Tecnología

Jolicloud 1.0: un vistazo al rival de Google Chrome OS

·

Hace aproximadamente una semana apareció la noticia de que Jolicloud 1.0 ya estaba disponible, pero solo en forma de actualización para los usuarios que ya tuviesen instalado el sistema. De hecho la actualización iba a ser gradual, lo que significa que los usuarios más antiguos de Jolicloud -y que aún estaban en activo- serían los primeros en disfrutar de dicha actualización, para luego ir migrando al resto.

Había probado varias versiones de Joliclooud en el pasado, pero había acabado desinstalándolas, así que la semana pasada me puse a reinstalar la versión Pre-Final en mi Koji para ir jugueteando con ella mientras llegaba el aviso de actualización. Y ha llegado hace un par de horas, así que ni corto ni perezoso he abierto el netbook, he instalado la actualización y me he puesto a cotillear en una nueva interfaz que deja mucho más claro de qué va Jolicloud.

De hecho la interfaz de esta distribución Linux basada en Ubuntu es realmente original. Lo primero, por estar programada y basada en HTML5, y segundo, por depender totalmente del navegador de Internet, en este caso, Chromium. El concepto es el mismo que manejará Google Chrome OS cuando aparezca dentro de pocos meses, y la verdad es que como concepto es interesante… aunque solo sea un disfraz de lo que uno hace normalmente con un netbook, o por extensión, con cualquier PC o portátil tradicional conectado a Internet.

Debo reconocer que la interfaz de Jolicloud me ha parecido una pequeña preciosidad. Limpita, clara, muy bien organizada y con los iconos justos. Sin aglomeraciones, sin sobreinformación, y con “aire”.

Tras el proceso de actualización -que ha durado unos 5 minutos- he tenido que reiniciar mi Koji, lo que luego ha dado paso al nuevo sistema de inicio de sesión, que en su primera aparición curiosamente acepta a usuarios ya existentes de Jolicloud, pero atención, que también funciona si tenéis una cuenta en Facebook.

¿Qué quiere decir esto? Pues que no inicias sesión en el ordenador como tal, sino que inicias sesión también en Jolicloud (el servicio web), desde donde todas tus aplicaciones y preferencias se van sirviendo según las vayas necesitando. La idea es igualmente curiosa, pero no deja de revelar de nuevo que en realidad esto es una Ubuntu con un navegador muy maqueado.

Esta era la interfaz de Jolicloud Pre-Final…

…y esta la interfaz de Jolicloud 1.0 Final. Vaya diferencia 🙂

Tras la entrada en la sesión nos encontramos con el panel principal, que no tiene nada que ver con la antigua interfaz de Jolicloud -que era muy similar a lo que ofrecían Ubuntu Netbook Edition y otras distros para netbooks-, ya que se trata sencillamente de una página web. En HTML5, sí, lo que da la opción de que parezca un escritorio realmente singular, pero una página web al fin y al cabo. Por debajo, cómo no, Chromium, aunque en este caso Jolicloud debe haber hecho algún apaño porque el proceso que se está ejecutando se llama nickel-browser. Un pequeño “man nickel-browser” en la terminal lleva… a la página de manual de Chromium. Toma ya.

Si ampliáis la imagen, veréis cuáles son los procesos que están corriendo en el inicio. Atentos al nickel-browser.

En la parte superior izquierda del “escritorio” (o ventana nativa del navegador, que es como habría que llamarla) nos encontramos con los accesos que permiten añadir nuevas aplicaciones web a nuestro escritorio, mostrar nuestras aplicaciones, ver mensajes de nuestros contactos en la comunidad Jolicloud, acceder al explorador de ficheros, y configurar algún que otro apartado (aquí apenas se da libertad) de nuestro perfil personal.

El catálogo de aplicaciones, antes…

… y después. Vaya diferencia, de nuevo. Gran mejora de la interfaz.

En la parte central superior aparece un campo de búsqueda universal que sirve un poco para todo y que es algo así como la Omnibar de Google Chrome en pequeño, mientras que en la parte superior derecha tenemos el botón de cierre de sesión/apagado, y por encima, los iconos de sistema.

La oferta de aplicaciones disponibles -o servicios web / servicios en la nube- es realmente notable, porque yo esperaba encontrar cuatro tonterías y en realidad se las han apañado para que buena parte de los servicios más conocidos en la red de redes -y no tan conocidos- estén disponibles a través de Jolicloud. En realidad esto no tiene mucho mérito: cada una de estas aplicaciones (en la mayoría de los casos) no es más que un acceso o hiperenlace que abre una nueva ventana de Chromium con la URL del servicio como destino.

A partir de ahí queda patente que Jolicloud es un sistema que solo tiene sentido si uno tiene conexión a Internet. Aunque hay aplicaciones nativas (GIMP, VLC, un explorador de archivos entre otros ejemplos), está claro que donde uno le saca mayor rendimiento es aprovechando esas aplicaciones en la nube a las que podemos acceder de forma cómoda y sencilla desde Jolicloud.

El funcionamiento del sistema es en general bastante bueno. El navegador Chromium no va tan suave como me gustaría, pero la detección hardware en mi Koji fue perfecta, y todo funcionó desde el principio. El desplazamiento entre los distintos paneles de aplicaciones me recordó al sistema de los iPhone y Android con sus escritorios virtuales con aplicaciones de todo tipo. El concepto es el mismo, desde luego, y únicamente varía el hecho de que estamos trabajando con un netbook, y no con un smartphone.

La interacción con todo tipo de servicios es como digo el normal: lo mismo podrías estar mirando el correo o twitteando desde Windows 7 o Ubuntu en tu netbook, y no notarías la diferencia, así que en lo que se centra Jolicloud es en facilitar ese acceso a las aplicaciones web, y en hacer que todo esté gobernado por una interfaz sencillota pero funcional.

¿Desventajas? Pues que perdemos buena parte del control que ofrecen otras distros, además de que Jolicloud lógicamente restringe la oferta software para controlar un poco su ecosistema y que todo funcione como debe ser.

Lo primero que he hecho es meterme en la terminal para ver qué había debajo de Jolicloud, y sobre todo para ver si había acceso a repos y software “normal” de Ubuntu. Pues bien: solo están configurados los repos de Jolicloud, lógicamente. He probado a añadir repos PPA (no deja) y repos normales de Ubuntu (estos sí, como siempre), pero  aunque desde la terminal se puede hacer, el menú de Jolicloud (que se puede lanzar con la tecla menú de los netbooks, a la derecha de la barra espaciadora) no da pistas de que haya algo parecido.

El explorador de archivos, otra pequeña maravilla HTML5 con acceso a servicios de almacenamiento online.

Así pues las conclusiones son interesantes: teniendo en cuenta que si uno se lo curra un poquito va a tener una Ubuntu maqueada con una buena interfaz para acceso a aplicaciones web, Jolicloud es una propuesta curiosa, muy bien pensadita y organizada y que veo mucho más interesante en primera instancia que Google Chrome OS, en la que la ausencia de aplicaciones en local será la norma. Al menos aquí, trabajándotelo un poco, tienes la vida resuelta.

Minipunto y punto para Jolicloud 1.0.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

11 comentarios en “Jolicloud 1.0: un vistazo al rival de Google Chrome OS

    • JaviPas dice:

      Arturo, son cosas distintas, sobre todo en el caso de Jolicloud, que es más similar a un SO tradicional. EyeOS es un escritorio web, aunque en realidad una vez dentro uno opera sobre un entorno propio y puede acceder a todo tipo de servicios web con la ventaja de la privacidad y el control.

      La diferencia esencial es que tanto Chrome OS como Jolicloud puedes instalarlos de forma nativa en un PC, portátil o netbook (bueno, ya veremos con Chrome OS), mientras que EyeOS te lo montas en un servidorcito y accedes vía navegador… con otro sistema operativo instalado, claro.

    • JaviPas dice:

      Pues no es ni muy lento ni muy rápido. Desde luego no arranca en 10 segundos, aunque es probable que tras la mejora de la interfaz ahora centren esfuerzos en obtener un arranque aún más rápido. Desde luego, si tienes una unidad SSD, irá como un tiro 🙂

    • JaviPas dice:

      Pues de hecho creo haber visto el cliente de Tuenti para Jolicloud. No uso esa red, pero el acceso estaba disponible en el catálogo de aplicaciones, así que… ¡ahí queda eso!

  1. Daniel dice:

    Que tal instale Jolicloud en una Benq U121, solo si arranco con el CD en la unidad externa entra, si reinicio la maquina ya no quiere entrar al sistema, espero me puedan ayudar, gracias.

    • 043h68 dice:

      Estas iniciando en modo Live CD, cuando estas en el escritorio deberá aparecer al inicio de la pantalla una leyenda de que estas en la versión live que si quieres instalar.

      Le das clic y este inicia la instalación.

      Ten en cuenta que necesitaras tener una conexión a internet para esto.

      Saludos!

  2. Oscar dice:

    Hola que tal, yo lo instale en una toshiba satellite y a pesar de ke va de maravilla tengo el problema de que no se conecta a my jolicloud. espero que me puedan ayudar

  3. odlok dice:

    lo siento pero me quedo con la versión prebeta. Mi asus 1201ha va más lento y prefiero trabajar con el escritorio clásico. el nuevo launcher es caótico.
    Alguna forma de volver a prebeta?

Comentarios cerrados