Tecnología

Windows y la maldición de los touchpads

·

Acabo de publicar en Xataka el análisis del Dell XPS 13 que durante dos semanas he estado usando como mi equipo de trabajo y portátil de forma completa. He hecho todo lo que hubiera hecho si fuera mío (SPOILER ALERT: al final será así) y he sufrido y he respirado aliviado al comprobar que finalmente me encontraba ante el sustituto de mi amado (en casi todo) y recién vendido MacBook Air.

La historia de ese análisis es larga y comienza un 5 de marzo. Esa mañana recibí un Dell XPS 13 con pantalla QHD+ y un Core i7, armadito hasta los dientes y que me puse a probar nada más abrirlo. El packaging es decepcionante para un producto de estas características -podían haberse esmerado un poco-, pero lo importante era ver el portátil en acción, y ahí es donde comenzaban los sustos.

Sobre todo, en forma de ruido: el portátil no dejaba de bufar. Uno abría un par de pestañas en Chrome y ale, sinfonía en si bemol del ventilador, que saltaba como si le estuviese pidiendo la solución al origen del universo. Aquello era mosqueante, y tras informarme me enteré de que era un problema común entre los propietarios de los primeros Dell XPS 13. Algunos apuntaban a posibles soluciones -desinstalar programas, terminar de actualizar el SO- pero nada era definitivo.

Eso hizo que el equipo acabara en manos de Dell de nuevo. La empresa me prometió estudiar el tema y volver a mandarme otro modelo, que pedí que fuera FHD mate y no QHD+ glossy por dos motivos: uno, para evaluar la autonomía de la batería y dos, por pura preferencia personal. Lo hicieron al cabo de un mes -las cosas de palacio van despacio- pero añadieron un ingrediente importante: la BIOS A03, que al fin corregía los problemas con el ventilador.

En esas llegaba el problema real, porque uno puede más o menos aislarse del ventilador cuando bufa, pero lo que es incomprensible es que un equipo de 1.000 euros tenga un touchpad (lo que Apple llama trackpad) que hace de todo menos lo que tú le pides. Entre las molestias destacaban tres:

  1. Saltitos: uno deja el puntero en una posición, y cuando suelta el dedo resulta que el puntero salta como asustado porque le dejes ir. Son unos pocos píxeles, pero suficientes y causantes de muchas frustraciones.
  2. Lag: al dejar el puntero en un sitio, pinchar para seleccionar algo (por ejemplo, texto para copiar y pegar) y volver a mover el puntero para recorrer esa parte que uno quiere seleccionar el puntero no reaccionaba hasta pasados unos milesegundos que, creedme, eran eternos.
  3. Scroll: el más molesto de todos probablemente era ese lamentable scroll vertical en Chrome. Esto, cuidado, es problema de Chrome, un navegador que no se lleva nada bien con los controladores del touchpad del Dell XPS 13. Aunque hay extensiones que alivian el problema, lo que frustraba era ver cómo ese scroll era perfecto en IE (y en Spartan bajo Windows 10, que también probé durante todo el tiempo) y no en Chrome, ni siquiera en Canary. Horrible para los que como yo ya nos hemos acostumbrado a este navegador.

Los problemas eran muy serios para poder recomendar un equipo que fallaba en un aspecto clave de su usabilidad, y me hicieron replantearme mi decisión de acabar haciéndome con un Dell XPS 13. De hecho hace casi dos semanas tuiteaba con ese cambio de decisión que aparentemente era definitiva.

Por supuesto, intenté encontrar solución al problema, y de nuevo comprobé como era algo que afectaba a muchos otros usuarios de estos equipos. Algunos trasteaban intentando instalar viejos controladores de Synaptics sin éxito, y otros daban su visión sobre el tema, hasta que algunos comentaron que Dell había ofrecido una actualización al firmware del Dell XPS 13 que precisamente trataba de corregir el problema. Y efectivamente, el problema se solucionó, pero durante el proceso me di cuenta de algo importante: esa actualización demostraba que el problema no era de los controladores del touchpad, sino del firmware de la máquina, y eso es importante porque es la primera vez que toco un equipo con un panel táctil de precisión, o como lo llaman en inglés la gente de Microsoft, un precision touchpad.

precision2

Eso implica que ya no hay controladores para el touchpad, sino que estos están integrados en el sistema operativo. Hablé de ello al comparar Force Touch con ese prometedor soporte de gestos en Windows 10 gracias, precisamente, a la integración de estos touchpad. Microsoft ha establecido unos requisitos muy claros para “homologar” estos touchpads, que si cumplen esas especificaciones teóricamente funcionarán estupendamente con el sistema operativo y se comportarán, se supone, tan bien y de forma tan uniforme a como lo hacen los trackpads en los MacBook.

Esa es precisamente una de las claves del éxito de los Mac. Parece una tontería, pero el funcionamiento del trackpad es inigualable. Hablo en presente, porque incluso en mis pruebas con los Dell XPS 13 y con estos precision touchpad la calidad de los componentes de Apple sigue siendo superior. Cuando solventé el problema debo decir que el touchpad de los XPS 13 me pareció muy solvente (repito, salvo en Chrome, ahí deficiente), pero con Windows 10 TP instalado en este equipo la cosa mejoró aún más.

Tanto es así que finalmente decidí volver a cambiar de opinión, y ya tengo pedido un Dell XPS 13 que llegará en los próximos días y que es calcadito al que acabo de analizar en Xataka. Hablaré de él por aquí, pero en realidad mi experiencia durante las pruebas ha sido todo lo intensa que podría ser así que dudo que añada muchas cosas más de las que ya he aportado en el extenso análisis que como os decía ha salido hoy allí.

Lástima de touchpad. Teníamos al alcance de la mano la perfección.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

18 comentarios en “Windows y la maldición de los touchpads

  1. Lo acabo de descartar. Teniendo en cuenta que solo pienso instalar GNU/Linux creo que un Asus zenbook puede ser mejor opción. Y la verdad es que no sé en que piensan para competir con los MacBook Air, no se puede ser más caro y peor integrado con el SO y esperar salir mejor parado en comparaciones. Lo malo es que comprar un Mac para meterle Linux es casi sacrilegio.

    • Pues si lo descartas por el tema Linux, en mi opinión estás equivocándote. Precisamente Dell es de los poquitos que ofrece sus equipos con Linux, y el Dell XPS 13 no es una excepción. A igual configuración, los modelos disponibles son 70 euros más baratos que con Windows 8.1, y además ofrecen información para distros que no sean la Ubuntu 14.04 LTS que ellos preinstalan:

      http://www.xataka.com/portatiles/dell-xps-13-ya-tiene-su-version-ubuntu

      No veo yo que sean más caros que los MBA, eso sí. La integración con el SO es complicado que sea comparable cuando Apple hace su hardware y su software: bastante buena es para lo que pueden hacer los fabricantes y Microsoft, creo yo. Todo tiene sus ventajas y sus desventajas…

    • nadie dice:

      Pues aquí un sacrílego 😀

      Hace un año estuve mirando ordenadores para comprar y salí bastante asustado al comprobar que, por lo menos en aquel entonces, sólo había ordenadores transformables (de esos que no se sabe si son un ordenador o una tableta), y portátiles con pantalla táctil (yo alucinaba con lo de las pantallas táctiles en los ordenadores).

      Sopesé el Asus Zenbook y el Del XPS 13 pero al final me decanté por un Macbook Air: quién lo iba a imaginar pero al final resultó que un Mac era lo mejor en relación precio/prestaciones (El Asus Zenbook era carísimo).
      Lo primero que hice después de comprarlo fue borrar el disco e instalarle Debian GNU/Linux y aquí tan contento que estoy escribiendo esto con él. Sin ningún problema con ningún controlador (eso sí: me tocó lidiar con el EFI) cosa que sospecho que con el Dell no, porque, si no recuerdo mal, ofrecen una versión con Ubuntu preinstalada pero con el Asus… Habría que ver cómo van controladores en Linux.

      Como de daba pena cepillarme el OSX recuperé una copia en una memoria USB de 16 GB con la que puedo arrancar cuando lo necesite aunque afortunadamente nunca lo he necesitado. La verdad es que nunca en la vida he usado OSX y creo que si tuviera que usarlo no sabría por dónde empezar.

  2. Vicent Ibáñez Recatalá dice:

    Javi, antes que nada saludarte ya que este es mi primer comentario. He llegado hace poco a tu blog tras leerte últimamente en xataka,) y sigo con atención tus opiniones sobre todo en todo lo referente al recambio/adquisición de un ultrabook por tu parte (adquisiciones de pantallas en Corea, aparte ).
    Soy un amante del concepto de ultrabook, obligado por una vida llena de desplazamientos y te he tomado como “conejillo de indias”, en mi previsible cambio de equipo dentro de unos meses.
    Soy poseedor de un ASUS i7 UX31E, equipo adquirido a principios del 2013 a un precio muy ventajoso, y del cual estoy francamente satisfecho. Una de esas compras que te hacen estar orgulloso (de fracasos todos tenemos y mejor no sacar el tema). Todo perfecto, hasta que, por temas de mantenimiento, me toca pasar unas horas con el MacBook Air 2011 de mi mujer. Equipo con un uso poco cuidadoso, siempre con innumerables actualizaciones pendientes, viajado y maltratado, embutido en un bolso enorme junto a una colección de llaves digna de un carcelero, la crema solar, las rosquilletas, biberones y chupetes de las crías… Un trato de los que te piden lanzarte al cuello del dueño, si no fuera por el detalle de ser la persona que se acuesta todas las noches a tu lado.
    Ahí es donde coincido contigo. Tras usar el trackpad del Air, volver a mi Asus hace que me salten unas lagrimitas, y una insana envidia me corroe unos momentos.
    Leeré con atención tu adaptación al DELL, y llegado el momento será mi primera opción, salvo que los nuevos Air de este año, con supongo nuevos procesadores, y no sé si el nuevo trackpad ForceTouch, (sea lo que sea eso, que aún no lo tengo claro) realmente aporte algo diferencial y me arrastren al lado oscuro. Espero, por el bien de mi economía que no sea así.

    • 😉 Sí, el touchpad de los MacBook es difícil de batir. Los MBA 2015 no tienen Force Touch y aunque no lo he probado no sé si eso definiría mi decisión de compra, lo veo complicado.

      En cuanto a tu posible compra, yo lo tengo claro y poca adaptación va a haber: los atajos de teclado cambian un poco por cosas tontas respecto a mi teclado de sobremesa (trabajo todos los días en Windows 10 TP), y simplemente es acostumbrarse a ir al final de línea con Fn y ->, al principio con Fn y <-, etc. No es grave pero al principio molesta cuando uno estaba más o menos hecho a los atajos del MBA. Las teclas son un poquito más pequeñas (también es acostumbrarse), pero vamos, yo ya estoy convencido así que no vas a leer nada muy distinto al análisis 🙂 Gracias por leer y por comentar Vicent, dile a tu mujer que mime un poco al pobre Macbook hombre!! 😛

  3. Modiglian dice:

    Y… se confirma que nadie da duros a cuatro pesetas, como decíamos antes.

    ¿La fotografía que encabeza el artículo es del XPS que has estado usando?

    Porque o lo usas mientras te comes una bolsa de patatas fritas o eso se pone asqueroso sólo con mirarlo, tanto el touchpad como la barra espaciadora. O es un efecto del enfoque… ¿?

  4. David Rubia dice:

    Información muy interesante, el XPS 13 también me llama mucho la atención.

    En años anteriores he tenido dos Macbook y el scroll es una delicia, hasta ahora no había encontrado uno que funcionase mínimamente bien de otra marca, pero desde hace unas semanas tengo un HP EliteBook Folio 1040 G2 y el trackpad que tiene va muy bien, se acerca mucho al de un Macbook.

    Estoy muy contento con este portatil, pero el XPS 13 sigue llamandome la atención, mucho. Es impresionante lo que han logrado hacer con el diseño.

  5. Javier Martínez dice:

    Hola Javi,

    Yo no he tenido la posibilidad de probar el nuevo XPS, pero estoy deseando meterle mano.
    Al igual que tú, creo que es un portátil que puede competir con los MacBook aunque seguramente destinado para “mercados diferentes”.
    Actualmente dispongo de un MacBook Pro retina de 13″, pero hay que decir que aunque es pequeño y estilizado es un poco “tocho” cuando te lo tienes que llevar de viaje.
    A mi la versión que me tienta es la que trae Ubuntu y al final creo caeré en sus garras.

    Ya nos irás contando que tal va la máquina una vez la tengas contigo.

    Un saludo y gracias por el análisis.
    Javi

    • La versión con Ubuntu es una gran opción, y como he dicho en el análisis yo tiraría a la pantalla mate 1080p y no a la glossy QHD+ (1800p) por batería. Pero como en todo los gustos mandan. Gracias por el comentario, iré contando por aquí cuando me llegue el mío, desde luego, pero como he dicho, poco más podré aportar a priori aparte del análisis que he intentado hacer concienzudamente 🙂

      ¡Saludos!

  6. Buenas!!

    Abría que buscar info pero tengo comentarios bastante confiables de que canonical estuvo demorando la salida de la xps13 con Ubuntu por problemas relacionados al TouchPad.

    Seguís poniendole desafíos a mi elección por la thinkpad x250. Pero me parece que ya nada me va a hacer cambiar de opinión la xps seria un planB si no consigo manera de traer la de lenovo.
    Pd: me encantaría un análisis de la x250 en xataxa 😉

    Saludos!

    • No he oído o leído nada de lo que comentas, pero a saber. En todo caso, debe ser que ya han resuelto esos problemas, aunque quizás sería mejor ver cómo tira realmente. Cuando me llegue intento probarlo y te cuento. De lo del x250 que yo sepa no hay nada planificado pero seguro que hay buenos análisis por ahí, saludos!

  7. Juan dice:

    Hola Javi, hace dos semanas que estoy con XPS i7 QHD+ al que conocí por tu post de enero y al que he ido siguiendo la pista.

    Coincido con tu análisis, es una gran máquina que sería perfecta con un touchpad tipo Mac. Confiemos que Windows 10 exprima el hardware para redondearlo.

    También de acuerdo con la pantalla glossy, si pudiera ahora lo camibaría por una mate ya que el reflejo con luz directa es muy incómodo. También resaltar que la super resolución da problemas con programas no preparados, pero es soportable.

    Mi equipo no ha hecho ruido en ningún momento, no sé si porque ya viene con la actualización de DELL que comentas… ¿cómo puedo saber si ya lleva?

    Gracias por tu gran análisis

    • Hola Juan

      Sí, lo de la pantalla glossy es un poco rollo aunque el efecto “wow” es mayor cuando una la ve de primeras. Lástima también lo de la resolución, pero es algo que acabarán corrigiendo todas así que es más una molestia que otra cosa.

      Lo de la BIOS lo puedes mirar por ejemplo con CPU-Z, donde te indica en una de las pestañas la revisión de la BIOS. Debería poner A03, si no lo hace igual quieres acceder al enlace que he indicado en el artículo para descargar la última versión e instalarla.

      • Juan dice:

        Confirmado, tengo la versión A03 y ahora sé porqué.

        Junto con el portátil compré un adaptador de DELL que a través del USB 3.0 ofrece una salida de vídeo (VGA o HDMI), un puerto ethernet y un conector USB. Al no funcionar la red en el soporte de DELL me recomendaron instalar alguna actualización para el equipo, y puede que en ahí estuviera incluida la migración a la BIOS A03.

        El adaptador no funcionó, pero hoy he recibido uno de sustitución de DELL y parece todo corregido.

        Gracias de nuevo

Comentarios cerrados