Tecnología

Los medios odian a Stadia, pero yo creo que es el futuro

Todo el mundo está esperando a que Stadia fracase. La frase no es mía, y de hecho no es una frase. Es el titular con el que The Verge habló de los problemas a los que se enfrenta el lanzamiento del servicio de streaming de videojuegos de Google.

Ni siquiera estaba en marcha y ya lo estaban condenando. No (solo) ellos, sino unos cuantos medios más que habían recogido declaraciones de gente y de fuera para lapidar el servicio sin darle siquiera una oportunidad. Es cierto que Google Stadia se lanza de forma un poco forzada, casi como si fuera una beta, pero es que no sé si la gente se acuerda de que Google era la reina de las betas. De hecho sus betas eran normalmente mejores que productos finales de otras empresas. Gmail nació como beta y estuvo así años aun cuando el servicio era prodigioso desde el día cero.

Quizás deberían haberle puesto ese apellido al servicio por ahora. Quizás con eso hubieran acallado las críticas que revelan que el catálogo de partida es cortito, que las opciones son cortitas y que los dispositivos y periféricos en los que se puede jugar no cumplen aún con la promesa de Google. Aquí los chicos de Mountain View prometieron mucho, cierto. Quizás demasiado.

Pero luego me leo los análisis y veo un milagro. No porque los medios que los hacen hablen de Stadia como algo milagroso, ojo. Justamente por lo contrario: porque el servicio funciona de coña, pero aún así no paran de meterle palos a Google. Todos los medios, incluidos los que me rodean en Webedia, no parecen verlo. Todo son decepciones.

El servicio funciona, señores. Que sí, que lo hace con menor calidad de imagen de las consolas y PCs convencionales -como si eso fuese una sorpresa- pero la temida latencia no es el problema que muchos auguraban que sería, al menos en estas pruebas iniciales. Cuando pulsas un botón el tipo de la pantalla dispara, o pega una patada, o salta. Y lo hace rápido: 90 ms, según el fantástico análisis de Juanky y John Tones en Xataka. Por debajo de los 100 ms habituales en un PC convencional, y eso que juegas en local, sin (tantas) nubes de por medio.

De hecho me asombran las dudas de medios como VidaExtra, que ve que lo de tener un catálogo decente va a ser chungo. Las dudas y críticas van más allá: en The New York Times dicen que Stadia quiere reemplazar tu consola, pero que no lo hace (pero es que no tiene que hacerlo, al menos no de momento), editores de Kotaku opinan que parece un fracaso monumental, en Android Authority dicen que esto no es el Netflix de los videojuegos. Hay más, claro. En Wired, publicación conocida por su amplitud de miras, tildan esto de mediocre, le ponen un 6 y destacan en su sección «Tired» que «Google tiende abandonar proyectos ambiciosos muy fácilmente». Ale. Así, como quien no quiere la cosa. Zasca.

Hay muchas más críticas, y que yo haya visto ni un solo análisis ha visto Google Stadia como yo lo veo.

A mí Stadia me parece la pera limonera.

Lo digo sin siquiera haberlo probado, pero es que la complejidad del proyecto es brutal. Vas a poder jugar a títulos muy potentes a buena calidad, de forma fluida y sin instalar nada en tu PC, tableta o móvil. Probablemente puedas jugar con tu conexión 4G -cuidado con las cuotas de datos- y vas a poder hacerlo por un precio bastante majo que obviamente será aún más majo con el paso del tiempo. Que sí, que ha empezado un poco en plan beta, pero es que una vez más es un servicio que ofrece algo que nadie ha logrado ofrecer hasta ahora de forma masiva. Los intentos que ha habido habían sido bastante pobres, y Stadia quiere cambiar todo eso. Y podría conseguirlo, chicos.

Pero nada, la gente no lo ve. Lo llaman jardín amurallado (como cualquier plataforma que se precie hoy en día), lo califican de que su lanzamiento es áspero y afirman que en Stadia hay poco que ver.

¿Qué le pasa a la peña?

No lo entiendo, y creo que la mayoría de la gente no ha captado lo que es Stadia. Esto no es una plataforma para gamers. No al menos para los gamers de toda la vida que se compran consolas, PCs y juegos e invierten un pequeño dineral en comprar juegos a los que probablemente juegan mucho menos de lo que querrían.

No. Esto es otra cosa. Es una plataforma para los que juegan poco y quieren hacerlo sin pensar en cómo hacerlo. Quieren enchufarse y jugar sin preocupaciones. Sin tener que estar actualizando la consola o el PC, sabiendo que el juego va a estar ahí esperándoles cuando lo necesiten. Aunque estén de viaje de vacaciones. Aunque estén esperando en la consulta del dentista. A mí Stadia me recuerda mucho más a la Switch -o más bien a la Wii- que a la Xbox One, a la PS4 o al PC. Mucho más capaz de convertirse en su otra plataforma de gaming, caballero. Y cada vez en la de más gente.

Así la veo yo. Quien sea gamer puede que pille la opción para completar sus otras muchas opciones, pero es que quien creo que va a pillar esto es la gente que no se compra consola o que la tiene ahí abandonada. Hay pegas, por supuesto. No me gusta dejar atrás el modelo de propiedad una vez más, pero es algo que ya hemos hecho con las pelis o la música: parece inevitable que lo hagamos también con los juegos. cada vez somos menos dueños de lo que disfrutamos, así que protestar porque el streaming de juegos funcione como lo hace es un poco de lloricas. Peor. De lloricas que llegan tarde y que tenían que haber llorado cuando llegó Netflix o cuando lo hizo Spotify. No veo que mucha gente llore hoy en día porque, jolín, no me he comprado el último de M-Clan. Y me revienta, chico. Con lo feliz que era yo sacando el CD de la caja, metiéndolo en el lector y dándole al play.

Venga ya.

Que sí, que Stadia no es perfecto. Pero dadle unos mesecitos, chicos. Dudo mucho que esto sea un Reader, como dicen algunos. Me da a mí que Stadia va a lograr convertirse en algo muy, muy grande. Y si no lo hacen ellos, lo harán otros. Quizás Microsoft con su xCloud, no sé.

Lo que sí sé es que Stadia, con lo que tiene hoy, es alucinante. No es para mí, me temo, pero es alucinante. Así que señores de los medios, sean ustedes compañeros o no, quizás deberían darle una oportunidad a Stadia y no matarlo antes de tiempo. Antes incluso de que haya podido demostrar que no estaba tan mal.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • Xiaomi Mi Note 10: 6,47?, Snapdragon 730G, 6 GB RAM, 128 GB de capacidad, cámara penta 108+20+12+5+macro, NFC, lector de huella en pantalla, minijack, 5.260 mAh, está a 426 euros en Amazon (baja de 549)
  • Samsung Galaxy S10e: el pequeño de la familia, pero matoncete. Con un Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, 5,8? Dynamic AMOLED, 3100 mAh, y esa opción que me mola tanto, Samsung DeX. Está a 449,90 euros en Amazon. Gran oportunidad ahora que acaban de aparecer los S20.
  • Samsung Galaxy Watch Active2: un reloj inteligente basado en Tizen con notificaciones, monitorización de frecuencia cardiaca, ECG, 247 mAh, 40 mm, un Exynos 9110, 768 MB de RAM, 4 GB de capacidad para tu música, está a 249 euros en PcComponentes (en Amazon 309 euros)
  • HP Pavilion 15: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-9300H, 16 GB de RAM (mola), 512 GB de SSD, y una GTX 1650 para jugar de forma decente. Sin sistema operativo, teclado español. Está a 699,99 euros en Amazon (baja de 899).
  • Oppo Reno 2: un smartphone armado hasta los dientes. 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB RAM, 128 GB capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 187 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALICUPON20.
  • Realme X2: un móvil de 6,4? con un Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple (64+8+2+2), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh, muy completo por 259 euros en eBay (en Amazon está a 276).
  • Lámpara de escritorio AUKEY: diseño «palo de golf», 3 modos de iluminación (blanco cálido, natural, frío), atenuador con control táctil, batería de litio recargable de 1200 mA, hasta 3 horas, está a 7,9 euros en Amazon con el código 8RRCSE7N (baja de 12,99).
  • LG 55UM7610PLB: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, sonido DTS Virtual:X 20 W, soporte Alexa, webOS 4.5. Está a 519 euros en Amazon (baja de 999).
  • Cargador de coche AUKEY: me encanta este formato, compacto y discreto. Tiene una salida USB-C y otra USB, 21 W de entrega de potencia en total, fantástico para cargar los móviles y tabletas en el coche. Está a 8,99 euros en Amazon con el código JR89WKHX (baja de 15,99).
  • Medion Erazer X30: un PC modesto pero con posibilidades. Con un Core i5-9400 (muy bien), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, 1 TB de HDD a 5400 RPM (argh, pero el resto guay), una GeForce GTX 1050 para jugar (bien), WiFi y Bluetooth, y lo peor, la fuente de alimentación de 180 W muy justita. Aún así, estupendo por 499 euros en Amazon.
  • Huawei Y5 2019: un smartphone básico de 5,71?, con un MediaTek MT6761, 2 GB de RAM, 16 GB de capacidad, cámara de 13 Mpíxeles, y 3.020 mAh de batería, perfecto para niños y como móvil de batalla. Está a 88,98 euros en Amazon.
  • Cargador inalámbrico Aukey: con el estándar Qi , carga de 10 W, cable micro USB de 1 metro, está a 9,99 euros en Amazon con el código VERPPYGN (baja de 15,99).
  • Western Digital Blue 4 TB: un disco duro interno de 4 TB con conexión SATA, perfecto para ampliar la capacidad de tu PC. Está a 81,87 euros en Amazon.
  • Micro SD SanDisk Ultra 128 GB: buena oportunidad para ampliar la capacidad de tu móvil con esta tarjeta de clase 10, incluye adaptador SD, hasta 100 MB/s, está a 16,14 euros en Amazon (baja de 18,99).
  • SSD WD Blue SN550 1 TB: una unidad SSD interna en formato M.2 NVMe de nada menos que 1 TB de capacidad, hasta 2.400 MB/s, brutal. Está a 125 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Monitor HP 27fh: un monitor de 27 pulgadas con resolución Full HD, HDMI 1.4, altura ajustable, 5 ms de tiempo de respuesta, 75 Hz, está a 149 euros en Amazon (baja de 259).
  • Apple Watch Series 5: el reloj inteligente de Apple baja un poco de precio. Pantalla siempre activa, 44 mm, tiene GPS pero no eSIM, correa de slicona, chip Apple S5, sensor de frecuencia cardáica, digital crown. Está a 429 euros en Amazon (baja de 479).
  • Sharp LC-70UI9362E: una Smart TV enorme de 70 pulgadas de diagonal con resolución 4K UHD, soporte HDR10 y HLG, panel de 10 bits (8bits +FRC), 2 altavoces de 10W Dolby Digital, DTS 2.0. Está a 649,99 euros en eBay.
  • Auriculares Bluetooth 5.0: unos auriculares inalámbricos con emparejamiento automático, protección IPX7 a sudor y salpicaduras, control táctil, estuche de carga, 15 horas de autonomía gracias a él. Están a 9,99 euros en Amazon con el código HOZOMMQ7
  • Monitor Gaming Ozone: un monitor de 24 pulgadas con resolución 1080p perfecto para jugar gracias a su soporte de 144 Hz y tiempo de respuesta de 1 ms. Está a 169 euros en Amazon.
  • Aspirador Cecotec Conga Thunderbrush: un aspirador vertical y de mano 3 en 1 sin cables, cabezal 180 grados, 40 minutos de autonomía, cepillo motorizado, depósito de 0,7 litros, está a 58 euros en AliExpress Plaza con el código ALI8.
  • Monitor Xiaomi Gaming: lo cierto es que de gaming tiene poco, pero aún así es un monitor majete de 24 pulgadas que destaca por un diseño sin apenas marcos. Consumo de 24 W, puerto HDMI, está a 134 euros en Banggood con el código AFfbG10
  • Cargador de pared AUKEY 60 W: un cargador con un puerto USB-C Power Delivery (PD) y otro USB 3.0, puede cargar móviles y portátiles con esa capacidad de 60 W, está a 32,99 euros en Amazon con el código KF3WLVO3 (baja de 49,99).
  • Samsung Galaxy A40: 5,9?, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual (16+5 MP), batería de 3.100 mAh, está a 169 euros en AliExpress con el código ALICUPON30 (baja de 219). En Amazon está a 182,59 euros, quizás mejor opción, la verdad.
  • Samsung LC34H892WJUXEN: monitor curvo 1800R de 34 pulgadas, panorámico (21:9) con resolución 3.440×1440 estupenda, conexión USB-C, soporte VESA, QLED, 100 Hz, 4 ms de tiempo de respuesta. Está a 449,99 euros en Amazon (baja de 549).
  • Huawei Matebook D: un portátil de 15,6? FullHD con un AMD Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, incluye de regalo unos auriculares inalámbricos FreeBuds 3 (muy chulos), mochila y ratón inalámbrico. Está a 699 euros en Amazon.
  • Sennheiser HD 4.20s: auriculares de diadema cerrados, con cable, plegables, control remoto con micrófono, muy buenas opiniones, están a 35,95 euros en Amazon (bajan de 79).
  • Teclado mecánico Krom Kernel TKL: un teclado tenkeyless sin teclado numérico, switches Outemu Red, compacto, color negro, retroiluminación LED RGB, creación de macros, anti-ghosting, 11 teclas multimedia, está a 39,91 euros en Amazon.
  • HP Pavilion 32 QHD: un enorme monitor de 31,5 pulgadas con resolución QHD (2560×1440), 300 CD/M2, USB-C, HDMI, DisplayPort, soporte HDR, está a 229,90 euros en Amazon (baja de 279).
  • Xbox One X + ‘The Division 2’: la consola más potente de Microsoft con 1 TB de capacidad, un mando inalámbrico y el juego ‘The Division 2’, está a 289 euros en Amazon.
  • Windows 10 Professional: licencia de activación para el sistema operativo de Microsoft, se envía por email, está a 1,59 euros en eBay.
  • Panasonic Lumix DC-TZ90EG: una cámara compacta con sensor de 20,3 MP, super zoom 30x, objetivo f/3.3-f/6.4 de 24-720 mm, pantalla abatible, graba 4K, WiFi, HDMI. Está a 266,50 euros en Amazon (baja de 429,99 euros).
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99,99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • Roomba 615: un robot aspirador para suelos duros y alfombras con tecnología Dirt Detect, limpieza en tres fases, está a 189,99 euros en Amazon (baja de 294).
  • Seagate Expansion Desktop de 8 TB: es incluso mejor opción por el precio por GB. Con conexión USB 3.0, brutal por 137 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Samsung U32R594CWU: un monitor curvo gigante, 32 pulgadas y resolución 4K UHD. Panel LCD, 4 ms de tiempo de respuesta, está a 354 euros en Amazon. Con esa diagonal diría que puedes verlo todo a 4K en resolución nativa sin escalar, mola.
  • PS4 Pro 1 TB: la consola más potente de Sony en estado reacondicionad65PUS6504o, garantía 2 años Amazon, 1 TB, mando inalámbrico, está a 266,20 euros en Amazon en estado «Muy bueno».
  • Philips 65PUS6504: y para jugar a tope con ellas, una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, HDR 10+ y HDR Dolby Vision, sonido Dolby Atmos, Wireless, Ethernet, aunque la plataforma Saphi parece estar un poco verde frente a webOS o Android TV. Si eso no te importa, está a 569,99 euros en Amazon.
  • MSI Alpha 15 A3DDK: 15,6 pulgadas Full HD 144 Hz (muy bien!) con un AMD Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una GPU Radeon RX 5500M bastante maja, Windows 10 y teclado en español con retroiluminación RGB. Está a 899,99 euros en Amazon.
  • Disco duro externo Seagate 5 TB: perfecto para copias de seguridad a tope, capacidad brutal de 5 TB, conexión USB 3.0, unidad compacta de 2,5 pulgadas, está a 99,99 euros en Amazon.
  • Acer Nitro 5: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de HDD, GeForce GTX 1050 Ti, Linux preinstalado, teclado en español. Está a 599 euros en Amazon (baja de 799).
  • Realme 5 Pro: opción sólida y equilibrada. 6,3 pulgadas, Snapdragon 712, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables), cámara cuádruple (48+8+2+2 MP), lector de huella trasero, 4.035 mAh, está a 199 euros en eBay (225 en Amazon).
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos, está a 709 euros en AliExpress Plaza con el código ALIAHORRA70 (envío desde España). En Amazon 809 euros.
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: una unidad ya reconocida, compacta, conexión USB 3.0/3.1 Gen 1, 4 TB de capacidad, está a 91 euros en Amazon.
  • Samsung 65RU7405: Smart TV de última gama con 65 pulgadas, 4K, HDR10+, One Remote Control, soporte Apple TV, compatible Alexa, 3 HDMI, 2 USB, Ethernet, WiFi (no AC), tecnología Dynamic Crystal Color, está a 757 euros en Amazon.
  • MSI PS42 Modern 8MO: un portátil de 14? Full HD estupendo con un Core i5-8265U, 16 GB de RAM (wow!), 512 GB de SSD, sin sistema operativo, lector de huella, teclado español. Está a 799,99 euros en Amazon (baja de 949).
  • iPhone XS 64 GB (Plata): el predecesor del iPhone 11 baja de precio. 5,8?, Apple A12 Bionic, cámara dual de 12+12 MP, está a 669 euros en Amazon (baja de 1.039).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 179 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIAHORRA30. En Amazon está a 212 euros.
  • LG 49UM7100ALEXA: una Smart TV de 49? 4K, soporte HDR10 Pro y HLG, altavoces de 20 W Dolby Digital, webOS, AI ThinQ, Bluetooth, WiFi, Miracast, y soporte integrado de Alexa. Está a 359 euros en Amazon.
  • Portátil ASUS TUF Gaming FX505DY: un 15,6? con un Ryzen 5 3550H, 8 GB de RAM, 512 GB SSD (uauh), una Radeon RX560X para jugar, sin sistema operativo, teclado español. Está a 599,99 euros en Amazon, muy chulo. En PcComp está a 883.
  • Philips 55PUS6704: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR Dolby Vision y sonido Dolby Atmos, además de tener el sistema Ambilight. Está a 399 euros en Amazon (baja de 599,99).
  • ASUS R540MA: en el otro extremo está este portátil hipermodesto. 15,6 pulgadas HD (1.368×766), Intel Celeron N4000, 4 GB de RAM, 256 GB de SSD (sorpresa), con sistema operativo Endless OS, teclado español. Está a 199,99 euros en Amazon (baja de 266,99).
  • Philips 243V7QDSB: un monitor de 24 pulgadas con resolución Full HD, sin apenas bordes, VGA,HDM y DVI, está a solo 89,99 euros en Amazon (baja de 109,99).
  • SanDisk Ultra 256 GB: una microSD con adaptador SD y capacidad brutal de 256 GB para ampliar la de vuestros móviles y tabletas. Velocidad de hasta 100 MB/s, está a 31,59 euros en Amazon (baja de 84,99).
  • ASUS K543UA: un portátil de 15,6 pulgadas con resolución HD (1.366×768) que no obstante está bien armado en lo demás. Core i3-7020U, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, con Endless OS (tipo Ubuntu) preinstalado, teclado español. Está a 349,99 euros en Amazon (baja de 399).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.
  • Cable 3 en 1 Multicarga: de USB a USB-C, Lightning y MicroUSB para poder elegir el extremo que más os guste y tener siempre un cable preparado para cargar todo tipo de móviles. Está a 4,39 euros en Amazon (baja de 7).
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 164 euros en Amazon (baja de 200).
  • MSI GF63 Thin 9SC: un portátil gamer bastante majo de 15,6? Full HD con un Core i7-9750H, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD (mola), una GeForce GTX 1650 Max-Q de 4 GB, sin sistema operativo, teclado español. Está a 898 euros en Amazon (baja de 1.149).

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

24 comentarios en “Los medios odian a Stadia, pero yo creo que es el futuro

  1. Land-of-Mordor dice:

    Es que es la tendencia actual en mucha prensa tecnológica: esperar que a ver qué dice tal o cual medio de prestigio (o unos hilos de Twitter) y replicar lo que se ha leído sin utilizar otras neuronas que no sean las motoras.

    Que puede fracasar, seguro. Que tiene muchas sombras, también, pero menos que otro proyecto de una grande que adolece de los mismos errores e incluso su catálogo es más limitado: el servicio de vídeo bajo demanda de Apple, y a ése no le están dando ni la décima parte de la caña que le están dando a Stadia.

    • Dani dice:

      Aún no lo he probado pero personalmente no le deseo mucho éxito. No es nada personal, sólo que no confío en el buen funcionamiento de la plataforma, por lo menos hoy en día.
      Uno de los usos más habituales que le daría a Stadia sería en el transporte público. En mi trayecto a veces me pongo a mirar alguna serie, pero es bastante habitual tener cortes porque no hay cobertura. Al final acabo bajando los capítulos que quiero y me olvido.
      Además, en casa aún no tenemos fibra pese a quererla. Y este no es un caso aislado, somos muchos así.
      Comentar también que la ausencia de botones físicos tira mucho para atrás a la hora de jugar con un móvil, pero eso ya es más ajeno a Stadia. No obstante, me gustaría empezar a ver soluciones más allá de enchufarle un mando gordo al móvil con un pegote aparatoso que enchufar y desenchufar cada vez. En cada transbordo de metro.
      Luego el está el tema de la latencia. Aún no lo he jugado pero soy un poco escéptico en cuanto a las condiciones reales de juego. Y si la calidad de conexión empeora en un momento concreto? Nunca juego online porque no soporto la que conlleva. No se si ha mejorado mucho esto, pero ahí lo dejo.
      Si fuera posible garantizar que las conexiones fueran de calidad en todo el país pues otro gallo cantaría, pero de momento yo soy mucho más partidario de soluciones como PSNow, que te permiten descargar los juegos para jugar sin conexión, al igual que hacen Spotify y muchos VOD. Stadia ha llegado demasiado pronto, creo yo.

      • Bien dicho Dani. Precisamente ese es uno de los puntos clave de la coexistencia de Stadia con las plataformas convencionales, porque no todo el mundo -ni mucho menos- está siempre con conexiones perfectas para el servicio, así que habrá situaciones donde podrás usarlo y otras en las que no. Aquí yo creo que 5G va a ayudar los próximos años, pero efectivamente hay obstáculos que harán difícil que sustituya del todo a consolas y PCs del todo.

      • A Apple TV+? Yo he visto pocas críticas. Sí, han dicho que el catálogo es flojete y corto, pero vamos, tampoco ha sido como lo de Stadia de estos días. Todo el mundo está esperando que pete, de verdad. Es increíble.

  2. Nogod dice:

    Pues yo lo veo genial para gente como yo. Tengo muy poco tiempo y igual tengo unos minutos después de comer antes de las 5 que entre a ver un cliente en un pueblo o ciudad lejos d mi casa o por la noche en mi casa, o el fin de visitando amis padres. Seguir la partida como estaba en un dispositivo diferente. La solución idónea.

    Los gamers de siempre que no pueden enorgullecerse d su torre gaming o su consola, con todo el tiempo del mundo (o más que yo) no lo entenderán

    • Además en el mundo gaming está todo muy polarizado, la gente es muy de su plataforma y no suelen hablar bien de las demás. Pero sí, abre las puertas a mucha gente que no jugaba porque no quería invertir tanto (aunque aquí al final inviertes mucho si te quedas a largo plazo).

  3. josemicoronil dice:

    Personalmente, después de ver cómo un colega se está pasando The Witcher 3 a través de GeForce Now, no me queda más que pensar que este tipo de plataformas están para quedarse.
    Lo único que veo que puede hacer que los usuarios se decanten más por un servicio de streaming que por otro es el tener más o mejores títulos exclusivos que los demás competidores.
    En un futuro cercano no me extrañaría que las empresas que a día de hoy venden consolas no tiraran por ese camino, sería mucho más fácil llevar el contenido a los usuarios, y con el tiempo la consola no sería necesaria por poder usar el PC, el móvil, o la tablet conectados a la tele, y en caso de querer ofrecer algún tipo de hardware, sería muy barato y sencillo de fábricar.
    Todo esto tendría más ventajas que el sistema de negocio que tienen a día de hoy: No tendrían que crear un hardware específico, ya que podrían usar PCs con un hardware ya creado y con posibilidad de actualización en cualquier momento, el software de desarrollo estaría prácticamente ya creado y sólo tendrían que añadir cuatro detalles que le vienieran en gana, pudiendo los desarrolladores quebrarse más la cabeza en generar contenido que en solucionar problemas de funcionamiento o de rendimiento, los actualizaciones se podrían hacer sin que el usuario tuviera que esperar nada, añadir juegos a una biblioteca no implicaría tener que esperar una instalación por parte del usuario, y para colmo el DRM seria mucho más sencillo de implementar, ya que como el usuario no tiene el juego no podria piratearlo.
    Son tantas cosas a su favor que lo único que podía «jugar» en su contra sería la calidad de las conexiones a Internet de los usuarios, y me Teno que aquí está el posible punto de inflexión de todo lo anterior: Sólo aquellas personas con conexiones decentes podrían usarlo, y en los abundantes lugares donde las interrupciones intermitentes suelen pasar diariamente la experiencia de uso sería tan mala que dudo que siguieran usándolo.
    Pero bueno, está es mi humilde opinión.
    Un saludo.

    PD: La beta de GeForce Now sigue abierta, por si le queréis echar un vistazo. No consume nada de recursos y funciona bastante bien (y acorde a tu conexión de Internet) 😉

    • Probé GeForce Now y me llamó la atención, pero era un poco incómodo todo, la verdad. Creo que Stadia está mejor pensado, pero desde luego lo de NVIDIA va en la misma línea, es una lástima que no hayan tirado más de ese carro porque tenían camino hecho.

      En el tema de conexiones veremos, porque la incógnita efectivamente es cómo tirará con millones de jugadores y con conexiones de todo tipo. Pero esto al fin y al cabo es streaming de vídeo, y si Netflix funciona y no son Google, dudo que la propia Google no pueda superar esas barreras (aunque pueda haber problemas al principio).

      Vamos, que no creo que las conexiones vayan a ser un problema grave. Y encima viene la conectividad 5G, así que…

  4. Yo lo veo tremendo. Pero quizás es porque yo sí soy su público objetivo: Yo no tengo consola (nunca supe jugar bien en un mando), pero alguna vez me gustaría probar el último juego de moda o echarme una partida rápida a cualquier clásico del que me acuerde.

    No tengo un PC para gaming (no va mal, tampoco) y no tengo consola. Esa tarde que me da por «videojugar», entre buscar el juego, comprarlo, descargarlo y todo lo demás, se me pasó la oportunidad. Hasta otra tarde dentro de 4 meses.

    Si me dices que en 2 minutos lo tengo en el PC (o en la tele) probaría juegos nuevos de los que todo el mundo habla, o buscaría juegos antiguos de los que me acordase en un momento que me gustaron en su día.

    Personalmente, lo veo un ideón.

    • Equilicuá. Que no te vea esto Google que te empieza a masacrar con publi. Eres target total con ese perfil.

      Dicho lo cual, no sé si sabes que el año que viene lanzan el plan gratuito. Jugar a 1080p@60. Tú les compras el juego que te gusta a ellos y podrás disfrutar de él a esa calidad cuando te dé la gana.

      Triunfada.

  5. Yorch dice:

    Por fin un artículo positivo sobre el tema. Me encanta que le lleves la contraria a tus compañeros de empresa. Como ya se ha apuntado este servicio no es ideal para todo el mundo. Apunta a gente con poco tiempo, especialmente nos viene bien a padres.
    Mi caso por ejemplo: antes jugaba mucho más. El red dead redemption original me encantó, lo difruté en la play 3. Ahora me encantaría echar algunos ratos al 2, pero no tengo ni consola actual ni pc potente. Si con stadia cuando saquen la versión gratuita me puedo comprar ese juego me voy a tirar de cabeza, aunque salga algo más caro que en las tiendas online habituales.

    Al no haber hecho una gran inversión en hardware no tengo la prisa de pasarme pronto el juego para pasar al siguiente. Me sentiría fatal con gastarme un pastón en un pc gaming para luego tirarme año y medio con un solo juego.

    • Ese justo es mi caso. El de padre que no maneja más de media docena de títulos por lustro. Y, ojo, siempre me encantaron los videojuegos; simplemente ya no me caben tanto en la vida.

      Por cierto, que me ha dado por «videojugar» estos días. En los últimos años ya voy viendo que yo soy de videojuegos (o me permito más echar algunas horas en ellos) entre noviembre y febrero. Cuando ya la tarde dura más, va parando la lluvia y sale el sol, me obligo más a salir de casa.

  6. Juanjo dice:

    «Y lo hace rápido: 90 ms, según el fantástico análisis de Juanky y John Tones en Xataka. Por debajo de los 100 ms habituales en un PC convencional, y eso que juegas en local, sin (tantas) nubes de por medio»

    Creo que no entiendes bien el concepto, Javi. La latencia de stadia implica que desde que pulsas saltar, pasan 90ms hasta que tú VES al personaje saltar lo cual es MUCHO. En un pc o cualquier consola, las acciones del usuario son absolutamente INSTANTÁNEAS, otra cosa es que el resto de jugadores, para ti, tengan un retardo de 100ms, es MUY distinto.

    • Lambda dice:

      Efectivamente, ese retardo no es admisible (esos 90 ms de Stadia son muy optimistas). Un ordenador potente como el testado en la web pcgamer llega a los 63 ms. Cómo correctamente dices, menos ms es mejor para el jugador. Para juegos no-competitivos (que no dependan de la rápida sucesión de inputs de, por ejemplo, un torneo de SFV) Stadia será muy válida. Aunque en mi opinión el catálogo y exclusivos deberían ser claves en su estrategia. Asociarse con Epic les podría dar un userbase interesante… Fortnite, etc.

  7. David Ramos dice:

    El mayor problema por encima de todo esto es que han empezado mal por 2 motivos: por las muchas limitaciones que tiene el servicio desde el minuto 1 y por mentir. 4k60fps y ya han demostrado que, al menos en RDR2 y Destiny2 no se cumple en absoluto. Paga un servicio, paga un juego y te encuentras con esto. Si, es el futuro, pero el problema es que la infraestructura de hardware que hace falta para cubrir las exigencias tecnológicas de los juegos de hoy en día y, ya no digamos, miles de usuarios conectados al mismo tiempo, son muy muy exigentes. Un buen comienzo es cumplir lo prometido y no engañar, sino dudo mucho que hagan clientes y la plataforma crezca, que es lo que necesitan para que el proyecto siga adelante.