Tecnología

Trabajar rápido, trabajar bien

Ayer vía Antonio contestaba a un tuit con una pregunta curiosa. Un usuario de Twitter, psicólogo y profesor de universidad, planteaba la siguiente pregunta:

Vais a contratar a un recién graduado.

– Estudiante A ha sacado una media 9.5 sobre 10 en la carrera. Se ha esforzado mucho durante esos años.

– Estudiante B ha sacado el mismo 9.5. Apenas se ha esforzado.

¿A quién contratáis?

La pregunta, decían por ahí, tiene truco. O quizás no. Es una situación hipotética que lógicamente no tiene mucho sentido: nadie contrata a nadie (que yo sepa) solo por la nota. El tema es, ¿es peor que te haya costado de cara a un trabajo, o es mejor?

Los resultados de la encuesta eran muy igualados, y había más o menos la misma cantidad de gente que hubiera contrado al estudiante A que la que hubiera contratado al estudiante B. Casi la misma cantidad de gente que participó en la encuesta no parecían tenerlo claro -yo incluido- y pidieron simplemente ver los resultados.

Aún hoy, volviendo a pensarlo, no acabo de tenerlo claro. Cada opción tiene matices importantes, pero creo que si me tuviera que ver en un brete así, contrataría al estudiante B: que alguien haga las cosas sin esfuerzo es peligroso, pero creo que preferiría a esa persona para hacer su trabajo y para plantear retos de mejora de la empresa. Cosas que no podría pedirle probablemente al estudiante A porque, siendo buen estudiante, tiene que esforzarse mucho para llegar al mismo resultado.

De hecho el A me suena a esa cultura del trabajo que yo considero mala opción: la del presentismo, la de calentar el asiento, la de tardar mucho en hacer las cosas y ponerse medallas por ello. Hacer las cosas rápido y de forma eficiente está mal visto en esas empresas.

Pablo F. Iglesias lo comentaba un poco ayer al hablar del teletrabajo y de aquello que mencioné yo también por aquí. «¿Deberíamos pagarle menos a un teletrabajador que a alguien que va todos los días a la oficina?», se preguntaba. Él y yo llegábamos a conclusiones distintas, pero curiosamente coincidíamos en casi todo lo demás. Me gustó especialmente esta frase:

A mi sinceramente me da igual que un colaborador de la agencia tarde una semana o una hora en realizar el trabajo que le he pedido. Mientras me lo entregue como muy tarde el día y a la hora que pactamos, y esté bien hecho, el resto me da igual. Si lo hace en una hora, pues perfecto para él. Si ha tardado una semana, peor para el. Pero no por ello voy a pagarle más o menos, ya que lo que cobra está basado en el objetivo.

Estoy totalmente a favor de la productividad: mientras alguien cumpla, que lo haga como y cuando quiera. Es difícil llevar esa idea a la práctica porque cuando alguien produce rápido y bien, lo normal es que eso no sirva para que él gane más pasta o tenga más tiempo para sus cosas: lo normal es que sirva para que le encarguen más trabajo. Ser eficiente es una gaita.

La pregunta del estudiante sonaba a eso. A elegir qué premiar: si el esfuerzo o la capacidad. Creo que se pueden premiar los dos, pero diría que en ese caso específico preferiría apostar por esa capacidad. ¿Que el chaval luego es tan máquina que hace su trabajo demasiado rápido? Mejor para él. Speed matters, que dice este otro bloguero en su reflexión ¿Que se aburre por eso? Ya me encargaré yo de plantearle retos y de compensarle por afrontarlos.

Eso, claro, me deja en mal lugar ante todo el mundo que se ha esforzado mucho por algo y ha conseguido ese mismo resultado. En entornos profesionales el problema es ese, que igual llegan situaciones en las que eso no es suficiente.

¿Qué chungo, no? Me siento un poco mala persona 🙁


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas —la mayoría (si no todos) de los enlaces son afiliados— casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • LG 70UM7100ALEXA: una Smart TV de LG de 70 pulgadas enorme con resolución 4K UHD, soporte ALexa, HDR, sonido Ultra Surround, mando Magic Remote, webOS 4.5, altavoces de 20 W. Está a 649 euros en Amazon.
  • Xiaomi RedmiBook 16: portátil de 16,1? Full HD con un AMD Ryzen 5 4500U (brutal), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, batería de 46 Whr, está a 616,10 euros en Banggood con el código BGXMIPR5. Alucinante. La versión con el Ryzen 7-4700U, más potente, está a 669,68 euros en Banggood con el código BGXMPRO03 (Quitad el seguro de envío en ambos).
  • JBL Extreme: un altavoz Bluetooth portátil con cancelación de ruido, carga USB, hasta 15 horas de autonomía, manos libres para llamadas, está a 149,90 euros en Amazon (baja de 299).
  • Auriculares inalámbricos Orangeck: unos auriculares inalámbricos con Bluetooth 5.0, certificación IPX7, drivers de 8 mm, estuche de carga, control táctil, están a 15,39 euros en Amazon con el código T3ULV43N.
  • Auriculares Pokémon OTL PK0496: unos auriculares de diadema con cable, diseño Pokémon toal, no tienen micro, perfectos para niño, están a20,57 euros en Amazon.
  • Sytlus Logitech Crayon para iPad: mucho más barato que el iPad Pencil y igual de estupendo e incluso con un diseño divertido, vale para iPad 19 y posteriores, está a 53,58 euros en Amazon (baja de 71,99).
  • Nintendo Switch Lite: la consola más estupenda de Nintendo en formato portátil sin la cuna pero con toda la diversión. Está a 189 euros en AliExpress Plaza con el código PIDEJULIO20. Envío desde España, garantía de 2 años.
  • Poco F2 Pro 5G: el cholloteléfono. 6,67 pulgadas, Snapdragon 865, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (64+5+13+2 MP), 4.700 mAh, toma de auriculares, NFC, carga rápida 33 W. Está a 414 euros en GearBest. Otra opción: en Amazon está a 449 euros en Amazon (baja de 475).
  • Acer Aspire 3: un súper ventas. 15,6? FullHD, AMD Ryzen 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado español, está a 399 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (no ampliables), cámara penta (108+12+8+20+2 MP), 5.260 mAh, armado hasta los dientes. Está a 386,99 euros en eBay con el cupón PJUNIO10 (baja de 429,99)
  • Trust GXT 258 Fyru: un micrófono USB con 4 patrones de grabación, omnidireccional, latencia cero, pedestal y trípode, puerto de monitorización de auriculares, perfecto para podcasts o streaming. Está a 89,99 euros en Amazon (baja de 129,99).
  • HP Pavilion Gaming 15-DK1003NS: un portátil gaming armado hasta los dientes, 15,6? Full HD, Core i7-10750H, 16 GB de RAM (muy bien), 1 TB de SSD (mejor) y una RTX 2060 (mucho mejor). Sin sistema operativo, pero aún así chollaco, está a 1.099 euros en PcComponentes (baja de 1.299).
  • Portátil gaming MSI GF63 Thin 10SCXR-405XES: un equipo estupendo de 15,6? con un Core i7-10750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD y una GTX 1650 para jugar, sin sistema operativo, está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).
  • Razer Ornata Chroma: un teclado gaming con conexión USB, híbrido mecánico-membrana, retroiluminación RGB personalizable, reposamuñecas con ajuste magnético, está a 69,99 euros en Amazon (baja de 93,16).
  • Smart TV Samsung QE55Q70R: una televisión de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, panel QLED, HDR 1000, One Remote Control, asistnetes de voz, modo ambiente, está a 799 euros en PcComponentes (baja de 959,99).
  • Pack Google Home + Philips Hue White: el altavoz inteligente de Google con Google Assistant, y de paso una bombilla inteligente para controlarla con él y cambiar tonalidades cálidas y frías de blanco en ella. Está a 79 euros en PcComponentes (baja de 109,99).
  • Teclado Logitech G413: un teclado mecánico para gamers con retroiluminación, interruptores Romer-G, aleación de aluminio, hub USB, está a 79,99 euros en Amazon (baja de 105).
  • Smart TV TCL 43EP640: Smart TV de 43 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, tecnología Micro Dimming Pro, plataforma Android TV, soporte de Alexa y Google Assistant, está a 295,92 euros en Amazon (baja de 429,75).
  • ASUS VG278QF: monitor gaming de 27 pulgadas Full HD con tasa de refresco de 165 Hz, Free Sync, altavoces de 2 W, funciones Game Visual y Game Plus, está a 216 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi TV Stick: dongle HDMI con Android 9.0, permite acceder a Netflix, YouTube y otros muchos servicios en la tele de forma sencilla. Soporta comandos por voz con el asistente de Google. Está a 29,08 euros en DHGate con el código DHXMTVS.
  • Monitor Xiaomi Gaming 34?: un monitor curvo Ultrawide con curvatura 1500R, brillo de 300 nits, tiempo de respuesta de 4 ms, resolución de 3.440×1.440 píxeles, 2 x HDMI, 2x DP, tasa de 144 Hz. Espectacular por 390,44 euros en Banggood con el código BGBAN7085 (baja de 535).
  • Bose SoundLink Mini II: altavoz inalámbrico portátil espectacular en potencia y calidad de sonido, conector 3,5 mm, conexión Bluetooth, carga USB-C, hasta 12 horas de autonomía, está a 127,99 euros en PcComponentes (baja de 199). Es una compra estupenda.
  • Samsung Galaxy A51: smartphone de 6,51?, Exynos 9611 octa-core, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+12+5+5 MP), 4.000 mAh de batería, lector de huella bajo pantalla, está a 279 euros en Amazon (baja de 369).
  • Bose SoundSport Free: unos auriculares inalámbricos con Bluetooth, color negro, IPX4 (resisten sudor), hasta 5 horas de autonomía, 10 con el estuche, función de rastreo de auriculares si se pierden, están a 126,99 euros en Amazon (bajan de 199,95).
  • Realme 6 Pro: un smartphone de 6,6? con un Snapdragon 720G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (64+12+8+2 MP), 4.300 mAh, lector de huella en el lateral, está a 259 euros en Amazon (también en rojo, baja de 299)
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 144 euros en eBay con el cupón PQ32020.
  • Apple Airpods Pro: los súper auriculares inalámbricos de Apple con nuevo diseño, cancelación de ruido, chip H1, soporte de Siri, estuche de carga inalámbrica. Están a 204 euros en AliExpress Plaza (envío desde España, garantía 2 años) con el código PIDEJULIO20.
  • Lenovo Yoga S530-14IKB: un portátil con pantalla táctil de 14? FullHD, Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huella, está a 545 euros en PcComponentes (baja de 699), ofertaza.
  • Amazfit Pace: reloj cuantificador e inteligente, con sensor de ritmo cardiaco, GPS, diversos modos de entrenamiento, pantalla siempre activa, 4 GB para música, está a 53,55 euros en AliExpress con el código ENJOYAEPLUS (envío desde España) (en Amazon 99).
  • Lenovo L22e: un monitor de 21,5 pulgadas sin apenas marcos en los bordes (importante si compráis dos o más y montáis un equipo multimonitor), resolución FullHD, conectores HDMI y VGA, está a 75 euros en Amazon (baja de 119).
  • Seagate Portable 5 TB: una unidad externa de disco de 2,5 pulgadas con conexión USB 3.0 y capacidad de 5 TB, fantástica a 103,69 euros en Amazon (baja de 169,99).
  • Cargador de coche AUKEY: con dos puertos USB Quick Charge 3.0 y capacidad de 36 W para cargar rápidamente tus dispositivos desde el coche, estupendo a 9,99 euros en Amazon con el código GQMWHQ6S (baja de 13,99).
  • Apple AirPods: los auriculares inalámbricos de referencia están algo rebajadas. Control táctil y por voz, estuche de carga (no inalámbrico), compatibles con iOS y Android. Están a 119 euros en AliExpress con el código PIDEPIDE10. Otra opción, están también a 119,99 euros en eBay.
  • Pendrive USB SanDisk Ultra Flair 64 GB: una memoria USB 3.0 con una capacidad estupenda de 64 GB y hasta 150 MB/s de transferencia, está a 10,99 euros en Amazon (baja de 15,99).
  • MicroSD SanDisk Extreme 128 GB: una tarjeta microSD para ampliar la memoria de vuestro móvil ahora que en vacaciones se sacan muchas más fotos y vídeos. 128 GB de capacidad, hasta 160 MB/s (sin problemas para vídeos 4K o ráfagas), incluye adaptador SD está a 23,12 euros en Amazon (baja de 46,99).
  • Amazon Music Unlimited: vuelve la oferta de tres meses gratis de este servicio que compite con Spotify. Solo para nuevos clientes, luego 9,99 euros/mes.
  • Samsung 65RU7405: una Smart TV alucinante de 65?, modelo de 2019, resolución 4K UHD, soporte HDR1’+, One Remote Control, soporte Apple TV y Alexa, está a 669,99 euros en Amazon.
  • Urbanista Tokyo: auriculares inalámbricos de esta prestigiosa marca, estuche recargable, calidad de audio notable, diseño compacto, soporta Siri y Google Now, botón multifunción certificación IPX4. Están a 20 euros en Amazon (bajan de 28).
  • Huawei Matebook D15: un portátil de 15,6? FullHD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, Windows 10, teclado en español, huella dactilar, está a 569,58 euros en Amazon (baja de 699,99), descuento automático al tramitar pedido.
  • Bose QuietComfort 35 II: auriculares inalámbricos con cancelación de ruido (tres niveles), soporte de Alexa, hasta 20 horas de autonomía, están a 225 euros en Amazon (baja de 379,95).
  • NVISEN Y-GX101: atentos a este potentísimo miniPC con un Intel Core i9-8950HK (6 núcleos), 16 GB de RAM, 512 GB de SSD y una GTX 1650 para jugar. Brutal por 581,70 euros en Banggood con el cupón BGJPmn7014 (en Amazon 974 euros, uauh).
  • Motorola Moto E6 Plus: 6,1?, Helio P22, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (13+2 MP), lector de huella trasero, 3.000 mAh, modesto pero solvente, perfecto para adolescentes. Está a 119 euros en Amazon (baja de 159 euros).
  • Xiaomi Redmi Note 9: 6,53?, un Helio G85, 3 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara quad (48+8+2+2 MP) y 5.020 mAh maravillosos. Está a 167,95 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU8005: una Smart TV de 65 pulgadas gloriosas con 4K, UHD, HDR 10+, One Remote Control, soporte Alexa, Ultra Dimming, está a 729,99 euros en Amazon (baja de 1.338,99).
  • ASUS ROG Strix Radeon RX 570 OC Gaming 8 GB: una tarjeta gráfica estupenda a buen precio, perfecta para jugar a 1080p sin compromisos, está a 149,94 euros en PcComponentes (baja de 199,90).
  • Seagate Expansion Desktop: un disco duro externo de 3,5 pulgadas con nada menos que 6 TB de capacidad, conexión USB 3.0, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 169,99).
  • Portátil Medion S6445: un ultraportátil de 15,6 pulgadas FullHD con un Core i3-8265U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon.
  • Honor Magic Watch 2: un smartwatch con caja de 46 mm, hasta 14 días de autonomía, 4 GB de memoria interna, GPS integrado, pantalla siempre encedida, esferas personalizadas, 15 modos de entrenamiento (natación incluida), monitoriza frecuencia cardiaca, control de música, está a 129,99 euros en Honor.
  • Huawei Watch GT 2e: el nuevo modelo de este reloj inteligente con chip Kirin A1, pantalla de 1,39?, 85 modos de entrenamiento, SPO2, sensor de frecuencia cardíaca, GPS, de todo. Está a 147,02 euros en Amazon (baja de 179)
  • Xiaomi Airdots Pro 2 SE: unos auriculares Bluetooth Dual SBC/AAC con control táctil, control dual, micrófono dual, autonomía de 20 horas con estuche de carga, están a 24,96 euros en Gearbest con el código C4CAD3B69B627000.
  • HP Pavilion 15-bc520ns: un portátil de 15,6? FullHD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, 1 TB de HDD, una NVIDIA GeForce GTX 1650, sin sistema oeprativo, teclado español. Está a 899,99 euros en Amazon (baja de 1.199,99).
  • Huawei P30 Pro: 6,47?, un potente Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (40+8+20+ToF), 4.200 mAh de batería, espectacular (lo sé bien porque es el mío). Está a 535 euros en Amazon
  • LG 55UM7450PLA: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido DTS Virtual X, está a 459 euros en PcComponentes (baja de 689).
  • TV Blaupunkt BN32H1032EEB: una televisión modesta de 32 pulgadas con resolución HD (720p), no es Smart así que si buscáis una «tele tonta», esta es la opción. 3xHDMI, USB, está a 133,99 euros en Amazon.
  • Monitor 4K AOC U2879VF: un monitor de 28 pulgadas con resolución 4K UHD, 1 ms de tiempo de respuesta, soporta AMD FreeSync, puertos DisplayPort y HDMI, está a 199,99 euros en Amazon (baja de 299,99), ofertaza.
  • MSI Modern 14 A10RB-665XES: un portátil fantástico de 14? Full HD con un Core i5-10210U, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, una NVIDIA MX250 y teclado retroiluminado en español, sin sistema operativo. Está a 800,54 euros en Amazon (baja de 1.099,99).
  • Honor 9X Pro: 6,59 pulgadas, Kirin 810, 6 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4.000 mAh, lector de huella en el lateral, selfie pop-up, está a 249,90 euros en la tienda Honor oficial
  • Xiaomi Air 2: auriculares inalámbricos con soporte de Google Assistant, cancelación de ruido, Bluetooth y codec LHDC, control táctil, 14 horas de autonomía con estuche. Están a 41,94 euros en GearBest (en Amazon 63)
  • Moto G8 Power Lite: 6,5 pulgadas, Helio P35, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara triple (16+2+2), y sobre todo batería de 5.000 mAh que debe durar una semana porque este es modesto en prestaciones. Está a 159 euros en Amazon.
  • Huawei Watch GT Sport: un reloj inteligente con monitorización del sueño TruSleep, GPS, sensor de ritmo cardíaco, está a 99 euros en Amazon (baja de 130).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, NFC, buena opción recién salida del horno. Está a 170,50 euros en Amazon (baja de 170).
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 144 euros en Amazon.
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

30 comentarios en “Trabajar rápido, trabajar bien

  1. Yllelder dice:

    También estamos dando por sentado que «sin esfuerzo» significa «vaguería», y no tiene por qué ser así. Puede ser que el B sepa tomar buenas decisiones, o tenga un talento especial en esa materia en concreto, no por eso es un vago. Simplemente sabe hacerlo mejor con menos esfuerzo.

    Yo me quedo con el B por el mismo motivo que has expuesto tú.

  2. nadie dice:

    No puedo resistirme a escribir para decir que opino exactamente lo contrario 🙂

    La inteligencia no lo es todo. Por eso los estudiantes superdotados tienen tantas papeletas de obtener un mal expediente académico.

    Una persona que es capaz de obtener esos resultados sin esfuerzo es muy probable que tenga otras carencias como disciplina, método, constancia y capacidad de sacrificio.

    Trabajo en la industria del software, donde los proyectos se sacan adelante con personas que tienen que trabajar en equipo. Siempre he pensado que los de recursos humanos deberían fijarse mucho más en seleccionar personas con una gran inteligenca emocional, que sepan escuchar, reconocer sus errores, ser solidarias y que ayuden sus compañeros. Porque, al fin y al cabo, cualquiera con la formación técnica necesaria tiene los conocimientos pero quizás no la capacidad de trabajar bien.

    • Está bien opinar lo contrario, que conste! Ya he dicho que no lo tengo claro, quizás lo condicionaría mucho el tipo de trabajo que tuviera que hacer esa persona. El esfuerzo a veces es más valioso que la capacidad, así que habría que valorar ese tema.

  3. promeu dice:

    En el curro, en esas situaciones donde se requiere capacidad, soy esa persona. Y ahí cobramos toooooooooooooooooodos lo mismo, todos.
    ¿Y con qué me puede premiar? Veamos… porqué aquí cada día hay menos caramelos…
    Javi, si fueras tú el de la capacidad y todos corbárais lo mismo. ¿Qué te parecería más injusto? Un plus para ti o un plus para el que se ha esforzado?
    Buen dilema. En mi «empresa» lo tengo claro: CAPACIDAD, sin duda.

    • Tema delicado, ya sabes, porque unos van a ver mal que premies a otros cuando el trabajo sale adelante. ¿Quizás por objetivos, exigiendo más y viendo quién llega? Un poco marrón también. Lo dicho. Muy difícil decidir.

  4. Esther Montoro dice:

    Buenos dias.
    Perdona pero en este caso estoy en total desacuerdo contigo. No habria que valorar solo la nota para contratar a nadie. Y el que se tiene que esforzar para conseguir algo no es peor que el que lo consigue más fácil. No todo el mundo tiene una mente privilegiada que le permite obtener fantásticas notas en una carrera, hay quien tiene que esforzarse porque le resulta más difícil consguirlo, pero no es un estudiante peor, es un estudiante diferente.
    Llevo toda la vida inculcando a mis hijos, como hicieron conmigo mis padres, que el trabajo y el esfuerzo, tienen su recompensa, y tú, en un comentario, echas todo ese trabajo por tierra. Pero permiteme decirte que estás equivocado, no es mejor el que más fácil lo tiene. Es mejor aquel que, sin tenrelo tan fácil, consigue lo mismo a base de trabajo y esfuerzo.
    Según tu teoría, para que contratar a gente con una mente menos privilegiada, si ya hay lumbreras que lo hacen todo en un plis? Pues muy sencillo. No todos los trabajos requieren superlumbreras que están habitualmente descentrados y pensado en su próxima genialidad. En todos los trabajos se necesita gente que esté «sentada» y sacando adelante el trabajo día a día. Tener una mente privilegiada es un gran punto a favor, pero no el único.
    Recordemos, siempre, que el trabajo y el esfuerzo tienen su recompensa.
    Un saludo.

    • Bien dicho Esther, ya comentaba en el post que no lo tenía claro. Por supuesto que el trabajo y el esfuerzo tienen su recompensa. Tienen que tenerla. Dímelo a mí, que no soy precisamente un lumbrera. Como le decía a Nadie, supongo que también influiría mucho el puesto de trabajo para el que eliges a la persona: es una pregunta bastante puñetera así tal cual 🙂

  5. Daniel dice:

    Mi opinión desde la experiencia de 20 años como empleador, y también como gran seguidor de un deporte colectivo tan bonito como el baloncesto, donde sin embargo necesitas alguna superestrella para poder ganar: en un equipo necesitas un balance de unos pocos con alta capacidad (me gusta llamarlo talento) y unos muchos esforzados. La regla de pareto 20/80 o incluso más pronunciado.
    La gente con mucha inteligencia y capacidad pero menos espíritu de trabajo se cansan, se distraen, y aunque son los que tienen las ideas más innovadoras y te desatascan de los problemas, y cuando se concentran durante un breve tiempo son brillantes, no suelen sacar el trabajo sucio que hace falta en todas las actividades. Ese trabajo sucio los hacen otros perfiles más tipo «hormiguita», pero a estos últimos les molesta un poco ver al otro perfil que no se lo toma tan en serio ni se compromete tanto con la empresa.
    Lo ideal, por supuesto, es encontrar esos pocos casos extraordinarios donde te encuentras gente con alta capacidad y además esforzados. Cualquiera que haya visto el documental «The Last Dance», o leído sobre gente de gran éxito como un Steve Jobs, Bezos, Gates, etc, sabrán que son gente de muy altas capacidades pero que también se esforzaron hasta niveles enfermizos.
    Lógicamente la disyuntiva planteada en TW es un poco tramposa y reduce demasiado al extremo la dicotomía, pero en resumen mi opinión es que en la mayor parte de los casos prefiero la apuesta segura del tipo A, y sólo de vez en cuando asumo el riesgo del tipo B.
    [Un añadido: es posible que el teletrabajo le venga particularmente bien al tipo B, porque es un tipo que posiblemente trabaje mejor en pequeños segmentos de alta intensidad, mientras que el tipo A es más hormiguita, a piñón fijo. Además en teletrabajo, como no se ven los unos y los otros, no se enfadan los tipos A al ver que el tipo B está rascándose la barriga la mitad de la jornada de trabajo. Esos tipos A luego no querrán ver que el tipo B saca el mismo trabajo que ellos en esa otra media jornada, claro. Es lo más difícil de gestionar equipos con las dos tipologías].

    • Qué buena apreciación, Daniel. La pregunta es que es bastante injusta hecha así por las buenas, sin matizar y teniendo que dar una respuesta sin considerar otros temas importantes como el que indicas.

      Creo que ese equilibrio no solo es sano, sino natural. La comparación que has hecho con los equipos deportivos es muy buena: en el Madrid o el Barca están los Messi o los Cristiano (cuando estaba) pero detrás había bastante currante sosteniendo ese talento especial.

      Así que si me dieran a elegir y pudiera tener en cuenta si ya tengo trabajadores tipo A la cosa estaría mucho más razonada. Así por las buenas elegir un perfil u otro es una gaita.

      Lo de que un perfil es más adecuado para teletrabajar lo veo también peligroso. En eso ya sabes que tengo bastante experiencia y me he encontrado con ambos perfiles: el perfil B, al menos bajo mi percepción, no solo tiene talento: además produce mucho y bien porque le encanta su curro. El problema es que hay perfiles C: poco esfuerzo y poco talento (esos los hay en muchos otros sitios) y se detectan rápido tanto en trabajo físico como en teletrabajo. Cómo lleve cada uno lo de unos perfiles y otros es otro cantar, pero si el B ha hecho su trabajo rápido y perfecto y se rasca la barriga, se lo ha ganado, sin más. Da igual que sea en la ofi o en una playa.

      Saludos!

    • nadie dice:

      De nuevo no estoy deacuerdo. Yo más bien creo que el teletrabajo probablemente sea mucho más problema para el tipo B, porque seguramente no tenga disciplina, ni hábitos de trabajo con largos periodos de concentración, más en un entorno en el que puedes tener tanta libertad que es bastante fácil ser descuidado si no un desastre en lo que sea que tengas que hacer.

      Tampoco estoy deacuerdo en que los problemas que podrían tener los que pertenecen al perfil A tengan que estar relacionados con la envidia porque supuestamente los del tipo B vivan en unas constantes vacaciones al haber hecho todo el trabajo en un plis. Quiero incidir en que ser más inteligente no significa necesariamente que vayas a terminar ningún trabajo en un plis. Es más, como no tengas disciplina o tengas problemas de concentración o te relajes porque estás muy confiado en tus fantásticas capacidades, seguramente no saques nada adelante.

      Además los del perfil B podrían llegar a ser problemáticos cuando se lo creen demasiado, no escuchan a los demás, siempre quieren tener razón o son incapaces de delegar o coordinar el trabajo porque ellos son los únicos que saben lo que están haciendo.

      Recomiendo la lectura del siguiente artículo: We fired our top talent. Best decision we ever made.
      https://medium.com/free-code-camp/we-fired-our-top-talent-best-decision-we-ever-made-4c0a99728fde

      • Me suena ese post. Creo que leí hace tiempo y lo argumenta bien. Todo tiene sus ventajas y sus desventajas y como ya digo no tengo del todo claro qué haría en esa situación. Para mí lo que decía Daniel (igual necesitas un A en tu equipo en cierto momento, pero igual necesitas un B) es importante.

        Cuestión difícil, insisto.

  6. Daniel dice:

    No te sientas mal, hombre; estas cosas no son nada personal, sólo negocios. Yo contrataría al de mayor potencial, en este caso al que ha sacado la carrera con menor esfuerzo e igual nota. Como bien dices, tiene mucho más recorrido de cara al futuro. Eso sí, habrá que darse prisa antes de que lo contrate alguna multinacional con un departamento de RRHH espabilado 🙂

  7. Julio dice:

    Caso Messi-Ronaldo/Federer-Nadal. Talento natural vs. Esfuerzo. Ambos consiguen altas cotas de resultados y ambos están equiparados salarialmente. A unos les gusta más el genio y a otros los valores del esfuerzo. Quieres más a papá o a mamá ??

    Al fin y al cabo son los resultados u objetivos los que priman. El cómo se alcancen no debería importar tanto en la ecuación.

    Tampoco hay que olvidar que el que dispone de talento natural tiene que esforzarse y que el que se esfuerza debe tener un base de talento natural. El uno sin el otro no conduce a la consecución de grandes resultados sino a estruendosos fracasos. Potencia sin control o escasez de potencia.

  8. promeu dice:

    Qué debate más interesante.
    Cuando un «hormiguita» tiene que escoger con quién estar en una situación jodida, ¿a quién escogería?
    Cuando un «talentoso» tiene que escoger con quién estar en una situación jodida, ¿a quién escogería?
    La regla del 20/80 me ha parecido estupenda pero, a veces, tienes que escoger una pareja de viaje, por corto que sea.
    Como leía por aquí, el talento con hábitos es tan IMBATIBLE como difícil de encontrar.

      • mbaz dice:

        Los dos libros de Adam Grant, el tedista ;-), son muy interesantes para cualquiera que quiera entender mejor cómo funcionan los equipos y el talento. Ambos están traducidos y pueden comprarse en formato electrónico.

  9. Luis dice:

    Hola Javier, me alegro que ese libro que detestas te haya servido al menos de inspiración para el título del post.
    Esto es un poco como el dilema en administración sobre teoría X y teoría Y, escoger sobre controlar o no controlar, y lo que es claro es que depende del tipo de trabajo, en algunos trabajos no necesitas un talento especial, por ejemplo si las tareas son repetitivas, en otros por ejemplo en investigación e innovación necesitas tener un entorno más estimulante donde florezcan las ideas, pero como dice la teoría Z, al final lo mejor es un equilibrio, estimular al estudiante A a desarrollar nuevas habilidades y al estudiante B a usar sus habilidades al 200% como dicen los deportistas. Pero hoy en día es difícil imaginar un equipo que no necesite ambos perfiles.
    Lo que no es sano es crear una cultura donde los dos tipos se contraponen, yo disfruto tanto a Cristiano como a Messi, y creo que ellos son un ejemplo de lo que digo, ni el uno es puro trabajo y disciplina (intenta algo de magia de vez en cuando) ni el otro es solo talento (entrena cada día).

    • Pues ni había pensado en Kanheman para el título, qué curioso. Dicho lo cual, esa es una buena conclusión para el debate: lo mejor es tener del A y del B en la proporción uqe mejor se ajuste a cada escenario.

      Encontrarlos, claro, es otra historia.

  10. Jose Ramon dice:

    “Siempre escojeré a un vago para hacer un trabajo difícil… porque encontrará una manera sencilla de hacerlo”

    – Bill Gates

    Digo yo que a parte de ser vago hay que tener talento, pero vamos, siempre alguien que no necesite esforzarse demasiado, en mi opinión, es mejor.