Tecnología

Una de sistemas operativos, por favor

·

Hace 20 años en mi casa había dos sistemas operativos dominando el panorama doméstico. Uno era Windows 3.1, pero yo aquello no lo tocaba salvo error porque me daba bastante repelús. El otro era un AmigaOS 3.1 que mereció mucho más de lo que acabó dándole aquella empresa llena de gestores incapaces que fue Commodore. ¿Qué opinaba entonces? Recuerdo que para mi AmigaOS no tenía parangón, que en la facultad debatía con algún compi lo poco de vida que le quedaba a Apple (¡ja!) y que Microsoft ya apuntaba maneras con aquel Windows 95 que cambió la historia.

Hace diez la cosa ya había cambiado mucho: Windows XP era absoluto protagonista desde hacía años, pero también lo era en mi caso Linux: me había convertido en todo un distrohopper y disfrutaba cambiando de aroma linuxero como quien cambia de camisa. Por entonces, por cierto, no se hablaba apenas de sistemas operativos móviles (diría que yo que aguantaba con un R600), pero creo recordar que aún le sacaba partido al Pocket PC  con Windows CE. ¿Qué opinaba entonces? Pues que AmigaOS sí tuvo su parangón, que Microsoft conquistó el mundo, y que Apple logró resucitar de sus cenizas y hacerlo además con un sistema operativo asombroso. Yo, no obstante, tenía claro que Linux no tenía parangón.

Actualmente mi realidad es muy distinta. Trabajo a diario con Windows 10 -hasta hace nada, con Windows 8.1-, pero lo he hecho de forma paralela casi a diario con (Mac) OS X, un sistema operativo que gradualmente está desapareciendo de mi vida. Linux, por su parte, acabó cansándome. Y mientras tanto, he probado casi todas las plataformas móviles del mercado. Algunas mucho (iOS, Android), otras menos (Windows Phone) y otras básicamente como parte de análisis de productos (Firefox OS, BlackBerryOS, Ubuntu, Sailfish OS). ¿Qué opino hoy en día? Pues para empezar, que Linux también tenía parangón. Y sobre todo, que el mejor sistema operativo es el que hace lo que necesitas en cada momento, y que la mejor receta es dejarse de guerras estúpidas, combinarlos, y coger lo que más te convenga de unos y de otros. Me he vuelto totalmente agnóstico y puedo trabajar en cualquiera de las tres grandes plataformas de forma más o menos cómoda, pero tengo claro dónde me siento más a gusto y hago las cosas más rápido actualmente. Aquí podría haber debates éticos (el Open Source te salvará) y técnicos (seguridad, protección de memoria, planificación de procesos, eficiencia), pero ya lidié esas batallas y las perdí. Todas. Así que no volví a molestarme en luchar contra lo que era sencillamente cómodo y conveniente.

La viñeta de Randall Munroe en XKCD de ayer es otro prodigio de ese humor ácido y friqui de un autor alucinante que casi siempre dibuja muy bien las realidades. Porque da igual lo que uno utilice hoy en día, y da igual que crea que es lo mejor. No tendrá (tendréis, tendré) razón. Yo lo creí en el 95 de AmigaOS, en 2005 de Linux y en 2015 de Windows 10. Puede que en 2025 TinderOS, Nest y Algo.js (qué grandes nombres para los SO del futuro) dominen nuestra realidad, pero lo que no cambiará es que miraremos atrás y probablemente esbozaremos una media sonrisa nostálgica. Porque aquello que nos parecía la pera limonera, aquello que iba a cambiar el mundo, no lo hizo. O quizás sí, pero no lo suficiente para perdurar.

Hasta que llegue GNU/Hurd, claro.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Portátil Huawei Matebook 13: atentos a este maquinón, versión “lite” del Mateboox X. Con pantalla de 13 pulgadas 2K (1440p), un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, una GeForce MX150 y lector de huella dactilar. Lo tenéis a 745 euros en AliExpress. La batería de 41,7 Whr es algo limitada quizás, pero es que claro, es súper delgado (14,9 mm) y ligero (1,28 kg).
  • Portátil gaming Lenovo Legio Y530 + Monitor Lenovo L24q: un pack llamativo: el portátil de 15,6”, Core i5-8300H, 8 GB/1 TB (HDD), GTX 1050, Windows 10. Monitor 24 pulgadas 2560×1440 pixels. Muy bien todo por 793,50 euros en Amazon, y cambio SSD asumible
  • Tarjeta gráfica XFX Radeon RX-580: una gráfica seria, tipo GTX 1060, pero que se beneficia de esos 8 GB de memoria gráfica. Está a 199 euros en Amazon, nada mal.
  • Monitor Acer K192HQL: como pantalla auxiliar modesta es curiosa: 18,5 pulgadas con resolución 1366×768, entrada VGA. Muy, muy modesto, pero está en versión reacondicionada en Amazon por 50,5 euros
  • Apple Watch 4: el reloj inteligente de Apple en su versión Sport de 44 mm en color gris espacial (sin conectividad LTE). Hasta 2 días de autonomía, GPS integrado, sensor de frec cardiaca. Está a 399,99 euros en eBay
  • Convertible Lenovo Miix 700: curioso este portátil 2-en-1 reacondicionado (garantía Amazon). 12 pulgadas, Core M7-6Y75, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 pero teclado alemán QWERTZ. Si no os importa, brutal a 398,63 € (insisto, reacondicionado).
  • Xiaomi Mi Notebook Ruby: un portátil curioso. 15,6 pulgadas 1920×1200, Core i3-8130U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD (ampliables), USB 3.0, HDMI, Gigabit Ethernet, lector de tarjetas. Está a 477 euros en Banggood con el cupón B12G304
  • Pala pádel Royal Padel EFE Carbon Amarilla: offtopic, como juego al pádel se me ha ocurrido poner esta oferta que me tienta hasta a mí. Hablan muy bien de esta pala que cuesta 109 euros en Amazon en lugar de los 329 de otras tiendas (comprobado). Chollazo.
  • iPad 9,7 pulgadas (2018): el modelo más reciente con soporte para el Apple Pencil. Color gris espacial, 32 GB de capacidad y con WiFi. Está a 269,99 euros en eBay, el precio más bajo que he visto. En Amazon está a 309 euros.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,24 en AliExpress.
  • PC Medion Akoya PCC722: atentos que aquí tenéis un equipo sobre el que luego crecer mucho (un SSD y gráfica modesta por ej) y bien: Core i3-8100, 8 GB de RAM, 1 TB de disco HDD, sin sistema operativo. Está a 319 euros en Amazon.
  • Samsung Galaxy Tab A: buena tableta Android con pantalla de 10,1 pulgadas FullHD, procesador octa-core, 2 GB de RAM, 32 GB de capacidad, ANdroid 7.0 actualizable, color blanco. Está a 167,50 euros en Amazon.
  • Hub USB-C 7 en 1: para los que solo tenéis puertos USB-C en el portátil, este es un súper-dongle. Salida HDMI, 3xUSB 3.0, USB-C, lector SD y micro SD. Todo por 20,99 euros en Amazon con el cupón LGUZWW3D.
  • iPad Pro (2017): el de segunda generación, no el más reciente, pero atentos, CPU Apple A10X Fusion, 12,9 pulgadas, 256 GB de capacidad, WiFi y un precio estupendo, 881,39 euros en Amazon
  • iPhone XR: el telefonazo “económico” de Apple baja un poco de precio. Pantalla de 6,1 pulgadas (LCD), cámara de 12 MP, Face ID, CPU APple A12 Bionic, carga inalámbrica, resistencia al agua. Está a 749 euros en Amazon en color azul.
  • Intel NUC: un miniPC que solo incluye placa y procesador: tienes que comprar aparte RAM y SSD. Aún así curioso por formato y puertos. LLega con un Celeron J3455 y con HDMI, VGA, USB3, Ethernet y puertos M.2 y DDR3. Está a 119 euros en Amazon
  • Xiaomi PocoPhone F1: el móvil súper chollo de los últimos meses baja también en Amazon. 6,18 pulgadas, Snapdragon 845, 6GB de RAM y 128 GB de capacidad (ole) además de cámara dual 12+5 MP. Está a 305 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el súper teléfono sin marcos baja de precio: con pantalla de 6,39” deslizable para la cámara selfie y Snapdragon 845, 6 GB de RAM 128 GB de ROM y cámara dual 12+12. Estupenda opción por 436,86 euros en AliExpress (aplicad cupón de 7 euros en la página).
  • PC Lenovo IdeaCentre AIO 330-20AST: un Todo-en-uno modesto pero estupendo para ahorrar espacio en el escritorio. 19,5”, CPPU AMD A6-9200, 4 GB de RAM; 1 TB de HDD, gráfica AMD Radeon R4, Windows 10, ratón y teclado. Todo por 259,99 euros en Amazon.
  • Móvil ProTruly D7: pantalla 5,5 pulgadas, Helio P20, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables) pero atentos a la cámara VR de 26 MP que permite grabar vídeos en modo “panorama 360”, o eso promete. Está a 92,53 euros en Banggood. Curioso es, desde luego.
  • Nokia 8: pantalla de 5,3 pulgadas, Snapdragon 835, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad (y ampliables, uauh) y cámara dual 13+13. Curioso lo de su pantalla con 700 nits de brillo máximo. Está a 240 euros en Banggood. En Amazon esta versión está a 410 euros.
  • Acer RT280KABMIIPX: monitor de 28 pulgadas con panel TN, resolución UHD (3840×2160), 1 ms de respuesta, 2 x HDMI (2.0), 1 x HDMI (1.2), altavoces integrados. Está a 262 euros en Amazon Italia envío incluido.
  • Xiaomi Notebook Air 13,3”: el portátil con una CPU algo más antigua, el Core i5-7200U. Por lo demás, impresionante por sus 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad y GeForce MX150 además de lector de huella. Brutal por 603,90 euros en Banggood con el cupón 12CRI01.
  • Reloj inteligente Huawei Watch GT: pantalla AMOLED 1,39” (454×454), GPS/Galileo, sensor de frec. cardiaca, notificaciones, sumergible. Está a 150 euros en AliExpress por 150 euros con el cupón HuaweiGT (en Amazon 199).
  • Mando Bluetooth para juegos móviles IPega PG-9076: con su soporte para el móvil, pero que también sirve para la tableta o el portátil, por ejemplo. Está a 16,98 euros en GearBest.
  • Xiaomi Notebook Air 13,3 pulgadas: precio/prestaciones casi sin parangón. 13,3 pulgadas FullHD, Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, GeForce MX150, HDMI. Está a 763,76 euros en Banggood con el cupón 19BGA729.
  • Portátil Lenovo Ideapad 330-15IKB: 15,6 pulgadas HD (1366×768), Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 500 GB de HDD y sin sistema operativo, así que perfecto para #Linux. Tiene Ethernet lector SD, USB, USB-C, HDMI ¡y grabadora de DVD! Está a 299 euros en Amazon.
  • Colorful iGame RTX 2060: esta marca es algo así como la Gigabyte china: toda una RTX 2060 con 6 GB de GDDR6 a un precio brutal, 352,56 euros en Banggood con el cupón fee6c3.
  • Xiaomi MiBand 3: con pantalla de 0,78 pulgadas (128×80 píxeles), batería de 110 mAh con autonomía de 20 días, sumergible hasta 50 metros y con Bluetooth 4.2. Envío desde España, está a 22,49 euros en Amazon.
  • Monitor gaming Aopen 24HC1QRPbidpx: atentos a su diseño curvo, diagonal de pantalla de 23,6 pulgadas, Full HD pero sobre todo soporte 144 Hz. Tiene entradas HDMI, DVI y DisplayPort y soporte para FreeSync. A jugar chicos. Está en Amazon a 179,99 euros.
  • Impresora Epson EcoTank ET-2650: no usa cartuchos de tinta, sino depósitos recargables que salen (teóricamente) mucho más baratos. Es una multifunción de inyección con WiFi. Está a 159 euros en Amazon  En PCComponentes cuesta 205 euros, por ej.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 150 euros en GearBest. Pero es que atención: en Amazon está a 162 euros ahora mismo.
  • Pendrive USB Kingston DataTraveler 128 GB: atentos a esta llave USB con nada menos que 128 GB de almacenamiento por un precio absurdo: 18,32 euros en Amazon. El modelo de 64 GB está a 9,62 euros en Amazon, también muy interesante. Si no os gusta ese diseño, el pendrive SanDisk Ultra de 128 GB está a 19,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: yo me compré hace tiempo uno igual por 130 euros. COn conexión USB 3.0-3.1 y sin necesidad de alimentación externa. La rebaja en precio es bastante importante, así que ahí lo dejo: ahora está a 96,89 euros en Amazon.
  • Fire TV Stick: el dongle HDMI de Amazon compatible con todo tipo de servicios de streaming mola por el mandito a distancia. Está  a 39,99 euros en Amazon.
  • Monitor HP 32s: si necesitáis un monitor grande, atentos al modelo de HP de 32 pulgadas con resolución FullHD, conectores VGA y HDMI por 251 euros en Amazon.
  • Huawei Mate 20 Pro: el súper teléfono de Huawei, incluso por encima del P20 Pro. Pantalla de 6,39 pulgadas, Kirin 980, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 4.200 mAh y una cámara triple que está entre las tres mejores del mercado. Está a 739,99 euros en eBay.
  • SSD SanDisk 1 TB: una unidad de estado sólido SATA de 1 TB a 131,43 euros en Amazon. No hay mucho más que decir. Otra opción: la unidad Crucial MX500 también de 1 TB por 121,92 euros en Amazon.
  • Monitor gaming BenQ XL2411P ZOWIE: un monitor estupendo para jugones con diagonal de 24 pulgadas, resolución 1080p, conectores HDMI y DisplayPort y sobre todo soporte de tasa de refresco de hasta 144 Hz. Fantástico por 247 euros en Amazon, el precio más bajo que he visto nunca.
  • Smart TVTelevisión Sharp 65 pulgadas 4K: si tenéis otras necesidades atentos, porque aquí tenemos un pedazo televisor con todo lo que se le puede pedir a un cacharro de este tipo. 65 pulgadas, 4K, HDR, 3 puertos HDMI, 2 USB, y sonido Harman Kardon. Todo por 799,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color negro a 363,22 euros en Banggood.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: un reloj inteligente con Android Wear 2.0 y con pantalla de 1,2 pulgadas. Tiene GPS, es resistente al agua y tiene batería de 420 mAh. Está a 164 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Forza Horizon 4: el juegazo de coches está de rebajas: 31,89 euros en CDKeys. Por poner otro buen chollo, el Grand Theft Auto V para PC está a 10,79 euros en CDKeys.
  • Monitor Acer V6 V226HQL: monitor de 21,5 pulgadas Full HD (1920 x 1080) con entradas VGA, DVI y HDMI. Atentos al precio: 83,48 euros en AliExpress Plaza, envío desde España y garantía de dos años.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 288,51 euros en GearBest con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

22 comentarios en “Una de sistemas operativos, por favor

  1. Jajaja me pude reir con lo de Hurd… PERDON PERDON GNU/Hurd.

    Por cierto, con respecto a Windows 10, esta bien que lo pruebes pero la verdad ni Microsoft lo recomienda en modo producción, no solo por los bugs, sino que esta en modo «debug» y esta capturando mucha información para tener más datos de pruebas.

    La verdad, yo no usaria.

    • Gracias por los comentarios, pero aquí me fío lo mismo de MS que de otras muchas. Soy medio paranoico con estos temas, pero el remedio perfecto sería vivir en una cueva, y esto de ser un friqui me lo pone difícil :/

  2. Como antiguo lector asiduo de MuyLinux -y de tu blog despues que te fuiste- ya me había dado cuenta de muchas cosas con respecto a Linux. Yo empecé contento leyendo wikis, foros y blogs de usuarios de Ubuntu por allá en 2008. Ubuntu tenía Compiz, era medianamente rápido (XP volaba) y había software nuevo y todo ese feeling de que estás cambiando al mundo. Asistí a un FLISOL en mi ciudad, hice el curso de la Linux Foundation, compilé algunos paquetes, me instalé una distro rolling release -y reinstalé varias veces- a lo largo de un año, la wiki de Arch, llegué a decir que Microsoft tenía un monopolio y que yo aportaba mi granito de arena usando Ubuntu.

    Ya en la Universidad hace varios años, me di cuenta que trabajaba mucho más comodo con Windows, MS Office y cualquier otro programa que usaba, pero me empeciné en formatear mi PC para usar Linux. Reinstalaba, volvía a instalar, leía tutoriales y blogs. Una vez mi hermano me dijo que mi PC se vivía dañando. Habiendo usado Linux como único sistema operativo durante 2013 y 2014 di vida a mi blog, al costo de perder mucho tiempo arreglando desperfectos. Una de mis mayores molestias era no poder usar drivers privativos, tener peor rendimiento en los juegos, y privarme de aplicaciones profesionales que no había en Linux, como el AmpliTube o el Guitar Rig.

    Pensando que me hago algo más mayor, y con sueños y metas bien lejos de vivir pegado al PC, volví a usar Windows 8.1. A decir verdad me ha encantado, y no espero a que salga Windows 10 para actualizar. Prendo mi PC para trabajar, navegar, tocar la guitarra y jugar, que es para lo cual lo compré. No me podría llamar fan de Microsoft, pero la empresa a mi parecer ha cambiado para bien sus productos y su imágen a un público más juvenil y moderno y eso me gusta.

    Con algunos años de experiencia, soy más pragmático y menos idealista. Si no está dañado, no lo arregles.

    • Como digo, se pueden aprovechar las ventajas de unos y otros, y yo lo he estado haciendo hasta ahora. Si estás a gusto con parte de Linux, aprovéchalo, y lo que no puedas hacer allí lo puedes resolver con virtualización o con una partición separada con Windows o OS X… o puedes solo usar un SO y dejarte de historias, pero como digo, aquí lo importante es estar a gusto. Todo tiene sus ventajas e inconvenientes.

  3. SrPerroverde dice:

    Igual que tu, yo también he pasado por varios sistemas operativos (de escritorio y móviles) y llegado a dos conclusiones: La primera es que ya no me apetece pelearme con el PC, lo que quiero es que funcione y no me de problemas. La segunda, que es mejor utilizar aplicaciones multiplataforma, para no tener problemas si quiero cambiar en cualquier momento.

  4. Àfrika dice:

    Gracias, Javier. ¡Cuántos recuerdos! La guerra de sistemas operativos me recuerda un chiste de mediados de los años noventa, cuando el escritorio de Windows dominaba el mundo:

    Comentario de un oficinista ex-programador: “Odio Windows, Microsoft es un monopolio que se está comiendo al resto. Por eso yo sólo uso MS-DOS”.

  5. Sebastian dice:

    En mi caso, soy DBA de BBDD/Hurd, en casa para navegar y que mi hija use los juegos flash tengo windows 8.1, pero en el trabajo.. desde el 2004 ubuntu, Uso las apps para administrar las bases, la mayoría en java y ademas como tengo que administrar los AIX donde están las bases linux me viene al pelo teniendo en cuenta ademas que las mismas aplicaciones java en windows demoran una eternidad en ejecutarse. Recuerdo dos cosas que sucedieron en la empresa que le dieron razón a mi decisión, la primera un virus que se le escapo al antivirus y dejo infectadas a muchas maquinas de mis compañeros, la 2da el recambio a SATA, que luego de un ghost les generaba blue screen a los winxp (en ese momento), mientras que mi maquina funcionó en 30 minutos que es lo que demoro el clonado del disco.

  6. Coincido en el tema de como los tiempos cambian, pero creo que no se hace justicia con Linux. Linux puede gustar no gustar, servir para el escritorio o solo para servidores, eso me parece normal, pero creo que detrás de linux hay un concepto de libertad para modificar, crear, copiar, aprender, etc… que ha hecho mucho bien a este mundo. Por supuesto esto es aplicable a todo el software libre, al cual creo que nuestro internet, el internet que ahora disfrutamos todos le debe mucho.

    • Por supuesto. Hay muchas cosas buenas en Linux, y desde luego la filosofía que hay detrás de todo el software libre y Open Source es fantástica. Lamentablemente, eso no se traduce necesariamente en la mejor propuesta para el usuario en todos los escenarios.

  7. Alex dice:

    Lo mejor: Algunos ya estamos mayores para pelearnos con el PC.

    Yo recuerdo la época en que todos los meses formateaba el PC. Tuve mi etapa linuxera, empecé con un MINIX que venía en el libro de SSOO, SLACKWARE, SUSE y RedHat. Ya entonces andábamos con boot dual y tal porque por aquel entonces Linux era un dolor de cabeza para hacer funcionar casi cualquier dispositivo de E/S. Con Windows 95 ya era plug & “pray” que era todo un avance.

    Después Windows 2000 y posteriormente XP desbancaron a Linux que aunque había mejorado, seguía siendo un dolor para muchas cosas, especialmente el aspecto gráfico de la interfaz. Justamente con lo que trabaja el usuario, era lo que menos cuidado tenía Linux, y daba igual usar KDE o Gnome.

    Pero se pusieron las pilas, Ubuntu quiso cambiar las cosas y parecía convincente, pero el software no. Las aplicaciones para linux en general siguen teniendo el mismo problema que hace 20 años: la interfaz. Parece que está sin acabar, sin pintar y sin amueblar. Lo que el usuario ve no resulta atractivo. Y ahí radica mucho del éxito de Windows, que a la gente le gusta y se acostumbra. Cambiamos del W95 al XP, luego al Vista/7, después al 8 y le gente se acostumbra. A la interfaz eternamente inacabada del software para linux no te acostumbras nunca. Comparas y literalmente te parece una mierda, pero como dicen algunos, es gratis.

    A los pocos meses volví a Windows ¡Vista! pero sólo como rampa de lanzamiento a OSX. Primero fue un Hackintosh y desde entonces OSX es mi sistema operativo de escritorio. Tengo que utilizar unas herramientas profesionales que sólo corren en Windows y ahí está VMware Fusion para que yo pueda vivir sin pelearme con el PC.

    Desde hace 7 años no formateo, no reinstalo y tengo todo lo que necesito. Y sobre todo, eso me hace muy feliz.

  8. Daniel dice:

    Pues yo he conseguido utilizar Linux en un campo en donde no es común, la arquitectura. Y van para seis años con Ubuntu, el paso lo di por cuestiones de licencias. Decidí optar por no seguir pagándolas y no piratear nada.

    No puedo decir que no me costase un esfuerzo importante, pero hoy por hoy estoy razonablemente satisfecho. Lo peor fue AutoCad, aún lo echo de menos, jeje, pero con Bricscad y, sobre todo, DraftSight, he cubierto mis necesidades.

    Bueno, y con Wine. Aún recuerdo el año entero que me pasé dándole el coñazo a los de Cype Ingenieros en el foro de Soloarquitectura para que hiciesen correr sus aplicaciones en Linux.

    Lo que debo admitir es que Win 8.1 es un buen SO. Y con la versión 10 igual me planteo una instalación dual, por aquello de que será prácticamente soft gratuito.

    ¿Lo peor de Linux…¿ ¡¡Los drivers gráficos!! Pesadilla el intentar disfrutar de las últimas versiones y pesadilla la instalación manual. Actualizar el kernel se convierte luego en un parto, estoy aburrido de los casques de las X…

    • Pues sí que tienes mérito, sí, ¿Lo usas profesionalmente? En cualquier caso el tema es que yo diría que inevitablemente llega un momento -creo- en el que uno ya no tiene demasiadas ganas de pelearse con el PC, como decía SrPerroVerde: queres que funcione y no dé problemas, y eso implica también acudir a soluciones que antes quizás rechazábamos por otros temas.

      • Daniel dice:

        Sí, profesionalmente utilizo Ubuntu. Ya te digo que no fue sencillo y que hay aplicaciones que he tenido que suplir con ingenio, pero funciono razonablemente bien y no tengo que andar gastándome un pastizal en licencias ni pirateando nada. Es más, como voy haciendo proselitismo por ahí 😉 ya he reclutado algunos colegas para la causa. Estoy convencido de que si Autodesk y Adobe publicasen versiones para Linux, en breve todo el sector cambiaría de SO. Aún teniendo que pagar licencias. En fin, ahí sigo.

  9. AnonimoX dice:

    Yo personalmente he pasado por todos los S.O del mercado (gratuitos, free y de pago) y actualmente como a Javi Windows 10 me cubre perfectamente lo uso a diario y sin ningún problema, aunque sigo teniendo mi linux (ubuntu) que llevo sin formatear desde la primera versión publica ese disco duro a ido pasando de pc a pc y lo unico que he adaptado a sido pasarlo a x64 pero virtualmente he ido actualizandolo a version superior desde la 4.10 sin ningun (casi putas tarjetas graficas ati y linux…) problema, como he dicho he probado todo tipo de S.O y sinceramente el que mas me dura y me aguanta es ubuntu, aunque siendo casi un fanboy de linux me parece que le voy a poner los cuernos con 10 como he leido a ciertos años lo que interesa es que el pc funcione y no de problemas y con win 10 eso parece que se va a cumplir 😉

  10. Christian DC dice:

    El cambio o no de sistema operativo creo que esta más basado en las necesidades, para muchos nuestra profesión no requiere de grandes programas. Para lo básico linux va sobrado, más que windows, sobre todo en computadoras de bajos recursos, que me parece que es donde mejor se dan las ventajas de Linux. Igual, si en algún momento falla mi Arch Linux o necesito de algo más, siempre estará ahí la partición con windows que ya viene con el pc y pague por ella. Son OS nada más, herramientas y usas la que necesitas.

  11. Hola Javier,

    Siempre te leo, pero casi nunca comento, pero ahora me siento impulsado a hacerlo porque me indigné un poco :P. Estoy muy de acuerdo respecto a que es una lata el tener que “pelear” con el computador. Sin embargo, creo que esta actitud “práctica” de “no me jodan” es un fiel reflejo de la sociedad acelerada y sin tiempo (“lo urgente no deja tiempo para lo importante”).

    Linux (GNU, para que no se nos enoje RMS xD) tiene un montón de otras ventajas, y en la medida de que entendamos que nuestro entorno (en todos los aspectos) requiere de un esfuerzo, podemos avanzar como sociedad. Por ese mismo simplismo estamos dónde estamos: llenos de políticos corruptos, con multinacionales que nos gobiernan, etc.

    Esto es un síntoma, no la enfermedad…

    Por último, hoy en día, las distros más amigables dan problemas raras vez, mi instalación con Arch lleva no sé cuántos años ya, y tampoco ha fallado. Puedo optar a entornos gráficos que jamás podría en OSX o Windows (como usar tiling windows manager por ejemplo).

    • El problema no es solo nuestro: los fabricantes no allanan demasiado el camino, y a menudo para solucionar un problema uno acaba optando por la solución cómoda porque la compleja no compensa. Lo hace al principio sí, cuando uno tiene más tiempo y ganas de aprender. Y aprendes, y te encuentras con cosas que vuelven a ser un reto… hasta que no tienes tiempo o ganas para afrontarlos. Son cosas que están resueltas en otras plataformas y eso es suficiente para mucha gente que no se plantea dilemas morales. Es el camino fácil, desde luego, pero en mi caso sé que puedo volver a Linux (o a cualquier otra opción) cuando me apetezca y coger cositas majas de aquí y de allá. Si a la gente se lo ponen difícil, suele rendirse tarde o temprano. Ahí las prioridades (tiempo, familia, amigos) no dan tregua.

      Siento la desilusión :/ pero gracias por el comentario, no te cortes y sigue interviniendo cuando te apetezca!

Comentarios cerrados