Tecnología

¿Valen la pena los monitores ultrapanorámicos?

·

Desde que vi AIX corriendo en un CRT de 19 pulgadas en un departamento de la Facultad de Informática supe que lo de tener un escritorio majete iba a ser algo a lo que le daría mucho valor en mi particular interacción con mis máquinas. Eso hizo que me aficionara pronto al segmento de los monitores, que ha evolucionado de forma muy sana en todos estos años aunque ahora la cosa esté un poco más parada (para mis casos de uso específicos) de lo que me gustaría.

Ya sabéis que tuve mis más y mis menos con mi última compra en este ámbito, pero cuando estuve estudiando alternativas y descarté los monitores 4K (sigo pensando que los 5K son más atractivos, pero no es el momento aún) también exploré otra de las opciones que parecían curiosas en aquel momento: la de los monitores ultrapanorámicos con formato 21:9. Había algún modelo simpático de LG que incluso pude toquetear brevemente en un evento de prensa, pero aquello no me acabó de convencer. 

hp2

Esa decisión se ha visto algo comprometida tras encargarme del análisis del HP Envy Curved 34, un equipo imponente por diseño que yo diría que incluso se salva de la maldición de los todo-en-uno. Ya sabéis, lo de no ser más que portátiles acoplados a un monitor. En este caso los componentes son muy decentes, pero todo eso no importa porque su precio es absurdo: no tiene sentido pagar 3.000 euros por un equipo así porque, sinceramente, no los vale. 

Incluso bajando a los 1.999 euros no las tendría todas conmigo, pero claro, esa pantalla curvada y ultrapanorámica de 34 pulgadas con resolución 3.440 x 1.440 píxeles es absolutamente brutal. Hay espacio para todo, y de hecho comentaba como más que trabajar con pantalla dividida en dos, como suelo hacer en mi 27 pulgadas 1440p, acababa haciéndolo a tercios sin ningún problema. 

¿Mejoraba la productividad? Bueno, más allá de evitar algún Alt+Tab para traerme al frente el Slack de turno, no. Yo de hecho siempre he pensado que más ventanas son más distracciones, así que en mi flujo de trabajo siempre mantendo mis dos ventanitas de Chrome perennes (a la izquierda escribo, a la derecha leo) y lo que necesito se queda detrás porque o me distrae y así lo evito, o lo tengo minimizado. 

En tema de productividad por tanto la cosa mola pero no es crítica. Casi prefiero un formato 16:9 para esas dos ventanas (en un 21:9 la cosa se queda en dos ventanas de 1.770 x 1.440, algo cuadradotas y más bien amorfas para navegar), así que ahí la batalla la gana (en mi caso, repito) mi 27 pulgadas. 

La cosa cambia cuando hablamos de pelis o juegos, claro. Es relativamente fácil escalar las pelis y hacer que el formato 16:9 estándar se adapte a la pantalla ultrapanorámica, pero el problema es que, sinceramente, no veo pelis en mi puesto de trabajo. Para eso tengo mi salón con tele y proyector majetes y aunque mole esa curva y esa horizontal enorme, la noble práctica del sillón-ball es demasiado preciada para mí. 

Y aquí es donde llegan los juegos, que ganan enteros de forma clara en una pantalla de estas características. Ves más de todo, y en juegos FPS o de conducción -pude juguetear un poco con el impresionante Dirt Rally y también con una vieja demo de Crysis- el resultado es espectacular. Ese sí que sería un valor a tener en cuenta para poner uno de estos monitores en mi escritorio, pero aquí es donde precisamente el formato todo-en-uno no funciona: la gráfica, que no era del todo mala (una GTX 960A) seguramente se quedaría corta a la larga y tampoco podía con el máximo nivel de detalle en esos dos juegos que probé. Eso, para el precio que tiene este equipo, es demasiado problemático. Lo comentaba en Xataka e insisto aquí: si queréis una experiencia de este tipo, lo mejor que podéis hacer es pillaros un ultrapanorámico que solo sea monitor –subreddit al canto, cómo no- y pillaros un PC en condiciones para darle duro a esos juegos que queráis exprimir en este brutal formato. 

Para mí la conclusión es clara: el experimento de HP es fantástico, pero es un producto demasiado de nicho, demasiado caro y demasiado caprichazo para el que lo quiera. Me ha gustado confirmar mis primeras impresiones -los ultrapanorámicos no son para mí- pero debo reconocer que el formato es, desde luego, espectacular. De bonito, de impactante… y de caro. Ea.

 


 

¿Unos céntimos para que me llegue para un monitor 5k?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 133,63 euros en Banggood con Banggood.
  • Consola PS4 Slim reacondicionada: la consola de 500 GB con un mando reacondicionada con la garantía de Amazon, está a 164,74 euros en Amazon Alemania gastos de envío incluidos, alucinante. Corred. Si queréis ir a más, la PS4 Pro de 1 TB nueva está a 316 euros en Amazon Francia gastos de envío incluidos.
  • iPhone Xr: el telefonazo de Apple en su modelo de 64 GB con el A12 Bionic y su pantalla de 6,1 pulgadas está a 749 euros en eBay.
  • Reloj Casio F-91W: un súper clásico de Casio con cronómetro, alarma, calendario y duración de batería de, atención, 7 años. AÑOS. Básico y maravilloso por 8,88 euros en Amazon. Ríete tú de los relojes inteligentes.
  • Monitor Gaming Acer Predator 27 pulgadas: una maravilla de monitor que en PC Componentes está por 699 euros. Atentos: 27 pulgadas resolución 2560×1440, LED IPS, contraste 1000:1, formato 16:9, soporta frecuencias de hasta 144 Hz. Una pasada que está a 499 euros en Amazon. A darse el capricho tocan.
  • Samsung Galaxy Note 9: el telefonazo con S-Pen está de rebajas. Pantalla de 6,4 pulgadas, Exynos 9810 Octa, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 12+12 Mpíxeles y una batería de 4.000 mAh. Difícil pedir más, y está a 609 euros en eBay.
  • Nokia X6: un smartphone curioso con pantalla de 5,8 pulgadas, Snapdragon 636, 6 GB de RAM, 64 GB de ROM, cámara dual 16+5 y un precio estupendo, 174 euros en GearBest con el cupón QY1LR09729.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, lector de huellas, está a 626 euros en Banggood con el cupón 1B2G11710.
  • LG G7 ThinQ: un señor telefonazo con una cámara que impresiona. Pantalla de 6,1 pulgadas 2K, Snapdragon 845, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, está a 412 euros en Amazon.
  • Monitor BenQ GW2270H 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión dual HDMI por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Monitor LG 29 pulgadas: un monitor panorámico 21:9 con resolución 2560×1080, conectores HDMI, Display Port y USB-C y soporte AMD FreeSync, está a 219 euros en Amazon.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Monitor LG 38 pulgadas: esta maravilla ultrawide con formato 21:9, diagonal de 38 pulgadas y resolución de 3.840 x 1.600 píxeles es una pasada si necesitáis área horizontal a lo bestia. Tiene dos altavoces estéreo de 10W y 2 HDMI, 1 DisplayPort, 1 USB-C y 2 USB 3.0. Está a 859,99 euros en Amazon.
  • Altavoz Bluetooth Sony SRSXB31B: un modelo que además de contar con extra Bass, y modo fiesta cuenta con resistencia al agua y al polvo, hasta 24 horas de autonomía y un sistema de iluminación simpático. Está a 89,91 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal.
  • Zotac NVIDIA GeForce RTX 2070: una de las gráficas más potentes del momento y con ese plus de la arquitectura Turing de NVIDIA que puede ser interesante (más en el futuro que ahora). Está a 499,99 euros en Amazon Alemania.
  • Linksys Velop Intelligent Mesh: para garantizarte cobertura WiFi en casa, este conjunto de tres nodos AC3600 con banda dual es una chulada, está a 179 euros en Amazon.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy S9: el telefonazo de Samsung con un Exynos 9810 Octa (equivalente al Snapdragon 845), 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, y cámara estupenda, aunque sea una sola, de 12 MP. Está a 509,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest y en color negro a 328,52 euros en GearBest. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis. En Amazon está a 379 euros, por si preferís esta opción.
  • OnePlus 6T: el telefonazo de este fabricante (análisis) está a precio más que interesante. Con pantalla de 6,44 pulgadas con “mini-notch”, Snapdragon 845, 6 GB de memoria, 128 GB de capacidad, batería de 3,700 mAh, cámara trasera dual de 20+16 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huella integrado en pantalla. Está a 506,10 euros en GearBest, impresionante. Mola además que tienen 2 años de garantía en España.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277,92 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,05 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,961 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

15 comentarios en “¿Valen la pena los monitores ultrapanorámicos?

  1. Litt (Fefo) dice:

    Javi, respecto a estos temas.

    Sabes de alguna comparativa donde indiquen dónde es mejor poner el monitor con un portátil, si justo encima, izquierda o derecha?

    Yo en el único sitio que me encuentro cómodo es justo encima de la pantalla de mi portátil pero observo que no es la norma.

    Dime si sabes de algún estudio, fiable, please!!

    Gracias!!

    • Yo diría que el mejor sitio para colocarlo es el que mejor te venga a ti 🙂 Ergonómicamente quizás lo ideal sea colocarlo a un lado con un soporte -los hay que permiten elevar el portátil para que el borde inferior de pantalla esté alineado con el del monitor- pero no me suena haber visto estudios. Igual puede dar para tema, me la apunto!

      Abrazo!

  2. batlander dice:

    Pues para jugar y ver pelis igual mola pero para trabajar….. no lo veo para nada. Pero es cuestion de gustos. A mi por ejemplo tampoco me gusto cuando los iMac pasaron de los 16/10 a los 16/9.

  3. Daniel Cuñado dice:

    Casualmente estos días me han dejado un monitor ultrapanorámico Philips de 29″ con resolución 2560 x 1080 y estoy trabajando en una configuración de triple monitor junto con la pantalla principal de 14″ de mi portátil (1920 x 1080) y mi habitual segundo monitor que es un 24″ en formato 16:10 (1920 x 1200).
    Todo esto para trabajar, no jugar, con hojas de cálculo, PDFs con planos, visores de CAD, algunos documentos Word, y una aplicación de diseño y configuración que hemos desarrollado internamente en la empresa.
    Para mí trabajar a doble monitor es esencial porque necesito mucho espacio para poder ver bien los planos, porque las hojas de cálculo que trabajamos tienen muuuuuchas columnas y porque nuestro software propio también necesita un escritorio amplio.
    El segundo monitor lo tengo a la izquierda del monitor (porque no me gusta mirar hacia arriba, prefiero mirar ligeramente hacia abajo), y pensé en poner un tercer monitor para repartir posturas ya que tiendo a la contractura en el cuello por esa repetición de giros a la izquierda. Mi idea era comprar un monitor 4K majete de 32″ o así, y me dejaron este ultrapanorámico para probar. Y hombre, está bien para los Excel de infinitas columnas, pero me sigue resultando más cómodo un formato 16:9 o 16:10.
    Eso sí, en estos días que lo tengo sobre la mesa, todos los compañeros de oficina se quedan alucinados con el formato. Es verdaderamente llamativo. Pero sospecho que salvo para juegos, o para ver “Los Odiosos Ocho” de Tarantino en su versión de 70 mm, que es casi igual que el formato ultrapanorámico, no compensa.

    • ¡Hombreeee vuelve el hijo pródigo! 😀 Qué bien tenerte por aquí Daniel. Vaya configuración multimonitor te has montado, telita. A mi ese ultrapanorámico se me queda un poco corto por diagonal y resolución -ya que estamos…- pero desde luego llamativo como dices es. Quizás para tu caso de uso el monitor 4K es la elección perfecta (incluso el 5k, aunque si ves los enlaces creo que aún no es el momento), aunque vas a tener que forzar la vista en resolución nativa un poco, cuidado con eso. Imprescindible que sea de 31,5-32 pulgadas, eso sí.

      Seguro que muchos me matáis por aquí, pero no pude con ‘Los odiosos ocho’. A la mitad la quité del aburrimiento pensando que mejoraría. Menudo tostón.

    • Es como todo, si a ti te aporta fenomenal, yo no saco partido al formato pero está claro que tiene ventajas (y precio) importantes. Lástima por el MacBook Pro, no lo podrás aprovechar mucho para juegos -además es para la ofi-, lo has probado? Es la pera.

  4. ¡Este es el tipo de artículo que a mí me aporta valor a raudales!

    Yo tengo dos 24 pulgadas iguales uno a lado del otro (con giro de 90º para escribir largos artículos más cómodamente cuando es preciso).

    La separación del medio no es problema el 99% del tiempo.

    Yo también leo en un lado y escribo en el otro. Uso constantemente el par de lo que sea (de leer o consultar, normalmente navegador) en un monitor + lo que sea de anotar en el otro (principalmente, excel, editor de código fuente o editor de texto para artículos).

    Y dos monitores son perfecto para este equilibrio productivo.

    Excepto cuando quiero echar un vicio a algún juego (normalmente de coches) en los que, por no tener un tercer monitor que meter en el medio, prefiero conformarme y restringir el juego a un monitor único (con la sensación de estar perdiéndome mucho).

    Y, como meter tres monitores en la mesa se me antoja excesivo (y no los usaría, salvo en juegos), siempre me entra la duda ¿y si en vez de dos o tres monitores, me hago con un megamonitor megatocho mega-ancho?

    Pues ya me has contestado.

    • 😉 Me alegro Uxío. Pues como dices puede que para tí sea una buena opción. El que comenta Pakillo es la pera. Si tienes 1.000 euros en la hucha (1.008 en Amazon ahora mismo) ya sabes.

      Eso sí: ya puestos tienes que pillar también volante. Coñe, ya que vas a jugar en ese pedazo de monitor a juegos de coches hazlo bien 😀

  5. El formato adecuado para el monitor es una cosa súper personal y que depende mucho de cómo trabaje uno. Dejando de lado el tema multimedia, que va aparte, para productividad esto es un mundo. Si vas a utilizar una sola ventana y vas a escribir o leer mucho, te puedes plantear un monitor incluso cuadrado, y a partir de ahí, cuántas más ventanas quieras utilizar a la vez, te vas yendo a un formato más panorámico.

    • Totalmente. Aquí depende de cómo uses tu ordenador y cómo produzcas y disfrutes, ya sabes que siempre hablo desde mi experiencia pero trato de empatizar con el resto de la gente para dar claves que puedan servir a otros. Las configuraciones multimonitor son más baratas normalmente que esto, pero oye, aquí como siempre para gustos los colores.

  6. Juan Andrés dice:

    Yo tengo un Dell ultrapanorámico curvo de 34″ para simuladores de vuelo y no hay vuelta atrás posible, así de claro. Aunque la visión está centrada habitualmente en el tercio de en medio, la visión periférica marca toda la diferencia para dar sensación de “estar ahí”.

    En cambio para trabajar prefiero el de 21,5″ de la oficina porque el formato se adapta mejor a mi organización habitual: una ventana de referencia y otra de escritura. En el de 34″ esa misma organización deja espacio sin usar a los lados o me obliga a estirar las ventanas en la horizontal más de lo que resulta cómodo para no tener que mover la cabeza.

    O sea, que como todo, depende de para qué 🙂

  7. Anonimox dice:

    Yo actualmente sigo con mis dos samsung de 32 full hd y un tercero de tubo de 26 que no voy a decir la marca por que alguno seguro que me mata para heredarlo:) lo de los curvos para currar yo no lo veo aunque para jugar o ver pelos….. Javi tira el proyector y te vendo mi samsung de 80 curva que quiero la de 105 nueva ja ja ja en serio para jugar es otro mundo tengo amigos con proyectores muy buenos y cuando quedamos para ver las carreras siempre en mi casa….. Por que sera? Y para el mc y las consolas se sale. He probado alguna vez a Currar desde la tele pero…… Prefiero mi espacio de tres monitores sin curva (el trinitron también es muy plano ja ja ja se me escapo la marca 🙂 )

Comentarios cerrados