Tecnología

The Information y su extraña apuesta por un paywall infranqueable

·

Hace unos días me enteré en Twitter del lanzamiento de The Information, un nuevo medio online que ha creado Jessica Lessin –ex-Wall Street Journal–  y que sorprendió de buenas a primeras no por la adopción de un modelo de paywall –si no pagas, no lees– sino por un paywall infranqueable y, además, muy caro. 39,90 dólares al mes (399 al año, chollazo) , nada menos. En The Information lo tienen bastante claro tanto con el precio como con el carácter absolutamente privado de unos contenidos que ni siquiera serán agregables salvo contadas excepciones. (Ahí tienen un beneficio inmediato: al contrario que en el WSJ, será complicado encontrar los artículos vía Google compartidos en otro lado y leerlos de gratis)

Tengo ideas más o menos claras sobre cómo haría yo un medio online si me pusiera a ello, y lo cierto es que ni de lejos se me ocurriría adoptar esa filosofía tan cerrada de Lessin. De todo esto, de todos modos, saben bastante más los chicos de GigaOm, y hoy Matthew Ingram –uno de los buenos en ese medio– hablaba del tema merced a una entrevista con la propia Lessin. Esta chica lo tiene muy claro, y apuntaba entre otras cosas lo siguiente:

People talk about this type of paywall is good or bad, but it really depends on the content.

Bueno, no solo del contenido, amiga mía: también de la orientación del mismo. Eso lo explica algo después, aclarando que The Information no es un medio para el lector tradicional, tipo tú o yo. La idea es ofrecer contenidos exclusivos para profesionales «tanto dentro como fuera del campo de la tecnología«. Y añade que quería «una audiencia que paga por la información que les vuelve mas inteligentes y les da una ventaja«. Todo muy bonito a priori, pero veremos si cumplen.

En Business Insider hablaban de una base de suscriptores de 2.000 para poder llegar a un hipotético break-even (cuenta rápida: 800.000 dólares de ingresos) que, dependiendo de la plantilla (8 personas según la información oficial) haría que ciertamente pudieran tener un sueldo bastante decente. El argumento ya no parece tan descabellado: la chica debe tener unos cuantos contactos, y llegar a esos 2.000 suscriptores parece factible. De hecho, tanto GigaOm como BI tienen servicios similares, y no parece que tengan demasiados problemas.

El propio Ingram daba varios datos adicionales de interés en su artículo. Por ejemplo, enlazando a un artículo anterior en el que apuntaba algunas claves de aquellos que apuestan por un paywallPedro Jota, léetelo— y con un apunte final interesante:

In the end, good content may not be enough: NSFW Corp. had a lot of detractors for a variety of reasons, but it’s difficult to argue that its content wasn’t consistently of fairly high quality, and the same goes for Matter — and yet neither could command enough subscribers to make the math work. Good content should be enough, but in some cases it isn’t.

Triste, pero cierto. Y eso en Estados Unidos –atentos a los casos de NSFW Corp. y de Matter, ambas acabaron compradas–, donde la gente tiene una cultura muy distinta a ese españolísimo «por la cara» que hace que cualquier iniciativa que aquí obligue a pagar lo tenga muy, muy, muy (insisto) complicado. Qué ganas tengo de que alguien saque cifras oficiales o oficiosas del nuevo modelo de El Mundo. El tortazo de este medio puede ser importante a mi parecer, pero en el caso de Lessin, con una estructura mínima y un enfoque tan de nicho, la cosa cambia. Y mira que al principio yo dudaba. Un último apunte: mucho más importante que este humilde post son los enlaces a los posts que he ido metiendo, sobre todo en el caso de GigaOm. Si estáis metidos en el mundillo, sabréis por qué lo digo.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “The Information y su extraña apuesta por un paywall infranqueable

  1. Pues si con 2000 cuentas de pago ya cubren gastos, me parece que lo pueden lograr fácilmente.
    El problema es que mucha gente lo compara con la prensa generalista cuando debería compararse con las revistas de investigación, donde el precio de suscripción hacen que 40 dólares sea calderilla.
    Por otro lado entiendo que muchas de esas suscripciones las pagará la empresa para sus trabajadores y tampoco creo que sea necesario comprar una para cada empleado,
    Realmente no es mucho dinero si de verdad ofrecen lo que prometen.

  2. Pingback: Lecturas de Domingo (23) | Ciencias y cosas

Comentarios cerrados