Tecnología

La SJCAM SJ5000+ ya es mía

·

Durante las navidades os hablé un poco de dos cacharritos nuevos que habían entrado a formar parte de mi vida. Uno era el LG Watch Urbane que finalmente me llegó más tarde de lo que esperaba y del que por cierto tengo análisis pendiente con Harry como gran protagonista.

El otro, del que no di detalles, era una cámara de aventura que Papá Noel (o más bien Mamá Noel) me trajo por navidad y a la que entre unas cosas y otras no le había sacado demasiado partido. Se trata de la SJCAM SJ5000+.

sjcam1

Tras algunas pruebas caseras acabé estrenándola de verdad en un viaje de esquí a principios de año, pero después no hubo demasiadas emociones y la cámara cogió un poco de polvo porque, la verdad sea dicha, no soy precisamente Indiana Jones.

Que es lo que supongo (o más bien, espero) que le pase a todo el mundo que tiene una de estas cámaras de acción. GoPro -ahora un poco de capa caída- nos pintó un mundo de color de rosa en el que de repente todos podríamos grabarnos haciendo el cabra con la bici, la tabla de surf o la de snowboard, pero la realidad es que esa alocada vida solo la llevan unos pocos zumbaos que desde luego cuando graban vídeos con estas cámaras le dejan a uno llorando. “Qué hago tecleando esto y no subido a una bici en Australia para luego hacer un poco de salto base“, dirán muchos.

Pues cuidar de tu familia, alma de cántaro. Qué vas a hacer.

Pero cuidado. Que uno sea un ejemplar profesional y padre de familia no quiere decir que no pueda sacarle algo de partido a estos cacharritos, claro. Como digo le di un tiento en aquel viaje de esquí, y allí me di cuenta de dos cosas. O más bien, de tres.

  1. Colocarse bien la cámara es fundamental: no quise andar aprovechando la conexión WiFi que tiene la cámara para ver por el móvil lo que se iba grabando -por no perder tiempo- y la tontería me salió cara, porque todos los vídeos salen mirando demasiado hacia abajo.
  2. De estabilización de imagen, nada: aunque hay algún modelo por ahí con estabilización óptica de imagen, en la mayoría de GoPro y en las SJCAM -si no en todas- no existe esta opción, así que las vibraciones se notan bastante tirando a mucho. Eso hace que los vídeos no tengan la calidad que uno espera en algunas ocasiones, aunque para esto hay algún que otro remedio.
  3. A los esquiadores profesionales les quedan mejor estas cosas: ya lo suponía, pero lo confirmé. Como que luce más la cosa si pegas un par de botes importantes con otro locoplaya amigo tuyo haciendo esos dos botes en paralelo. No es mi caso, ni supongo (espero) el de la mayoría de vosotros.

Ese primer experimento me permitió comprobar que efectivamente lo de las cámaras de aventura tenía su gracia, y además experimenté con el tema de la estabilización óptica de imagen, que se puede apañar bastante gracias a Microsoft Hyperlapse, el programita que suaviza toda la grabación y que puedes usar gratis siempre y cuando aceptes el hecho de que una gigantesca mosca aparecerá en la parte inferior derecha del vídeo. En la breve prueba que incluyo aquí se me ve deslizándome raudo y veloz en el primer vídeo. En el segundo se me ve deslizándome suavemente raudo y veloz, que mola más. Las diferencias están ahí, aunque lo de Hyperlapse curiosamente funciona cuando aumentas la velocidad de reproducción a 2x o 4x.


La cosa se había quedado más o menos ahí hasta hace unos días. La apertura de las piscinas hizo que de nuevo la cámara tuviera su oportunidad. Aquí le copiamos la idea a unos grandes amigos (¡twin-family!) y tras un aviso hace unos días me pillé un kit de complementos de Neewer que ahora está a 9,50 € en Amazon y que entre otras cosas incluye un mango-boya -la cámara no se hunde- y el soporte-cinta de pecho que quiero probar la temporada de esquí que viene.

Ya armado hasta los dientes con los cacharritos tocaba probar una de las opciones más chulas seas o no aventurero: lo de sumergir la cámara y sacar fotos y vídeos debajo del agua. ¿Funciona bien?

sjcam2

Pues sí. Funciona de coña. No voy a publicar ninguno de esos vídeos porque salen mis enanos y ya sabéis que soy un poco tiquismiquis con eso de publicar fotos o vídeos suyas, pero lo cierto es que grabar en la pisci -y en la playa, supongo- es una chulada. Los vídeos quedan súper simpáticos y con un poco de práctica es fácil sacar tomas que podrían formar parte de cualquier vídeo de GoPro (o Apple) con una musiquita veraniega y un eslogan para vendemotos. Pero lo mejor es que también valen para tener recuerdos imborrables, que es de lo que se trata.

¿Y qué hay del tema especificaciones técnicas? ¿Qué pasa, JaviPas, que no haces pruebas de rendimiento y calidad de imagen?

Pues la verdad es que este no era un post dirigido a eso, pero sí que quería hacer algunos apuntes básicos. La SJCAM SJ5000+ es un modelo especialmente interesante de estas cámaras porque graba a 1080p50 (PAL), pero sobre todo tiene un modo 720p100 que es genial para grabaciones a cámara lenta. Creedme: grabar saltos del tigre con caída en el agua a cámara lenta y grabar saltos (del tigre o no) de tus niños (con caída en el agua también, mis pobrecitos) no tiene precio. De verdad, no lo tiene.

La otra característica curiosa del dispositivo es la conectividad WiFi. La SJCAM SJ5000+ crea una conexión WiFi ad-hoc que permite que te conectes con el móvil para dos cosas. La primera, controlar la cámara remotamente y ver lo que ve el objetivo, además de iniciar/parar la grabación o sacar fotos. Y la segunda, poder pasar las fotos y vídeos por WiFi, algo que a no ser que estés en un apuro no sale mucho a cuenta porque tarda y porque gastas batería de forma importante. La conexión WiFi es para mí algo anecdótica, pero oye, bien por las opciones.

¿Qué tal la calidad del vídeo? Pues yo diría que decente, pero no espectacular. Es lógico: el sensor (un Panasonic MN34120PA de 1/2.33? y 16,37 Mpíxeles) es bastante majo, pero no es la pera, como tampoco lo es el objetivo, que es un f/2.8 con un campo de visión de 153° que se acerca al ojo de pez y que es la norma en este tipo de dispositivos. Aquí la luz es determinante: si tienes día soleado, tanto las fotos como los vídeos lucirán más. Si no es así, la cosa pierde bastante, y es algo que se nota especialmente en las fotos. Cualquier móvil decente -y mi OnePlus One lo es- saca fotos bastante mejores, y para según qué cosas desde luego grabaría vídeo con el móvil y no con la cámara. Por ejemplo, hace poco tuvimos función de los niños y grabé con la SJ5000+, que por cierto, tiene micrófono integrado. Fue un error, porque aunque el angular y ese objetivo dan vidilla en ciertos escenarios, no es el más apropiado para grabaciones estáticas. No he trasteado mucho con firmwares -tengo el v3.2 y ya van por el 3.3.6, que entre otras cosas incluye ajustes del FoV y también un modo 2K a 30 fps- pero es bueno saber que hay una comunidad bastante activa que va moviendo el tema.

La cámara es un pequeño capricho cuesta 156 euros en Amazon ahora mismo, y es inevitable pensar en alguna GoPro como alternativa -más caras aún- o, cómo no, en las Xiaomi Yi que cuesta la mitad (72,88 euros en Amazon, pero creo que tienes que comprar la carcasa para sumergirla a parte, esta ronda los 17 euros) aunque tiene una diferencia que puede ser fundamental para muchos: que no tiene pantalla LCD detrás.

¿Recomendable? Si os digo la verdad yo era un poco reacio a tener un cacharrito de estos: lo de tener una cámara de aventura no parece tener mucho sentido para gente más bien tranquilita o para los que no son unos zumbaos de deportes extremo, pero lo del modo piscina le ha dado otro sentido a mi vida. Si sois de los que queréis tener recuerdos simpáticos de vuestros niños (o vuestros amigos/as, que también sirve) lo de los vídeos debajo del agua es alucinante, de verdad. Muy propio de vídeos de felicidad familiar total, desde luego.

Para mí, un acierto. Y si se me ocurre hacer el bestia y grabarlo, ya tengo los medios. Ele.

 

Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar (Atención: los 0,50 euros son solo una referencia, podéis modificar la cantidad antes de dar a “Siguiente”). ¡Gracias!

paypalme050


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

1 comentario en “La SJCAM SJ5000+ ya es mía

  1. Serieofilo dice:

    Javi, con el Vídeo Editor de YouTube también se puede estabilizar la imagen cuando la detecta movida. Básicamente va pillando la parte común de cada frame. Por eso quedan unos vídeos un poco más encastados. Pruebalo y ya comentaras qué tal…

Comentarios cerrados