Tecnología

Perspectivas

·

De los 11 días que hemos pasado ingresados en la Paz me quedo con muchas cosas. Probablemente la más importante es la de la perspectiva. La de que tus problemas siempre son importantes para ti, pero puestos en perspectiva la mayoría probablemente (aunque no siempre) sean una estupidez.

Entramos un 21 de junio. Otra vez por Javi, que en esto de darnos sustos está acostumbrándonos mal. Le dolía la barriga, fiebre, vómitos, quejidos constantes durante un par de días. Al tercero, a urgencias. Primero al centro de salud que nos toca, desde ahí a Puerta de Hierro, y desde ahí -no hay cirugía pediátrica en ese hospital, curioso- a La Paz. No quedaba claro qué era, pero tras unas cuantas horas de dimes y diretes, el diagnóstico se confirmó. Apendicitis. A la 1 de la madrugada del sábado empezaba nuestra particular fiesta.

Y entonces, primera perspectiva. Porque claro, yo sé que a estas alturas la apendicitis es moco de pavo. Es como que se rompa la pantalla del móvil, la solución es fácil. Un poco trastorno, pero fácil. Y mientras operaban a Javi, primera perspectiva. A esas horas, como comprenderéis, allí no había prácticamente nadie. En la sala de espera, eso sí, había un hombre con cara desencajada. Sin querer saber mucho ni unos ni otros qué le pasaba al otro -nuestros problemas siempre son peores, ya sabéis – acabó dando él el paso.

— Y vosotros, ¿por qué estáis aquí? —preguntó tímidamente, casi con miedo.

—Apendicitis. El niño tenía dolores y ahora están operando —y entonces, inevitablemente, la pregunta—. ¿Y usted?

—Mi hija tiene escoliosis —mal asunto, pienso yo sin saber lo que viene a continuación.

—Vaya.

—Sí. La operaron ayer para corregirla definitivamente, 6 horas de operación seguidas.

—Caray. ¿Y está bien?

—Ese es el problema. Cuando ha salido no podía mover los dedos del pie izquierdo.

Y entonces te das cuenta de que la apendicitis de tu hijo es una gilipollez. O que a priori debería serlo, que luego la cosa se puede torcer, claro. Pero en principio, es una tontería. Y ya no sabes qué cara poner. Ni qué pensar. Ni cómo intentar ponerte en el pellejo de ese hombre, por que no puedes.

Y tú quejándote de una mierda de apendicitis.

—Uf. ¿Y qué ha pasado?

—La han metido otra vez en quirófano. Ha estado dos horas más, y ha salido ya. La he visto un momento, está mi mujer con ella. Parece que ha movido un poco los dedos del pie izquierdo.

—Menos mal. Seguro que se recupera —dices, pensándolo, deseándolo de verdad. Porque quieres que lo sea. Porque en otro sitio esa historia puede resbalarte más o menos, pero allí no. Allí, una vez más, podrías ser tú, y podría ser tu hija, o tu hijo.

Y esperáis allí los dos juntos. Y habláis de la suerte que tenemos de tener un hospital como ese, con gente como esa. Que pueden salir cosas mal, como podría haber pasado con su hija, pero sobre todo salen cosas bien. Te despides deseándole lo mejor y te vas con tu hijo, que se recupera de la operación sin problemas. Apendicitis no demasiado grave, no ha llegado a peritonitis, todo estupendo. Laparoscopia, 2 o 3 días de ingreso y a casa.

Qué rollo, ¿eh? Tres días en el hospital. El infierno.

Y entonces, más perspectivas. Una sorprendente, de hecho.

Estás en la habitación en la que han ingresado a tu hijo. Es compartida, y al lado, todo ese sábado, una chica de 14 o 15 años. Los padres acompañándola a lo largo del día y ella pasándolo mal. Pero mal fatal. Llorando de dolor y conteniéndose porque estábamos allí. Y empezamos a hablar con los padres. Dicen que puede ser apendicitis, pero no pueden operar todavía. Todo el personal del equipo de cirugía está a tope. Triple trasplante —a nuestro hijo le operaron justo antes — que te pone otra vez en perspectiva, por si tu mierda de problema te parece importante. Imaginad tener a un niño -porque era un niño- al que le tuvieran que hacer triple trasplante. Pero la cosa se queda un poco ahí. En realidad estábamos sufriendo por la pobre chica.

En un momento dado, por la tarde, estamos los cuatro allí. Lucía dibujando con Javi en su cuaderno de Top Model. Porque no sé si lo sabéis, pero Javi va ser diseñador de moda (y cantante). A este paso, sucesor de Lagerfeld, como poco. Allí los dos dibujando e intentando pasar el rato mientras la niña, en la otra cama, sufre sin parar. Los padres compungidos, y nosotros diciéndoles si podíamos hacer algo, si salíamos de la habitación. «No os preocupéis», nos dicen.

Nos quedamos todos allí. Y de repente, la chica y Javi empiezan a mirarse. Yo estaba mirando el móvil, leyendo algo, viendo Twitter, no sé. Mi mujer fuera, hablando por teléfono con algún familiar. Y de repente veo a Javi dibujar en silencio, mirándola de reojo. Sigo a lo mío, y al poco Javi, que estaba conectado al antibiótico por la vía, se baja de la cama —y creedme, en ese momento no estaba muy en forma— por su propio pie, y se acerca al a cama de esta chica a darle el dibujo. Un diseño para ella. Un vestido de noche.

A mí se me saltan las lágrimas. Lo escribo ahora y se me saltan, porque no puedo creer la suerte que tengo con mi niño. Con mis niños.

Y vuelve la perspectiva. La de que eso de estar allí dos o tres noches es un rollo, pero no es nada. Y nos hacemos amiguitos de la familia. El lunes afortunadamente nos dan el alta. A ella la operaron por fin al día siguiente. Peritonitis de caballo. Le sacaron medio litro de pus. No puedo ni imaginar lo mucho que le podía doler aquello el día que estuvo sufriendo, pero seguro que fue un montón. Pero ya está mejor. Pasó lo peor.

Y mientras a ella la operaban, otra familia que vino a la habitación el domingo. Y vuelves a preguntar, porque al final convives con aquello. El niño, de apenas 3 años, tiene una cardiopatía. Nosequé parte del corazón que no estaba. Tenía que estar, pero no estaba, y se lo detectaron de chiripa. Y allí estaban, con el enano recién operado, él como una flor y los padres, supongo, como dos flanes por dentro. Al final todo quedó en un susto. Más perspectivas. Y tu apendicitis de mierda, una vez más, empequeñecida.

Y el lunes, como digo, nos vamos de nuestra particular estancia en La Paz. Tras unos cuantos paseos, tras ver aquellos detalles en las paredes de la Paz con los dibujos de «Paint a Smile» -fantástica labor-, o tras las atenciones del equipo de médicos y enfermeras, siempre intachables. Nuestro problema se había acabado, o eso creíamos. «Que vaya bien», les decimos a nuestros compañeros de piso. A ellos y a la familia de esta chica, con la que al final habíamos intercambiado móviles y se habían acercado a despedirse.

Y pasan los días y Javi no acaba de recuperarse. Va dobladito, no está fino. El sábado siguiente la cosa ya tenía mala pinta. El niño está hecho un trapo. Otra vez a urgencias, otra vez nos mandan a la Paz. Nosotros pensando que igual le tenían que volver a operar, que quizás nos ingresan un par de noches otra vez. Jopes, qué rollo.

Pues si querías arroz, toma tres tazas. Nos toca una semana. El niño tiene un absceso intraabdominal. La operación provocó una infección y el antibiótico que usaron tras la operación no era de tan amplio espectro. No se cargó esa infección, y ahora estaba haciéndole la puñeta. Luego nos enteramos de que eso mismo ocurre en el 5% de los casos según los datos de La Paz, así que nos tocó la china. Y desde el sábado hasta ayer domingo estuvimos de nuevo ingresados, con un antibiótico bastante más fuerte.

En nuestro particular hotel de 4 estrellas, ojo. Habitación individual, cama para el acompañante, aire acondicionado (igual un poco fuerte) y hasta WiFi. Mi mujer y yo nos turnábamos, 24 horas cada uno. A intentar currar desde allí a ritmo hospitalario -a mí no me fue mal, hay que ver lo que da de sí el Jumper Ezbook X4, portátil de batalla simpático- y sobre todo a ser pacientes. Y allí, más perspectivas. Como las de los niños de las habitaciones de al lado, que lo estaban pasando muy mal fatal -ni preguntamos lo que tenían. Y como no podía ser de otra forma, nos volvimos a encontrar con la chica y su familia, que estaban dos habitaciones más allá. «¿Pero qué hacéis aquí?», nos dijeron al vernos. Pues ya ves. Que a Javi le mola el rollo este de los pijamas sin gallumbeles. Y por supuesto, lo de estar todo el día enchufado al iPad, que yo me quejaré mucho de Apple, pero ha servido para hacer que el pitufo estuviese mucho más entretenido todos estos días.

Los pinchazos para las vías no le iban nada, ojo -aquí fue de más a menos, al final casi le daba igual, pero se le soltaron 3 veces, sus minivenas no resistían mucho- pero por lo demás el tío se portó como un torito. Hasta el miércoles, eso sí, nos vimos mucho más tiempo allí. Javi estaba hecho un trapo desde la noche. Con fiebre, sin ánimo, sin apetito. Chungo pelota. Que las infecciones se pueden complicar, está claro. Y entonces, el milagrito. Algo que tomó le hizo vomitar, y aquella vomitona debió ser como un lavado de estómago con centrifugado premium, porque lo echó todo. Lo bueno, y sobre todo, lo malo. A partir de entonces, cambio radical. De repente estaba bien, y así siguió el resto de la semana.

Nosotros respirábamos tranquilos, claro. Daba igual que la cama de acompañante fuese un poco cama trampa (girarse sin darse un buen golpe con el mueble plegable era casi imposible). Daba igual que las enfermeras entrasen a las 6 AM a medirle la temperatura abriendo la puerta con una alegría desaforada. Daba igual la falta de apetito -como operación bikini lo del hospital es infalible, queridos lectores y lectoras-, la modorrilla y la sensación de mareo casi constante. Daban igual el cansancio, el tedio y los pitiditos inesperados de la máquina dosificadora, como se llame. Daba igual todo, porque ayer por fin recuperábamos esa bendita rutina que tanto echas de menos cuando la pierdes.

Y como siempre, cuando estas metido en ella pierdes la perspectiva. La de que tus problemas quizás no sean tan importantes. La de que siempre hay gente mucho (pero mucho) peor mientras tú estás en tu miniresort burgués quejándote de que has tenido que pasar unas cuantas noches en el hospital por una apendicitis de mierda que afortunadamente se ha quedado solo en eso.

Por cierto, al volver al hospital me encontré al padre de la niña con escoliosis subiendo por las escaleras de La Paz. Ya sabéis. Esas de peldaños negros, esos que se tambalean y parece que se van a caer en cualquier momento provocando un desastre hospitalario. Pero no se caen, no. Resulta que esos peldaños llevan ahí medio siglo —La Paz se inauguró en 1964, y se prepara una reforma enorme en los próximos diez años— y han aguantado carros y carretas.

Pero a lo que iba. Me encontré al padre de la niña. Y le pregunté, por supuesto. «¿Todo bien? ¿Cómo va su hija?». «Bien, bien», me dijo. «Todo ha salido bien al final. Vuelve a mover los dedos de los pies sin problemas».

Y sonreímos, y nos despedimos, y volvemos a nuestras vidas. Con un poquito de perspectiva más, eso sí. Sobre todo yo, diría.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • iPad (2019): la tableta más reciente de Apple, 10,2 pulgadas, 32 GB de capacidad, Touch ID, chip A10 Fusion, cámara 8 MP, está a 70 euros menos en eBay: 299,99 euros (un año de garantía).
  • Portátil gaming ASUS ROG Zephyrus: un equipazo de 15,6 pulgadas FullHD, Ryzen 7 3750H, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, GeForce GTX 1660 Ti, sin sistema operativo, teclado español, está a 899,99 euros en Amazon (baja de 1.300).
  • Samsung Galaxy S8: ya tiene tiempo, pero sigue siendo muy majo. 5,8″, Exynos 8895, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliable), cámara dual 12+8 MP, 3.000 mAh, está a 399 euros en Amazon.
  • Realme X2 Pro: súper cholloteléfono, a tope en todo. 6,5 pulgadas 90 Hz, 12 GB de RAM, 256 GB capacidad, Snapdragon 855+, cámara cuádruple (64+13+8+2 MP), 4.000 mAh, lector bajo pantalla, está a 499 euros en exclusiva en Amazon (se envía el 12 de noviembre)
  • Portátil HP 15-DA0078NS: un equipo majo, 15 pulgadas HD (1366×768), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, tres puertos USB 3.0, lector SD, salida HDMI, sin Windows. Está a 459,99 euros en eBay.
  • Smartwatch Armani Exchange: cualquiera puede tener un reloj inteligente de Armani. Wear OS, GPS, NFC, sensor de frecuencia cardiaca, notificaciones, diseño llamativo. En ECI cuesta 299 euros. En Amazon UK lo tenéis a 142 euros envío incluido. Chollazo.
  • Echo Dot (3ª Gen): altavoz inteligente que además muestra la hora y temperatura, color gris claro, soporta Alexa, está a 44,99 euros en Amazon (baja de 70).
  • Ratón Logitech M535: un ratón compacto de viaje con tecnología láser y conectividad Bluetooth, en color gris y amarillo, está a 19,97 euros en Amazon.
  • Raspberry Pi 4 2 GB: la última versión de este popular miniPC en su variante de 2 GB de RAM, yo creo que la más llamativa. Está a 47,95 euros en AliExpress
  • Samsung Galaxy A50: con pantalla de 6,4″, Exynos 9610, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, lector de huella en pantalla, cámara triple (25+8+5 MP), 4.000 mAh, NFC, está a 265,99 euros en eBay.
  • Xiaomi Mi A3: 6,01″, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal por 154 euros en GearBest con el código GBA312801
  • Huawei P Smart: un móvil sencillo, dual SIM, 5,65″, Kirin 659, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables), cámara dual 13+2MP, 3.000 mAh, Android 8.0, radio FM, está a solo 89,97 euros en Amazon.
  • Robot aspirador Xiaomi V2 Pro: un robot aspirador con tanque mixto y regulación de agua durante el fregado. Dispone de WiFi y podemos controlarlo con el móvil vía la app MiHome. Está a 269 euros en AliExpress Plaza, envío desde España.
  • Amazfit GTS: un reloj cuantificador con pantalla rectangular AMOLED de 341 ppp, muy rollo Apple Watch, GPS, NFC, sumergible a 50 m, BT 5.0, ritmo cardiaco, 220 mAh, novedad total, está a 127 euros en AliExpress con envío desde España en 3 días.
  • Reloj cuantificador Amazfit GTR: el modelo de 42 mm, versión internacional, acero inoxidable, batería 25 días, sumergible 5 ATM, GPS, CLONASS, 5 modos deportivos, pantalla AMOLED, notificaciones. Está a 108 euros en GearBest, 2 años de garantía en España.
  • Xiaomi Roborock S55: robot aspirador con depósito para líquidos que permite aspirar y fregar al mismo tiempo. Sistema de mapeado láser, más potente y controlable desde la appp móvil. Está a 255 euros en Banggood (lo normal son 400) con el código BGERS55
  • Unidad SSD Samsung 860 1 TB: tremenda esta unidad SSD SATA de 2,5 pulgadas y 1 TB de capacidad por 95,60 euros en Amazon Francia envío incluido.
  • Honor Band 5i: pantalla de 0,96 pulgadas, Bluetooth 4.2, carga directa con su pulsera con conector USB (genial), 91 mAh (hasta 9 días), niveles de oxígeno en sangre, frecuencia cardiaca, 9 deportes, música, resistente al agua. Está a 25,5 euros en eBay.
  • Monitor Gaming HP 25MX: un 25 pulgadas con resolución 1920×1080 que destaca por su panel de 144 Hz, por su soporte AMD FreeSync pero sobre todo por su sistema de iluminación ambiental (tipo ambilight). Muy chulo por 189,99 euros en Amazon.
  • Honor 10: muy majo con sus 5,84 pulgadas, Kirin 970, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual 16+16 MP, 3.400 mAh y lector de huellas bajo pantalla. Está a 216,14 euros en Banggood
  • Smart TV Samsung QLED 55 pulgadas: el modelo QE55Q60R con tecnología Quantum Dot, 4K Ultra HD, modelo de este año, Q HDR, con app de Apple TV, en PCComp está a 819 pero en eBay la tienen a 666 euros.
  • Apple AirPods (2019): estuche de carga (no inalámbrica) incluido. Se encienden y se conectan al instante al iPhone, Apple Watch, iPad o Mac, hasta 5 horas de autonomía con una carga. Están a 124 euros en eBay con el código P10MIEDO
  • Smart TV Hitachi HK5100: alucinante esta tele LED de 65 pulgadas, UHD 4K, dual core, 1 USB, 2 HDMI, WiFi, Ethernet. Espectacular en Carrefour por 499 euros. Hasta el 6 de nov te ahorras el IVA y todo. Buf.
  • OnePlus 7T: CHOLLAZO. 6,55″, soporte 90 Hz, Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+12+16 MP), 3.800 mAh, lector bajo pantalla, excepcional por 458 euros en GearBest con el código GBOP7TG8256
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 153,80 euros en AliExpress con el código ALISALE10 y cupones selección.
  • OnePlus 7: Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 356,38 euros en AliExpress, se puede pagar con PayPal.
  • Smart TV Philips 49″ con Ambilight: una televisión 4K UHD con soporte HDR, 49 pulgadas de diagonal y sistema ambilight, gama 2018, está a 436 euros en Amazon Italia, envío incluido. (Casi 100 euros de ahorro).
  • Motorola One Zoom: con el asistente Alexa integrado, 6,4″, Snapdragon 675, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cuádruple cámara (48+8+16+5 MP), 4.000 mAh de batería, lector de huella bajo pantalla, muy interesante por 349 euros en Amazon (baja desde los 399).
  • New Balance MS 247: zapatillas de deporte para hombre, varias tallas y colores, la de color borgoña de la foto en un 44,5 sale por 45 euros por ejemplo.
  • PS4 Slim + Fortnite + Resident Evil 2: la consola de Sony con 500 GB de capacidad, un mando y estos dos juegos por 242 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: 6,53″, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 174 euros en AliExpress: agregadlo a la cesta y el 11.11 pagad el importe indicado.
  • Doom juego de mesa: curioso este juego de tablero basado en el legendario juego de ordenador. Está a 59,95 euros en Amazon, baja desde los 79,95.
  • iPhone 11 Pro Max 512 GB: cargado hasta los dientes. Cámara triple alucinante, CPU Apple A13 Bionic, pantalla de 6,5″ Super Retina, y 512 GB de capacidad. Muy rebajado, 1392 euros al confirmar pedido (1650 normal) en Amazon Alemania envío incluido.
  • Portátil Medion MD61264: un 14 pulgadas FullHD modesto con un Pentium N5000, 4 GB de RAM, SSD de 128 GB y Windows 10 Home, nada mal, la verdad, sobre todo por este precio: 339 euros en Amazon.
  • Amazon Fire TV Stick: el competidor del Chromecast tiene su propio mando a distancia y permite reproducir en tu tele todo lo que tengas en tu tableta o móvil. Fantástico por 24,99 euros en Amazon, baja un 25%.
  • Logitech G29: el volante y pedales para juegos de conducción y carreras, compatible con PS3, PS4 y PC Windows. Es el modelo reacondicionado (estado «Muy bueno»), garantía Amazon. Está a un precio escandaloso, 130 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Monitor Samsung 32 pulgadas: un monitor curvo de 32 pulgadas de diagonal con resolución 2.560 x 1.440 píxeles, 4 ms de tiempo de respuesta, genial para trabajar y jugar a lo grande. Muy barato, 295 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • ASUS ROG Phone 2: 6,59 pulgadas a 120 Hz (uauh!), Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual (48+13 MP), y 6.000 mAh (uauh) de batería. Brutal para gamers. Está a 486 euros en Banggood con el código BGROG2GR8
  • Portátil Chuwi LapBook Plus: un equipo sorprendente. 15,6? con resolución 4k (uauh), Intel Atom X7-E3950, 8 GB de RAM, 256 GB SSD, ranura microSD, teclado retroiluminado (inglés), Windows 10, está a 347 euros en Banggood con el código BGCWLQ2
  • OnePlus 7T Pro: el súper teléfono con 6,67? a 90 Hz, Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+8+16 MP), 4.085 mAh, brutal por 653 euros en GearBest con el código GBOP7TP8256
  • Apple iPhone 7 32 GB: son terminales de exposición, perfectos estéticamente, abiertos pero sin usar, en varios colores, garantía de un año, con cargador y cable lightning, están a 269 euros en eBay.
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack, está a 255,99 euros en eBay.
  • Micrófono Blue Yeti Nano Premium: un micrófono de alta calidad, uno de los más populares y valorados por parte de los podcasters y Youtubers. Está a 89,74 euros en Amazon. (precio normal 120).
  • OnePlus 7: estupendo con sus 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 360 euros en GearBest con el código GBOP7GEUR (2 años garantía España)
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Está a 149 euros en GearBest con el código GBNOTE805. El de 4/64 GB por 168€ con el código GBNOTE801
  • Xiaomi Mi 9T Pro: Snapdragon 855. 6,39?, selfie popup, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara de 48+13+8 MP, 4000 mAh, NFC, color rojo, lector de huella en pantalla. Está a 296 euros en Banggood con el código BGMI9TCL3
  • Nintendo Switch: el modelo en colores azul y rojo y con los dos mandos está a 269,99 euros en eBay. Envío desde España y dos años de garantía.
  • OnePlus 7 Pro: 6,67? a 90 Hz gloriosos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple 48+16+8 MP, cámara frontal 16 MP retráctil, lector bajo pantalla, 4.000 mAh, espectacular a 549,95 euros en GearBest con el código GBOP7PGSBW
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 150 euros en Banggood con el código BGN8G3. Más versiones: 4/64 GB por 168 euros en Banggood con el código BGN841 y la de 4/128 GB está a 187 euros en Banggood con el código BGN881
  • Portátil Xiaomi Mi Ruby 2019: estupendo con sus 15,6?, 1920×1200 píxeles, Core i5-8250U, 8 GB de RAM (¡ampliables!), 512 GB de SSD, GeForce MX110 2 GB, teclado numérico, teclado USA, gran touchpad. Está a 550 euros en Banggood con el código BGRRU9
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 175 euros en GearBest con código GBNOTE8P1 (2 años garantía España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: una versión estupenda y más barata, 6,39?, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 de batería, está a 215,40 euros en GearBest con el código GBMI9LITE101 (2 años garantía España)
  • Televisor LED 40 pulgadas TD Systems: modelo K40DLM7F para un televisor básico con resolución 1080p, diagonal de 40 pulgadas, 3 puertos HDMI, VGA; USB reproductor y grabador, eficiencia A+. Está increíble a 169 euros si no necesitáis más pulgadas y 4K.
  • Portátil convertible BMAX Y13: un equipo sorprendente. 13,3 pulgadas táctil, convertible en tableta, Intel Celeron N4100 (modesto ahí), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado retroiluminado, puerto USB-C, WiFi 802.11ac. Está a 336 euros en GearBest
  • Portátil convertible Teclast F5R: de ese estilo también es este modelo de 11,6 pulgadas con un N3450, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD; también con pantalla táctil, modo tableta, WiFi 802.11ac, está a 245 euros en Banggood con el código BGF5RP
  • Robot de cocina Taurus MyCook: calienta por inducción, función sofrito, 10 velocidades, de 40 a 120 °C, balanza integrada, recetario impreso con 250 páginas, jarra de 2 litros. Está a 329 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Báscula Xiaomi Mi Smart Scale 2: estupenda para monitorizar el peso de varias personas, versión renovada, Bluetooh 5.0, está a 19,99 euros en Amazon

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

35 comentarios en “Perspectivas

  1. Jose Manuel Rodriguez dice:

    Siempre he dicho que cuando te toca algo de esto, es cuando valoras de verdad los servicios y especialmente los profesionales que tenemos a nuestra disposición.
    Grandes profesionales la mayoría de las veces, saturados de trabajo y haciendo lo que se puede con lo que hay.

    Me alegro que ya todo haya pasado, saludos a la familia

    • Gracias. Sí, el cuidado y el trato ha sido intachable. Es curioso que en La Paz, un hospital de Cuéntame, te traten así y luego tenga yo al lado el hospital Quirón, nuevecito y deslumbrante (y al que la gente entra vestida casi de boda) y oigas alguna que otra pifia importante.

  2. Paco dice:

    Gracias por compartirlo, Javi. Me alegro de que haya ido bvien, a pesar del doble susto de apendicitis + infección. Hace años, cuando mi hija era pequeña, fuimos a la clínica por un dolor de oído. Nada grave. En la sala de espera, una mujer decía que su hija había dejado de caminar, que no le sostenían las piernas, que intentaba ponerse de pie y se caía al suelo. No supe cómo darle ánimos. Nada es importante cuando te das un baño de realidad. Un abrazo.

  3. Jaens dice:

    Un Abrazo, definitivamente asuntos como ese son los que nos hacen replantearnos el valor que le damos a las cosas, y como perfectamente dices, al final ayudan a poner ‘todo’ en perspectiva.

    Saludos, a ese Gran Motor Vital de Reflexiones que es ‘El Pequeño Javi’.

  4. Vicent dice:

    Buen post . Y un abrazo para tu familia .
    Con lis meses que llevo similares, no puedo estar más de acuerdo , perspectiva y valorar las razones por las que pelear

  5. Pableras dice:

    Me alegro de que todo haya ido bien. Decidle a miniJavi que deje de daros esos sustos, caramba!

    Hace tiempo que me di cuenta de que en esta vida, todo lo que se pueda solucionar con dinero no es un problema, sólo es un inconveniente. Lo jodido viene con esas pequeñas grandes cosas que no está en tus manos poder solucionar. Eso si que es un problema.

  6. Lambda dice:

    ¿Qué alivio, no? A los hospitales les tengo cierto acongoje, pero me alegro mucho que tú y tu familia salgan de pie (¡alehop!) de esos «sustitos». ¡Nada que no ponga la «perspectiva» en su sitio, claro! 🙂

  7. hectorvirtual dice:

    Animos y a vivir, cuando entró mi padre con apendicitis no sabiamos que nos esperaban 9 meses de hospital, 3 peritonitis, puntos que se soltaban, la bolsa de ostomía, 1 coma, y muchas horas de quirófano. Pero al final todo bien, a excepción de las adherencias producidas por el tejido cicatricial, que dan problemas de vez en cuando.
    Despues de estas situaciones, ves la vida de otra forma y das otro orden de preferencia a las cosas.
    Me alegro mucho de que fuera todo bien, y lo dicho animos y besos para tí y tu familia.

  8. Pingback: Iniciativa 12LXA – El Quiróptero Amanuense

  9. Pingback: Por qué El Corte Inglés huele a muerto | Incognitosis

  10. Pingback: Lucía a los 9 | Incognitosis

Comentarios cerrados