Tecnología

Quiero poder jugar en mi portátil

·

Dejo un poco a un lado los dramas y fracasos empresariales y vuelvo al ruedo con un tema mucho más propio de este blog: el de poder jugar en un portátil. Ya he dicho en alguna ocasión que ya no juego todo lo que querría, pero eso no significa que no quiera poder hacerlo, y pasan cosas como la que contaba el otro día: me compro el SuperHot en Steam, lo lanzo en 1080p en el Dell XPS 13 y me encuentro con una experiencia bastante pobre. La culpa es mía, claro: la gráfica integrada está para lo que está, y no precisamente para jugar a toda potencia.

No me compré el portátil para jugar, y seguramente nadie que se compre una máquina similar puede aspirar a algo así. Los tablets y portátiles convertibles, los Ultrabooks y cualquier portátil por potentillo que parezca se queda hecho un moco cuando uno intenta apretarle las tuercas para disfrutar de un juego medio exigente. No me refiero al League of Legends de turno, sino a juegos realmente potentes que hacen que a menos que tengas una gráfica dedicada de sobremesa te comas los ídem de antes. Ya me entendéis.

razercorfe

Eso normalmente sería inviable: o te compras un equipo de sobremesa armado hasta los dientes o lo armas tú, pero en un portátil, por muy de gaming que sea, la experiencia siempre va a estar condenada precisamente por eso: porque es un portátil.

Por eso lo ideal en mi caso es que si uno va a utilizar mucho el portátil pero quiere echarse unas buenas partiditas de cuando en cuando pueda hacerlo, y para eso hay empieza a haber soluciones de lo más pintonas. La más destacable, y ya lo comenté en el pasado, es Razer Core, la caja para GPUs externas que Razer vende como opción para su Razer Stealth, uno de sus últimos Ultraboooks.

Esa caja parece haber inspirado a AMD para lanzarse al ruedo: este fabricante parece estar preparando su propia propuesta en este sector, y la idea, dicen, será la de estandarizar cajas para GPUs externas que cualquiera pueda poner al lado de su portátil y apagar o encender a discreción del señor usuario.

Aquí por supuesto hay nubes y nubarrones, porque no todos los usuarios podrán disfrutar de esas cajas ya que no cumplirán con los requisitos mínimos. Yo apostaría porque AMD va a aprovechar las conexiones Thunderbolt 3 (esos 40 Gbps son muy apetecibles) y los conectores USB-C, lo que descalifica automáticamente a mi portátil.

El otro factor negativo: que NVIDIA no se quedará quieta, lo que hará que probablemente anuncie una propuesta similar a renglón seguido, si es que no lo hace antes. Lo ideal sería que ambas ofrecieran una solución universal -no sé si sabéis que DX12 permite combinar gráficas de NVIDIA y AMD en un modo mixto CrossFire-SLI, eso mola un montón- así que habrá que esperar novedades en este sentido.

Lo que parece claro es que esa podría ser toda una pequeña revolución para el segmento de los portátiles que, eso sí, le pondría las cosas aún más difíciles al PC. Menos gente los necesitaría ahora que pueden tener lo mejor de ambos mundos combinando el portátil con esas GPUs externas, pero quizás ese no sea tan mal camino después de todo.

Yo lo veo. No solo lo veo, sino que lo compro. Bueno, si no nos tangan con los precios, que todo puede ser.
 


 

Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

18 comentarios en “Quiero poder jugar en mi portátil

  1. Yo la verdad, tengo portátil por obligación, para cuando salgo de Matrix (que es muy poco, la verdad) pero no me gustan nada.

    Prefiero mis monitores grades, y mis altavoces grandes, y mi webcam grande (y mi gráfica grande, como apuntas aquí, y eso que también juego bastante poco). Pero, sobre todo, quiero mi teclado cómodo y mi ratón (con cable, para no perder ni un ápice de suavidad y precisión) en una mesa amplia.

    Imagino que podría tener un portátil enganchado a una dock station a la que conectarle todo esto (más el escáner-impresora, que no lo mencioné antes); pero no acabo de verle la ventaja.

    La movilidad la gano teniendo a mayores un portátil (5% de las veces que necesito movilidad) o directamente el smartphone (95% de las veces que necesito movilidad). Al final, entre la cuenta de Google y Dropbox, no necesito andar moviendo discos duros como se hacía antaño. Ni siquiera ya pinchos USB.

    Sinceramente, no entiendo mucho para qué sirve (qué ventaja tiene) un portátil si pasas muchas horas con un ordenador. No lo entiendo.

    Lo entiendo para todo el mundo que quiere ir un paso más allá del móvil/tablet (que es mucha), pero que realmente no se va a pasar una jornada laboral delante de un ordenador. Si es el caso, entonces no me cabe en la cabeza otra cosa que el PC más potente y cómodo del mundo.

    Estoy dispuesto a perder la discusión.

    • Para mí las ventajas son claras si tienes una mínima necesidad de moverte con el equipo, como es mi caso, pero además hay otra evidente: el consumo. Un portátil no va a estar consumiendo energía al ritmo que lo hace un sobremesa potente, y si necesitas esa potencia -que a su vez activará ese pico de consumo- enciendes el módulo con la GPU externa y a tirar millas.

      Esta configuración te da sobre todo versatilidad. Puedes tener lo mejor de ambos mundos sin que el montaje tenga que ser especialmente aparatoso. A mí me parece una chulada, pero veremos precios como decía.

      ¿Cómo ves la discusión, perdida, ganada, empatada…? 🙂

      • La veo «evadida».

        Yo lo que defiendo es un sobremesa aparatoso + un portátil.

        Si solo pudiera tener un ordenador en mi vida, sería portátil, claro.

        Pero no considero que tener un portátil resuelva lo suficiente como para prescindir de un buen sobremesa.

        Al menos en mi caso, que echo más de una hora al día (y de ocho) en el ordenador.

  2. Trufeitor dice:

    Si superando la gama media los precios de las tarjetas dedicadas de sobremesa ya son bastante prohibitivos, el riesgo de que los precios de estas soluciones sean directamente obscenos es realmente elevado. Eso aparte del elefante en el salón, si te llevas este cacharro a cuestas la portabilidad del portátil queda bastante en entredicho. Yo lo veo como para sacar el portátil para las cosas ligeras y tener esto en el «sitio de jugar», porque si lo que quieres es poder llevar el portátil y jugar en cualquier sitio (en el que dispongas de enchufe, claro) es mucho más recomendable la solución del todo integrado.

    • No quiero esto para llevármelo por ahí: lo quiero solo para jugar cuando me apetezca en casa, igual que sucede con el sobremesa. Pero en lugar de tener dos ordenadores completos tengo uno y medio. Lo dicho, para mí la versatilidad de este tipo de configuración «modular» es una pasada.

      • Trufeitor dice:

        El caso de uso que yo decía, totalmente de acuerdo. Ahí te ahorras un ordenador, pero claro, en este caso el problema gordo es el precio: si por cien o ciento cincuenta más que la tarjeta equivalente de sobremesa te llevas el cacharrito, jackpot, pero si la cosa te va a salir tan cara que con un poco más te llevas el ordenador entero pues casi merece más la pena tener los dos equipos.

        OFFTOPIC para ti, Javi, otro fail desde el movil, le doy a publicar, hace como que carga y el comentario desaparece y la vez que lo cogió no me reconoce los smileys, de ahí la interrogación al final de mi comentario. Note 2 stock KitKat con Chrome, por si te es de ayuda.

        En el ordenador no se donde están los smileys. Si cuando digo que comento poco… :'(

      • Exacto, veremos precios porque igual no compensa. Aquí seguro que todos se quieren subir a la parra pero estas cajas no deberían ser más caras que un sobremesa potentillo ni de lejos.

        Vaya con lo de comentar desde el móvil. Voy a probar yo también a ver qué pasa. Lo de los smileys lo miro también, sorry!

  3. Recuerdo hace años un servicio que tenían un catálogo de juegos que se ejecutaban en sus servidores y te pasaban en streaming la partida donde jugabas. Asi podia jugar en mi iMac a un amplio catálogo de juegos de Windows.

  4. Desenfoque Selectivo dice:

    Javier una pregunta que también te deje en el post de Xataka:

    ¿Entre las gafas de realidad virtual y las de realidad aumentada existe la dicotomía entre GPUs para diseño y para juego?

    • Eso parece. Luckey dijo ayer lo de que no habría soporte de Oculus para Mac hasta que Apple no hiciera un ordenador que mereciese la pena, y puso el ejemplo de los MacPro con las Radeon tope de gama de estación de trabajo: no sirven.

Comentarios cerrados