Tecnología

Instagram como escaparate de las vanidades

·

Soy poco amigo de las redes sociales. Bueno, soy fan absoluto de Twitter, pero no la considero del todo una red social. Y si lo es aún mejor, porque es la excepción a esa regla que mencionaba. 

El caso es que el resto de redes no me van. LinkedIn me parece un rollo, Facebook (el feis) me parece peligrosa, Snapchat me parece absurda y Google+…. Bueno, Google+ me da más bien penita. Pero a Instagram básicamente la odio no la soporto.

Es la peor de todas las redes sociales. Con diferencia. 

Esta red social que partió de una idea sencilla y genial se ha convertido en el peor ejemplo de esta cultura del postureo fácil en el que estamos cayendo una y otra vez. Es el Telecinco de nuestra era. Es lo peor. No es el primer caso de ese culto al entretenimiento ligero en el que hemos caído —YouTube era y es claro referente en este ámbito—, pero sí el más flagrante.

La red social empezó con buen pie. Convirtió aquello de que una imagen vale más que mil palabras en el pilar perfecto de una plataforma que permitía compartir de forma fácil y rápida todo tipo de imágenes. Lo que empezó estando orientado a fotógrafos aficionados ha acabado revelándose como refugio perfecto para millones de mentirosos. Es cierto que sigue habiendo muchos usuarios y usuarias que la usan con buena intención, y conozco a alguno/a que otro/a. Esto no va para vosotros, queridos/as. La crítica va para quienes han acabado contaminando Instagram y convirtiéndola en un escaparate de vanidades. 

Todos esos mentirosos, lo sean con buena o mala intención, solo nos enseñan aquella cara vista de la canción de Mecano. Ya sabéis, la del anuncio de Signal. Todo sonrisas, sol, vino, flores, musculitos, comida rica rica, gafas fashion, felicidad, todo muy cool. El problema es que detrás de cada una de esas imágenes siempre está la cara oculta, que esconde la realidad tras el escaparate. Una realidad que suele ser bastante menos fotografiable y que desde luego apetece bastante menos compartir.

Evidentemente uno es muy libre de publicar lo que quiera en estas redes sociales, aquí habría poco que criticar porque al fin y al cabo yo soy igualmente libre de seguir esa cuenta si me apetece. El problema no es ese, que dios me libre de criticar un derecho tan básico como el de la libertad de expresión que me permite entre otras cosas decir todo tipo de cosas por aquí. 

El problema es, como decían en Quartz, que:

Nuestros  flujos adictivos de modelos de fitness, viajes exóticos y momentos fotográficos perfectos no pueden compararse a menudo con nuestras vidas sombrías y monótonas. El descontento causado por esa desconexión es tal que una cantidad cada vez mayor de estudios sugiere que las redes sociales contribuyen a problemas mentales como la ansiedad, depresión, privación del sueño y problemas con la imagen física en la gente joven, que es la que más usa estas redes sociales.

Diría que el problema afecta a mucha otra gente (no necesariamente jovencita) que vive una existencia algo más triste y apagada porque creen que nunca podrán vivir esa vida maravillosa que nos pinta Instagram. Nunca podrás cocinar un plato con ese aspecto, estar en un sitio tan ideal, tener esa tableta de chocolate por barriga o tener los #mejoresamigosdelmundomundial. Tú seguirás con tus filetes empanados, veraneando en Torrevieja, mirando con cierta sorpresa tu barriguita («¿de dónde habrá salido este michelín?«) o quedando con tus amigos de toda la vida, que por alguna razón parecen mucho más aburridos y mucho menos cool que los de esos y esas a los/las que sigues en Instagram. 

Pero Instagram, como decía, es solo la cara vista. Parte de una ecuación que puede ser una mentira total. Puede que el plato fuera un asco al probarlo, o que el cocinillas se tirara 3 horas para cocinarlo y sudara tinta. Puede que en ese sitio tan ideal te haya hecho un tiempo de perros todo el día menos en ese instante de la foto, que te hayan robado (a mí me pasó, y en parte de las fotos parecemos tan felices riéndonos de nosotros mismos, pero no las publiqué en Instagram) o que los niños te hayan hecho las vacaciones imposibles porque a pesar de lo que dices en las fotos estás un poco hasta el gorro de ellos. Puede que el de la tableta de chocolate por barriga jamás haya gozado el placer de comerse una (o que se la haya currado a base de Photoshop, o que se la coma para luego hacer mal uso de sus deditos), y puede que esos grandes amigos sean más bien amigos de esos de #porelinteréstequieroandrés, que también los hay. 

Puede, claro, que no pase ni una cosa ni la otra. Lo normal es que en realidad esas felices fotos cuenten, como casi todas, mentiras a medias o verdades a tercios. Pero ocurre que entre tanta sonrisa Profidén, tanto filtro y tanto comentario con hashtags de mentira yo acabo por no creerme de la misa la media.

Seguro que muchos de vosotros conocéis a una chica como esta.

Instagram, además, ha convertido el acto de compartir en una rastrera competición. Quiero tener más likes y más seguidores, y haré lo que sea por conseguirlos. Es como aquel  capítulo absolutamente fantástico de la serie ‘Black Mirror’ titulado ‘Nosedive‘. En aquella entrega, primera de la tercera temporada, se hacía una crítica ácida y cruda a esa cultura del postureo, de la fama gratuita y colaborativa, y de lo triste y patético que puede llegar a ser un mundo dominado por algo tan estúpido como los likes que tiene una foto publicada en tu red social. 

Por no hablar —y esa es la segunda parte de mi gran crítica— de Instagram como enorme y perfecto jardín amurallado. En PijamaSurf (mola el nombre del blog) encontraba una crítica bastante alineada (aunque un poco farragosa) con la mía en este sentido. «Sitios como Instagram son callejones sin salida en la red, mundos artificiales autocontenidos y monopólicos«, decía el autor. Me gusta especialmente esta parte de su post (negritas mías): 

Ningún medio se parece más a un reality show que Instagram, la red social que comprueba que sólo necesitamos parecer para ser, y donde cualquiera (que se vea suficientemente sexy o cool) puede hacerse famoso. Instagram, entre likes (y la dopamina que producen), nos susurra que todos somos Kim Kardashian o que todos podemos ser el artista conceptual o el hombre o mujer popular (que nunca pudimos ser en la vida real). En las redes sociales todos somos DJs o curadores de nuestra imagen, pero mientras que en Facebook y sobre todo en Twitter ayuda mucho saber editarnos a través del texto, en Instagram una persona versada exclusivamente en la imagen puede conquistar la indivisa admiración de las multitudes.

Ahí le has dado, majo. Instagram es el reflejo de una sociedad bastante lamentable a mi modo de ver. Una en la que solo cabe la falsa felicidad, una dominada por el selfie, una en la que nuestros modelos de referencia ya no nos llevan a la Luna, no curan la polio, no ganan diez Roland Garros (por ahora), no pintan Giocondas o no escriben Quijotes. Ahora esos modelos de referencia lo son porque se lo pasan bomba, porque se ponen un nuevo modelo cada día que les queda #estupendodelamuerte y porque bailan en un yate con un pibón al lado. Como mucho cocinan bien y son graciosos (para según qué público). Como mucho. 

Fijaos cómo será mi visión de esta patética red social (que no es patética en sí misma, pero así han acabado haciéndomela percibir quienes la usan), que no he criticado algo absolutamente increíble. Es alucinante que Instagram se nutra de internet y de la gran telaraña mundial y que lo haga de una forma tan absolutamente egoísta. Instagram viola el principio básico de la red de redes: el hiperenlace. 

No hay enlaces en Instagram. 

Es algo asombroso, inaudito, y lamentable. Algo que se une a otros vetos absurdos, como el de esas imágenes sobre las que apenas se puede hacer zoom y que solo parecen tener sentido dentro de la pantalla de un móvil. 

¿Os acordáis de aquello de que os odiaba, y la culpa la tienen las redes sociales? Pues si hay una red social por la que pueda odiaros, esa es Instagram. Bueno, igual odiar es una palabra muy fuerte, pero para el caso me vale. Menos likes, menos followers, y a tratar de vivir la vida real en lugar de querer simular una perfecta pegado/a al móvil.  

Lo dicho. No te soporto, Instagram. 

Dedicado a Sally, usuaria convencida (y feliz, dirá ella) de Instagram (¡pipi!). 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . ¡Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo!

  • LG 65UM7610PLB: una smart TV de 65? con resolución 4K UHD, soporte HDR, palnel IPS, sistema webOS 4.5, asistente de Google y Alexa, sonido DTS Virtual:X. Está a 642,45 euros en Amazon (baja de 999).
  • Huawei P40 Lite: el nuevo modelo de 6,4? con un Kirin 810, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+2+2), 4.200 mAh y con Android pero sin apps o servicios de Google, aunque hay formas de saltarse ese tema. Está a 202,99 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO27. En Amazon está a 299 euros aunque te incluye unos Freebuds 3.
  • Realme X2 Pro: 6,5 pulgadas 90 Hz, 12 GB de RAM, 256 GB capacidad, Snapdragon 855+, cámara cuádruple (64+13+8+2 MP), 4.000 mAh, lector bajo pantalla, está a 361 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO37. En Amazon está a 439 euros.
  • Xiaomi Redmi Note 8: 6,53?, Snapdragon 665, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2) y 4.000 mAh de batería. Estupendo por 135,20 euros en AliExpress Plaza con el código 328TT11ANIVERSARIO. En Amazon está a 155,42 euros.
  • Smart TV Stream System 32?: una Smart TV modesta de 32 pulgadas HD Ready (1.366×768) que puede hacer el apaño. Tiene soporte de Netflix, HBO o YouTube, puerto HDMI, USB y WiFi. Está a 120 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO17.
  • Xiaomi Amazfit Pace: un reloj deportivo de Xiaomi que tiene GPS, frecuencia cardíaca, notificaciones, 4 GB de capacidad para música, batería de hasta 5 días en uso normal, está a 58,15 euros en AliExpress Plaza con el código ANS7.
  • Xiaomi Mi TV Box S: el set top box de Xiaomi con soporte de streaming en 4K, procesador Amlogic S905L (S905X), 2 GB de RAM, 8 GB eMMC, WiFi ac, BT 4.2, HDMI 2.0, mini TOSLINK, control remoto. Está a 49 euros en Amazon.
  • Apple iPhone 11 64 GB: 6,1 pulgadas de pantalla Retina, Apple A13 Bionic, Face ID, cámara dual de 12 +12 Mpíxeles, carga inalámbrica, resistencia IP68, carga rápida, Dolby Atmos, está a 749 euros en AliExpress Plaza con el código ALIVERSARIO60 (envío desde España). En Amazon está a 789 euros.
  • Amazon Kindle: el lector de libros electrónicos de Amazon ya cuenta en su versión básica con luz frontal integrada, así que puedes leer en la cama sin lámparas. 6 pulgadas 167 ppp, 4 GB de capacidad, está a 64,99 euros en Amazon (baja de 89,99). El Paperwhite resistente al agua está a 99,99 euros (baja de 129,99).
  • Monument Valley 2: un juego visualmente precioso con una mecánica de puzzles espectacular. Está gratis para Android en Google Play y también gratis para iOS en la App Store.
  • Apple Watch Series 5: el reloj inteligente de Apple baja un poco de precio. Pantalla siempre activa, 44 mm, tiene GPS pero no eSIM, correa de slicona, chip Apple S5, sensor de frecuencia cardáica, digital crown. Está a 315,43 euros en AliExpress con el código ALIVERSARIO37.
  • TD Systems K50DLJ10US: una Smart TV de 50 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR10, sonido Dolby Digital Plus, Android TV, está a 247,05 euros en AliExpress con el código ALIVERSARIO37. En Amazon 379 euros.
  • XIaomi Mi Band 4: la versión global enviada desde España de esta pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED de 0,95?, monitorización de sueño, actividad física, GPS, todo por 22 euros en AliExpress. En Amazon está a 29,78 euros.
  • Xiaomi Redmi Note 9S: preventa (disponible el 7 de abril), 6,67?, Snapdragon 720G, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara quad (48+8+5+2 MP), 5.020 mAh de batería (uauh), está a 229 euros en AliExpress Plaza con el código NOTE9S40S.
  • TCL 50DP602: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, sonido Dolby Digital Plus, está a 326,22 euros en Amazon. Brutal.
  • Oppo Reno 2: 6,55?, Snapdragon 730G, 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+13+8+2), lector de huella bajo pantalla, 4.000 mAh, cámara frontal «aleta tiburón». Muy curioso , está a 459 euros en Amazon (baja de 499).
  • Huawei P30 Lite: 6,15?, Kirin 710, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+2), 3340 mAh, lector de huella trasero, NFC, minijack. Está a 172 euros en AliExpress Plaza (envío desde España) con el código ALIVERSARIO27.
  • Adaptador Bluetooth Philips AEA2000: un dispositivo que transforma en Bluetooth tus altavoces y equipo de sonido de siempre . Se conecta por minijack y ya lo puedes usar enviando música desde el móvil. Está a 19,97 euros en Amazon (baja de 34,99).
  • Mochila Under Armour Scrimmage 2.0: una mochila unisex para adulto con tejido que repele el agua y transpira, correas acolchadas para los hombros, funda para ordenador de 15,6?, bolsillo de malla para botella. Está a 19,98 euros en Amazon (baja de 40).
  • Micrófono Nacon PCST-200MIC: un estupendo micrófono de streaming profesional con conexión USB, patrón cardioide, incluye trípode ajustable, salida para monitor/auriculares con conector de 3,5 mm. Está a 44,95 euros en Amazon (baja de 70).
  • LG 49UM7100ALEXA: una Smart TV de 49? 4K, soporte HDR10 Pro y HLG, altavoces de 20 W Dolby Digital, webOS, AI ThinQ, Bluetooth, WiFi, Miracast, y soporte integrado de Alexa. Está a 364 euros en Amazon.
  • OnePlus 7T: 6,55?, soporte 90 Hz, Snapdragon 855+, 8 GB de RAM, 128 GB capacidad, cámara triple (48+12+16 MP), 3.800 mAh, lector bajo pantalla, excepcional por 453 euros en Banggood con el código BG7T128320. En Amazon cuesta 608 euros.
  • ASUS ZenBook 14: un portátil de 14? FullHD con un Ryzen 7 3700U, 16 GB de RAM (muy bien), 512 GB de SSD, una Radeon RX Vega 10, sistema operativo Endless OS, teclado español, lector de huella. Está a 649 euros en Amazon.
  • WD Black P10 5TB: una unidad de 5 TB de capacidad perfecta para consola o PC, capacidad estupenda, conexión USB 3.0, tasas de transferencia notables, está a 119,99 euros en Amazon (baja de 140,49).
  • Dos Sonos One (2ª Gen): un pack de dos altavoces Sonos One con control táctil y calidad excepcional de sonido, soporta Alexa y AirPlay, al agregar dos a la cesta y tramitar se aplica el descuento, están a 295 euros en Amazon. (bajan de 380).
  • Seagate Expansion 8 TB: otra unidad aún con mayor capacidad, 8 TB (uauh!) con interfaz USB 3.0 (compatible USB 2.0), 3,5 pulgadas y un precio muy bueno (no tanto como el anterior), 139,99 euros en Amazon.
  • HiSense H50AEE6400: una Smart TV de 50? con resolución 4K UHD, soporte HDR, plataforma VIDAA U, modo deporte, está a 349,99 euros en Amazon.
  • ‘World War Z’, ‘Figment’ y ‘Tormentor x Punisher’: Epic Games vuelve a regalar juegos. Tres más con muy buenas críticas, que os podéis descargar desde ya mismo. A por ellos!
  • Altavoces Edifier Studio R1280T: equipo de dos altavoces para sonido estéreo, hasta 42 W de potencia, conectores RCA y minikack, sensibilidad de 85 dB, mando a distancia. Son estupendos, de hecho los tengo en casa. Están a 73,99 euros en Amazon (bajan de 99,99).
  • Apple iPhone 8 256 GB (rojo, reacondicionado): atentos a este modelo, que según Amazon está como nuevo y «funciona como tal», nada menos que 256 GB de capacidad, 4,7 pulgadas, cámara de 12 Mpíxeles, TouchID, resistencia al agua IP67. Está a 399 euros en Amazon.
  • Sharp LC-55UI8762ES: una Smart TV de 55 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR+, Smart Aquos Net+, 3 x HDMI, 2 x USB, altavoces Harman Kardon, está a 399,99 euros en Amazon (baja de 799,99).
  • Philips 32PFS5823: una Smart TV modesta de 32 pulgadas y resolución Full HD para quienes no necesitan lo más de lo más. Tiene tecnología Pixel Plus HD, Dolby Audio, y puertos HDMI y USB. Está a 209,99 euros en Amazon (baja de 269).
  • Lenovo IdeaPad C340-14API: un portátil convertible en tablet muy majo de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10 y teclado en español por 599,99 euros en Amazon.
  • ASUS ZenBook UM431DA-AM003: un portátil de 14? Full HD con un Ryzen 5 3500U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, teclado en español, está a 549 euros en Amazon.
  • Humble Bundle Just Drive: un pack de juegos de conducción para quienes quieran disfrutar al volante «virtual». Asetto Corsa, Dirt 4 y Project Cars 2 entre otros por 12 euros en Humble Bundle. Brutal
  • Humble Bundle Stardock: esta empresa lleva años haciendo programas fantásticos de personalización y productividad de Windows 10. Por 13,50 euros tendrás el pack completo, incluidos Windows Blinds, Fences (escritorios virtuales) o Multiplicity (KVM software).
  • ASUS ROG Swift PG248Q: un monitor gaming de 24? FullHD, hasta 180 Hz, contraste 1000:1, 1 ms de tiempo de respuesta, están a 232,24 euros en Amazon reacondicionados (casi como nuevos, precio normal 425 euros).
  • Garmin Fenix 5: un reloj cuantificador y deportivo espectacular con GPS, medidor de frecuencia cardíaca, caja de 47 mm, un montón de indicadores, muy usado por triatletas, está a 382 euros en Amazon (baja de 499,99).
  • Acer Aspire 3: un portátil muy modesto pero curioso, 15,6? FullHD, Core i3-6006U, 4 GB de RAM, 128 GB de SSD, Linux preinstalado, teclado español, está a 239 euros en Amazon, buena opción como portátil de batalla o para niños.
  • Kllisre X79: curiosísimo esta combinación de placa base + CPU 8 GB RAM. Integra un Xeon E5 2620 y dos módulos DDR3 de 4 GB. Todo un poco antiguo pero curioso para montar un equipito de salón o trabajo majo. Está a 66,77 euros en AliExpress.
  • Honor Magic Watch 2: el reloj inteligente de Honor, la submarca de Huawei, con caja de 42 mm, Bluetooth 5.0, resistencia al agua (natación), ritmo cardiaco, monitor de sueño, diversas actividades, notificaciones, hasta 14 días de autonomía, está a 119 euros en AliExpress. El de 46 mm está a 130 euros en AliExpress.
  • AMD Ryzen 2600X: si estáis actualizando vuestro PC o vais a montaros uno nuevo atentos a este micro de 8 núcleos y 16 hilos de ejecución, preparado para overclocking, 95W de TDP, hasta 4,25 GHz. Está a 129 euros en Amazon (baja de 215).
  • Xiaomi Mi 9T: 6,39? AMOLED, Snapdragon 730, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+8+13), cámara frontal retráctil (20 MP), lector de huella bajo pantalla, 4000 mAh. La versión de 64 GB está a 259,99 euros en Amazon (baja de 329).
  • Aspiradora Philips Speedpro: formato escoba, se puede usar como aspiradora vertical o aspiradora de mano, en ambos casos sin cable. Cepillo con succión de 180º, tecnología PowerCyclone 7, hasta 800 l/min de velocidad del aire, está a 149,99 euros en Amazon (baja de 289).
  • Amazon Prime Estudiantes: la suscripción a Amazon Prime está a solo 18 euros al año (60 para usuarios normales) con un periodo gratuito de 90 días de prueba. Ya sabéis, con ella tenéis entrega rápida gratis, prime video y prime music.
  • Xiaomi Redmi Note 8T: 6,3?, Snapdragon 665, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad, cámara cuádruple (48+8+2+2), 4.000 mAh, lector trasero, buena opción recién salida del horno. Está a 179 euros en Amazon.
  • Huawei P40 Lite + Freebuds 3: 6,4?, Kirin 810, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara cuádruple de 48+8+2+2 MP, 4.200 mAh de batería, regalo de los auriculares valorados en 179 euros. Está a 299 euros en Amazon, espectacular. Una sola pega: lleva Android 10, pero sin servicios y apps de Google.
  • HiSense H65A6500: una Smart TV enorme de 65 pulgadas con resolución 4K UHD, soporte HDR, con la plataforma VIDAA U, modo deportes, WiFi, Precision Color, está a 579,99 euros en Amazon.
  • Intel NUC: un miniPC potente y curiosón. Con un Core i5-7260U, 8 GB de RAM, 240 GB de SSD2, Windows 10, está a 525 euros en Amazon. Buen equipo de trabajo o incluso de salón.
  • Acer Aspire 3 A315-54K: un portátil de 15,6? Full HD con un Core i5-10210U, 8 GB de RAM, 512 GB de SSD, sin sistema operativo, con salida HDMI, RJ45, USB 3.1, lector de tarjetas, está a 499 euros en PcComponentes (en Amazon 708 euros).
  • Disco duro externo Maxtor 4 TB: una unidad ya reconocida, compacta, conexión USB 3.0/3.1 Gen 1, 4 TB de capacidad, está a 99,90 euros en Amazon.
  • Smartwatch Huawei GT Fashion: un reloj inteligente con monitor de sueño, ritmo cardíaco, sistema LiteOS, GPS, Bluetooth, y pantalla estupenda. Está a 99 euros en Amazon (en PcComp 147).
  • ASUS TUF Gaming FX505DV: un portátil gaming con pantalla de 15,6? Full HD a 120 Hz, Ryzen 7 3750H, 16 GB de RAM, 512 GB SSD, GeForce RTX 2060 (uauh), sin SO, teclado retroiluminado en español. En eBay está a 999 euros, rebaja brutal.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

2 comentarios en “Instagram como escaparate de las vanidades

  1. Gracias por poner el comentario de Quartz en traducción libre; y es que a los que no somos muy hábiles en “eso” del inglés, cuando lo refieren no comentarios, no se saborean igual al no entenderlos he.

Comentarios cerrados