Tecnología

Publicidad web y la falacia del tráfico

·

Tenía en mente un post distinto para hoy, pero cuando he leído esto de Quartz no he podido evitar escribir sobre el segmento de la publicidad en internet. Sobre todo porque ya sabéis que me gano el pan con esto, así que cuando veo temas relevantes intento coger el testigo por aquí.

El artículo original empieza con fuerza. Traduzco, de hecho, para facilitar la lectura:

Hoy en día, el valor económico de un artículo de periodismo se deriva de su popularidad, es decir, del número de clics (o visitas) que genera. Una listicle bien elaborado creado por un millenial inteligente generará m´sa ingresos que cualquier pieza de interés público, siendo totalmente indiferente quién lo lee realmente, durante cuanto tiempo, etc. Es lo absurdo del sistema actual.

Así es. Los que trabajamos en medios a menudo nos quejamos de eso. Artículos profundos y sesudos que nos ha llevado días terminar los leen cuatro gatos, mientras que si uno publica una pieza más o menos facilona con el formato vendemotos de los listicles  (y eso tirando a algo medio trabajado) triunfa como la Pepsi-Cola Coca-Cola. Es como si no mereciese la pena escribir cosas de calidad. Como si lo mejor que pudieras hacer es escribir de tonterías y hacer periodismo basura. Eso sería además lo fácil, pero es que a muchos —yo el primero— nos gusta lo que hacemos, y nos gusta hacerlo medio bien.

banner2

El problema de esa realidad es que también define a la publicidad en internet. Como indican en Quartz, al anunciante uno le vende cifras de tráfico. Es el argumento por excelencia, aunque evidentemente luego entren en juego factores demográficos. En Incognitosis no tendría mucho sentido poner publicidad de bikinis (¿o sí? Uhm…), pero sí de móviles o portátiles, porque los temas de los que escribo van dirigidos a gente que se interesa por estos últimos. Bueno, también por los bikinis, creo, pero ya me entendéis. Porras. He elegido un mal primer ejemplo.

Sea como fuere, si un anunciante quisiera poner publi aquí lo primero que haría es pedirme cifras de tráfico. Imaginad la conversación:

— Hola JaviPas. Oye, queremos ponerte un banner, creemos que puedes ganar algo de dinero y nosotros también vender a través de esa publi nuestro producto X.

— Ah, pues he escrito sobre ese tipo de productos y creo que puede ser interesante. Genial, ¿qué teníais pensado?

— Pues depende del tráfico que tengas.

— Rondo los 40.000 usuarios únicos al mes, pero cuidado, que ya sabéis que las estadísticas son una gran mentira.

— Bueno, ese dato nos sirve. Pues creo que podemos hacer algo y te ofrecemos un CPM de 2 dólares (cifra ficticia)

— Ya, pero es que mi la gente que lee Incognitosis es especial.

— ¿Cómo que es especial?

— Pues que no es como la audiencia del Marca. Con todos mis respetos a los fans de los deportes, mis lectores son gente con inquietudes distintas, conversación distinta, intereses distintos y que valoran especialmente los temas trabajados y profundos.

— ¿Y a nosotros qué?

— Pues que el CPM para el Marca y para Incognitosis no puede ser el mismo. Ni siquiera debería ser el mismo para todo Incognitosis: hago artículos más profundos y otros más facilones. ¿No tenéis una especie de CPM variable según la calidad del artículo?

— ¿Tú estás de coña, no? A ver, lo tomas o lo dejas.

— Lo dejo. A más ver.

— Agur. Perdona, tengo que llamar al Marca.

Clic.

Ese es el panorama actual. Al anunciante le importa un pimiento la calidad de tu medio. Miento. Puede que perciba la calidad y pague más o menos esté ligeramente predispuesto a pagar algo más o menos según esa calidad, pero insisto, lo importante será tu tráfico.

Ni siquiera puedes venderles que este tema X es más caro para la publi y este otro tema Y más barato porque uno y otro han costado más o menos o porque la gente que lea el tema X va a estar 5 minutos y el que lea el tema Y va a estar 10 segundos. Un estudio de Chartbeat precisamente incidía sobre esto:

Ads are much more viewable on pages that people actually want to read. As Engaged Time increases from 15 seconds to one minute, viewability [of ads] goes up by over half, from 37% to 57%. Visitors who read for more than 75 seconds see more than 60% of advertisements.

Como dice el autor original, eso demuestra que hay una correlación entre la calidad editorial y el valor comercial. Lo cual da igual, porque la industria sigue rigiéndose por una especie de tarifa plana que no tiene sentido.

Algo tiene que cambiar, y todo este rollo explica cosas como que en Incognitosis no haya publicidad y yo prefiera un modelo de suscripción voluntaria como el que llevo tiempo moviendo con Patreon. Aunque no hablo mucho de ello para no dar la plasta, vuelve a animarse, por cierto: esa frontera de los 100 dólares al mes está algo más cerca porque mis patrones son la pera limonera. Va por vosotros, chavales.

Imagen | Shutterstock


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

10 comentarios en “Publicidad web y la falacia del tráfico

  1. Pero es que ese modelo de publicidad bajo tarifa plana tiene sentido a quien le aplique, que son los productores de contenido masivos, con audiencias masivas.

    En mi opinión, para un blogger personal, lo que tiene sentido es el marketing de afiliación o, mucho mejor aún, el marketing de los productos propios.

    Tu valor, JaviPas, está en tu estilo único en el mundo, no en el volumen de tu tráfico.

    • Creo que no tenía que haberme puesto como ejemplo y tenía que haber elegido un medio cualquiera. La idea no es desde luego negociar con un cliente en Incognitosis —no cierro puertas, pero la publi aquí casi que no— y como dices en un blog como este eso no tiene mucho sentido y parece tenerlo más en cosas propias (para eso precisamente algunos esfuerzos como la Guía de Compras de Móviles o el tema de Patreon).

      Como siempre, salgo con el ego reforzado tras tus comentarios. Comenta más, por favor 😛

  2. Javier, coincidiendo en el fondo con lo que dices, creo que, como siempre, la cosa es bastante más compleja. Primero habitualmente nuestro equipo comercial no habla con el anunciante (o no sólo habla con él), sino que habla, y sobretodo negocia, con una agencia de medios. La agencia de medios (un día escribiré un libro sobre ello) tiene su propio modelo de negocio y sus propios objetivos a la hora de decidir en qué medios pone la inversión. Y esos objetivos no necesariamente coinciden con los del cliente. Diría más: normalmente no coinciden.

    El poder de decisión de la agencias es mucho mayor de lo que podría parecer desde fuera. He visto a más de un cliente decirnos que ya le gustaría a él invertir con nosotros, pero que su agencia no le deja. Obviamente alguna vez es una excusa, pero otras tiene que ver con acuerdos de la agencia con el cliente a más alto nivel, con objetivos de coste y simplemente con que la agencia gana más dinero poniendo esa publi en otro sitio.

    Aparte de este factor, está el problema de que a los intermediarios les interesa mucho más el volumen a bajo precio que compras de calidad a precio más alto. Si a eso unes la ingente cantidad de inventario publicitario y el creciente porcentaje que se llevan Google y Facebook de la tarta publicitaria (https://twitter.com/jason_kint/status/793562463119745024) tienes una tormenta perfecta. Si a Weblogs como grupo le cuesta a veces tener escala suficiente para conseguir planificaciones publicitarias, para un blog individual es directamente imposible.

    Por cierto, perdona por la «ponencia bonsai» que me acabo de marca.

    • Nada que perdonar Julio, es un placer tener la visión de alguien que sabe mucho mejor que la mayoría (yo incluido) como funciona esta parte.

      Sí, entiendo que hay factores que se me escapan desde mi visión de lector y editor, y de hecho esa forma de trabajar nuestra (separar parte editorial de parte comercial) es la única válida tal y como funciona hoy el tema.

      No sabía lo de las agencias, qué curioso: hubiera pensado que es el cliente el que dice lo de «quiero poner mi pasta aquí», pero entiendo que como intermediarias las agencias, que teóricamente conocen el sector mejor, son las que ayudan a decidir (o como dices tú, deciden). Mola (saberlo).

      Lo del pastel publicitario es especialmente infernal, desde luego: con tanto nuevo «actor» queriendo aprovechar su canal como la mejor vía para informar y entretener la cosa para las empresas y las agencias se tiene que estar volviendo mucho más compleja. Por eso supongo que es tan importante abrirse a todos esos canales como estamos haciendo.

      Dicho lo cual, lo que te digo siempre: no solo por esta respuesta, sino por otros muchos temas: por dios, escribe más en tu blog, que se echa de menos y creo que a muchos nos interesa que cuentes cosas como esta allí. Parece que siempre tengo que estar tirándote guantes a la cara 🙂

      • Me parece que o monto una reunión de mesa de redacción para el blog conmigo mismo o no va a haber manera… Ahora en serio, creo que una cosa que me frena es que no tengo del todo claro qué cosas son interesantes y qué no. Dicho de otra manera, hay cosas que para mí son muy evidentes y muy conocidas, como algunas de las que comentaba arriba, y cuando las cuento recibo comentarios como el que me haces diciendo que es interesante o que no lo sabías.

      • Entiendo… Uf. Ahí lo único que funciona es escribir de lo que te apetezca, supongo. Unas veces saldrán cosas más inspiradas y otras menos, pero en temas de estos tienes un lector garantizado 😉

Comentarios cerrados