Tecnología

La hipocresía de los comentarios

·

Hace un par de días cerraban comentarios en Hipertextual, un medio que en estos últimos tiempos ha hecho transformaciones interesantes. Además de tener a un equipo muy majo –Javier Lacort es buen amigo- han tomado decisiones valientes y arriesgadas para una red de blogs.

Por ejemplo la de centralizar contenidos: su red de publicaciones desaparecía para unificarse y convertirse “en una sola gran publicación“.  Es evidente que tras esa decisión hay motivos estratégicos y operativos que desconozco -puede que las otras publicaciones no fueran rentables, quién sabe- pero aún así me parece que la opción era realmente llamativa. 

A aquella medida se le ha sumado ahora el citado cierre de comentarios, que han argumentado de forma impecable. Para publicaciones como esta los comentarios son un dolor de cabeza, un nido de trolls y desde luego, no la mejor manera de sostener una comunidad, decía Eduardo Arcos en ese post. Y tenía razón. 

Es algo sobre lo que he escrito mucho tanto aquí como en Xataka, donde hace unos meses entrevistaba a varios responsables de medios generalistas de primer nivel para hablar del tema desde su perspectiva. Decía entonces en mi post aquí tras las bambalinas que entendía los argumentos de esos responsables, pero lo cierto es que creo que todos ellos -no la gente, sino los medios en sí mismos- son unos hipócritas. El único  argumento real de la defensa de los comentarios es el tráfico. Ese tráfico atrae a los anunciantes, y los anunciantes son los que traen el dinero. 

Salvo en casos excepcionales, los comentarios no aportan valor alguno. Lo hacen en medios pequeñitos como este, siempre lo he dicho, pero no en medios en los que la moderación es una tarea inabarcable o que se han convertido -queriéndolo o no- en un nido de trolls. 

La decisión de Hipertextual viene acompañada además de un experimento peculiar. Otros medios han redirigido la “conversación” a las redes sociales, pero ellos han hecho uso de Slack a modo de un IRC 2.0 en el que dar esa opción al debate. No sé cómo les irá la prueba -que por el momento, decían, es solo eso-, pero me parece una manera curiosa de intentar dar al menos algo de continuidad a ese posible debate. 

Sea como fuere, bien por la decisión de Hipertextual. Espero que muchos otros den ese paso en el futuro. 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

20 comentarios en “La hipocresía de los comentarios

  1. RLesma dice:

    Pues no estoy de acuerdo. Muchas veces es agradable leer los comentarios simplemente para tener un pulso de lo que opina la gente, y en otras ocasiones (en especial cuando se habla de uun tema muy especializado) el periodista mete la pata y algún lector que tenga idea de la materia lo expone mucho mejor. Si uno es capaz de pasar de los trolls los comentarios aportan.

    Un saludo.

  2. jhalexi dice:

    Pues por comentarios es que termino entrando en las paginas como Weblogs o Incognitosis, sino los rss son suficientes. Intento no perder tiempo en las paginas sabiendo que encontraré una cantidad de publicidad o un maquetado ridiculo con imagenes que cubren toda la pantalla de mi monitor de 24″, que al final, solo me distrae del verdadero contenido en el que estoy interesado.

    • La publi es lo que sostiene esas publicaciones Jhalexi, pero eso no significa que puedan ofrecer una moderación adecuada. Es lo de siempre, en según que medios como este, humilde, es posible favorecer ese «mimo» a los lectores. Y eso acaba redundando en mejores comentarios.

  3. Antonio Bello dice:

    No estoy nada de acuerdo, lo de eliminar los comentarios podrá ser más cómodo para la publicación, pero ¿qué gracia tiene un medio de Internet si el lector no puede dar su opinión? ¿No se trataba precisamente de esto, no era una de las ventajas? Sin ella, convertimos los tan cacareados medios «2.0» en los medios tradicionales, digo más, los convertimos en un sucedáneo de estos. Todavía recuerdo la cantidad de información que contenía un «tocho» como la PCACTUAL (tan vinculada a este blog, por cierto) y ahora ¿qué tenemos en los medios de Internet? Un montón de artículos cortos que no profundizan en nada, y que son repetición de otros miles que se han publicado antes, o burdas traducciones de los medios anglosajones.

    La opinión de los comentarios en muchos de los blogs que frecuento (no solo de tecnología) aportan un contrapunto a la opinión del autor, algunas veces (sobre todo en los blogs comerciales) un tanto sesgada y que «barre para casa». Sé que suena a tópico, pero sin ninguna duda en mi caso es cierto: muchos comentarios a entradas que leo casi que superan al artículo original, o en muchas ocasiones dan pistas para seguir investigando un tema, que de otra manera no aparecerían.

    Habría que recordar cuando el Arcos ensalzaba las excelencias de la web 2.0, de las comunidades y de las comentarios como base del «dospuntocerismo». Entiendo que los tiempos cambian, pero es que la verdad, nunca estos guruses se han distinguido por su coherencia.

    Y bueno, lo de convertir los comentarios en un chat…pues como que no lo veo mucho, habría que verlo como lo hacen, pero se me ocurre por ejemplo que no tendrán permanencia ninguna, ¿no? Ese aspecto ya le quita gran parte del interés que tienen.

    En definitiva, para mi un blog sin comentarios, o en general un medio de Internet que no permita la participación me echa mucho para atrás, hasta el punto de que si no se me permite opinar, en la mayoría de las ocasiones, a mi personalmente no me dan ganas de volver.

    Saludos.

    • nahiko dice:

      Se puede decir más alto pero no más claro, me da la impresión que he sido yo mismo quien ha escrito este comentario.

      Y bueno, yo también entiendo lo del dolor de cabeza para moderadores y demás, para evitarlo, lo que habría que hacer es se miembro de forocoches durante unos meses, y así cada uno de nosotros seríamos capaces perfectamente de distinguir sin problemas al trol del gurú.

      S2!!

      • No hace falta entrar en Forocoches para eso. Y repito, no necesito eso en mi medio o en aquellos que consulto. Si quiero conversación precisamente me voy a un foro y desvío esa conversación. De hecho esa podría ser una opción (creo recordar que Ars Technica lo hacía así), lo de montar un foro donde ir comentando las notis y que aquello se nutriese de la comunidad. Precisamente Discourse es una alternativa moderna y fantástica para esa vertiente.

    • Entiendo vuestro punto de vista, pero no lo comparto. Los blogs y la famosa conversación a la que pueden dar lugar se han interpretado mal. Que pueda haber conversación no significa que esta sea interesante. Depende de nuevo de que la puedas cuidar o no, y eso los medios grandes lo han entendido tarde. No son blogs y han visto como «la conversación» allí se tiene que atacar desde otras plataformas para que quien quiera aportar pueda seguir haciéndolo sin favorecer el ruido y la paja.

      Hay gente para todo, claro, pero yo lo tengo claro. Que quien quiera meter ruido lo haga en su blog, en su medio o en su casa. Yo no necesito trollacos en mi medio (no tengo ninguno, pero si fuese mía la decisión Xataka cerraría los suyos y migraría a redes sociales, por ej) o en mi blog. Así que cuido mucho de ese tema.

  4. batlander dice:

    Pues segun lo veo yo lo hipocrita es el articulo de Hipertextual. Entiendo perfectamente que los comentarios pueden ser un verdadero dolor de huevos (he sido moderador/colaborador de 2 foros), pero la mayoria de blogs han llegado a lo que son gracias en parte a los comentarios.

    Entiendo perfectamente lo que han hecho en Hipertextual. Ahora que son un mediio de referencia se lo pueden permitir, y de hecho lo apoyo porque hay mucho gilipollas suelto, pero el articulo en si me ha parecido una milonga.

    • Pero es que ha pasado en todos los medios: cuando eres pequeño y empiezas a crecer puedes cuidar de esa parte, pero en cierto momento la cosa se escapa de las manos y tienes que valorar si dejar que esa parte perjudique tus objetivos -hacer buena información, o intentarlo- o tratar de solucionarlo.

      A mi el post y los argumentos me parecen impecables, pero claro, estoy en el negocio y lo veo desde otro punto de vista. Comparto totalmente esa opinión, y de hecho lo hipócrita es mantener comentarios por el tráfico que generan, como hacen muchos otros. Lo que ha hecho Hipertextual es lo contrario. Es valiente, porque seguramente pierdan tráfico o tiempo en página.

  5. Juan dice:

    Me parece un heroico tiro en el pie.

    Para empezar, hipertextual no es algo parecido a Ars Technica en su nivel o en sus recursos. Es un medio muy básico, con una mayoría de artículos de bajo nivel… porque también están así pagados. Y no es una excepción: la mayor parte de la scene tecnológica online española, o en español, es lo que es porque nuestro mercado no da para más.

    Partiendo de esa base, diría que hipertextual atrae al público que atrae. A público que quiere leer post cortitos, sencillitos, donde es anatema profundizar. Contad palabras de los últimos para ver a qué me refiero. En esas circunstancias, los comentarios también están a la altura. No podemos esperar comentarios de los que recibe, por no seguir con el ejemplo de Ars Technica, los de OSNews.

    Pero no sólo es eso. Tengo para mí que, con la soberbia e intolerancia tan hispanas (y que tan buen reflejo tienen en la wikipedia hispana, p.e.), *troll* es quien opina distinto al editor. Muerto el perro, se acabó la rabia. La rabia del responsable cuando ve una opinión diferente a la suya.

    De verdad, si entro a un sitio es por los comentarios. Si no, me basta con su feed RSS, como ha dicho JHALEXI con tino. Si no me ofrecen RSS, no me interesan: no tengo tiempo de entrar a un sitio particular, comparado con la brutal eficiencia de revisar mis feeds RSS.

    ¿Dónde quedó aquello de que «la internet es conversación»?

    De verdad, da vergüenza ajena. Es ponerse en unas alturas olímpicas a partir de unos contenidos muy, muy básicos. Es ponerse por encima del lector a extremos apestosos. Es proponer un modelo de comunicación de masas unidireccional que, afortunadamente, quedó en el siglo XX.

    No le deseo mal a la gente de hipertextual. Creo que han caído víctimas de una moda absurda, como tantas en Internet, y que les hará mucho más mal que bien. Me viene a la cabeza el ejemplo de GigaOM. De acuerdo que cometieron otros errores, pero lo cierto es que si un medio **mundial** como ése (y, desengañémonos, un medio mundial sólo existe en inglés) cayó, es mucho más sencillo que caiga un medio hispano.

    Por último, diré que firmar este apoyo a la soberbia imbecilidad de eliminar los comentarios me ha hecho preguntarme, como otros, ¿Y javipas esperará que comentemos?

    A renglón seguido, y digiriendo lo expresado en el post, me ha tentado severamente eliminar incognitosis de mis feed. No es por nada, pero lo aquí expuesto es exactamente lo opuesto de lo que quiero de Internet, y del uso que hago de internet.

    De verdad, espero que algunos vuelvan al camino razonable. En el caso de hipertextual, me da igual. Pero en el de otros… qué manera de pegarse un tiro en el pie

    • Madre mía, qué distinto pensamos. Lo de que el troll es cualquiera que opine distinto del editor es telita, y lo de que «la internet es conversación» es a mi modo de ver también equivocado. Que los blogs pequeños (de nuevo no confundamos con medios o blogs con mucho tráfico) inviten a esa conversación o que lo hagan otras plataformas destinadas a eso no significa -insisto- que la conversación sea aceptable para quien los lleva.

      Es como llevar el derecho de admisión a tu medio, y lo veo totalmente lógico. Dejar entrar a todo y todos da pie al caos, y repito, eso no es lo que yo quiero para mi medio o los medios que consulto.

      Por cierto, sobraban las descalificaciones.

  6. De verdad me parece incorrecto ese enfoque de Eduardo Arcos, yo con pocos subs en Youtube y mi web recibo decenas de comentarios, y de verdad es dificil moderar o prestar atención a muchos, pero en muchas ocasiones vale la pena. Incluso esos que dejan comentarios y no vuelven, pero el comentario sirve para que otros sean respondidos, o para aprender, eso me ha pasado mucho.

    El enfoque de Hipertextual es sencillamente, hablen a nuestro modo sino no hable señor, para mi eso es tener mayor control, pero la libertad sin duda vale mucho más.

    Los comentarios casi no valen para publicidad, o para monetizar, pero si para fidelizar ese que volverá a visitar al sitio. Y ese es el que al final te recomienda.

    Lo grato de recibir respuesta; todos quienes escribimos en un artículo o vía Twitter no esperamos una respuesta, pero cuando se recibe se siente muy bien. Yo al ver que ves que te escribí sobre el Tesla Model 3 en Twitter a ti Javier, por poner un ejemplo, un simple like basta saber que alguién que sigues y lees también te lee y escucha, y eso es lo que hace la comunidad al fin y al cabo. – Eso creo yo.

    Yo en Hipertextual ya ni sigo mucho y en Feedly solo le doy a marcar todo como leído -un vistazo rápido, porque de verdad cada vez sus publicaciones me parecen menos de lo que busco. Me gusto el proyecto, interesante como ha crecido también. Me sorprende además que un medio tan supuestamente grande, en sus entradas recientes que reciben al menos 10 mil visitas supongo yo, no haya ni un comentario… eso nunca lo entenderé, me recuerda muchos a Youtube en donde hay gente que tiene 500 mil suscriptores, y 10 mil visitas en un vídeo…. i dont know.

    Deben haber otros métodos, me gusta lo de Xataka, el de registrarse para poder comentar ya que hay mucho pendejo por ahí, el detalle está en que más que moderar o controlar esos comentarios debería hacerlo la propia comunidad. Es divertido ver las peleas de fanboys, incluyendome jeje.

    Si no hay comentarios a mi parecer tampoco hay comunidad, y eso de Slack o Twitter poco sirve porque esos mismos que comentan en la web, luego van y te lo dicen en Twitter y Facebook si están impacientes. Particularmente he encontrado comentarios tan logrados que me han incursionado en otros temas, e incluso en descubrimientos de nuevas cosas, proyectos o tecnologías que yo no conocía. Punto, los comentarios enriquecen los artículos.

    dos saludos

    • Hay de todo, Mekondor, pero me temo que los ejemplos de los que hablas, esos que te hacen aprender o disfrutar del debate son los menos. A no ser que te vaya la fiesta y ese estilo de debate, claro. Lo de que la comunidad se automodere es una posible opción, pero desde luego no necesariamente eficaz: los usuarios multicuenta son un buen ejemplo de cómo tratar de crear una «élite» de miembros que al final acaban controlando esa conversación. Controlar eso, de nuevo, conlleva unos recursos que yo no estoy dispuesto a invertir cuando mi trabajo es contar algo, explicarlo, darle contexto y sentido. La otra parte -responder a todo el mundo- es inabarcable. Es un tema práctico también, desde luego.

      Saludos

    • Atwood sabe de esto mucho, mucho más que yo y creo que tengo post al respecto de aquel artículo pero no lo encuentro. Sí que he encontrado el que dices, pero es que este hombre es un defensor total de la conversación si ésta está bien moderada. Lleva años dedicándose a eso, pero creo que coincide conmigo en el fondo: los medios que no pueden moderar los comentarios deberían cerrarlos y migrar a plataformas como Discourse, nos diría.

  7. Juan dice:

    El tiempo da y quita razones. Mientras tanto, el camino será de dos direcciones: unos negando la conversación (y por tanto, a una parte significativa de la comunidad); otros, abandonando medios donde no son bienvenidos.

    Pensaba que el ejemplo de Ars Technica o la cita que te han puesto de Atwood serían más que suficientes. Y hay que insistir: unos son medios mundiales, de alto nivel; otros, como hipertextual, medios muy básicos, cuyo principal atractivo es que están escritos en español.

    Respecto a lo de troll, cada vez estoy más convencido (y deprimido) por pensar que nos va en la cultura hispana, que por insondables avatares nos ha dejado con muy poquita correa para apreciar una opinión discrepante y lo que nos puede llegar a enriquecer. No hay más que conocer un poco la evolución de es.wikipedia.org y el «magnífico» trabajo de los bibliotecarios hispanos respecto a las aportaciones puntuales para comprobar qué mal se nos da bregar con la opinión ajena y qué rápidos somos para la censura, la mordaza y un decepcionante etc.

    Pero quédate tranquilo: la internet a la que aspiras y la internet que aprecio y deseo son tan antinómicas que no comentaré más.

    Muerto el troll, se acabó la rabia.

    Qué pena, de verdad. Pero insisto: el tiempo da y quita razones… y el tiempo es doblemente clave, porque además es **valioso**: para leer contenido muy básico, las más de las veces patrocinado, hay una amplia internet donde invertir mejor lo único que no es elástico ni tiene sustituto, que es el tiempo personal.

Comentarios cerrados