionar al bueno de Sir Tim 🙂 . Ojalá su proyecto prospere… el post rezuma buenos recuerdos del internet noventero, caramba. Acá nos movimos un poco más tarde con eso de la Red, pero esos pitidos del módem (a 56 kbps, uauh) ya son inmortales, grabados a fuego en los tímpanos púberes de más de uno… yo recuerdo sobre todo Lycos, Altavista y los metacrawlers. What a time it was, pal.

Comentarios cerrados