Tecnología

Las ventanas están sobrevaloradas

·

Llevo años trabajando de la misma forma: dos ventanas de navegador ocupando cada una la mitad vertical de la pantalla. A la derecha sobre todo hago consumo de contenidos. A la izquierda, por el contrario, los produzco. No sé por qué es así y por qué ahora me resulta raro escribir en la mitad derecha de la pantalla (salvo los correos o algún tuit), pero es cierto que mi alineación con el monitor no es simétrica: estoy un poquito a la izquierda de ese eje central imaginario.

incog1

Por supuesto existen situaciones en las que no trabajo con pantalla dividida, pero en la mayoría de los casos es porque esas ventanas solo son aplicaciones en segundo plano -Slack o Spotify ahora mismo- que no tengo delante constantemente. Si las voy a usar de forma mínimamente prolongada, tiro del Snap de Windows 10 y las acoplo tanto a los laterales como a las esquinas. Eso suelo hacerlo mucho cuando tengo que trastear con mis VPS. Abro una sesión remota con putty y arrastro la ventana a una esquina. También aprovecho esa nueva capacidad de aprovechar “cuartos” de pantalla para poner algún vídeo de YouTube cuando los niños se me ponen encima mientras curro, o para abrir el vídeo de un evento del que estoy haciendo una cobertura.

De repente me doy cuenta. Las ventanas quizás no tienen tanto sentido.

En realidad el principio es fantástico porque uno puede usar las ventanas de ese modo, o usarlo como lo hago yo, a modo de paneles. Esa forma de trabajar no es en absoluto nueva, y hay todo un mundo de Tiling Window Managers que pueden satisfacer las necesidades del más pintado:

Supongo que esto está pensado para gente organizada, como también lo están otros paradigmas como los escritorios virtuales. El caso es que al final lo que tenemos ya no son tanto ventanas puras como paneles, y precisamente ahí quería llegar, porque un joven diseñador llamado Lennart Ziburski ha creado su propia prueba de concepto de lo que debería ser el futuro del escritorio. Uno en el que no debería haber ventanas, sino paneles. EL nombre del proyecto es igual de descriptivo que su aspecto visual: DesktopNeo.

desktopneo1

Os aconsejo que os paséis por la web del proyecto porque es fantástica. Con 21 añitos este chico ha demostrado tener un talento importante y un criterio sólido. No todo está atado, desde luego -echo en falta los atajos de teclado y ese modelo de etiquetas parece un poco raro al principio- pero la idea es fantástica, como señala el sano debate en Hacker News.

Dudo que a estas alturas alguien migre a un concepto así: tanto Windows como OS X y Linux están bastante maduros y parece que una evolución tan drástica del espacio del trabajo sería compleja por un motivo único: que la gente no está dispuesta a cambiar su forma de trabajar. Al menos, no fácilmente.

Y sin embargo, el concepto es una chulada tanto en formato como en su aproximación al modelo de productividad que yo por ejemplo utilizo a diario. Lástima que no se pueda probar en directo -es solo un diseño conceptual muy bien presentado- pero quizás algún desarrollador lo tome como idea para poner en marcha un entorno de escritorio que adapte esas capacidades.

Aviso: a mitad de entrada lo he recordado. Ya había escrito sobre esto hace más de tres años. Mola que la reflexión siga vigente, pero quizás no mola tanto el hecho de que las cosas siguen igual que estaban. ¿O sí?


Si os ha gustado el artículo, quizás queráis aportar. Significa mucho más de lo que imagináis. ¡Gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

23 comentarios en “Las ventanas están sobrevaloradas

  1. A mí me resulta incómodo trabajar de esa forma, pero debe ser mayormente porque aún estoy atascado con un monitor «pequeño» de 21.5 pulgadas. O podría ser que hago toda mi navegación por internet en la oficina y de noche en casa es que escribo, programo, juego y veo películas, en fin cosas que demandan enfocarme solo en eso casi todo el tiempo.

  2. Anonimox dice:

    Mas que con ventanas….. Monitores, hace tiempo que trabajo con tres monitores uno de 24 como principal de tubo ( que no cambio por nada) y dos les hull hd de 32 a cada lado y es cómodo de cojones trabajar así, desde 95 no uso ventanas en un solo monitor aprovechando el espacio. Por eso odio mi portátil…….

  3. Hace bastante en linux y desde win10 también hay, realmente uso mucho los escritorios virtuales. Siempre al menos 2 tengo para separar contenidos.
    Y el snap es por oleadas, a veces no puedo vivir sin poner las ventanas en mitades o cuartos, mientras que otras vivo con todo maximizado a pantalla completa uno debajo del otro

    • Los escritorios virtuales son un buen invento. Yo nunca me acostumbré a usarlos ni en Linux ni en OS X y tampoco ahora en Windows 10. En este último hay una limitación seria: puedes arrastrar una aplicación, pero no una ventana de una aplicación. Es decir, si arrastras una de las dos ventanas de Chrome abiertas a otro escritorio, te obliga a arrastrar las dos :/ Olvidadlo, todo funciona como debe en los escritorios virtuales aunque yo no los use 😉

  4. Jesus dice:

    El tamaño de monitor es el mayor problema que veo. Ademas aunque lo intento mi escritorio siempre es un caos que intenta estar limpio lo máximo que puede.

    Me siento mas cómodo con una ventana «siempre en cima» en Linux.

    Pero todo parece indicar que el clásico «Desktop» esta en desuso

    • Sí, el tamaño importa 🙂 Para monitores ya grandes y con buena resolución creo que se desaprovecha mucho espacio sobre todo a la hora de trabajar y producir (cuando solo estás consumiendo contenidos la cosa cambia). Yo diría que el escritorio sigue fuerte, pero siempre se le intenta dar una vuelta. Más que en desuso lo calificaría como muy maduro.

  5. Totalmente de acuerdo y es algo en los que las 16:9 se agradecen un montón. Mi hermano sigue teniendo 4:3 y si voy a hacer algo en su ordenador porque tenga que consultar algo ó el mío no esté disponible por algún motivo me quedo algo cojo.

    Por otra parte, ésta es la forma de trabajar en tablets con W10, he estado usando bastante la Surface3 de un amigo y es una maravilla arrastrar el dedo desde arriba del panel y poner dos «ventanas-paneles» a cada lado de la pantalla pudiendo cambiar de forma fácil el tamaño relativo de éstas.

    «Splitview» (cómo lo llama Microsoft) en Surface, a partir del minuto 1.40: https://www.youtube.com/watch?v=PDnCHPn4MTs

    Hay un hilo en Reddit dedicado a «Tiling Windows Manager» (que bien suena todo en inglés XD). https://www.reddit.com/r/windows/comments/2rn775/best_tiled_window_manager_for_windows/

    Pd: Yo lo hago justo al revés que tú Javi, producción a la derecha y consumo a la izquierda :D.

    Offtopic: ¿ Incognitosis tiene soporte en los comentarios para texto enriquecido ?

    • Ahí le has dado Álvaro, efectivamente el formato 16:9 (o 16:10, o cualquiera alargado) es el que favorece esto, de otro modo la cosa es complicada a no ser que tengas mucha resolución y puedas jugar con eso. Lo de la pantalla dividida en los Surface es efectivamente un buen ejemplo -en realidad es lo mismo que cualquier sobremesa- y bien por el hilo de Reddit!

      En cuanto a los comentarios, sí, se pueden meter tags HTML, quizás debería indicarlo en la caja de comentarios. Yo meto así enlaces, cursivas, negritas, citas (blockquotes), listas ordenadas o desordenadas e imágenes cuando lo necesito. Si escribes con HTML no hay problema.

  6. Manuel dice:

    Es un concepto interesante, pero yonno renunciaría a las ventanas y la posibilidad de moverme entre ellas con agilidad.

    Pero de aquí extraería la idea de poder ordenar varias ventanas en distintos paneles con opciones directas tipo ‘enviar esquina superior izquierda’ o ‘enviar a panel central’, para poder ordenar con facilidad lo que quieres ver en cada momento.

    Eso sí, como dice Rogerdv hay que abandonar los monitores pequeños y contar con más de uno o uno grande para poder trabajar así.
    Aunque cueste creerlo en mi trabajo, empresa de software, aún nos siguen dando monitores de 19″ de 1280×1024.

  7. Me ha hecho mucha gracia porque yo lo hago siempre igual que tú. Pantalla dividida, lado izquierdo para escribir y organizarme, lado derecho para leer, ver, etc. Y también se me hace rarísimo ponerme a escribir en el lado derecho xD. Ay, las manías…

  8. Javier, yo hace harto tiempo que no uso un gestor de ventanas de esa naturaleza («floating windows»), porque incluso en mi monitor del laptop (1920*1080), me parece que mucha información importante se pierde.

    Te sugiero que en Linux pruebes un gestor tiling, como los que mencionaste. Actualmente estoy usando bspwm, aunque a veces me cabrea que como está en desarrollo, actualizo y queda la escoba. Puedes usar uno más estable como i3, que viene con una buena configuración de fábrica y es fácil configurar. La otra alternativa buena es XMonad, el único problema es que personalizar es un poco más difícil, pero a la vez mucho más potente.

    De todas formas, cualquiera de esas tres puedes encontrar buscando configuraciones funcionales muy buenas y listas para usar.

    Lo otro que encuentro positivo, es que la mayoría de ellas están pensadas para usarse con el teclado,

    TL; DR, prueba i3 por un fin de semana (cold turkey approach)… apuesto que después no puedes volver a las ventanas flotantes.

  9. Bend3r dice:

    Puede parecer que las cosas están igual que hace 3 años, pero no creo que sea así. Hay una sensación de que las interfaces de escritorio van a experimentar una revolución en los próximos 2-3 años aprovechando convergencias, Continuums y las fusiones Android-Chrome OS y OSX-iOS. En ese contexto no sería extraño que en un futuro próximo empezaran a aparecer interfaces con conceptos similares a los que expone Ziburski.

    He echado un ojo a algunos de los WM que mencionas para Linux y me parecen horrendos estéticamente hablando. Esperemos que algún grupo de desarrolladores y diseñadores se curre algo más logrado estéticamente en un futuro próximo. Algo en la línea de gtk3/mutter y que no parezca una interfaz de los 90.

    • Ojo que esas fotos lo que ves de interfaz son las elecciones del toolkit gtk e íconos (súper antiguos por cierto). Los gestores de ventana son eso… Gestores de ventana. No tienen ninguna estética asociada a ellos ¿me explico?

      Sólo pueden juzgarse por la funcionalidad.

Comentarios cerrados