Tecnología

Los sistemas operativos no importan

·

Muy interesante la reflexión de Joe Wilcox en Microsoft Watch en la que habla de la poca importancia que hoy en día tienen los sistemas operativos, y que de hecho se basaba en un artículo anterior de Michael Gartenberg en su blog en el que precisamente lanzaba sus argumentos, según los cuales el sistema operativo que utilices es irrelevante:

So what does matter? Applications, of course.

En realidad la reflexión de Gartenberg tiene algunos puntos flacos, como indica el primero de los comentarios que le lanzan en su blog, y que también es interesante:

The operating system IS an application to the user€“it€™s the OS UI, by and large, that attracts consumers to Mac OS over Windows.

Pero el debate está ahí: uno usa el sistema operativo por su propia forma de ver las cosas y sus gustos a la hora de manejar una u otra interfaz -o simplemente, porque está acostumbrado a él- pero al final el sistema operativo no es más que una pasarela a las aplicaciones que uno utiliza.

¿Si pudieras usar las mismas aplicaciones en cualquier sistema operativo, con el mismo rendimiento, no te daría igual un SO que otro?

Salvo por el apartado de la filosofía de cada uno -puede reventarte usar un desarrollo propietario- lo cierto es que si la aplicación funciona, debería darte igual usar Firefox en Ubuntu o en la beta de Windows 7. A mí me da exactamente igual, y precisamente es cuando veo que en un sistema operativo una aplicación funciona peor cuando opto por otra solución. Ya se sabe la máxima de los informáticos: «si funciona, no lo toques».


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

9 comentarios en “Los sistemas operativos no importan

  1. Raddictus dice:

    Entiendo el punto pero en mi modesta opinión personal creo que se confunden conceptos, y no es que el sistema operativo haya perdido importancia, se ha perdido es «indispensabilidad» ya que existía mucho desarrollo amarrado a la plataforma y hoy la tendencia es al desarrollo multiplataforma, y ya hay formas de hacerlo sin mayor esfuerzo. Una de las alternativas que por ahí ronda es la de aplicaciones en el navegador.

    Pero indudablemente la importancia del sistema operativo siempre va a ser determinante, por las responsabilidades que tiene, por ejemplo:

    1. Estabilidad: esto comprende muchas cosas, y como usuario una muy importante es que el sistema mantenga su funcionamiento constante en el tiempo, no que se degenere, se relentilice, etc..
    2. Seguridad: entre más transparente y menos la perciba el usuario mejor, y no se meneja igual en todos los sistemas operativos.
    3. Buena administración de recursos, el mejor rendimiento con el menor consumo de recursos posible.

    Existen muchos elementos más, pero mirando los tres anteriores ya uno puede darse cuenta que el sistema operativo que elijas cambiará tu experiencia en el uso de la aplicación que uses, asi sea en el navegador.

  2. edge dice:

    Yo añadiría un cuarto punto.
    4-Puedes utilizarlo aunque las redes de comunicación estén inoperativas. Es decir, disponibilidad casi total.

    Recordemos que el ADSL no es un servicio universal, así que si hay alguna avería, ajo y agua. Lo digo por experiencia.

  3. …y la compatibilidad a nivel hardware.

    ¿Si pudieras usar las mismas aplicaciones en cualquier sistema operativo, con el mismo rendimiento, no te daría igual un SO que otro? …
    debería darte igual usar Firefox en Ubuntu o en la beta de Windows 7…

    Y el precio? (aparte de lo ya nombrado…)

  4. Qué sistema operativo uses, teniendo las mismas aplicaciones, no importa…

    Pero un SO en una máquina sí que importa por lo que más arriba han comentado.

    Por ejemplo, si tuviese la misma compatibilidad de HW y los mismos programas que necesito en Ubuntu, seguramente prescindiría de XP en mi trabajo.
    Pero, solo si el SO me diese las mismas facilidades a la hora de trabajar… y aquí también hay tema.

    No es lo mismo instalarte algo en Windows con un par de clicks, que tener (en algún caso) que andar buscando info en la red para instalar y configurar algo en Ubuntu.

  5. Con todos mis respetos, y entendiendo hasta cierto punto la base, este argumento es totalmente reduccionista y una chorrada.

    Si todos los sistemas operativos fueran iguales por supuesto que nos daría igual, pero es que, como indican más arriba, no lo son.

    Añadiendo otra razón más, a mí no me da igual poder instalar OpenOffice en Windows que en Ubuntu, cuando en éste último me dan los paquetes actualizados sin hacer nada más que conectarme a una red.

    Ni me da igual que si borro el sistema operativo en Linux y dejo el home intacto al reinstalar tengo de nuevo mis aplicaciones configuradas al instalarlas de nuevo.

    Y eso sólo son otros dos ejemplos.

    Para mí, todo lo reducen a que las empresas deberían potenciar las aplicaciones exclusivas (no multiplataforma) si quieren vender mejor. Pero eso no es nuevo M$ y sobre todo Apple ya lo saben y éstos últimos han llegado a comprar una aplicación sólo para cerrar su desarrollo en Windows.

    Cuando haces algo como eso, si te da miedo la libertad, es que algo tienes que temer.

  6. «No es lo mismo instalarte algo en Windows con un par de clicks, que tener (en algún caso) que andar buscando info en la red para instalar y configurar algo en Ubuntu.»

    Tampoco es lo mismo que tener que (en algún caso) desechar hardware que ya tienes porque no te funciona en tu nuevo Windows, y enterarte en la Red de que ya no hay soporte para ese hardware en esa versión.
    😉

  7. No estoy de acuerdo con el tema, y a lo ocurrido con Vista me remito: si al usuario (hablo de lusers, ojo) se le cambia algo, lo más mínimo, de sitio, se pierde. No quiere el cambio. Prueba de ello es que les ofrezcas SO más nuevos, ya sea Vista, ya sea algún Linux, vuelven a XP. No tienen ganas (a veces creo que ni capacidad) para aprender algo nuevo, ni siquiera para pensar un poco.
    He visto a gente totalmente perdida y sin saber qué hacer porque tenían delante un XP en vista clásica en vez de con el tema por defecto.

  8. ulysess dice:

    Para mi lo más importante de un sistema operativo es su compatibilidad con el hardware. Muchos intentos de OS han fallado en ésto, y no era por culpa del software (véase skyos o el ZetaOS, pobrecitos).

Comentarios cerrados