Tecnología

Dejad que los muros de pago se acerquen a mí

·

Donde otros ven un problema, yo veo una oportunidad. Es al menos lo que me ocurre con los muros de pago, que son un mal necesario para una industria harta del todo gratis.

Hasta no hace mucho pocos eran los medios que se podían plantear algo así. Incluso algunos gigantes como El País cometieron el error de intentarlo demasiado pronto, cuando a finales de 2002 lanzaron una edición digital (80 euros anuales, 50 semestrales) que no consiguió lo que se pretendía. El cierre radical de la edición online fue un fracaso: en dos años y medio consiguieron 45.000 suscriptores, pero lo hicieron a costa de una visibilidad y tráfico enormemente reducidos que permitieron que El Mundo les adelantara por la derecha. El 3 de junio de 2005 reabrían el acceso con un titular juguetón, «ElPais.es para todos«.

Aquel fracaso, claro, dejó huella. Pocos medios se han lanzado a esa aventura en los últimos tiempos, y brujuleando para ver el artículo me encuentro por ejemplo con una interesante entrevista de 2012 a Gumersindo Lafuente en la que menciona el tema o con esta coherente reflexión de Enrique Dans que en muchos apartados comparto.

En nuestro país tenemos el ejemplo maravilloso —las cuentas de 2016 lo demuestran— de ElDiario.es en esa aproximación al modelo de suscripciones, mientras que en Estados Unidos tenemos al referente y ejemplo en este mercado, ese The New York Times que comienza a hacer pensar a todo el mundo algunos medios que quizás ahora sí es el momento de poner muros de pago. No me extraña: sus ingresos por su negocio online han crecido un 30% hasta los 578 millones de dólares, y ya tiene 2,2 millones de lectores de pago.

Esa cifra es hoy por hoy impensable para cualquier medio en nuestro idioma, pero la dimensión del NYT es enorme y eso hace que otros, como digo, estén comenzando a mascar el movimiento. En The New York Times van más allá y están limitando aún más el acceso a sus contenidos: antes podías ver 10 contenidos al mes, y ahora son 3. Para quien ama el producto eso puede ser efectivo a la hora de atraerle a la versión de pago, pero a quien lo lee de forma ocasional «le escupe». Lo comentaba en Twitter:

Yo ya casi no hago clic en los temas del NYT, porque sé que no voy a poder leer más que dos párrafos. De cuando en cuando se da la casualidad de que tengo aún un artículo gratis disponible y caigo en maravillas como esta. Es entonces cuando me planteo lo de suscribirme, pero es que no lo leo tanto. No al menos tanto como para que me compense.

El caso es que de un tiempo a esta parte se están produciendo más y más movimientos hacia los muros de pago. Supongo que parte de ellos se deben al hecho de que los adblockers se han convertido en una amenaza real para los medios que vivían de la publicidad (o sea, para todos los medios), pero creo que también hay una especie de sensación de «igual ahora sí que es el momento».

A la aparición de medios que directamente plantean su muro de pago como The Information se unen otros que lo aplican tras años de ser totalmente gratuitos como Medium o como Wired. Hablaba precisamente de ello hace unos meses y ayer aparecía la noticia de que Bloomberg podría ser la próxima en apuntarse a esa medida.

Esos medios pueden hacer esos movimientos, claro. Pueden por ofrecer contenidos brutales que otros no pueden ofrecer ni en cantidad ni en calidad. Podemos adaptarlos o girarlos, podemos sacar nuestras cositas y hacer nuestro trabajo lo mejor posible, pero hay cosas que ellos sí pueden hacer por recursos y entidad y nosotros no.

El problema, como me comentaba ayer un lector en Twitter, es el de qué pasa cuando un lector de The New York Times, The Information, Wired y Bloomberg quiere leer todos los medios sin problemas. Pues que tiene que acoquinar: 52 euros/año en NYT (el primer año), 400 dólares/año en The Information (uauh), 20 euros/año en Wired, y supongo que también unos 20-30 euros/año en Bloomberg. Venga, quitemos del mapa a The Information, que es muy de nicho. Aún con eso nos encontramos con 100 euros invertidos en tres medios. Tres.

¿Querías leer esto? Pues apoquina. (La noticia elegida para la imagen era hoy inevitable, me temo)

Si más medios se van apuntando y queremos leerlos, más de lo mismo. De repente la factura de suscripciones se convierte en algo peligroso para el bolsillo, así que uno acabará teniendo que ser selectivo y pagar por aquello que resulta realmente imprescindible o importante para él.

Si más y más medios se apuntan a la medida, como parece que ocurrirá, podríamos encontrarnos con un panorama singular en el que habrá buenas alternativas, pero será poco factible suscribirse a todas. Es de ahí de donde sale mi idea de hace tiempo, la de crear un Netflix o un Spotify de los medios que agregue la oferta de esos medios importantes para ofrecer a los usuarios una tarifa plana aceptable.

Las otras opciones pasan por un modelo como el de ElDiario.es, con socios que «patrocinen» el medio (de hecho eso es como un Patreon interno) o bien quizás una especie de bonos de consumo. Si no te interesa leer el NYT todos los días de cabo a rabo y suscribirte, igual sí te interesaría una suscripción «a medida» —con un precio más asequible— con 20 o 30 artículos para consumir al día.

Es probable que los muros de pago nunca se extiendan de forma masiva: no todos los medios hacen algo realmente diferencial. Sin embargo creo que aquí el citado ejemplo de ElDiario.es es inspirador: no necesitas millones de suscriptores (o mecenas), sino solo un número sostenible, no necesariamente alto, que te permita vivir razonablemente bien y hacer tu trabajo feliz como una perdiz. Lo de este medio me recuerda un poco a Incognitosis. Yo también tengo mi campaña en Patreon (o la de Liberapay, siempre presente en la cabecera del blog) en la que cualquiera podéis apuntaros para apoyar mi trabajo aquí. Me encantaría dedicarme solo a mi blog, pero de momento eso no ocurre.

Da igual, porque tanto en un caso como en otro se trata de encontrar tu nicho, esa comunidad que está dispuesta a pagar por lo que haces y que te permita vivir de ello con sus aportaciones. En ElDiario.es lo han logrado, parece, y hay un buen montón de ejemplos en otros medios y proyectos que atraen a ciertos nichos y resuelven una necesidad, solucionan un problema o satisfacen un deseo.

Esa es la clave: hacer algo diferencial para ese nicho tuyo. Si lo logras, puede que ni necesites ese Spotify de los medios del que hablaba. Parece que más y más medios que hacen un buen trabajo están dándose cuenta de que esos nichos existen y que pueden ofrecer una experiencia más honesta y respetuosa con nuestra privacidad: sin publicidad, sin seguimiento y con la propuesta que ya nos había convencido cuando conocimos esos medios.

No parece mal futuro, diría. Puede que no llegues a millones de personas, pero puede que eso no sea tan necesario si esos cientos o miles a los que llegas te permiten hacer mejor lo que quieres hacer de tu vida. A mí la idea me hace soñar un poco.

Actualización (3/5/2018): Bloomberg ha anunciado su rediseño y nuevo modelo de suscripción. 10 artículos gratis al mes, después de eso a suscribirte. 35 dólares al mes. Demasiado para muchos, me temo.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7T: CHOLLAZO. 6,55″, soporte 90 Hz, Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 256 GB capacidad, cámara triple (48+12+16 MP), 3.800 mAh, lector bajo pantalla, excepcional por 387 euros en AliExpress con el código NO10DEJESESCAPAR
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 175 euros en GearBest con código GBNOTE8P1 (2 años garantía España)
  • OnePlus 7: estupendo con sus 6,41″, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 370 euros en GearBest con el código GBOP7RSBW (2 años garantía España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: una versión estupenda y más barata, 6,39″, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 de batería, está a 215,40 euros en GearBest con el código GBMI9LITE101 (2 años garantía España)
  • CPU AMD Ryzen 5 3600X: uno de los mejores y más potentes procesadores actuales. 6 núcleos, 12 hilos, hasta 4,4 GHz, TDP de 95 W, está a 219,99 euros en Amazon Italia (aquí 260).
  • Televisor LED 40 pulgadas TD Systems: modelo K40DLM7F para un televisor básico con resolución 1080p, diagonal de 40 pulgadas, 3 puertos HDMI, VGA; USB reproductor y grabador, eficiencia A+. Está increíble a 169 euros si no necesitáis más pulgadas y 4K.
  • Portátil convertible BMAX Y13: un equipo sorprendente. 13,3 pulgadas táctil, convertible en tableta, Intel Celeron N4100 (modesto ahí), 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado retroiluminado, puerto USB-C, WiFi 802.11ac. Está a 337,8 euros en GearBest
  • Portátil convertible Teclast F5R: de ese estilo también es este modelo de 11,6 pulgadas con un N3450, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD; también con pantalla táctil, modo tableta, WiFi 802.11ac, está a 245 euros en Banggood con el código BGF5RP
  • Repetidor WiFi Xiaomi 300n: un buen invento para mejorar la cobertura de tu red WiFi, soporta 802.11n (no 802.11ac), dos antenas, está a 11,3 euros en Amazon con el código LFQEIOJ2
  • Apple MacBook Air: el nuevo modelo de este portátil de Apple con el Core i5 de doble núcleo y 8ª gen, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, 13,3 pulgadas, y por supuesto macOS. Está a 971 euros en Amazon (cuesta 1.249 en Apple).
  • Smart TV Panasonic 65 pulgadas: una televisión gigante, modelo Panasonic TX-65FX623E, diagonal de 65 pulgadas, 4K, HDR, modos gaming, compatible con Alexa y Google Assistant. Está a 699,99 euros en Amazon, casi la mitad de su precio normal, espectacular.
  • LEGO Millenium Falcon: uno de los LEGO más ambiciosos de la saga Star Wars, la nave de Han Solo, que está a 639,20 euros en Amazon en lugar de los 800 habituales. Ármate de paciencia, porque tardarás en montarla 😉
  • Pendrive USB SanDisk Ultra Flair: USB 3.0, compacto, transferencias de 150 MB/s. El modelo de 128 GB está a 17,90 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9T Pro: Snapdragon 855. 6,39?, selfie popup, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara de 48+13+8 MP, 4000 mAh, NFC, lector de huella en pantalla. Está a 301 euros en GearBest con el código GBM9TPRO1 (2 años garantía España). El modelo de 6 GB de RAM y 128 GB de capacidad cuesta algo más pero igual os merece la pena: Está a 347 euros en GearBest (2 años de garantía en España tb) con el código GBM9TPRO6
  • Samsung Galaxy Note 10+: el súper smartphone con 6,8?, Exynos 9825, 12 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple de 12+12+16 MP y ToF, 4300 mAh de batería, brutal en todo. Está a 799 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Samsung Galaxy Note 10: hermano pequeño brutal. 6,3?, más manejable. Exynos 9825, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple 12+12+16 MP, 3.500 mAh batería. Brutal, por 749 euros en eBay (app móvil) con código PARAMOVILESYMAS
  • iPhone 11: el súper teléfono de Apple en su versión algo más económica. 6,1?, Apple A13 Bionic, 4 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual 12+12 MP, 3110 mAh. Está a 923,99 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Huawei P30 Pro: el telefonazo que me compré hace poco y que recomiendo a tope. 6,47?, Kirin 980, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (20+20+8 MP) tele 5x, 4.200 mAh, está a 640,72 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Apple AirPods 2: con el estuche de carga normal, no el inalámbrico, pero estupendos según sus propietarios. Están a 130 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Apple Watch Series 3: el reloj inteligente de Apple en su versión Sport de 42 mm en color gris espacial (sin conectividad LTE). Hasta 2 días de autonomía, GPS integrado, sensor de frec cardiaca, 8 GB de capacidad. Está a 227,69 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Amazfit Bip Lite: el reloj cuantificador tipo Pebble. 45 días de autonomía, GPS, monitor de sueño y pulsaciones, notificaciones, está a 48,10 euros en eBay (app móvil) con el código PARAMOVILESYMAS.
  • Alfombrilla SteelSeries QcK Prism: alfombrilla para ratón de 320×270 mm con iluminación RGB ininterrumpida y personalizable con 12 zonas independientes. Está a 31,98 euros en Amazon (60 en PcCom).
  • MiniPC Beelink T4: perfecto como PC de salón o para tareas ligeras, Intel Atom X5-Z8500, 4 GB de RAM, 64 GB de eMMC, Gigabit Ethernet, 2 puertos USB 3.0, HDMI, WiFi 802.11ac. Está a 109,80 euros en GearBest 
  • Portátil Lenovo Ideapad 530s: un buen modelo de 14 pulgadas Full HD, Core i7-8550U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, Windows 10, teclado español, lector de huella. Está a 699,99 euros en Amazon.
  • Tarjeta gráfica MS GTX 1070: una tarjeta compacta y potente, perfecta para equipos pequeños tipo MiniITX. Una GeForce GTX 1070 con 8 GB de memoria GDDR5, overclocking de fábrica, está a 274,27 euros en Amazon.
  • Monitor HP Pavilion 27: un monitor diferente y con personalidad: 27 pulgadas, panel IPS y sobre todo ese altavoz inferior Bang&Olufsen. Integra también una webcam pop-up, súper curioso. Está a 215,30 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo teléfono chollo de 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo a 173 euros en Banggood con el código BGRN84
  • OnePlus 7 Pro: 6,67? a 90 Hz gloriosos, Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple 48+16+8 MP, cámara frontal 16 MP retráctil, lector bajo pantalla, 4.000 mAh, espectacular a 512 euros en Banggood con el código BGTYOP7P6
  • Smart TV Samsung 49UM7100: una tele de 49 pulgadas con resolución 4K y HDR, soporte de Alexa integrado, webOS 4.5, está a 399 euros en Amazon.
  • Monitor HP 27q: uno de mis favoritos, un 27 pulgadas con resolución 2K (1440p) nativa. Estupendo con tiempo de respuesta de 2 ms, HDMI, DVI, DisplayPort, formato 16:9, está a 205,77 euros en Amazon, chollazo
  • Juego Metro Exodus PS4: un juegazo que baja de precio para la PS4: está a 25,90 euros en edición física en Amazon.
  • Robot de cocina Taurus MyCook: calienta por inducción, función sofrito, 10 velocidades, de 40 a 120 °C, balanza integrada, recetario impreso con 250 páginas, jarra de 2 litros. Está a 329 euros en Amazon.
  • Unidad Flash Toshiba 32 GB: un pendrive simple pero efectivo, conexión USB 3.0, hasta 120 MB/s, capacidad de 32 GB, está a solo 5,84 euros en Amazon.
  • Impresora láser color Brother HL-3210CW: una impresora con WiFi, USB 2.0, 256 MB de RAM, CPU a 800 MHz, 18 PPM de velocidad, conectividad WiFi, está a 139,52 euros en Amazon.
  • Destructora de papel: de AmazonBasics, destruye papel pero también tarjetas de crédito e incluso CDs, corte recto, capacidad de hasta 8 hojas, tritura una media de 600 hojas al día. Está a 28,62 euros en Amazon.
  • Memoria RAM Corsair Vengeance LPX 16 GB: viene en dos módulos DDR4 de 8 GB 3200MHz, precio fantástico, 73,90 euros en Amazon Alemania.
  • Xbox One S All Digital: la consola con 1 TB de capacidad es la edición sin Blu-ray, pero lleva 1 mando, Forza Horizon 3, Minecraft y Sea of Thieves está a 179,90 euros en Amazon. Precio de derribo.
  • Xiaomi Mi A3: 6,01?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2 MP), Android One (puro, sin MIUI), lector de huella bajo pantalla, sin NFC, brutal: 145,36 euros en AliExpress. Otra opción, 189 euros en Amazon
  • Pocophone F1: El teléfono chollo de 2018 sigue molando con un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), cámara dual (12+5), batería de 4.000 mAh. Alucinante por 228 euros en Banggood con el código BGESF3 (se envía desde España)
  • Xiaomi Mi 9 Lite: versión algo recortada del Mi 9 en CPU y algo en sus cámaras: 6,39?, Snapdragon 710, 6 GB de RAM, cámara triple (48+8+2 MP), 4030 mAh, lector de huella bajo pantalla, está a 221 euros en GearBest con el código GBM9LITE2.
  • Xiaomi Mi 9 Pro 5G: uno de los primeros con 5G. 6,39 pulgadas, Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+12+16 MP), lector de huella en pantalla, 4.000 mAh, está a 622 euros en Banggood con el código BGM9P8. El modelo de 8 GB de RAM y 512 GB de capacidad (e insisto, con conectividad 5G) está a 677 euros en Banggood con el código BGM9P10
  • OnePlus 6: ya veteranos, pero siguen siendo estupendos, sobre todo a este precio. 6,28?, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara 20+16 MP, 3.300 mAh, lector de huella trasero, está a 283 euros en Banggood con el código BGOP6664
  • Xbox One S All Digital 1 TB: la consola en modo digital, sin Blu-ray, incluye un mando y tres juegos, Sea of Thieves, Minecraft y Fortnite. Está a 158 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Unidad SSD SanDIsk Extreme 500 GB: en formato M.2 NVMe, capacidad de medio terabyte, velocidades escandalosas de hasta 3.400 MB/S. Está a 109,99 euros en Amazon (132 en PCComp).
  • Teclado con trackpad Logitech 920: un teclado QWERTY español inalámbrico perfecto para el PC de salón, por ejemplo, color blanco, está a 20,1 euros en Amazon UK, envío incluido.
  • Auriculares Sony MDR-1AM2: auriculares con sonido de alta resolución, con cable desplegable, circumaurales, color negro (también blanco), están a 118 euros en Amazon Francia, envío incluido (en Amazon.es cuestan 170).
  • Acer Aspire 3: un 15,6? FullHD muy majo con un AMD Ryzen 7 2700U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, 1 TB HDD, Radeon RX Vega 10 Graphics, Windows 10 Home, teclado español, está a 479,99 euros en Amazon. Promete, desde luego.
  • Reloj cuantificador Amazfit GTR: el modelo de 47 mm de esfera, versión internacional, acero inoxidable, batería 25 días, sumergible 5 ATM, GPS, CLONASS, 5 modos deportivos, pantalla AMOLED, notificaciones. Está a 138,63 euros en AliExpress
  • Smart TV LG 55 pulgadas: con resolución 4K/UHD, HDR, sonido Ultra Surround, procesador quad-core, gobernada por webOS 4.5, 20 W de altavoces, está a 488 euros en Amazon.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 169 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: atentos, chicos. AMOLED 6,39» , Snapdragon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, huella dactilar en pantalla, carga inalámbrica y rápida, cámara triple (48+12+16 MP). Brutal por 295 euros en GearBest con el código GBM964BLACK
  • Xiaomi Redmi Note 8: el nuevo cholloteléfono pero no es «Pro». 6,3?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (48+8+2+2), 4000 mAh (uauh), NFC, está a 138,88 euros en AliExpress. Pintón.
  • Portátil Xiaomi Redmibook Laptop: un equipo interesante también. 14? FullHD, Core i5-8565U, 8 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce MX250, sonido DTS, paquete office, refrigeración especial. Muy curioso por 705 euros en Banggood con el código BGXRB6
  • OnePlus 7: estupendo con sus 6,41?, Snapdragon 855, 12 GB de RAM, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5 MP, lector de huella en pantalla, 3700 mAh. Está a 466 euros en GearBest con el código GBCNNHCB21 2 años de garantía en España. La versión de 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad es aún más interesante: en GearBest la tenéis a 380 euros con el código GBOP7RVYC
  • Portátil HP Pavilion 15: un 15,6 pulgadas que mola por el nuevo procesador Core i5-9300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD + 128 GB de SSD, y una GeForce GTX 1050 para jugar. Teclado español, viene sin Windows. Está a 599,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9T Pro: Snapdragon 855. 6,39?, selfie popup, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cámara de 48+13+8 MP, 4000 mAh, NFC, color rojo, lector de huella en pantalla. Está a 301 euros en GearBest con el código GBM9TPRO1 (quitad seguro de envío)
  • Portátil gaming Xiaomi: con 15,6 pulgadas Full HD, Core i7-8750H, 16 GB de RAM, 512 GB de SSD, y sobre todo una estupenda GTX 1060 Ti (6GB) para jugar. Teclado retroiluminado (US), Windows 10. Está a 1.035 euros en Banggood con el código BGXMGA7
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 479,99 euros en Amazon, estupendo
  • Tarjeta MicroSD Samsung EVO de 128 GB: una tarjeta microSD perfecta para ampliar la memoria de vuestro móvil o tableta, transferencias de hasta 95 MB/s, está a 12,3 euros en AliExpress para la versión de 128 GB de capacidad, tirada.
  • Amazon Fire TV Stick: el competidor del Chromecast tiene su propio mando a distancia y permite reproducir en tu tele todo lo que tengas en tu tableta o móvil. Fantástico por 29,99 euros en Amazon, baja un 25%.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: con pantalla FHD de 5,84?, Snapdragon 625, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables), 4.000 mAh de batería, cámara dual 12+5 MP y conector de auriculares. Tremendo por 127 euros en Banggood con el código BGESA2L3
  • Báscula Xiaomi Mi Smart Scale 2: estupenda para monitorizar el peso de varias personas, versión renovada, Bluetooh 5.0, está a 19,99 euros en Amazon
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 15,6 euros en GearBest con el código GBREDMI189, dos años de garantía en España.
  • Portátil ASUS TUF Gaming FX505DY: un 15,6? con un Ryzen 5 3550H, 8 GB de RAM, 512 GB SSD (uauh), una Radeon RX560X para jugar, sin sistema operativo, teclado español. Está a 599,99 euros en Amazon, muy chulo.
  • Nokia X6: el primer Nokia con ‘notch’. 5,8?, Snapdragon 636, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), 3.060 mAh, cámara dual 16+5 MP, radio FM. Está a solo 117 euros en Banggood con el código BGESX6 Muy, muy interesante.
  • Patinete eléctrico Xiaomi Mi M365: un scooter ya clásico con 30 km de autonomía, 25 km/h de velocidad, frenos de disco, neumáticos de aire, en 5 días máx en casa. Está a 290,12 euros en Banggood con el código BGMI365CN19
  • OPPO Find X: pantalla de 6,42 sin marcos, Snapdragon 845, 8 Gb de RAM, 256 GB capacidad (uauh), cámara trasera motorizada 16+20 MP, cámara frontal 25 MP, 3730 mAh, carga super VOOC, estupendo a 509 euros en Amazon (baja de 999). Es la versión china, pero se puede poner en español.
  • Xiaomi RedmiBook: un nuevo portátil de 14? con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM y 512 GB de SSD (uauh). Además tiene una gráfica GeForce MX250, Office preinstalado con Windows y audio DTS. Está a 553 euros en Banggood con el código BGXMX3
  • Nintendo Switch: el modelo en colores azul y rojo y con los dos mandos está a 274 euros en eBay. Envío desde España y dos años de garantía.
  • Huawei Honor Band 3: calorías, minutos activos, encuentra teléfono, controla música, dispara cámara, soporta natación, sensor de ritmo cardíaco, GPS, perfecta para carreras, hasta 30 días de autonomía. Está a 11,7 euros en Banggood con el código BGhonor3E
  • Xiaomi Redmi Note 8 Pro: el nuevo cholloteléfono. 6,53?, Helio G90T, 6 GB de RAM, 64 GB capacidad, cuatro cámaras (64+8+2+2) – debuta el sensor de 64 MP!, 4500 mAh (uauh), NFC, está a 175 euros en AliExpress. (Versión china, solo una banda 4G) Pintón.
  • Chuwi HeroBook: un portátil muy modesto y muy barato: 14,1» (1366×768), Atom X5-E8000 (quad-core), 4 GB de RAM, 64 GB eMMC de capacidad (con M.2), Windows 10, teclado en inglés, salida Micro HDMI, 2xUSB3.0. 162 euros en Banggood con el código BGCWHERO162
  • OPPO Realme 3 Pro: curioso este móvil de 6,3? con un Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliable), cámara trasera de 16+5 MP, frontal de 25 MP, lector de huellas, 4.045 mAh. Está a 171,95 euros en GearBest
  • Chuwi Aerobook: tipo ‘MacBook’ 13,3? con un Intel Core m3-6Y30, 8 GB de RAM y 256 GB de SSD, W10 (teclado en inglés, touchpad gigante). Compacto, ligero y con bastantes más puertos que el de Apple ? Está a 345,08 euros en Banggood con el código BGCW6Y30

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

28 comentarios en “Dejad que los muros de pago se acerquen a mí

  1. » … Es entonces cuando me planteo lo de suscribirme, pero es que no lo leo tanto. No al menos tanto como para que me compense. …»
    Recupero una frase del post para dar mi visión, ¿a cuantos medios merece realmente la pena suscribirse?

  2. DDavid dice:

    En la academia muchas revistas científicas importantes tienen este modo de pay per view. Y es un gran ejemplo de lo perverso que puede llegar a hacer este modelo.

    Solo quien tiene el dinero suficiente puede llegar a la información. Entiendo que también hay un problema pero deben haber una mejor forma de lograr su viabilidad.

    Una tarifa plana es interesante si es razonable, pero igual siempre habrán personas a las que esto no podrá llegar. Debe haber una regulación, deben ser gratis esas noticias importantes para que todos puedan acceder a ellas y noticias más elaboradas con mayor investigación trabajó podrían ser de pago por un tiempo. Tal vez deben haber subsidios estatales al menos para los medios importantes para garantizar que la información pueda llegar ha todo mundo sin importar sus ingresos.

    Algo como tu blog entiendo que sea de pago, pero un diario como NYT no tanto.

    • Buf. Discrepo totalmente. Entiendo que gente que publica sobre ciertos temas, sobre todo especializados, quieran cobrar porque es información precisamente para un nicho de mercado en el que si los lectores no pagan sí que no hay de dónde rentabilizar (la publi no funciona si no es por volumen).

  3. mk360 dice:

    Lo de los medios de pago es algo que quizás ahora que tengo un trabajo más estable me plantearía (aquí un punto que deben tener en cuenta, muchas veces cuentan seguidores como a cualquier persona, pero si los sigue un crío de 15 este no es público objetivo, y se engañan quienes creen que ese pagará, simplemente porque no tiene un trabajo estable, porque la tecnología hablando en chileno es tema de ñoños que no todos valoran, etc), pero hay algunas consideraciones para mi (ya que quieres el mi xD):
    1) Como bien dices, los precios para seguir varios medios al mismo tiempo son demasiado duros. En ese sentido, si los diarios/periódicos quieren cobrar como si estuvieran en papel, pues inevitablemente terminará por ocurrir lo mismo que ocurre con los medios en papel. Acá la gente comprará el mercurio, o la tercera, o LUN para el que disfruta de la farándula, pero nadie compra todos los diarios. Si un diario logra que lo lea alguien que sigue otros es solo porque es gratuito, pero si no lo es pues se volverán a segmentar los públicos.
    2) probablemente prescindiría de la mayor parte de los medios en español. Lo siento, pero es que salvo contadas excepciones en tecnología lo que se publica es lo que aparece en los medios en inglés, en gran parte de los casos con resúmenes de lo que uno encuentra en el medio original que no dan la talla, estoy pensando en alguno como hipertextual (demasiado parcializado a ratos para mi gusto) applesfera (same) fayerwayer (nació en Chile pero su calidad no da) aunque si me quedaría con xataka y Gizmodo, aunque este en inglés xD, además en el caso latinoamericano, lo ofertado tiende a ser más aplicable en inglés que en español (Ej. si hacen un review de un producto en xataka, es más probable que la revisión disponible por acá sea la que se encuentra en US que la que de vende en la UE… o sea, son poco internacionales jeje). ¿Por qué medio pagaría en español? probablemente por los medios de noticias locales, acá volvemos a los periódicos, y no pagaría por más de 2 o 3. Desde luego, aunque difícil en Chile que tiende a tener un monopolio informativo, trataría de pagar por medios más afines a mi pensamiento político y los del otro lado, que los sigo ahora mismo, pues se iría a los yuyos.
    3) difícilmente pagaría por seguir blogs. Hay excepciones, tu te encuentras entre esas, pero es una rareza… de hecho, aunque sigo muylinux (aunque este no es tanto blog como informativo) y lo encuentro interesante, lo descartaría en aplicación del supuesto 2.
    4) descartaría medios que no permitan participar de alguna forma. Aquí vuelve a caer hipertextual me temo…

    Resumiendo, el pago está, creo que es una alternativa posible a varios niveles, pero hay que tener en cuenta que eliminaría lectores (en la actualidad, cualquier lector sin posibilidades crediticias, y los que son UE deberían evaluar cuantos de los lectores que pretenden que les paguen son UE) segmentaría los públicos, y sinceramente creo que solo los grandes podrían abordarlo… y que el español es menos favorable jejejeje.

    Como sea, suerte con las alternativas de negocio, que todos quienes trabajamos queremos que se nos remunere por hacerlo, excepto cuando directamente decidimos que queremos hacerlo gratis.

    • Hay desde luego un factor local y personal (me interesa lo de mi país, lo que me hace clic o lo del idioma que controlo) y eso ya limita las posibilidades. En el punto 2) tengo que discrepar, sobre todo porque en Xataka raramente hacemos refritos de noticias. Esa podía ser la tónica hace tiempo, pero ahora casi todo lo que hacemos tiene el objetivo de ser algo más que contar lo que otros han contado. Siempre.

      Que la actualidad surja en su mayoría en EEUU es impepinable, pero precisamente a mí me enriquece a menudo mucho más la reflexión y la opinión que la noticia como tal, que puedo leer en cualquier lado. Tengo que defender lo mío, ya sabes 😉

      Me alegra que consideres pagar por blogs como el mío, pero hablaba más de medios generalistas o especializados importantes. Yo igual hago un movimiento en ese sentido algún día (pronto? tarde? quién sabe) pero sé lo que me espera en caso de hacerlo. Aún así mi sensación es que poquito a poco la gente se va dando cuenta de que la cosa cambia en contenidos online.

      • mk360 dice:

        Ya, de ahí que dijese que por xataka si pagaría. No afirmaré como tu que todo es original (aunque debería mirarlo bien, quizás si que lo es y uno queda con una percepción antigua), pero si lo es en una gran parte, sus reviews son extensos, tienden a documentar lo que dicen… o sea que ahí vale la pena. En cuanto a los blogs, recuerda que eres excepción, no la regla, o sea que en general por blogs no pagaría…

  4. KMJB dice:

    Buenas, acá en la Argentina está pasando desde hace un tiempo con los mayores diarios, leáse La Nación y Clarín y sus respectivos medios (Brando, Olé, etc.) y la verdad si hacemos una encuesta difícilmente llegue a dos dígitos los suscriptores online, así que no le veo mucha vuelta por ese lado…y hablando del caso del ElDiario.es, estaría muy bueno que lo implementen por acá los pesos pesados del medio, lo he visto en otros casos pero son muy de nicho…por cierto del citado diario hecho «por y para socios», les recomiendo sus secciones «El caballo de Nietzsche» y «Zona Crítica». Saludos desde el sur al sur.

    • Uf, es que bastante complicado lo tenéis en Argentina como para andar pagando estas cosas, ahí está claro que la marcha de la economía es vital. En España la cosa está menos achuchada, por eso la cosa parece estar algo más animada últimamente.

      Lo de saludos del sur al sur no lo pillo. Yo estoy en el hemisferio norte, y Madrid ya sabes que no está ni en el norte ni en el sur 🙂 Abrazo de todos modos!

  5. Lambda dice:

    Netflix. Que aprendan por ahí. Igual trabajar las noticias con profundidad , al modo del Der Spiegel, con una tarifa plana. No quedarse en el «fast news», sino ir hacia ese público que pagaría por que alguien diseccione bien un tema o problemática actual. Así funcionan ya varios medios anglosajones, en parte porque un público objetivo que mira las noticias (y que es enormemente selectivo de su escaso tiempo, y la calidad del mismo) con hambre de profundidad y seso; desde luego existe. Es un futuro que ya es presente allá. ¿En España y Latinoamérica? Pues, quizá con campañas de concienciación, más hábitos de lectura y debate sesudo, cabría esa posibilidad. Forma parte de una forma de cultura. Como el «slow food» en la Toscana 😉

    • mk360 dice:

      Exactamente. Mira, es que yo en los medios gringos que sigo se que cuando entre si hablan de una discusión me pillaré todos los puntos de vista (independientemente de que pongan énfasis en el que pueda adoptar el redactor, que es un punto distinto) que incluso es posible que esa discusión se haya iniciado allá (porque vamos, las discusiones de software libre (opensource las inician stallman o linus que vaya cosas, las inician en inglés) que cuando se hable de un tema expositivamente se hará a fondo… mientras que en español… la mayoría de las veces lo que encontraré son 3 párrafos y por eso yo no pago. Si, es cierto que de vez en cuando se detallan los temas y de ahí que mencionase a xataka entre mis excepciones, pero incluso así en gran parte de los casos es información que ya estuvo antes en inglés (aquí un apunte, el inglés de Chile no es el de algunos países en que se habla inglés y español casi al mismo tiempo, de hecho es más bien tirando a una mierda, poca gente con una educación promedio que supere los 35 años habla inglés, y así y todo muchos vamos aprendiendo, o sea que a contemplar con ojo Latinoamérica) a ratos hablarán de la infanta cristina que no puede importarme menos… pero claro, puede ser que nos esté dando más importancia de la que tenemos jejejeje.

      • Cuidado con las comparaciones. Como te decía en el comentario anterior, hay medios USA que hacen refritos y también medios España que hacen temas fantásticos propios. Yo últimamente me fijo en El Confidencial, que se lo curra mucho, y también me gusta nuestro enfoque en Xataka, claro.

        En Estados Unidos tienen la ventaja de que mucha actualidad tech sale de allí, es donde están los recursos y donde uno puede hacer muy fácil su trabajo. Lo de que yo me ponga en contacto con Microsoft o Intel para pedir una exclusiva (y hablo de hacerlo como editor de Xataka) es como pedir la Luna. No te la dan. Se la dan a medios de allí y los demás hacemos lo que podemos a raíz de esos contenidos, además de combinarlos con los nuestros propios y currados.

        Hay de todo, pero ni todo lo de allá es tan guay, ni todo lo de acá tan cutre.

    • Con Der Spiegel me pillas porque mi alemán es casi nulo, pero The Guardian es un ejemplo a seguir de lo que dices. Si te das cuenta, ellos al final de cada tema ponen eso de «Ya que estás aquí…» y te explican que ofrecen todo gratis pero que si quieres apoyar su trabajo puedes hacerlo con distintas cantidades. Es otra vez el modelo de Patreon (donaciones, mecenazgo), pero integrado dentro de la plataforma.

      El componente cultural es crucial aquí, y yo creo que en hispanoamérica ese mensaje de «ya que estás consumiendo algo que te gusta gratis, igual te mola aportar un poco) es chungo. Es mi experiencia, desde luego, y de esto algo sé.

  6. Land-of-Mordor dice:

    No estoy de acuerdo con algunas de las ideas que viertes en el artículo. Entiendo que quien escribe y publica tiene derecho, si realiza un trabajo digno, que reciba una compensación por ello. Pero son los medios, grandes y pequeños, los que habéis provocado la situación.

    Hablas del «daño» que han ocasionado los bloqueadores de anuncios a los medios digitales, pero no debes olvidar que esos bloqueadores no salieron de la nada. Tienen su razón de ser por la excesiva publicidad, invasiva e inadecuada que muchas webs, incluidos las versiones digitales de los medios de comunicación, han venido utilizando. Artículos donde el texto es una columna de apenas 10-15 palabras de ancho rodeados de enlaces a otros artículos, mezclados con publicidad en el cuerpo de la página, publicidad de «fondo» tras dicho cuerpo, anuncios metidos entre el texto del artículo, vídeos que se reproducen automáticamente y, lo peor, «clickbaits» tipo «fake news» espolvoreados por toda la extensión. Y hablo de medios generalistas del volumen de «El País» en España. Con esa situación los bloqueadores de anuncios pasaron de mera curiosidad para cuatro «freaks» a necesidad para muchos usuarios. De aquellos polvos, estos lodos. Han provocado la situación yendo más lejos de lo que nunca hicieron en el papel cuando los costes de operación en internet son mucho más bajos que en la edición en papel. ¿Y por qué hicieron eso? sencillo, el portal online tenía que rendir más para contrarrestar el descenso de ventas de la edición impresa.

    No olvidemos tampoco, como dicen en algunos comentarios también, que la prensa tiene una labor social importante. Es uno de los poderes sobre los que se sustenta todo orden social que aspire a ser democrático. Por tanto, los muros de pago son también muros a la libre información. Muros a la libre opinión. Luego nos tiramos de los pelos cuando la gente se informa a través de lo «publicado y no contrastado» en redes sociales. Normal. La información «profesional» ha quedado relegada a la minoría que puede y quiere pagar por ella. Aquí los medios tradicionales, una vez más, se han disparado en el pie con su estrategia online.

    Por todo lo anterior creo que el verdadero problema del periodismo en el Siglo XXI no son usuarios malvados enganchados al «todo gratis» que no quieren ver un mísero anuncio, sino una gestión empresarial nefasta que ha intentado (y sigue intentando) con su estrategia online salvar el desastre económico de una estrategia impresa sobredimensionada. En esa situación los «muros de pago» no son solución, son parte del problema.

    • Manuel dice:

      Completamente de acuerdo con ello. Cuando un medio tipo El Mundo, o El País tiene clickbaits en su portal de entrada, o artículos mal redactados o con el nivel literario de un joven de 14 años el problema no somos nosotros, son ellos. Yo soy el cliente, si quieres que me gaste dinero en tí, justifica el gasto.

      • No todo es perfecto en estos medios, pero son mucho más profesionales y completos que la media. Por eso están donde están. Y si no te gustan no tienes que leerlos, coñe. Y menos pagarlos. Y si pagas y no te gusta lo que lees, dejas de pagar.

        Estoy hablando SIEMPRE de medios por los que pagarías.

    • Maverick dice:

      Sinceramente, tu crítica al hecho de que no todos podamos acceder a información de calidad me parece un delirio. Para empezar la gente prefiere gastarse el dinero en otras cosas y por otro lado los medios de pago no aseguran ninguna calidad por el mero hecho de serlo. Se puede pagar por basura también. En una sociedad, la prensa y los medios tienen una función social importantísima como bien dices. Pero esa función solo se lleva a cabo cuando se es crítico y para ello hay que ser independientes y eso hoy es imposible. Incluso los medios que presumen de independientes como eldiario.es no son de fiar puesto que son un producto, se dirigen al público progre. La prensa generalista es un producto para masas ideologizadas (izquierda, derecha, nacionalistas, etc), la prensa deportiva (al menos en España) es un producto para aficionados del Madrid o del Barça y así sucesivamente.
      Como yo lo veo, es la sociedad la que tiene que buscar los medios de calidad y premiarlos, o sea, consumirlos. Sino, les damos pie a que hagan click-bait, contenido basura, etc. Pero claro, cuando un medio crece y se hace de masas es casi imposible que mantenga el rumbo…

      • Es imposible no ser subjetivo y no tener una línea editorial. Yo mismo la tengo en Incognitosis, y supongo que aquí no hay muchos fanboys de Apple leyéndome porque suelo dar cera a la empresa (que hace grandes cosas pero podría hacer cosas mucho, mucho más grandes).

        Pero es importante lo que dices: una vez tienes cierta entidad y mucha gente depende de ti, la subjetividad se ve aún más reforzada. Aquí hay que tener sentido crítico propio, y si no te gusta el medio, dejar de premiarlo, como dices tú. Afortunadamente siempre habrá otras alternativas que premiar.

    • Ostras Land. Totalmente en contra de esa visión. Los márgenes publicitarios online son una basura, ya lo sabes. Ahora para ganar lo que ganabas con publi en papel tienes que venderte al anunciante y molestar al usuario hasta el máximo. Cuando he hablado de adblockers o no me has entendido o yo me he expresado mal: creo que es fantástico que hayan llegado. Odio la publicidad que no me deja consumir el contenido de una forma mínimamente decente, y odio que los anunciantes quieran saberlo todo de mí.

      La gente se quejaba mucho de la publi de PC Actual, de aquellos tochos de 500 páginas con 250 de publi, pero es que aquello era una maravilla: nadie sabía si leías o no la publi, estaba ahí en plan pasivo y punto. Y aún así, insisto, la gente se quejaba. Es flipante verlo ahora.

      Insisto: me encanta que los adblockers hayan aparecido. Yo uso Ghostery a diario, y precisamente por eso creo que los medios han visto que la publi era para muchos insostenible y dan alternativas como los muros de pago o las estrategias de donaciones/mecenazgo/socios.

      Pero lo que más me flipa es tu visión de la prensa y su labor social. ¿Eso significa que tiene que ser gratis? ¿Lo era cuando no había ediciones online? ¿Y si la publicidad no funciona (porque no clicas, porque es demasiado molesta, porque no renta), qué harías tú como directivo de un medio?

      No sé, me alucina que digas algo así. Que la información general debe estar accesible es estupendo, tenemos los telediarios (que no son gratis, están pagados con nuestros impuestos). Si quieres ciertos giros, tonos, reflexiones, reportajes sobre esas noticias, ¿las quieres gratis?

      Me parece que no te pones en el papel de quien tiene que pagar nóminas e infraestructura para desarrollar ese trabajo. Yo me pongo en el del lector porque lo soy, y no concibo que todo lo que consumo tenga que ser gratis. De hecho me alucina que haya tanto gratis, pero como siempre, eso tiene sus desventajas. Ruido, contenidos inapropiados, pocos filtros, experiencia incómoda, publicidad, privacidad.

      Tú lo quieres todo. Información de calidad porque es labor social informar y hacerlo de p.m. por lo visto, y que además te la pongan con una experiencia perfecta de usuario, sin publi, sin tracking, sin que la otra parte pueda rentabilizar ese trabajo.

      Insisto. Alucino con este comentario Land. Qué decepción, pero es la que me había llevado ya antes con otros muchos comentarios aquí y sobre todo fuera de aquí.

      Uf.

      • Land-of-Mordor dice:

        «…Insisto. Alucino con este comentario Land. Qué decepción, pero es la que me había llevado ya antes con otros muchos comentarios aquí y sobre todo fuera de aquí…»

        No me has entendido por lo que veo. Y desde luego para nada critico tu elección. Me parece totalmente correcta. Ofreces contenido limpio de publicidad (los Incognichollos son publi «light» que no molesta), de acceso gratuito y, además, tienes tu contenido «premium» que, seguramente porque no lo he probado, destila la exquisitez que te presupongo. Sé que respetas tu profesión, te he leído en varios medios, y que si algo lo ofreces bajo pago es porque tú mismo crees que merece la pena pagar por él.

        No apoyo el «todo gratis» ni mucho menos. Simplemente te pido que compares un diario impreso con su versión digital a nivel de publicidad y lo invasiva de ésta. La prensa escrita tiene anuncios, muchos, pero jamás te cortarán un artículo o una noticia con un anuncio. Ni te lo meterán entre el texto. Tampoco los anunciantes sabían si la publicidad era efectiva o no y aun así pagaban por ella y daba para mantener la infraestructura de diseño, maquetación, impresión y distribución. ¿Crees que una publicidad online al estilo de la que existía en la prensa escrita no es suficiente para pagar SÓLO Y EXCLUSIVAMENTE los costes de distribución «online»? Yo creo que sí, si se gestiona con la mentalidad del Siglo XXI y no del XIX/XX. La edición impresa de, por ejemplo, El País, cuesta 1,5 €. Y viene con publicidad no invasiva. Si descontamos los costes de maquetación para papel, impresión y distribución puede ser que el diario fuera «rentable» sólo con la publicidad no invasiva, por lo que la versión «online» del mismo diario debería tener una publicidad similar al tener unos costes de operación mucho más reducidos. Evidentemente se pueden y se deben aprovechar las posibilidades del medio online con animaciones y vídeos, pero siguiendo las mismas reglas de estilo de la versión impresa.

        Sobre el libre acceso a la información, libertad de opinión y tal y como los «muros de pago» en caso de generalizarse, pueden afectar al acceso a la información, una vez más, creo que no me he expresado bien. Viendo como los medios generalistas están enfocando su estrategia en internet, en caso de abrazar los «muros de pago» me imagino portales donde las noticias se reducen a un «teletipo» tipo Twitter rodeado de, exactamente, ocho cuadros de publicidad, vídeo y «fake news» de relleno. Para nada me molesta que se quiera ofrecer un contenido por el que de verdad merezca la pena pagar mientras eso no signifique que lo que antes se podía acceder con publicidad razonable (en online o escrita) pase a ser el contenido «premium» (con contenido que a veces da pena) y el acceso gratuito, pagado con publicidad, pase a ser algo peor que lo que hoy se ofrece de esa manera. No estoy en contra del concepto del «muro de pago», pero sí de que se use como excusa para empeorar aún más la calidad de lo ofrecido libremente con publicidad.

        P.D.: Hay telediarios pagados con impuestos y pagados con publicidad.
        P.D.2: Nunca he usado bloqueadores de anuncios.
        P.D.3: Entiendo tu cabreo y comprendo tus argumentos, pero no los comparto en su totalidad.

      • Gracias por aclararlo, Land, probablemente no nos habíamos entendido. Estoy mucho más de acuerdo contigo en este comentario, y creo que los creadores de contenido perdieron hace mucho tiempo la batalla publicitaria. Ahora los anunciantes pagan mucho menos y obtienen mucho más, pero aquí la culpa es de internet y esa bendita capacidad de que cualquiera pueda hacerse su propio medio y ganar sus perras con publicidad. Abrir las puertas a nuevos medios de información ha hecho que aparezcan muchos, la mayoría muy pobres (por no decir otra cosa), pero con la misma intención de ganar con publicidad. Clickbait y publi invasiva a tope que los grandes deberían haber cortado con propuestas más serias y limpias.

        No sé dónde nos llevará esta nueva tendencia de los muros de pago (acabo de actualizar la noti con el rediseño y el lanzamiento del muro de pago en Bloomberg), pero para mí es como decía buena noticia: significa que la información exclusiva y de calidad (los medios que lo están haciendo desde luego suelen hacer las cosas bien) será de pago.

        Seguimos leyéndonos por aquí (y por allá) Land. Un saludo.

  7. Maverick dice:

    Los medios con menos poder tendrán que apuntarse a lo de la tarifa plana, no tienen otra. Si son listos y tienen los recursos para hacerlo, algunos de estos medios crearán su propio servicio donde agruparse y ofrecer una oferta conjunta al usuario. De hecho supongo que los grupos editoriales ya tendrán servicios que agrupen a sus propios medios. En plan un periódico generalista más uno deportivo y otro tecnológico por ejemplo. Los más grandes por su parte se lo intentarán montar por su cuenta como no podía ser de otra manera. Yo de momento no pagaría nunca por un medio único puesto que no invierto tanto tiempo en un único sitio como para que compense.

    • En El Mundo lo intentan con Orbyt (lees El Mundo, Marca, Expansión, Telva, Motor y EME), que no está mal, y yo de hecho siempre planteo un modelo Orbyt pero transversal, que permita encontrar medios no solo de un grupo editorial, sino de varios.

      • Land-of-Mordor dice:

        Ahí tenemos otra «pata» de la anticuada gestión online de los medios tradicionales: las exclusivas. Creo servicios de suscripción pero sólo para mi contenido (y te lo hago pagar casi a precio de edición impresa en pago mensual). Una vez más van un pasito por detrás de los videojuegos, la música y el contenido audiovisual. Esperemos que a base de palos y lo antes posible entren en razón y vean que el éxito online está en permitir el acceso de manera cómoda y directa tanto al «cliente» que sólo quiere información básica y tolera la publicidad como al «cliente» que está dispuesto a pagar un «plus» por algo que merezca la pena.

        Podríais organizar unas jornadas los medios puramente digitales patrios, que más o menos entendéis la situación, e invitar a los del consejo de administración del ¡Qué País!, El Vaya Mundo, La Sinrazón, El XYZ, La Retaguardia, etc, para explicarles por qué internet es un medio diferente y cómo hacer dinero sin maltratar al lector XD

  8. Jorge Gosz dice:

    Definitivamente lo mejor sería un Netflix de medios, el problema será como repartir el dinero…

    De los medios de pago, para poca gente valdría la pena pagar por 3 o más medios.
    Para los tech cómo nosotros es fácil saltarse los x artículos gratis al mes.

    • Había algunos trucos, pero últimamente todos (me) fallan. Lo de visitar desde Twitter o Google no va ya, y la vista lectura en navegadores, al menos en Firefox, tampoco funciona para el WSJ o el NYT. No sé qué más opciones hay, pero los medios van aprendiendo y atajando todas.

Comentarios cerrados