Tecnología

La revolución Windows 10

·

Esta mañana he dedicado varias horas a preparar mi última gran reflexión en Xataka. Se trata de «Windows 10: los cuatro retos (y quizás alguna sorpresa) que Microsoft puede empezar a resolver mañana«, un ejercicio en el que resumo lo que sabemos del futuro sistema operativo de Microsoft pero en el que sobre todo muestro mi optimismo de forma quizás exagerada. Más sobrios han sido ejercicios similares en The Verge (Tom Warren parece no estar demasiado animado ante las expectativas) o el que ha realizado la periodista mejor informada de temas Microsoft en todo el mundo, Mary Jo Foley, en ZDNet. He dado un repaso a otros artículos, pero si me permitís el atrevimiento, no veo que haya alguno mejor en inglés (o español) que sea más completo que el publicado esta mañana. Ahí queda eso.

Para que nos entendamos: el evento de mañana podría ser a mi juicio -ya me equivoqué con el de Apple hace casi un año, así que no me toméis muy en serio- el mayor y más importante de la historia de Microsoft. Sus responsables no lo están vendiendo así -de hecho, apenas han dado pie a que haya grandes disrupciones- pero todo contribuye a pensar que al menos por propuestas nos encontramos ante el sistema operativo que podría volver a convertir a Microsoft en absoluta referencia en el mercado. Sigue siéndolo, claro, pero su época dorada terminó con la llegada de Google y su buscador en primer lugar y de el iPhone de Apple en segundo. Dos mundos que se le escaparon inicialmente y que ahora persigue con ahínco con éxito desigual.

Windows 10 podría cambiar casi todo eso. La convergencia de la que he hablado una (allí abrí los ojos), y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra, y otra vez es la absoluta protagonista de un enfoque de Microsoft que a mi me parece personalmente brillante y que en realidad se introdujo por parte de Mark Shuttleworth al querer ofrecer básicamente la misma visión en Ubuntu desde octubre de 2011. Lamentablemente los recursos de ambas son muy distintos, y Ubuntu está -que yo sepa ahora mismo- aún muy verde en ese camino por la convergencia total.

Muchas son las novedades que se esperan mañana, y de todas ellas he hablado en el artículo de Xataka, pero yo tengo esperanzas muy claras respecto a componentes como Continuum y el enfoque que se le dará a Windows 10 para móviles (lo llamen como lo llamen, y no será «Windows Phone 10»). Se habla incluso de la presentación de un prototipo de «híbrido de smartphone y portátil» que podría ser colofón de una propuesta asombrosa, así que estad atentos.

Yo, desde luego, lo estaré. Mañana a las 18:00 podréis comprobarlo, ya que cubriré en vivo (aunque no in situ) el evento de Microsoft para Xataka, y espero que me queden fuerzas para comentar aquí mis impresiones sobre el mismo. Y sobre todo, espero que los de Redmond no me decepcionen. Si os gusta la tecnología, yo desde luego no me lo perdería.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

4 comentarios en “La revolución Windows 10

  1. victor dice:

    Sinceramente, llevo augurando mucho tiempo y por ello aguantando los comentarios jocosos de mis colegas de profesión, que la próxima revolución es esa, el salto a la convergencia total, la potencia de los smartphone es mas que suficiente para mover un so a nivel usuario normal, otra cosa es lo que me rebatian los usuarios avanzados, evidentemente todavía es pronto, pero aquello que intentaron los de ubuntu, me pareció un salto en el tiempo, llegar a tu casa, enchufar el movil a un dock y a currar… joder es fascinante (perdón es la emoción) he sido usuario de apple desde el 2006, antes de microsoft y linux a tiempo partido y por venadas, pero si Microsoft hace lo que creo que es capaz de hacer (surface pro 3 reinventada) un servidor lo tiene claro, un bicho en el bolsillo y una torre en el currillo jejejejejej saludos!! En brebe empiezo a enlazar mi humilde blog.

  2. Modiglian dice:

    Compré W8 cuando salió, ya era hora de tener un windows legal tras tanto piratearlo, 30€ era un precio razonable.

    Hasta que lo instalé, «¿Pero qué es esta mierda?»

    Y la partición de W7 pirata siguió siendo la de arranque.

    Hace unas semanas con el cambio de un SSD, le di una oportunidad a 8.1, tras el tostón de la licencia, crear una cuenta de correo microsoft, etc… ¿no han aprendido nada de Apple y OSX?

    W8.1 va bien, sobre todo desde que he dejado de ver el tostón mareante de cuadraditos, destestaba el escritorio Playskool en XP y lo detesto en W8.

    Si la aplastante mayoría de tus clientes te están diciendo «eso no», demonios, ESO NO.

    No es difícil entenderlo.

  3. carlos dice:

    Desde que leí que Windows 10 será multiplataforma y se podran ejecutar apps de escritorio en dispositivos móviles dije, joder Microsoft si logra hacer de verdad lo que se plantea dominará los dispositivos móviles a niveles increíbles incluso me atrevo a decir que los androids e iOs quedarán como pisapapeles, y lo mejor es la facilidad que existe en Windows para programar con su excelente IDE visual studio, espero con ansias su salida y también espero poder ver a Android ser enterrado igual que iOs, que si bien son sistemas operativos pensados para móviles y muy bonitos no dejan de ser lo que son, SO limitados en todos los sentidos

Comentarios cerrados