Tecnología

Predicciones tecnológicas para 2016

·

¡Feliz año! Si ayer cumplía con la tradición y me despedía del año 2015 con un pequeño balance, hoy tocaba también rescatar otra tradición de los últimos años. Que es ni más ni menos que sacar del cajón mi bolita de cristal y lanzarme a adivinar el futuro inmediato con unas predicciones tecnológicas para 2016. Lo hice en 2014 y 2015, y precisamente es bueno comprobar si acertaba respecto a lo que dije hace un año

  1. Convergencia: Hablé de Microsft, pero no veía claro que el smartphone que se convirtiese en tu PC llegase a tiempo. Me equivoqué: llegó por partida doble con los Lumia 950 y 950 XL, de los que hablaré muy, muy prontito por aquí. 
  2. Ultrabooks y convertibles al poder: la tendencia parecía clara y no ha hecho más que consolidarse como explicaba. Hablé de un MacBook Air Retina que en realidad llegó en forma del nuevo MacBook que tiene mucho margen de mejora, y también hablé de un Surface Pro 4 del que decía «a ver si esta vez incluyen teclado rígido«. Lo han hecho, pero con ese Surface Book que también tiene que evolucionar a pesar de molar mucho. Por el momento, eso sí, los fabricantes aprovechan el tirón de la moda y muchos de ellos van a dispositivos de gama alta para sustituir a los portátiles tradicionales. No vi llegar el iPad Pro, al menos no en ese apartado.
  3. Monitores 4K: aquí tenía de nuevo demasiadas esperanzas, más por preferencias personales -ahora espero con ganas el auge de las 5K– pero lo cierto es que no han tenido el tirón que yo creí que tendrían por fin. Meh.
  4. Pagos móviles: decía que 2015 sería «punto de inflexión en la forma en la que pagamos las cosas«, pero de eso, nada. Otra flipada mía que iba más por mis deseos personales que por las realidades de un mercado que aún está muy verde en este apartado. Las grandes de las finanzas no parecen muy interesadas en mover esto. 
  5. Relojes inteligentes: acierto en casi todo lo que dije, y sobre todo me gusta una frase: «2015 será un año que seguirá sin dar respuesta a por qué necesitamos un reloj inteligente -salvo la de molar más que el de al lado-«. Eso sí, hablaba de que las pulseras cuantificadoras deberían perder cuota, y no parece que lo hayan hecho. 
  6. Blufs: casi todo aciertos aquí. Ni los drones pululan por todas partes, ni la IoT se ha convertido en algo que vaya más allá de un poco de truco de marketing, ni los wearables son la revolución, ni las impresoras 3D están por todos lados. Bitcoin no ha cuajado pero sí su tecnología subyacente, blockchain -que es la que interesa a las grandes- y un pequeño error: sí tenemos Steam Machines aunque sean una patata. Mucho mejores el Steam Link y el Steam Controller.
  7. Realidad virtual: nada, Oculus Rift no salió -lo hará definitivamente en los próximos meses- pero este segmento sí ha visto impulso medio serio con Google Cardboard, con alternativas como las Gear VR y con flipadas como las de Microsoft con las Hololens, que dudo que lleguen nunca a ningún lado. Medio fallo.
  8. Biometría: toma acierto, y no me centraba solo en la huella dactilar sino que generalizaba, algo que se ha cumplido con la inclusión del reconocimiento de iris en los nuevos Lumia, sea acertado o no -de nuevo, de esto hablaré más adelante-. 
  9. Microsoft: año decisivo ha sido, pero el impacto de Windows 10 ha sido menor que el que yo pronosticaba. A pesar de tener actualización gratuita para copias legítimas de Windows 7 y superiores la cuota de Windows 10 es más bien cortita, veremos este año que acaba ese periodo de actualización gratis. Decía que tendrían que «esforzarse mucho también en el hardware» y aunque lo han hecho bien, no ha habido cambio brutal en móviles, aunque de nuevo me estoy adelantando a mi post sobre los Lumia. Acierto y fallo a medias aquí.
  10. Google: aquí creo que anduve acertado indicando que no tenía claro cómo plantearían la convergencia pero con dudas sobre cómo lo harían. Está claro que van hacia ese camino -lo comenté en The Unshut, aunque no lo hiciera aquí- y espero que en el próximo Google I/O veamos novedades importantes al respecto. 
  11. Apple: el reloj tampoco lo ha petado pero no es ninguna maravilla (medio acierto), pero aquí muchas predicciones buenas y lógicas. «Será un año en el que no creo que den grandes sorpresas, y más bien lo veo como de evoluciones totales«, decía. Lo comentaba hace un par de días con mis razones, pero además comentaba lo del MacBook (de nuevo, lo llamaba MacBook Air Retina), hablaba del iPad Pro y decía que «personalmente no le veo sentido» (¡ja!), pero de Apple Watch autónomo nada, veremos si en 2016. 
  12. Móviles: acerté en todo, pero era fácil porque en móviles no hay mucho que revolucionar: «mejores cámaras, pantallas quizá un poquito más grandes«, explicaba, y también apuntaba en mejoras a la carga inalámbrica, aunque aquí me dejaba un poco en el tintero las que han sido las dos grandes novedades de 2016 para mí. Los sensores de huella dactilar de los que sí hablaba en el apartado de biometría (bien por mí) y la carga rápida que creo que es la única solución «decente» al problema actual de autonomía.
  13. Plataformas móviles: acerté básicamente en todo, pero tampoco era difícil. Firefox OS ha desaparecido en móviles, Windows 10 lo tiene crudo y sabremos más en 2016, y también será probablemente este año cuando conozcamos qué ocurre con Canonical y Ubuntu como plataforma convergente.
  14. Otras empresas: Pues aquí más bien fallo en todo. Amazon no presentó nuevo Fire Phone, Alibaba sí que ha sido más popular que nunca, Uber está on fire a pesar de mis deseos, como Airbnb, y Xiaomi ha frenado un poco ese crecimiento desmesurado del que presumió el año pasado. 
  15. Reconocimiento de voz: bueno, ha habido más impacto de los asistentes, Cortana está en escritorio y en otras plataformas móviles, pero el uso de estos asistentes es aún muy, muy discreto

En total yo diría que de 15 puntos posibles tengo 9 o 10 yo diría, si cuento medio aciertos en algunos puntos. No lo hice mal del todo pero parece que no me llevo premio, maldición. A ver qué tal me sale la quiniela de 2016, aquí van las predicciones: 

  1. Convergencia: iba a ser pesimista, pero no, voy a ser optimista. Creo que Google presentará su fusión de Android y Chrome OS en su Google I/O pero creo que no habrá producto real hasta 2017. Y creo que ese sistema operativo convergente tendrá mucho más de Android que de Chrome OS, claro está. Mobile First. Me encantaría que Apple nos sorprendiese con un anuncio similar, algo a lo grande, algo tipo esos MacBooks ARM con una mezcla de iOS y OS X que al igual que en el caso anterior sea mucho más iOS que OS X, pero la verdad, dudo que den ese paso este año a la vista de lo que han hecho en 2015. Aquí diría que las posibilidades de ese salto tan enorme son de un 15 o un 20%. Microsoft tiene que dar un paso al frente con una plataforma que tiene mucho que decir pero también mucho que pulir -de esto, como vengo diciendo, comentaré mucho más muy pronto-, y aquí hay otro gran protagonista al que le tengo ganas: Canonical, que con Ubuntu 16.04 debería por fin cumplir esa promesa que hizo hace ya más de 4 años. La cuota de mercado de esta plataforma y su solución a la falta de catálogo software -muy en línea con la de Microsoft- va muy en su contra, pero veremos cómo resuelve el tema. 2016 va a ser un año de propuestas, verdes todas -algunas con un poquito de ventaja- pero en el que debería perfilarse el futuro de nuestros dispositivos para la próxima década. Convergencia, convergencia, y convergencia. Ese es el futuro que veo yo claro como el agua, aunque esté tardando mas de lo que desearía.
  2. Convertibles: muy relacionado con la convergencia, creo que en formatos de PCs y portátiles está claro que los tablets convertibles y los portátiles convertibles seguirán siendo protas en un mercado que busca «tentar» a los usuarios con propuestas distintas y más atractivas. Al final todo es una vuelta de tuerca al portátil de toda la vida, pero ojo si como parece las plataformas móviles (Android e iOS) acaban imponiéndose en estos productos como parece. El Pixel C de Google y el iPad Pro de Apple son buenos ejemplos de referencia, y deberían aparecer productos similares pero mucho más maduros en ese sentido. Microsoft seguirá defendiendo su plataforma de escritorio reconvertida a plataforma universal con Windows 10, y creo que cada vez habrá más terminales que apunten a esa opción de convertirse en nuestros PCs, pero no en 2016, donde los únicos que llegarán serán de Microsoft y Canonical. Si como deseo Google y Apple dan noticias en ese sentido quizás aparezcan esos modos «adaptables» de escritorio, pero no lo veo nada claro. 
  3. USB-C: Ya lo tenemos en varios dispositivos y creo que 2016 será el año de la consolidación definitiva de este tipo de conector, aunque dado que verano de 2017 es fecha límite para unificar cargadores en la Unión Europea, los fabricantes quizá se estiren un poco más. Aquí veremos qué sale en Mobile World Congress. 
  4. Relojes inteligentes: algo más de autonomía -relojes con GPS y con conexión móvil- no podrán de momento superar las barreras de uso de estos dispositivos, que solo pueden hacer parte de lo que puede hacer un móvil. Dudo que nadie sustituya en estos 12 meses al smartphone por el smartwatch en 2016. Ni la tecnología (como en tema baterías) ni el software (pocas aplicaciones, y muchas poco convincentes) están preparadas. Curioso que Microsoft no intente entrar aquí, deberían mostrar algo, veremos si este otoño, aniversario de lanzamiento de aquel eventazo
  5. Realidad virtual: bueno, este tiene que ser el año en el que Oculus Rift por fin demuestre de lo que es capaz. Han estado muchos años prometiendo esa revolución de la que muchos otros quieren aprovecharse. Creo que en general habrá decepción e incomprensión. Decepción porque esto no será como pintan las pelis de buenas a primeras, e incomprensión porque la realidad virtual no va solo de juegos. Es una tecnología con mucho camino por recorrer y que tiene tantas ventajas como peligros. Sobre esto caerá post más adelante, pero quedaos con que en 2016 veremos más ruido que nueces a pesar de la llegada -por fin- de las Rift.
  6. Microsoft: 2015 ha sido un año de transformaciones y propuestas, así que 2016 debería ser un año de consolidación en el que la empresa debería, sobre todo trabajar sobre todas esas mejoras que necesitan en Windows 10 y Windows 10 Mobile y su hardware en todos los sentidos. Van por muy buen camino, pero tienen que prestar mucha, muchísima atención a los detalles. 
  7. Google: la reestructuración del gigante hace que ahora Alphabet sea un conglomerado difícil de dimensionar, y de hecho no nos acostumbramos a hablar de una como la otra. Se dice que Google comenzará a hacer su propio hardware, así que podría ser que viéramos una aproximación algo más parecida a la de Apple en tema de móviles con sus propios procesadores. Talento hay, pero no sé si Google querrá renunciar al apoyo de los fabricantes, que de todos modos está claro que necesitan a algún socio software para subsistir. Creo que la empresa prepara ese salto, pero no llegará este año. Es pronto, y me temo que tendremos un año más bien aburrido en este sentido aunque sí haya anuncios de lo que llegará en 2017.
  8. Apple: tras la decepción de 2015 solo queda saber si las mejoras iterativas que defienden algunos hacen que esos productos mediocres que se han presentado acaban teniendo sentido en 2016. Yo espero como agua de mayo un MacBook que valga la pena: estoy contento por fin con mi Dell XPS 13, pero no cierro la puerta a un portátil tan prometedor como ese, no soy tonto. Mucho tiene que mejorar iOS 9 para darle sentido al iPad Pro, y mucho, muchísimo tiene que mejorar el Apple Watch para convencerme en forma y fondo. Creo que Apple simplemente sigue aprovechando el tirón y arrimándose más al mundo de la moda que al de la tecnología. Eso será un problema en el futuro si no se esmeran, pero hoy por hoy permite que tengan margen de maniobra y beneficios de sobra. Veremos si nos cuentan algo de ese Apple Car del que lleva también tiempo hablando. Yo lo veo poco factible, la verdad, pero es un ámbito en el que desde luego hay negocio en el futuro.
  9. Coche autónomo y eléctrico: curioso que no hablara de esto en ningún momento estos últimos años, pero es una de las tendencias claras que sin plantear revoluciones repentinas si nos preparan para el futuro de la industria de la automoción. El impacto será enorme así que los avances aquí serán muy graduales, pero creo que 2016 será otro de esos años de crecimiento de interés de los fabricantes tradicionales en ambas disciplinas. Veremos qué hacen Tesla y Google o propuestas como las de ese misterioso Faraday Future que promete también un rival interesante en coches eléctricos. 

¡Listo! Me temo que me salen menos predicciones, pero si se me ocurren más a lo largo de estos primeros días iré ampliando. De nuevo, feliz año a todos.


Igual queréis invitarme a un cafetito mensual como regalo de año nuevo. 12 dólares al año por apoyar a Incognitosis e invitarme a ese café mensual no parece mucho, así que si alguno os animáis, ya sabéis: pinchad en la imagen. ¡Mil gracias!


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Predicciones tecnológicas para 2016

  1. SrPerroverde dice:

    1.- El tema de la convergencia, a priori, pinta muy bien. Pero yo no acabo de ver eso de depender únicamente de un sólo dispositivo. Que por cierto, si es un teléfono, muy fácil de perder, romper o ser robado. En ese caso, qué haces? Sí que me convence en cambio el tener aplicaciones para todos los equipos que trabajan con archivos en la nube. En este caso, lo que me preocupa es el tema de la privacidad.
    2.- Los convertibles tienen su sentido en cuanto a que permiten tener un portátil para trabajar y una tablet para consumir contenidos en momentos puntuales sin necesitar dos equipos diferentes por casa. Hasta yo me lo planteo en algún momento y eso que ni siquiera utilizo portátil…
    4.- Creo que Microsoft no se mete con un reloj inteligente porque no acaba de verle el punto. Personalmente, les veo poco sentido (lo de mandar dibujos de un applewatch a otro me parece una de las cosas más absurdas de los últimos tiempos).
    5.- La realidad virtual creo que quedará como un producto de nicho. Algunos juegos potentes al principio y luego poca cosa más. Sin duda será útil para muchas cosas, pero no para que haya un trasto de esos en cada casa. Algo así como lo que pasa por el momento con las impresoras 3D.
    9.- El coche autónomo no lo veo a corto plazo. Hay demasiados detalles por pulir todavía.

    Veremos en que otras cosas nos sorprende el 2016.

Comentarios cerrados