Tecnología

Bienvenida, Realidad Virtual

·

Bueno, pues ya está por aquí. Ya te la puedes llevar a casa. Previo pago, eso sí, de 699 euritos más los extras. Menudencias. Sobre todo cuando hablamos de un producto que es cabeza visible de una… ¿revolución?

Qué fuerte suena eso. Lo de revolución, digo. Internet fue una revolución. El smartphone, otra. ¿La realidad virtual, una revolución? Bueno, supongo que hay revoluciones y revoluciones, pero como en las dos que acabo de mencionar, los principios fueron tímidos. Y lo fueron a pesar de que esas revoluciones llevaban tiempo pochándose. Como las patatas de las buenas tortillas de ídem. 

Oculus-Rift

Internet no fue reconocida como revolución hasta mucho más tarde, y aunque con los smartphones la cosa fue mucho más rápida, llevábamos tiempo sospechando que los tiros podían ir por ahí. Por esos cacharritos pequeños pero juguetones. 

Con Oculus Rift yo diría que la cosa aún está pochándose, aunque para quien guste de tortillas algo más cruditas, ya hay materia prima muy interesante, Lo había hace años, cuando las primeras versiones para desarrolladores ya nos mareaban -tengo vídeos jugosos míos y de la familia que no procede enseñar aquí- pero aún así nos dejaban asombrados. Hoy la cosa ya no asombra, claro: estamos hechos al concepto, así que asistir a una revolución rollo iPhone es difícil cuando no hay demasiados detalles que no conociéramos ya. 

Los análisis que han aparecido en medios yanquis tampoco hablan precisamente de revoluciones. El de The New York Times -no confiaría mi decisión sobre algo así a un generalista, así que vamos mal- es especialmente crítico, e incluso penaliza algo tan estúpido como que para disfrutar de las Rift uno tenga que utilizar un PC. Decía el iluminao que firmaba aquello que ‘muchos podrían encontrarlo anacrónico‘. Y yo podría suavizar el calificativo, pero solo por esta frase me tengo que liberar. Este es gilipollas. Punto.

El resto de análisis que he leído son ciertamente conservadores y evitan anunciar revoluciones a bombo y platillo. Nada de parar las rotativas. Ya sabéis, “No empecemos a chuparnos las pollas todavía”, que diría el Sr. Lobo (con perdón del respetable). Hablan de potenciales revoluciones, de promesas de futuro, de que el rollito virtual este apunta maneras. De que habrá que esperar y de que esto es por el momento para jugones y para usuarios tempraneros. Con lo bien que queda decir early-adopters.

Pero claro, eso es lo que se decía cuando aparecieron internet o los smartphones. Puede que todo se quede en un bluf, pero a mí me da que esto va a ser tremendo. Preparaos para una tortillaca de patatas de las de toma pan y moja.

Y si no, al tiempo.

 


 

¿Unos euritos en honor al Sr. Lobo?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

13 comentarios en “Bienvenida, Realidad Virtual

  1. Pues yo la realidad virtual la acojo con muchas ganas pero también con algo de miedo. Muchas ganas porque se pueden hacer cosas muy chulas, pero miedo a que la realidad virtual consiga que se dejen de hacer videojuegos “de los de toda la vida”. Sería una verdadera pena.

    En cuanto a la revolución, no creo que se puede equiparar al smartphone o a Internet. Unos cambiaron nuestra forma de comunicarnos y acceder a la información, la realidad virtual cambiará quizás cómo consumimos el contenido. En cualquier caso, al ser una cosa para una sola persona, creo que en la mayoría de casos será solo un complemento.

    • No creo que haya peligro de que los juegos de toda la vida desaparezcan a corto plazo, pero sí creo que muchos podrían ganar una nueva dimensión si al final -como parece- acabas usando las gafas como pantalla para todo de modo que todo sea una experiencia más… personal.

      Veremos cómo evoluciona, y aunque es mucho decir lo de que esté en la liga de internet o los smartphones, a mí me da que por ahí va a andar. Esto se pone interesante 🙂

  2. Justamente el viernes pasado, en la oficina un compañero trajo unas Oculus de y todo el personal tuvimos la oportunidad de experimentar unos divertidos momentos VR, desde pilotar un X-Wing hasta experimentar como una araña subía por mi brazo (virtual). La VR es rotundamente un punto y aparte, un antes y un después, en lo que se refiere al entretenimiento “triple AAA”, sin duda alguna tiene todas las papeletas de ser una revolución. La primera vez que la experimenté fue hace 24 años (!!!), en el stand de Rotovision en la Expo de Sevilla del año 92 y nunca lo olvidaré; aunque los gráficos ahora los calificaríamos de low-poly, eran tan 3D como los de ahora.

    Solo un apunte, que podría ir en línea con el del ‘iluminado’ del The New York Times: cuando el hardware VR esté realmente maduro será cuando únicamente utilices su visor y todo el proceso de cálculo se realice EN el visor, del mismo modo que un smartphone no necesita estar conectado a una caja externa para funcionar. 😉

    • Sí, lo cierto es que las buenas experiencias VR son alucinantes y dejan entrever lo que puede dar de sí, que es muchísimo. Lo de las gafas con el todo incluido supongo que llegarán -de hecho las Hololens sí que integran todo en las gafas, aunque sea realidad aumentada, no virtual- pero tardarán, me temo, y aquí lo primero es que la experiencia sea lo más real posible primero. Y para eso vas a necesitar un PC potente durante bastante tiempo.

  3. tecaware dice:

    Si los dispositivos móviles han permitido la ubicuidad temporal, la VR y su convergencia con la realidad aumentada lo harán espacialmente.

    Coincido en que los equipos de visualización correspondientes mantendrán su condición especializada de periféricos soportados por una unidad de proceso fija a corto plazo (1-3 años, tomando el testigo del 4K en entretenimiento) y móvil a medio plazo (3-10 años, de modo que pueda liberar el diseño de éstos respecto del actual dilema entre tamaño de la pantalla y portabilidad, para lo cuál las propia “gafas” deben mejorar en esta propiedad).

    Finalmente, parecen el último eslabón antes de la conexión directa de sistemas informáticos a nuestro sistema nervioso a largo plazo, 10-30 años, lo cual les otorga una relevancia esencial dentro de los próximos avances tecnológicos, pero su maduración y las condiciones del mercado hacen que su influencia comience a ser significativa desde este momento, porque se abre la veda en la oferta de propuestas comerciales.

      • tecaware dice:

        No me pidas tanto en tan poco tiempo. De momento creo que he avanzado algo respecto de la extensión… Quizás estas nuevas tecnologías hagan más accesible la expresión a aquellos a los que nos que encorseta la linealidad del lenguaje verbal…

        La interpretación que daba a tu artículo es que consideras la VR una tecnología trascendental, pese al escéptico acogimiento por otros medios de comunicación.

        Mi pretensión era apoyar tu postura aventurándome a definir unos plazos, de tal modo que demostrase su miopía y lo relacionaba con los periféricos de salida a los que está llamada a sustituir: gafas por las incipientes pantallas 4K (omitía los de entrada: guantes por los jóvenes controles touch) y después destacaba el impacto que podía tener en los propios dispositivos móviles, lejos de lo que vaticinaba el citado medio, el cuál lo anclaba a estaciones de trabajo.

        Finalmente, para reforzar aún más la relevancia de esta tecnología la consideraba último eslabón antes de la desaparición de los periféricos, una nueva interface que podrá facilitar la gestión de la complejidad y el dinamismo de nuestro entorno simbólico actual y próximo.

      • tecaware dice:

        Lo mejor es que el ingenuo intento de aclaración sólo ha redoblado la tortura…, pero se lo merece por instigador.
        (en cualquier caso, tendremos ocasión de contrastar las previsiones…) ?

  4. Pingback: ¿Cuántos años llevas con el mismo PC? | Incognitosis

Comentarios cerrados