Tecnología

How I met your mother: nueve años de risas después

·

Estoy un poco-bastante mosqueado con el final de How I met your mother (la he visto siempre en VOS, así que así se queda). Soy de los que no ven la temporada en curso hasta que termina. Me gusta tragármelas enteras a mi ritmo (ahí la filosofía Netflix me tendría ganado), así que he tardado un poco más de la cuenta en poder ver ese comentado último capítulo de una serie prodigiosa. Spoiler alert, aviso.

El final no me ha gustado. De hecho, no me cuadraba del todo la temporada en sí, tan centrada en ese fin de semana del bodorrio final que, eso sí, han logrado hacer muy entretenido gracias a los constantes flashbacks (cómo echaré de menos esos inconfundibles sonidos y transiciones de vídeo) e hilos paralelos. Con algún que otro capítulo más flojete que otro y algún secundario con demasiado protagonismo (Billy Zabka debió quedarse en el grandioso capítulo Bro Mitzvah), en general la novena temporada ha sido genial en casi todo.

En mi caso, eso sí, no lo ha sido en el desenlace, que me parece injusto para una comedia. Una serie que nos ha hecho tan felices (aunque suene cursi) durante 9 años con sus situaciones exageradas no se merecía un final tan real y dramático. Cierto que todo lo que dicen ocurre: los amigos de antaño desaparecen, las relaciones se rompen, y la gente, por supuesto, muere. Pero una serie divertida y que siempre te dejaba la sonrisa en la boca yo solo la veía con un final acorde.

Podría haber perdonado el divorcio entre Barney y Robin, hasta cierto punto predecible. Pero que todos acaben cada uno por su lado, a su bola, es demasiado triste. Que se carguen a la madre me parece increíble después de todo lo que pasó el pobre Ted para lograr encontrarla. Que Ted siga eternamente enamorado de Robin –a la que no ve teóricamente ni en pintura porque se ha vuelto estrella televisiva– tampoco me cuadra, e incluso lo de la excursión final a Italia de Marshall y Lilly me parece bastante estúpida –de hecho, no se comenta nada de si Lilly logra ese teórico sueño artístico allí, toda la polémica era inútil–. Incluso la lacrimógena despedida del S09E22 con esos amigos que repente se dan cuenta de que no se van a volver a ver (¿WTF?) es otro momentazo que le hubiera ido bien a otro tipo de serie. Pero no a esta.

How I met your mother se merecía un final feliz. Se merecía que Ted acabase forever and ever con la madre de sus hijos –por cierto, nunca me convenció como pareja de Ted, ya puestos a sacar punta a todo–, que Barney siguiese ligando a destajo tras el divorcio, que Robin se convirtiese en una solterona feliz con sus amigos, y que Marhsall y Lilly siguiesen siendo esa perfecta pareja imperfecta. Pero sobre todo, se merecía que todos ellos siguiesen estando juntos forever and ever.

Al menos, en nuestra imaginación. Nueve años de risas son demasiados para dejarnos ahora con ese mensaje de que la vida es una mierda.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “How I met your mother: nueve años de risas después

  1. Pingback: Incognitosis de fin de semana (IX) | Incognitosis

  2. Por no hablar de la incoherencia de que Ted le diga a Robin que ya no es ese chico, que ya no la quiere así en el capítulo 22 para que en el 23-24 les vuelvan a liar (aunque en la trama haya un salto temporal). O que Robin se divorcie de Barney por incompatibilidad con su estilo de vida, mucho más libre que el de un viudo con dos hijos, y en cambio sea una relación perfecta para Ted.

    ¿Y lo de la despedida lacrimógena para que el tío esté 24 horas más tarde tranquilamente y lo solventen con un “Oh! Yeah, I’m not doing that”?

    Suma a eso el convertir a Barney en un personaje completamente patético, la sensación de que te han tomado el pelo durante nueve años (no ha sido improvisado porque lo de los niños lo tenían grabado desde la primera temporada para que tuvieran la misma edad) y es para cabrearse.

    Y por si fuera todo, nos vamos sin saber el porqué de la piña o de la futura voz “Bob Saget” de Ted.

    Y no sólo no tiene sentido desde un punto de vista “artístico”, sino desde el punto de vista económico, Friends aún hoy sigue dando muchísimo dinero por la sindicación internacional en sus constantes reposiciones, eso ha hecho que nuevas generaciones se engancharan a Friends (como se ve si vas a la tienda de la NBC y ves el % de tienda que aún hoy dedican a su merchandising). Pero con HIMYM, ¿quién va a querer volver a verla? ¿Quién va a querer volver a sufrir el descenso a la mediocridad durante casi la mitad de su vida hasta la pésima novena temporada sabiendo el final que espera? ¿Quién va a volver a verla para que cada vez que veas el tobillo o el paraguas de la madre te recuerde cómo se rieron de ti cuando las estrenaron (aparte de que estás viendo un cadáver andante)? Es una decisión que, estoy seguro, ha costado millones de dólares a la CBS. Es una decisión imposible de entender.

    En fin, que como esta gente haga otra serie me lo pensaré seriamente si verla, aunque sospecho que pasará como con Marta Kauffman y David Crane, que aparte de Friends no hicieron nada que mereciera la pena ver.

  3. Pingback: Una de series: Se va ‘Juego de tronos’, llega ‘Halt and Catch Fire’ | Incognitosis

Comentarios cerrados