Tecnología

Windows 10 en ARM ante la gran incógnita

·

La semana pasada muchos disfrutaron de un estupendo mega-puente (acueducto, en realidad) español. Aprovechar que miércoles y viernes eran fiesta hizo que el ritmo en Incognitosis fuera algo distinto, tanto por esas prolongadas fiestas como por todo lo que ha ocurrido con Patreon, que por si no lo habéis visto por ahora compatibilizo con un sistema de aportaciones alternativo llamado LiberaPay que está bastante simpático.

Todo ello impidió que comentase la que probablemente fue la noticia de la semana: la llegada el anuncio por fin de los primeros convertibles Windows 10 basados en ARM y concretamente en los Snapdragon 835. La presentación tuvo lugar durante un evento de Qualcomm, y en cierto modo fue bastante decepcionante porque aunque hablaron de estos equipos, también indicaron que no habrá disponibilidad de los mismos hasta la primavera de 2018.

Eso hace que todo lo que digamos ahora pueda quedar en agua de borrajas para entonces, pero con todo lo que he hablado de la convergencia y lo que este paso podría suponer para Microsoft, era imposible no mencionar el tema aquí. Pero vayamos por partes, como diría Jack:

  1. Always Connected PC: para mí la conectividad móvil no es tan importante aunque desde luego sea cómoda tenerla integrada. Al final uno puede hacer tethering y la cosa no es para tanto, de hecho me asusta lo de conectarme directamente desde el portátil porque puede que me despiste y use esa conexión como si fuera la WiFi de casa. Peligran las cuotas de datos, diría.
  2. Batería: de lo más interesante, seguramente. La autonomía de los portátiles permite trabajar con ellos durante un día, como la de los móviles, pero sufren aún más que nuestros smartphones o tabletas porque también les imponemos más carga. Aquí poder disfrutar de esas 20 horas teóricas de las que hablan sería una pasada. Otra cosa es que nos creamos que aguantan 20 horas, porque ya sabéis como son los fabricantes en promesas de autonomía. Mienten como bellacos.
  3. Windows 10 en ARM: poder ejecutar tanto el sistema operativo (de forma nativa) como aplicaciones x86 (emulación) es súper atractivo, y de hecho esta opción es la que me hace pensar que quizás este es un paso intermedio para volver a llevar Windows 10 a “móviles convergentes”. Aquí tengo muchas dudas no obstante: ¿cuál será el rendimiento de las aplicaciones? (es probable que las más intensivas como Photoshop anden un poco arrastradillas) ¿usar un emulador no agotará más rápido la batería? ¿cuáles funcionarán y cuáles no? En este sentido Microsoft se cubre un poco las espaldas preinstalando Windows 10 S (actualización gratuita a Windows 10 Pro hasta septiembre de 2018 parece), pero es que esa versión de Windows, quizás apta para estos equipos, capa mucho la experiencia de usuario normal de descargar una aplicación aquí o allá, instalarla y tirar millas. Cambiar esa costumbre va a ser complicadete. Luego está otro problema, como es el de los controladores de dispositivo que serán necesarios para conectar periféricos a estos ordenadores, y que tendrán que estar precompilados para ARM, aquí de emulación nada. Esto podría plantear un caos importante en soporte hardware, así que veremos cómo salva los muebles Microsoft.
  4. Precio: he aquí el gran condicionante. Cuando Microsoft anunció Windows 10 S lo hizo presumiendo de que unos cuantos fabricantes ofrecerían equipos baratos basados en esta versión. Que yo sepa, la disponibilidad de esos modelos es nula o muy baja porque yo al menos no los veo a la venta. Y con razón, porque nadie quiere un equipo con Windows 10 S cuando el precio —que se supone que iba a ser notablemente inferior— no difiere mucho de un portátil “normal”. Con los equipos Windows 10 basados en ARM tenemos un problema similar: como el HP Envy X2 o el Asus NovaGo no tengan un precio muy, muy atractivo, esta iniciativa nacera muerta. ¿Por qué? Pues por lo de siempre: porque la alternativa que tenemos ahora ya es lo suficientemente buena. Pagar lo mismo o incluso un poco menos por una propuesta que solo aporta más batería pero con la que arriesgamos en temas de rendimiento y soporte software/hardware no tiene sentido alguno.

Lo cierto es que la presentación de estos equipos me dejó bastante frío. Que Microsoft no ofrezca un evento propio para algo tan importante y le deje el papel de anfitrión a Qualcomm (que ojo, pequeña no es) es sospechoso. Que los equipos no estén hasta (como mínimo) la primavera de 2018 es sospechoso. Que aparezcan además en esas fechas, cuando el Snapdragon 835 ya será una CPU “antigua” a la vista de la aparición de los Snapdragon 845 que también presentaron en ese evento es sospechoso. Que no hablen de precios es sospechoso. Que preinstalen Windows 10 S es sospechoso.

Demasiado sospechoso todo.

No sé. Mira que tenía esperanzas en esta iniciativa, pero en Microsoft me han dejado bastante decepcionado. Creo que un movimiento así de ambicioso (al menos en apariencia) requería algo más tangible. Microsoft podía simplemente haber dicho que el lanzamiento se retrasaba para seguir generando (algo de) expectación y presentar productos ya disponibles en lugar de tenernos esperando a unos dispositivos que (creo) podrían nacer obsoletos.

Esperemos que me equivoque, pero lo que Microsoft y Qualcomm han presentado a mí no me convence para comprar uno de esos equipos en lugar de un portátil o un convertible tradicional —como esos maravillosos Xiaomi Notebook Pro que están a precios locos— con el que estoy seguro de que no tendré problemas. Bueno, no más de los habituales, claro.

A esperar tocan.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

6 comentarios en “Windows 10 en ARM ante la gran incógnita

  1. fartus dice:

    ¿Que hubiera pasado si en lugar de Qualcomm y Microsoft fuera Apple la que hubiera presentado un nuevo portátil basado en ARM gobernado por MacOS en lugar de Windows? ¿hubiese tenido el mismo interés?

  2. Creo que nace muerto. No va a ser más barato y no va a dar la talla en potencia, por lo que la gente se sentirá defraudada y recibirá muchas críticas. Los que veamos cierta ventaja en la batería y cosas así no nos atreveremos a recomendarlo por no escuchar al cuñado de turno comparándolo con el Chuwi Core i5 más barato y así no saldrá a flote. FIN.

  3. Lambda dice:

    Cuando un Snapdragon 845 esté listo, aún habrá un i3 o un i5 de generación pasada que seguirá siendo netamente funcional…. La tendencia actual en portátiles es a dártelo todo soldado, cerrado y en formatos lo más parecidos a un unibody de Mac, y los saltos de potencia cada vez más magros… La jugada es a largo plazo, hacer que la obsolescencia programada dé su curso . Mi predicción en ese sentido (de cuñado de barra de bar) es que la industria está esperando que el paso lo dé Apple, para meterse de lleno.

  4. No creo que vayan a tener muy buenos resultados en los benchmarks por la propia arquitectura de dichas CPUs, pero sinceramente creo que vienen perfectas para realizar trabajos que no requieran un procesamiento pesado, como realizar operaciones matriciales grandes o convoluciones. Es más, para mí es el perfecto sucesor de lo que fueron los netbooks, equipos pequeños (en este paso más en peso que en diagonal de pantalla), poco potentes, con una buena autonomía, y baratos, y si lo hacen bien pueden llevarse una buena parte del mercado, aunque no sé hasta qué punto van a cumplir todo eso.
    Un saludo !

    • Land-of-Mordor dice:

      No te preocupes. En vez de usar “benchmarks” de “PC” usarán los dedicados a móviles y tablets para que pase todo lo contrario, que salga beneficiado frente a un i3 o x86 equivalente.

Comentarios cerrados