Tecnología

Google nos da, Google nos quita

·

Una de las poquitas partes que menos me gusta de mi trabajo es la de las coberturas de eventos en directo. Vomitar lo que suelta la empresa de turno sin apenas tiempo para la reflexión o la opinión es un ejercicio que no me gusta practicar, pero aquí mandan las líneas editoriales y todos los medios solemos estar en lo mismo. Tratar de ser los primeros, sin más. 

Dejando a un lado si eso sirve de algo -el que suele ir a ver una cobertura en si sitio habitual seguirá haciéndolo allí, digo yo-, ayer tocó cubrir Google I/O 2015, un evento teóricamente centrado en los desarrolladores pero en el que los usuarios finales siempre acaban siendo bastante protagonistas. 

Este Google I/O no ha sido la excepción, y muchos de los anuncios simplemente estaban dirigidos a los usuarios de productos y servicios de Google, y no tanto a los que pican el código. No tenía demasiadas esperanzas en un evento sorprendente, y los tuits de JR Raphael -editor en ComputerWorld- justo antes de la keynote eran reveladores: parece que Google da sorpresas importantes en Google I/O en años pares. En 2012 llegaron el Nexus 7, Jelly Bean, Nexus Q (aquello no podía tener futuro) y esa increíble presentación en paracaídas de las Google Glass que desató la fiebre por los ñafotas hipsters. En 2014, el año pasado, tuvimos Wear, Android L con Material Design y cosas como las apps de Android en Chrome OS. 

El caso es que ayer asistíamos a una nueva edición y yo lo hacía con bastante escepticismo, pero el caso es que tras las dos horas y media –aquí el vídeo completo, en serio Google, tienes que acortar estos eventos rollo “El Señor de los Anillos: Montaje del Director”- quedé medio contento. Hubo bastantes novedades y mejoras incrementales en áreas importantes.

Todo empezó con algunas demos espectaculares en el sistema de pantallas gigantes del Moscone que observaban tanto los espectadores como los asistentes (pocos con Chromebooks, y menos aún -llegáis tarde, flipaos- con las Google Glass). Ballenas que parecían traspasar esas pantallas, un Pong a lo grande (mooola) o una original cuenta atrás dieron paso a  la presentación. Que resumo con pequeñas reflexiones: 

  • Android M: 1) bien por el nuevo control de permisos. 2) veremos si Doze aporta algo en eficiencia energética realmente. 3) Android Pay muy bonito pero tiene que cumplir, y Wallet no lo ha hecho. 4) Huellas dactilares lo mismo. 5) USB-C ¡Hell yeah! 6) Custom Tabs Meh. 7) Google Now on Tap: si lo usase, podría molar. Es un poco inquietante para cuasi-histéricos de la privacidad como yo, la verdad. 8) Resto de pequeñas mejoras: bien. Google, por supuesto, no mencionó que 9 meses después del lanzamiento de Lollipop la cuota de esta versión de Android sigue siendo patética. Si tenemos en cuenta que KitKat (39,8%) y Lollipop suman ahora mismo casi el 50%, daos cuenta de algo: 1 de cada 2 usuarios ni siquiera tendrán un dispositivo con Android M dentro de dos años. Para eso Google sigue sin tener solución. Pero todo es muy bonito sobre el papel, que conste. 
  • Android Wear: poquísimas novedades aquí, decepción total teniendo en cuenta que los relojes inteligentes deberían tirar del carro en el futuro con cosas como la integración de Google Now. FAIL. 
  • Project Brillo: Todo esto de la IoT suena casi como lo del Big Data. Mucho humo, pero claro, las empresas tienen que posicionarse y decir que están en la batalla. Bastante meh.
  • Google Photos: lo he probado brevemente y como todo lo que huele a dejar (parte de) tu vida en la nube, me asusta. Me asusta esa dependencia, me asusta lo que puedan hacer con esas fotos y lo que de hecho hacen con temas como el reconocimiento facial o de objetos (probad las búsquedas por lugares o cosas, funcionan y dan mucho miedo), y me asusta que un día lo puedan cerrar como Google Reader. La interfaz mola, sí, pero ahí acaban para mi lo llamativo. Al editar las fotos en escritorio o móvil se pierde el editor de Google Plus (más sobre esto después), pierdes todas esa potencia por unos filtros bastante cutres. Un error garrafal en mi opinión. En escritorio puedes forzar (por ahora) a la versión clásica de Google Plus y las fotos, incluido ese editor. Yo uso mucho el aleatorio del filtro Retrolux en las imágenes de cabecera de estos posts, así que perderlo me sienta como un tiro. Lo del espacio ilimitado es un buen caramelo, pero como siempre, eso tiene un precio. Lo dicho, me asusta. Pero a mucha gente le compensará, claro. Allá ellos. 
  • Google Maps: pequeño paso hacia el uso offline, pero nada de mapas descargables. De todos modos Google Maps es un productazo -y tiene más sentido tras las buenas críticas que he leído de Android Auto esta semana- y aunque lo de las mejoras en uso offline no están mal, saben a poco. Queremos mapas descargables, aunque no tengan tanta potencia e interactividad como conectarte a tus servicios para que espíes dónde vamos y qué hacemos ¿qué te cuesta, Google? Ah claro. Eso. Que sepas dónde vamos y qué hacemos.
  • Android Studio: anda, ¡si hablaron de productos para desarrolladores! Aquí no puedo valorar, me temo. Lo de Polymer (por lo que sé, logra que las aplicaciones web tengan el aspecto de apps nativas) tiene buena pinta. 
  • Google Cardboard y Jump: bien por el momento friki y por la apuesta por la realidad virtual. Las cardboard son un invento, de verdad (ahora también para iOS), y aunque lo de las cámaras 360 de Jump es una flipada, la idea es graciosa. No creo que tenga mucho alcance -el ensamblador que une todos los vídeos requiere una potencia de cálculo brutal- pero oye, ahí está. Y lo de combinarlo con YouTube es una pequeña genialidad. Veremos cómo compiten Oculus y otras al respecto, porque los contenidos de RV inmersivos podrían ser coto de Google. No es que lo vea como crucial y anuncio brutal, pero fue una de las sorpresas agradables.
  • Los grandes ausentes: ¿Qué eché de menos? Pues unas cuantas cosas, pero claro, el catálogo de productos de Google es tan insondable que es difícil poder tener novedades en todos los frentes.  
    • Brin y Page no salieron a escena (ni Matías Duarte, aunque sí se le vio a él –o a su camisa– entre los asistentes).
    • Google Plus, uf.
    • Chrome OS, ni pío, apenas un breve comentario sobre los Chromebooks (¡¿no regalaron el Pixel 2015!? ¡Tacaños!).
    • Chromecast 2: porras. Hubo alguna cosita de Android TV (nos lo quisieron vender como un exitazo, mentira podrida) y mejoras en los actuales Chromecast que no están mal, pero sigue sin consolidarse la apuesta en la tele.
    • Nada de teléfonos o tablets Nexus, aunque mostraron una especie de render de un teórico Nexus 5 2015 que, la verdad, molaría un montón ver hecho realidad, como apuntaba Vlad esta mañana. 
    • Google Drive: curioso que tampoco comentasen nada teniendo en cuenta el empujón que Microsoft está dando a su suite. 

La verdad es que echando la vista atrás me parece curioso que tras el evento saliese medio contento con las novedades y horas después me haya quedado más bien decepcionado. No soy el único -el análisis de Alejandro en Xataka Android es muy similar- 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

19 comentarios en “Google nos da, Google nos quita

  1. Daniel dice:

    Si lees las condiciones del contrato de Google Photos te caen los pelos del sombrajo. Como vender tu alma al diablo. La verdad es que asusta. Y no te digo si las comparas con las condiciones de Dropbox, por ejemplo.

    ¿Dónde quedó aquello de «don’t be evil»?

      • Vicent dice:

        No se en google fotos, el contrato como será, pero sin poder reproducirtelo ahora exactamente, (javi, ya estás tardando en hacer un post con las distintas condiciones contractuales, ;), soy de los que se lee las condiciones y la diferencia de Google, y sobre todo Facebook con los que has mencionado es abismal.
        Todos reconocen tu propiedad , pero en el caso de Google aceptas un autentico contrato de cuasi edición de tus datos. Eso ni Apple, ni Microsoft, ni Dropbox lo plantean en esos términos, aún siendo igualmente discutibles en algunos puntos.
        Pero me parece un buen dato a analizar, repito

      • Oletros dice:

        El contrato de cuasi edición de datos es exactamente el mismo en Apple, Google o Microsoft, si no ninguna de las tres puede hacer absolutamente nada con lo que se sube, ni traducir, ni puedes editar fotos, ni puedes

      • Tenéis un buen texto aquí que precisamente iba a enlazar en ese futuro artículo.

        No digo que uno sea mejor que otro. Digo que este da miedito. Pero vamos, como todos. Esa es una de las principales razones por las que no utilizo servicios de almacenamiento de fotos, o casi no lo hacía antes. Ahora, menos aún.

      • Daniel dice:

        El de Dropbox:

        «Al utilizar nuestros Servicios, nos proporcionas cosas como tus archivos, contenido, mensajes de correo, contactos, etc. (en adelante, «Contenido»). Tu Contenido es tuyo. Estas Condiciones no nos conceden derecho alguno sobre tu Contenido, excepto los derechos limitados que nos permiten ofrecer los Servicios.»

        Mírate tú el Google y nos echamos unas risas ;).

      • Oletros dice:

        @Daniel, no se, algo como «Our Services also provide you with features like photo thumbnails, document previews, email organization, easy sorting, editing, sharing and searching. These and other features may require our systems to access, store and scan Your Stuff. You give us permission to do those things, and this permission extends to our affiliates and trusted third parties we work with.»

      • Daniel dice:

        Jeje, te deja bastante en pelotas, no está mal… pero el de Google va incluso más allá:

        «Al subir, almacenar o recibir contenido o al enviarlo a nuestros Servicios o a través de ellos, concedes a Google (y a sus colaboradores) una licencia mundial para usar, alojar, almacenar, reproducir, modificar, crear obras derivadas, comunicar, publicar, ejecutar o mostrar públicamente y distribuir dicho contenido.»

        Lo de modificar, crear obras derivadas, mostrar públicamente y distribuir, es un plus la mar de cachondo, ¿no? 😉

      • Oletros dice:

        Será la mar de cachondo, pero no se cómo Microsoft, Apple o Google podrían traducir los documentos, editar las fotos o compartir con otros si no pudieran hacerlo.

        Lo que sí sería cachondo es que en vez de soltar es el diablo, da miedo y demás es que alguno se dignara a investigar qué significan realmente esas cláusulas porque creer que les das permiso para que hagan lo que quieran es de lo más ridiculo que se puede leer. Y lo más divertido es que las condiciones de Dropbox son de hecho más expansivas que las de Google, ya que este último especifica qué permisos concretos se le dan y en el caso de Dropbox dice que se le dan los d derechos limitados que les permiten ofrecer los Servicios. ¿Cuales son esos derechos?

        http://www.theverge.com/2012/4/25/2973849/google-drive-terms-privacy-data-skydrive-dropbox-icloud

        Nilay es abogado especializado en propiedad intelectual

      • Oletros dice:

        Lo de modificar (autoawesome, edición de fotos), crear obras derivadas (thumbnails), mostrar públicamente (cuando se comparte públicamente) y distribuir (mover de un data center a otro), es un plus la mar de cachondo,

        Sí, son pluses muy cachondos

      • Daniel dice:

        Oletros, vamos a ver. Primero, me río de mi sombra.

        Segundo, cuando leo estas condiciones de uso entiendo que le doy permiso a cualquiera de estas empresas para que hagan con mis datos y archivos lo que «quieran» sin contar con mi aprobación en cada caso.

        Y ese es el problema del asunto.

        Claro que para realizar cualquier acción en su sistema (modificar, compartir, publicar, etc) ellos tienen que tener mi permiso. De hecho, cada vez que interactúo con ellos le estoy dando ya mi permiso explícitamente: pulsando sobre el botón correspondiente.

        Pero el contrato, a mi entender, deja una posibilidad al menos preocupante: la de que ellos puedan realizar cualquier acción sobre mis contenidos, no sólo sin que yo lo apruebe, sino sin ser siquiera informado de ello y sin posibilidad de impedirlo si así lo considerase.

        En ese sentido lo que tú comentas sobre las acciones de cualquiera de ellos, es a mi entender un enfoque buenista que tú interpretas:

        1. Modificar (autoawesome, edición de fotos)
        2. Crear obras derivadas (thumbnails)
        3. Mostrar públicamente (cuando se comparte públicamente)
        4. Distribuir (mover de un data center a otro)

        Pero claro, la interpretación va con el párroco. Según como lo veas, puede cobrar un sentido muy distinto y de resultas ser lesivo contra los propios intereses del usuario, que da consentimiento de buena fe o simplemente no lee o no le queda otra que aceptar, del servicio.

        Poniéndonos tragicómicos, veamos:

        1. Modificar (autoawesome, edición de fotos): montaje donde aparezco matando a Manolete.
        2. Crear obras derivadas (thumbnails): mis fotos tomando el sol en pelotas en mi casa de Mallorca pasan a formar parte de una guía de nudismo.
        3. Mostrar públicamente (cuando se comparte públicamente): vale, esta es evidente. Pero ojo, en este caso yo he seleccionado explícitamente la opción de que ese contenido sea público.
        4. Distribuir (mover de un data center a otro): la guía de nudismo mallorquín es un éxito total y mi ciruelo se hace internacionalmente famoso.

        Es lo que pasa cuando en un contrato introduces generalidades en las cláusulas. Con lo fácil que es especificar y definir cada uso de los servicios.

        Cuando veo un contrato genérico y farragoso, tanto en servicios de internet como en la vida real, desconfío. La buena voluntad en un contrato se ve fácilmente y va de la mano de una explicación clara y detallada. Y que recoja también los límites de la parte contraria con claridad.

        En fin, las cositas sencillas de la vida.

      • Oletros dice:

        Joder, que no pueden hacer absolutamente nada qde lo que dices. No le estas dando ese pe4rmiso. Y, por cierto, las cláusulas no son vagas.

        Pero oye, que decsonfías, perfecto, eso está dfe coña, pero soltar cosas q

  2. Christian dice:

    Hoy he leído dos cosas interesantes que no se dijeron pero que ya hay usuarios probando esos servicios; un servicio de backup y multiventana. Android M es optimización, seria interesante ver si las cosas ahora si funcionan como debían hacerlo desde hace un año…

    Saludos,

    • Están saliendo cosas curiosas, también lo del modo oscuro o claro para el tema si quieres aprovecharlo. Lo del modo ventana no será un guiño a un posible desembarco de Android en ordenadores? Uhm… 😉

  3. Pingback: Be evil? | Incognitosis

Comentarios cerrados