Tecnología

Más monitores, más distracciones

·

No es un tema nuevo en Incognitosis, y de hecho el año pasado a estas alturas trataba esta misma idea, que retomaba de un post aún más antiguo de hace tres años en el que contaba mis primeras impresiones al usar una configuración multimonitor.

Está claro que esa idea no era para mi: lo de estar mirando de un lado a otro como si fuera un controlador de la NASA no me iba, y aunque entiendo que en ciertos escenarios las configuraciones multimonitor pueden ser muy útiles -más allá de ser una chulada con la que presumir ante los amiguetes- para la mayoría de nosotros las configuraciones multimonitor son, creo, una fuente de distracciones.

Lo decíais ya muchos en aquel post de hace un año, pero ahora me encuentro con un artículo en Aim For Simplicity en el que un desarrollador contaba su experiencia con una configuración con tres monitores que acabó volviéndole paranoico. Y no me extraña, porque seguir lo que pasa en cada uno de ellos se convierte en una mala política si uno tiene que centrarse en una tarea específica.

Aquí este hombre hablaba de cómo ha hecho un experimento para mejorar su productividad a base de eliminar todas las notificaciones (incluidas las del móvil),  dejar el escritorio de la mesa limpito -muy zen, pero no estrictamente crucial, creo- o un elemento interesante: el de tener al lado un bloc en el que apuntar ideas que se te ocurren y a las que quieres poder volver en algún momento. Eso parece útil solo para, como dice el autor, ya puedes estar tranquilo porque no las vas a olvidar: sabes que las has apuntado en otro lado y puedes centrarte en lo que estabas haciendo.

Fabrizio daba sus propios consejos sobre cómo producir más trabajando menos hace poco y ya entonces me apuntaba algunas de las ideas para aplicarlas más temprano que tarde. Por ahora no lo he hecho, pero esos conceptos, unidos al uso de un buen monitor y no de 20, pueden ser claves para lograr ser más eficiente en mi día a día.

Aquí puedo confirmar que al menos en lo segundo estoy de lo más contento. Ya sabéis la pequeña odisea por la que pasé cuando cambié de monitor (parte I, parte II), pero el resultado al final es fantástico, porque en esas 27 pulgadas y 2.560 x 1.440 píxeles caben dos ventanas de navegador sin problemas, o incluso cuatro de tamaño aceptable que puedo combinar para consultar varias fuentes al mismo tiempo mientras ando preparando algún artículo. O para tener cuarto de pantalla dedicado a un vídeo de YouTube para los enanos, que así dejan de dar la tabarra un rato.

Ahora queda la otra parte. Dividir el horario en fragmentos cortos, e ir pasito a pasito. Lo de Pomodoro me parece una buena idea que tengo que implementar -creo que hay extensiones para Chrome que facilitan esto-, así que ahora toca ponerse al tema. Pero si algo tengo claro es que para mi cuantas más pantallas, peor.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

17 comentarios en “Más monitores, más distracciones

  1. La verdad es que tener más de dos monitores me parece exagerado. Como desarrollador agradecí la primera vez que trabajé con dos a la vez lo que no está escrito, y desde entonces siempre intento agenciarme dos a la hora de trabajar. Tanto es así, que en mi casa he acabado teniendo dos de 23 pulgadas cada uno.
    Poder tener en una pantalla el código, y en otro el resultado al mismo tiempo, a mi se me vuelve imprescindible.

    Pero también entiendo que a otra gente le resulte una distracción, ya que tener abierto por ejemplo el correo, y redactar un documento a la vez, puede ser algo que te distraiga de lo que realmente estás haciendo.

  2. Yo lo he usado para escribir en uno e ir probando cosas en otro (texto + terminal SSH) y no iba mal, ahora ya no puedo tenerlo así y lo hecho de menos. Creo que a día de hoy si pudiera tendría un ultra panorámico de los de dos entradas de vídeo para poder combinar una entrada y una Raspberry o algo así, y ahorrarme el SSH.

    • Los ultrapanorámicos son curiosos, desde luego, sobre todo porque algunos tienen precisamente lo que dices, pero tampoco le veo mucho problema en tener una sesión SSH a mitad (o cuarto) de pantalla en un buen 1440p de 27 como el mío 😉

  3. De usar más de dos no puedo hablar, pero la diferencia uno y dos para mí es bastante notoria a la hora de trabajar. El poder tener una ventana de navegador a mano para cualquier duda (no digamos ya con desarrollo web o similares) o, simplemente, para tener abierto un PDF con documentación permite que la pantalla “principal” pueda estar completamente limpia de programas accesorios. Prefiero ese escenario al de un sólo monitor en el que, por pocos programas que tengas abiertos, vas a tener más distracciones simplemente porque no puedes quitarlas de allí.

    • Otra buena forma de verlo. De hecho en algunos casos reconozco que tener un solo monitor solo sirve para que las distracciones estén a más de un clic o atajo de teclado (Alt+Tab). Tenerlas siempre presentes en otro monitor puede ser una forma de volverse “ciego” a ellas…

  4. Bertol dice:

    Yo soy uno de los pocos en mi trabajo (ingeniero) que usan 3 monitores (realmente 2 monitores + el del portatil). Coincido contigo en lo de las distracciones, por eso lo primero que hice fue quitar Outlook de la vista (lo tenia en un monitor ). Pero en mi caso creo que los 3 monitores mejoran mi productividad porque trabajo con varios entornos de desarrollo que requieren pantalla completa y antes andaba constantemente paseando por la barra de tareas.
    Mi recomendación: 1 pantalla principal de trabajo (aquella que sea mayor de tamaño y resolución) y el resto de referencia (pdf, navegador, notas…).

  5. Todo depende, en mi casa personalmente prefiero una sola pantalla, eso si, lo más grande que pueda (ahora mismo es de 24″, cuando las de 27-30″ tengan un precio razonable la cambiaré), ya gestiono yo los múltiples escritorios ventanas con Awesome WM.

    Ahora, en lo laboral hay muchos supuestos donde disponer de múltiples monitores es muy beneficioso y productivo (el error es tener siempre abierto el mail, chats, mensajeria instantanea, etc…):

    – Por ejemplo un entorno en el que tenia que dar soporte a más de 100 maquinas con su correspondiente usuario detrás en 3 localizaciones distintas, para solucionar esos fallos de “comunicación” una de las mejores soluciones es abrir una sesión remota en un monitor a pantalla completa donde ves el feedback real de lo que está haciendo el usuario y no solo lo que te cuenta como buenamente puede, mientras en la otra pantalla intentas solucionar el problema del que te habla bien en la maquina o en los servidores/servicios implicados. Es la mejor manera que conozco de dar soporte a un usuario “no presencial” de la manera más eficiente, porque la distancia entre lo que te cuentan y lo que ves puede ser abismal. Y la idea de interactuar con el usuario sobre su escritorio es algo que suele incomodar a algunos y que además no le “enseña” nada al usuario, yo prefiero reducirlo al minino posible, tiene que hacerlo él por si mismo (ya se lo explicas tu verbalmente) si es su responsabilidad hacerlo y hacerlo tú en el backend si es algo que no le incumbe y no le aporta nada (eliminar todo el ruido y fricción posible entre el usuario y los sistemas).

    – Cualquier desarrollador Web (u de otro tipo) puede aprovechar para abrir un Editor o IDE a pantalla completa (o con algún terminal), mientras en la otra pantalla ve el resultado en tiempo real, acompañado por ejemplo del resultado de los tests unitarios.

    – Muchos diseñadores, fotografos, usuarios de CAD/CAM, editores de video, diseñadores 3D, etc… prefieren trabajar con la imagen/vistas a pantalla completa en un monitor de grandes dimensiones mientras agrupan todas las paletas/herramientas de trabajo en otro monitor de menores dimensiones. Es altamente productivo si además empleas una tableta digitalizadora. Yo usé este sistemas unos años y es imbatible. Piensa en un mecánico trabajando en un motor, los buenos usan solo las herramientas que necesitan, las tienen ordenadas y cuando acaban de usarlas las devuelven a su sitio, cuanto menos elementos que estorben a la vista, mejor.

    Podría dar bastantes más ejemplos, pero la idea básica es que en el monitor principal tienes el foco de tu trabajo y en el otro herramientas auxiliares que necesitas utilizar y para los que no quieres andar constantemente conmutado con tu foco de atención principal. Las fuentes de distracción habituales pueden serlo del mismo modo tanto en una configuración multimonitor como en la de pantalla única, el problema está encima de la silla ;P

    • En cuanto me has dicho lo de Awesome WM te he imaginado así 😉

      Sea como fuere, una vez más 100% de acuerdo contigo. El problema no es tanto que uno use una configuración multimonitor, sino que la use para cosas que acaban siendo distracciones. Procrastinación rulez, supongo.

  6. Yo en mi trabajo he estado usando una temporada monitor extendido entre portátil y un 24 pulgadas debido a que usamos varias aplicaciones corporativas y me agiliza bastante, si bien es cierto que tienes que pasar por un proceso de adaptación. En casa estoy pensando en comprarme un ultra apaisado de esos como el que comentas por el tema de tener varias cosas abiertas a modo de testeo y tal, debido al poco espacio que tengo en casa, la opción dos monitores la descarté e incluso he estado a punto de descartar la torre pero necesito una buena cafetera. Pero claro, dices que no te convence? A una buena resolución hacen bien su papel no?

    El tema distracción… Sinceramente, eso está en nosotros y no en los monitores, somos nosotros los que dejamos el correo, youtube, feedly o lo que sea abierto, es lo que he llegado a concluir de mi mismo jejeje saludos.

    • Tú lo has dicho: las distracciones están en nosotros, pero a mi me ayuda no tenerlas fácilmente accesibles y con un monitor resuelvo parte del problema. El ultrapanorámico de nuevo parece buena idea si le vas a sacar partido, pero después de ver una en acción a mi me pareció extremadamente larga. Ya lo sé, es así, pero no sé si me hubiera logrado acostumbrar. Prefiero el salto a mi 27 1440p, pero incluso el 24 de 1.920×1.200 que tenía antes cumplía bastante bien en ese sentido.

  7. Modiglian dice:

    Para distracción, la que tú Javipas me has ocasionado a mi al mencionar el Dell P2715Q tanto aquí como en Xataka… para intentar conseguirlo en un distribuidor de España.

    Los de Pccomponentes me han contestado en FB que podrían tenerlo en 1 semana, así que ello estoy.

    😉

    • Uy, tentador es, cierto. Cuidado no obstante, que 27 pulgadas para un UHD se quedan un poco escasas. Tendrás que reescalar para leer bien los textos y algunas cosas no están finas en Windows, pero yo creo que es un pantallote si logras sacarle partido. Ya contarás 🙂

  8. No se si mas monitores, pero a lo que estoy muy acostumbrado es a muchas áreas de trabajo. En mi laptop personal tengo instalado Mint y utilizo mucho las áreas de trabajo para organizar ventanas, etc. En mi trabajo tengo una laptop con Win7, y vivo llevando el puntero a la esquina superior izquierda esperando que aparezcan las áreas de trabajo pero nada….

    • Me parto :-)))
      Usuarios Linux buscando funcionalidades perdidas en entornos de microchoft.
      Me he sentido 100% identificado contigo.
      Es como abrir el cmd.com y ver los fea que es la letra y llorar o darle al tabulador para que te complete las rutas o los comandos.

    • Gastón, supongo que sabes que en Windows 10 hay escritorios virtuales que puedes utilizar para eso mismo… Y puedes probar la Technical Preview gratis, yo que tú le daría un tiento aunque fuera en una máquina virtual!

Comentarios cerrados