Tecnología

Tres historias sobre medios y muros de pago

·

Iba a escribir sobre vinos y postureo, pero me guardo el comodín del post hater para otro día. Hoy retomo un viejo tema en Incognitosis, que es ni más ni menos que el cómo me gano el pan.

Tengo la suerte de hacerlo escribiendo, que es lo que me gusta hacer, pero no estoy seguro de poder hacerlo toda la vida. Los medios online seguimos dependiendo de un modelo frágil, pero estas semanas han aparecido señales que podrían apuntar a un futuro distinto y mejor para los medios y quienes trabajamos en ellos.

La primera de esas historias nos habla de The New York Times y de cómo su muro de pago funciona. No de momento tan bien como para poder sustituir a la publicidad en el diario impreso, pero sí lo suficiente para plantear un cambio de tornas en este periódico. Uno que podría ser el primero de muchos, o, claro está, la excepción que confirma la regla.

¿Cuál regla? Pues la de que los muros de pago no funcionan. No lo hacen para muchos medios, o no de forma significativa. Eso ha hecho que algunos busquen métodos de financiación alternativa, y siempre pongo a ElDiario.es como ejemplo de un éxito de aquí que además es un poco de todos (sus socios).

La segunda de esas historias nos habla de Wired, para mí absoluto referente de los medios tecnológicos por forma y fondo. En Wired pasan (bastante) de la actualidad para centrarse en la reflexión y el análisis. No tanto de productos, sino de empresas, tendencias o ideas. El caso es que a Wired no le iba bien con la cultura del todo gratis. Lo hizo durante un tiempo, pero hace poco reconocían que ese camino (el de funcionar gracias a la publi) era uno sin retorno. Así que hace unos días soltaron la bomba: Wired se apuntaba al muro de pago. Por 20 dólares al año podrías disfrutar de la Wired que disfrutabas antes, pero sin publi. ¿Que no quieres pagar? Estupendo, podrás ver unos cuantos artículos al mes (no sé si 5 o 10), pero a partir de ahí tendrás el contenido bloqueado. ¿Os suena el movimiento? Exacto: es lo mismo que hizo y hace The New York Times.

La tercera de las historias nos lleva a la revista Salon (sin tilde, no me matéis, es el nombre inglés), que funcionaba con publicidad y a la que tampoco le salían las cuentas ante la avalancha —terrible— de adblockers. ¿Qué han decidido hacer? Pues dejarte usar esos componentes, pero solo si tú les dejas a ellos que tu ordenador mine criptodivisas. La medida es curiosa: si quieres leerme, o te tragas la publicidad o me dejas que mine Monero aprovechando tu CPU y tu GPU. Es una alternativa que evita el muro de pago, y una que no se nota tanto en el bolsillo de los usuarios aunque al final sí se note si te pasas la vida en su web (tu factura de la luz podría verse resentida).

Ahí tenemos las tres historias. Una de quien ya ha triunfado con el muro de pago, una de quien debería hacerlo, y otra de quien quiere buscar alternativas. Y todo con el mismo objetivo: poder decir adiós a una publicidad que no funciona y que hace cada vez más insostenible este negocio.

Yo creo que en Salon lo tienen bastante crudo: los estudios que he visto por ahí parecen demostrar que lo de poner a minar criptodivisas un ordenador durante el tiempo que visitas una página es poco rentable. Solo tendría cierto sentido si tienes millones de visistantes por día, y de hecho hay una industria que sí está implantándolo con éxito. ¿Adivináis cuál? Exacto: el porno. En el caso de medios tradicionales, solo los grandes de verdad podrían recolectar cantidades suficientes, y creo que Salon no es un grande de verdad.

Creo y confío más en la estrategia de The New York Times y Wired, que con sus muros de pago plantean la adaptación del modelo Freemium de los juegos a la prensa escrita. Te dejo jugar unos niveles, pero si quieres jugar más, majo, a pagar tocan. Pues aquí igual, y lo importante es saber que tienes una audiencia fiel que te seguirá aun con ese muro de pago.

No es probable que todos paguemos 20 dólares al año por cada medio importante que leamos, porque al final eso haría que tuviéramos que pagar demasiado por esos contenidos, y por esa razón creo que de esta fase inicial de medios que darán el salto al muro de pago (y solo lo harán los grandes, supongo) pasaremos a un modelo en el que espero que surja algún ‘Spotify de los medios‘, que aglutine, distribuya y nos ofrezca un buffet libre de contenidos en la prensa online.

Sé que ese futuro podría tardar en llegar, pero estos pasitos me dan esperanzas de unos medios que nos librarán de la publicidad y nos proporcionarán una oferta rica, rica y con fundamento. Y, espero, sin tanto script que monitoriza todo lo que hacemos, porque esos script ya no tendrán (tanto) sentido.

Brindo por ello. Y lo hago, por cierto, habiendo pagado ya mi suscripción a Wired para este año. Ea.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “Tres historias sobre medios y muros de pago

  1. Espero que en algún momento alguna empresa de con la tecla de crear un modelo en el que podamos ganar todos, lectores y escritores.

    En ese sentido creo que Medium, con su propuesta de servicio premium sumado a eso que plantearon sobre beneficios de acuerdo al número de ‘claps’ (aplausos) está acercándose, aunque sin tener números de suscripciones y distribución de dinero es difícil de decir.

  2. Diego dice:

    Hace un tiempo escribiste sobre Brave y BAT. ¿Le darás una oportunidad?

    A día de hoy creo que ya es plenamente funcional, aunque tiene algunos «peros» todavía, como que sólo funciona con el navegador Brave.

  3. Sin duda se necesita pagar por lo que uno consume, debemos de ir, como sociedad, aprendiendo que el mundo no funciona así… lo malo que en Internet pasamos ese vicio casi de forma natural.

    Hipertextual intentó hacer el año pasado algo similar (suscripción) pero no les funcionó. Al final nunca explicaron bien por qué y nos dejaron a todos… ?; creo que sería interesante ver a ellos, como medio de habla hispana, lo que descubrieron.

    Porque desafortunadamente el mercado anglo y el hispano somos diferentes. Saludos!

  4. Land-of-Mordor dice:

    El modelo de pago tipo Spotify podría ser el más beneficioso a la larga para los grandes publicadores de contenido. Sí, la ganancia por lectura es ínfima y sólo es relevante con muchos lectores, pero a la vez proporciona un retorno de información sobre tu clientela que es bastante valioso. Saber qué puede interesar a tus potenciales clientes/lectores y la repercusión real de lo que se publica en la audiencia sería muy interesante para esos grandes «jugadores» del mundo periodístico.

Comentarios cerrados