Tecnología

Por qué no deberías comprarte un Google Pixel

·

Algún avispillas en Google había adelantado que el evento de ayer sería recordado en años venideros y nos ponía a salivar esperando que los responsables de la empresa de repente levitasen y anunciasen algún nuevo milagro tecnológico.

Por supuesto, no fue así.

El evento, debo reconocerlo, fue completito. Hubo anuncios interesantes en el ámbito del hardware, con cacharritos que plantaban cara a iniciativas y soluciones de otras empresas. Nada extremadamente brutal porque como en el caso de Apple, Google se está limitando a copiar lo que ya hay para hacer sus propias versiones. Lo expresaba con una perfección casi total David Pierce, de Wired:

Qué buen tuit. Lástima que se colase con Google Rift, porque lo que presentó la empresa fue más bien Google Gear: sus gafas de realidad virtual Daydream View no son ni más ni menos que una iteración -mejorada, por lo que dicen- de las Samsung Gear VR, aunque eso no quita para que no tengan su aquel y yo por aquí me plantee comprármelas algún día.

Google compite contra sus propios socios

Sea como fuere, el verdadero menene del evento estuvo en los nuevos Google Pixel y Pixel XL, esos smartphones de los que ya no quedaba nada por descubrir y que por supuesto no han podido sorprendernos tras la avalancha de filtraciones previas. De todo lo que he leído de estos dispositivos hay una reflexión que me ha gustado especialmente. El siempre perspicaz Vlad Savov decía en The Verge que “The Pixel phone is exactly what we wanted, so of course we’re unhappy” y aportaba argumentos convincentes.

Tan convincentes que casi me convencen a mí, de hecho. Pero he resistido cual cabezón, y ahora me pregunto si yo quería exactamente ese dispositivo. La respuesta es no. Lo que quería de Google, lo que siempre he querido desde que los Nexus 4 aparecieran en el mercado, es precisamente otro Nexus 4. Un dispositivo capaz de competir con los mejores en especificaciones y de hacerlo a un precio contenido.

Lo dije en alguna ocasión aquí o en The Unshut y lo vuelvo a repetir: para mí Google no debería usar los Nexus ni los Pixel para convertirse en un fabricante hardware al estilo de sus socios o al de Apple, como parece ser el caso.

Google debería hacer Nexus y Pixel para enseñarnos el camino.

A nosotros y a los fabricantes que hacen uso de Android. Así es como lo veo yo, claro: como una forma de decirnos y decirles: “mirad todo lo que podéis hacer con nuestra plataforma. Ahora demostrad que sois capaces de hacer grandes dispositivos con ella, porque para eso es abierta y nosotros nos forramos gracias a los datos que recolectamos constantemente y la publicidad y servicios que ofrecemos gracias a esos datos“.

Google Assistant y la exclusividad

Pero parece que para Google eso no es suficiente. Ahora no solo quieren enseñar lo que se podría hacer: lo hacen con un “se mira pero no se toca“. La demostración de ello es Google Assistant, ese nuevo asistente digital que es heredero de Google Now y que parece será exclusivo de la familia Pixel. En Google nos estuvieron dando el tostón todo el rato con el asistente de marras, y la verdad es que lo único que pensaba cada vez que lo nombraban era una cosa:

¿Si me compro un Google Pixel podré desactivar Google Assistant?

Eso, claro, contradice el sentido de un teléfono que parece estar pensado para que uses con ese asistente. Pero no puedo evitarlo: veo este asistente como una herramienta más de recolección masiva de datos -en TechCrunch hablan largo y tendido de esto de forma magistral-, y por mucho que pueda facilitar la vida, mis suspicacias me hacen rechazar la idea de los Pixel como dispositivo. Bastante nos la juega ya Google en este terreno como para darle otra forma de robarnos nuestra privacidad. No majos, no.

Como Google no puede diferenciarse en hardware -veremos si como algunos apuntaban acaban integrando procesadores propios- hace lo único que puede hacer para diferenciarse: tener una oferta software distinta y exclusiva. Espacio ilimitado en su nube para que guardes tus fotos y vídeos (y las usen para a saber qué), la última versión de Android -que siempre mola, pero yo estoy tan pichi con Android 6.0 Marshmallow y no siento ninguna urgencia por dar el salto a Nougat- y sobre todo la presencia de ese asistente que es centro de la experiencia con Pixel, algo que como digo a mí hace que se me pongan un poco los pelos como pequeñas escarpias. Como que no, vaya.

Lo sorprendente es que Google se la está jugando a sus partners con estas técnicas. No tengo nada claro que Google Assistant llegue a otros terminales -aunque podamos contar con una versión algo más limitada a través de Google Allo- y desde luego dudo mucho que esa oferta de espacio ilimitado se ofrezca para otros fabricantes. No creo que a los Samsung, LG, HTC y compañía les haga puñetera gracia este tipo de desmarque por la izquierda. Veremos si la cosa se mueve en ese sentido, pero dudo que a corto plazo los fabricantes tengan opciones. Aquí son un poco lentejas, ya sabéis. O las comes, o las dejas.

Él hardware ya es igual para (casi) todos

Tampoco es que el dispositivo me atraiga especialmente. El diseño tiene su aquel, pero creo que si otra marca hubiera presentado un teléfono con ese tipo de carcasa por 200 euros todos hubiéramos dicho algo así como “claro, por 200 euros qué vas a pedir“. Es lo de los vinos y los móviles que comentaba el otro día: el aspecto de los Pixel no me está gritando precisamente que tengan que costar 700 euros. Sobre todo en el simpático modelo en color “realmente azul” (yo lo hubiera llamado “azul chillón”) que por lo visto ya se ha agotado y que desde luego servirá para que logres llamar un poquito la atención y moles más que el resto, que es de lo que se trata en muchos casos con este tipo de variaciones.

Una nota más en ese diseño: lo de la simetría de los bordes inferior y superior me parece absurdo, y eso de que los botones estén en pantalla y no sean capacitivos hace que precisamente ese borde inferior sea aparentemente un requisito estético. Podían haber ganado bastante espacio con lo de los botones capacitivos e incluso optar por el sensor de huella en el frontal con todo ese margen, pero nada. Meh.

Del hardware qué os voy a contar. A ver, es un telefonazo. La cámara promete mucho, pero dudo que sea mucho mejor (o peor) que las otras grandes cámaras móviles de esta temporada. Súper procesador, pantallas AMOLED estupendas de la muerte y, prácticamente todo lo que uno le podría pedir a un teléfono de gama alta de hoy en día. Bueno, menos resistencia al agua. O carga inalámbrica. O esas cámaras duales que yo personalmente esperaba en el Pixel XL. Pues no.

Pero al menos tenemos conector de 3,5 mm. Y Google presume de ello. Cágate lorito.

Evidentemente las razones que me hacen no recomendar la compra de los iPhone 7 / Plus podrían aplicarse también aquí. Los Google Pixel y Pixel XL son telefonazos con precios absolutamente desorbitados. El Pixel XL de 128 GB costará la friolera de 1.009 € en nuestro país, una cifra absolutamente ridícula para cualquier smartphone y más para uno que como ya he dicho en otras ocasiones te va a permitir hacer lo mismo que haces siempre… y alguna cosita más que probablemente no utilizarás tanto como crees. Hay opciones mucho más llamativas y sobre todo mucho más baratas (los Samsung Galaxy S7 rondan ahora mismo los 500 euros, alucinad), pero oye, como siempre digo, sois muy dueños.

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 26,19 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 249 euros en Amazon.
  • Smart TV Samsung 65NU7405: una televisión gigante de 65 pulgadas 4K HDR con tres conectores HDMI, 2 puertos USB y todo lo necesario para disfrutar de la tele a lo grande. Está a 899,99 euros en Amazon. También tenéis un modelo Samsung de 55 pulgadas a 599,99 euros y otro modelo Samsung de 50 pulgadas a 499,99 euros.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 100 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de
    sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 337,40 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad
    (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 257,71 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB
    de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 44,21 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 56,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

30 comentarios en “Por qué no deberías comprarte un Google Pixel

  1. Asier dice:

    Pues completamente de acuerdo de en todo. Tuve en su momento un Nexus 4 que lo cambié a los 2 años por un Note 4 fundamentalmente por la botonera que me quitaba parte de la pantalla y era una incomodidad para leer algo en ella. Curiosamente, o no tanto, en rendimiento siempre fue mejor el Nexus costando menos y con unas especificaciones también menores. Siempre me gustó la línea de relación calidad/precio que había tomado Google con aquellos teléfonos, recordados con mucho cariño a día de hoy y sorprende este cambio de rumbo. Por suerte, sigue habiendo en el mercado teléfonos con un alto valor por un precio aún contenido.

  2. Tomás dice:

    Javi, ¿cómo estás? Quería remarcar un error en tu entrada: aparentemente Assistant sí será abierto para otros desarrolladores (ver en The Verge: https://goo.gl/zgJaHf).

    Por lo demás, coincido en el análisis. Google y su Pixel deberían darme muchísimo más para justificar ese desembolso frente a, por ejemplo, un tan sexy One Plus 3 (o un Nexus 5X, ¿por qué no?) por menos de la mitad del precio. En ese price point, los gruesísimos bordes del frontal, la falta de tecnología Qi y especialmente la falta de resistencia al polvo y al agua son imperdonables.

    Me parece absurdo de cara a los consumidores y un terminal imposible de recomendar. Un abrazo.

    • Hola Tomás, gracias por el apunte, pero de momento mantengo el texto porque que liberen la API no significa necesariamente que dejen que Google Assistant llegue a todos los móviles Android. De hecho de momento no será así, y ni siquiera la actualización oficial de Android 7.1 lo incluirá. Parece que ahora hay dos mundos Android. El Android de los Pixel y el del resto.

      Saludos!

  3. josepsgk dice:

    Bajo mi punto de vista, que ya sabes que no puedo afirmar que sea 100% objetivo, te resumo lo que veo en tres puntos:
    1. Google tiene complejo de inferioridad respecto a Apple. Por eso cuándo presentan un “telefonazo” como tu dices lo primero que hacen es compararlo con el iPhone… “tiene mejor cámara que…”, “tenemos jack de 3’5mm y tu no”… y al tiempo, fotocopian el diseño, porque nadie puede negar que se parece muuuchooo a un iPhone. Incluso tiene las bandas de antena de otro color que tanto se criticaron al iPhone6.
    2. Google se está cargando de un plumazo la teoría de Android Stock… en el fondo el Pixel no es más que una personalización más de Android, con sus características exclusivas que “a priori” no estarán disponibles en ningún otro android que no sea el píxel. Diferenciación por software ya que no pueden por hardware. Bueno, una cosa si, los gama alta salen ahora con protección al agua, y éste no.
    3. Google se desmarca por precio de la competencia… a lo Apple (y muy cerca de los precios de Apple). Pongo este precio porque soy Google. Y punto. El tema es que Apple nos da a sus usuarios los terminales que queremos… no se si Google da a los suyos lo que quieren, ni si los materiales son de esta gama, ni nada. El problema que tienen aquí es que es otro Android más… si quieres iOS, ya sabes lo que hay, pero realmente el Pixel es suficientemente diferente para doblar el precio de un S7… o para que cueste como 4 o 5 BQs?

    También digo que tengo muy claro porque Google tiene envidia de Apple… http://economia.elpais.com/economia/2015/01/28/actualidad/1422399861_176320.html
    Y se que es una noticia que tiene un año de antigüedad y ahora seguramente las proporciones no son esas, pero para hacerse una idea, vale.

  4. Psé, qué decepción.

    Lo que sigo sin entender es por qué no puedes comprarte un móvil con Android stock en todas las marcas ¡Pero si es lo más valorado por la gente!

    Si quieres que fluya al máximo, Android a pelo. Y si quieres que mole, “temas” de mayor o menor peso, complejidad y nivel de configuración; pero no capas de personalización pesadas y farragosas.

    Estoy bastante convencido de que el próximo móvil que me compre será chino, y bastante convencido también de que le pondré una capa no oficial más ligera. Aunque nunca se sabe, esto cambia muy rápido.

  5. batlander dice:

    Igual me equivoco pero siempre he pensado que los Nexus eran telefonos “subvencionados” por Google en plan marketig. Pero luego las empresas que le hacian el movil igual se quejaron y de ahi la subida de precio.

    Respecto a esto que han sacado, sinceramente no se por donde cogerlo. Ni tampoco como encaja habiendo todavia Nexus, aunque imagino que descontinuaran el modelo. O no, a saber.

    Lo que tengo claro es que este es un movil que no me aporta nada de nada. Aparte de un Siri dopado que tiene de especial? Yo en Andriod la unica que me llama la atencion ahora es LG con su G4 y la nueva serie X. Al menos aportan algo diferente.

  6. Sesaru dice:

    Joder Javi, 9 de cada 10 veces pienso igual que tu. Esto ya da miedito 😀

    Yo me vi el evento y estaba cagado con lo de la IA de la que presumen, y pensaba que si cazaba un movil de ese lo primero que haría sería quitar el Assistant y el backup de las fotos, así q como para pagar 800 leuros… si me vuelvo loco un Note 8, aunque arda 🙂

    Tengo como proyecto prescindir de Google, no se si es posible, especialmente Maps que es lo mejor que pario madre y no veo nada que le bese los pies, pero cada día da más miedo todo lo que ve uno. A ver si un día te animas y nos muestras el camino 🙂

    • Me encantaría vivir sin Google, pero por ahora dependo demasiado de él y cedo ante la comodidad. Puede que un día no lo haga, pero eso necesita tiempo que se me escapa o que dedico a otras cosas. Maldición.

  7. Andoni dice:

    No me gustó para nada este lanzamiento, y las razones son las que explicas. Primero que es una copia de productos ya existentes, y a recopilar MÁS datos con su inteligencia artificial que ajuro y porque sí tienen que pasar por tus servidores. Lo de Google con nuestros datos es descarado, tan descarado que ellos no te cobran por todos los datos que entran a Google Cloud cuando alojas tu app en sus servers…

    Entonces bueno, el notición que matan a los Nexus cuando hace nada me compré un Nexus 5x y no puedo estar más maravillado, pero sabes, el hecho de que ya esa línea no saldrá más, molesta bastante. Que si, que le seguirán dando soporte pero es triste igualmente. Entonces ni iPhone, ni Pixel; como leí abajo, mi próximo móvil será un Xiaomi.

    • Lo de los Nexus es una tragedia, y con este movimiento se distancian mucho de los que admirábamos esa familia y esa mentalidad. Se han apartado completamente de la línea. Los Píxel quieren ser exclusivos en hardware, pero lo que son es exclusivos en software. Cagada.

      Bien por los Xiaomi 😉

  8. Land-of-Mordor dice:

    Las reservas sobre recolección de datos sobran, porque dudo que Siri o Cortana no intenten hacer exactamente lo mismo a pesar de que a sus empresas no les rinde tanto. Estética pobre y diseño cuestionable por un precio desorbitado. Esos son los puntos en contra que yo veo y son definitivos.

    • Puede que Siri y Cortana recolecten datos, pero ninguno de los dos vive de esos datos y los servicios que proporcionan gracias a ellos. Eso es para mi crucial en esa obsesión de Google. Lo del diseño es muy subjetivo, desde luego, pero lo del precio es de traca. Saludos Land, me alegro de que andes por aquí tb.

      • Land-of-Mordor dice:

        “…pero ninguno de los dos vive de esos datos y los servicios que proporcionan gracias a ellos…”

        No viven, pero llevan años deseando vivir de ellos, por lo que su infraestructura de recolección tiene que funcionar de la misma manera, también anónima. El anunciante jamás va a conocer los datos personales de los que reciben el anuncio, ni nadie ni en Google, Microsoft o Apple se pasa el día leyendo los correos y otra información personal que proporcionan los usuarios. Lo que hace Google (e intentan constantemente tanto Microsoft como Apple) es simplemente hacer un cruce de bases de datos entre características de campañas de anunciantes y características de usuarios extraídas a través del uso de sus servicios, todo de manera impersonalizada. Así que independientemente de si es o no sustento de la compañía, lo importante es la metodología utilizada en el tratamiento de la información, y en los tres casos es la misma. De ahí que no considere la recolección de datos como punto a favor o en contra de ninguna plataforma.

        Saludos Javi, intento estar allí donde hay gente con cosas interesantes que decir y, peloteos a parte, en este blog tuyo casi siempre las hay 😉

    • Vicent dice:

      Pues para mi, visto el evento, el tema de la recolección de datos, no sobra. Estoy mas con Javipas. Todo el evento a mi me las aumenta.
      Y no, no creo que en absoluto tenga el mismo peso económico o tengan la misma actitud Google, que Microsoft o Apple, por la simple cuestión de a que se dedican fundamentalmente.
      Reconozco que en este tema tengo un sesgo conspiranoico, y probablemente errado, pero veo lo de Allo, y su reculada en seguridad, y veo este evento, donde ni una sola vez, ni una, se nombran conceptos como seguridad, privacidad, o similares y me viene a la mente el ” Don´t be evil” con una risita nerviosa.
      Lo que me parece destacable, que ya sabíamos, es lo avanzada que está en dominio de IA Google respecto a todos. Abismal. Y es el futuro.

  9. nahiko dice:

    Y nadia habla de sus demenciales baterias?
    Algo que tampoco va a diferenciarlos del resto.
    Y del soporte de solo 2 años? Pagas 1000 € y luego a los dos años te dicen que te renueves.

    Vivan los chinos!!

    • Lo de las baterías tiene medio buena pinta, pero habrá que ver. Lo del ciclo de renovación es demencial para unos cacharros que cuestan tal cantidad de pasta. Los chinos son una opción, claro, pero hay otras.

  10. k.- dice:

    Sois muy divertidos… Tanto el autor como los que lo comentan se quejan del precio (“desorbitado”)… pero es que el precio es lo que cuesta.

    Ah, que los chinos son más baratos. Claro. Ellos no tienen la presión internacional de fabricación limpia, tanto en contaminantes como en condiciones laborables. Ellos no tienen la presión de prestigio de marca, ellos sin fallan “es que es una marca china barata”.

    A ver: montar un teléfono state-of-the-art lleva en proceso el precio que marca Google, que ha puesto el precio de equilibrio de costes. Punto. Sólo Apple, con su enorme capacidad de vender un sólo terminal (o casi) puede conseguir importantes efectos de economía de escala, sobre todo ahora que tiene un proceso productivo testado y optimizado.

    El último procesador con la última cámara y con la última batería es un dispositivo que va a superar 700€. Punto. Lo demás es subvencionar el terminal, de forma directa o indirecta. Y sólo queda de vuestra parte decidir si preferís pagar el terminal sobre costes visibles o invisibles…

    • Pues hay unos cuantos smartphones con esas especificaciones o comparables -quizá un escaloncito por debajo- por la mitad de precio o menos. Yo diría que aquí falla algo, porque al OnePlus 3 o al ZTE Axon 7 -por mencionar algunos- no les veo que sean marcas chinas baratas por ningún lado.

      Cada uno pone el precio que quiere, y cada uno paga el precio que quiere. Si a ti el producto te compensa, ole.

    • JosepSGK dice:

      Cuándo salió Android al mercado, los primeros argumentos potentes de venta fueron parecidos a “hace lo mismo que el iPhone, pero mucho más barato”. Parecidos a los que históricamente han esgrimido los PCs con windows frente a Mac.
      Luego pones a equiparar componentes, buscas un diseño, una imagen de marca, un hardware puntero… y resulta que el precio se iguala o incluso Apple es más barata.
      Y ése es el tema… nadie da duros a cuatro pesetas.
      Otro tema es considerar este Pixel “state of the art”… ejem. El diseño NO es nada del otro jueves (yo diría bastante calcado a la competencia), las características están tan bien como cualquier otro gama alta android (más o menos)… entonces el tema es porque pagar más por este que por otro?

      • Land-of-Mordor dice:

        “…Luego pones a equiparar componentes, buscas un diseño, una imagen de marca, un hardware puntero… y resulta que el precio se iguala o incluso Apple es más barata…”

        Hay con buen diseño y buen hardware a menos precio. La imagen de marca es la subjetividad convertida en precio, algo que algunos están dispuestos a pagar y otros consideran lo primordial. A Google le ha salido caro el asunto porque ha elegido a un fabricante que vende caro no, carísimo cada cosa que hace y es HTC. Cada “One” o “MX” que ha salido al mercado ha sido siempre el más caro sin justificación alguna.

      • JosepSGK dice:

        LAND-OF-MORDOR… con el diseño no me meto, considero que hay una parte objetiva pero una buena parte también subjetiva.Pero buen hardware no significa el MEJOR hardware. A veces el salto entre “bueno” y “mejor” es lo que más cuesta.
        En cuánto a la imagen de marca, yo creo que Google hubiese ido a éstos precios fuera cual fuera el fabricante elegido.
        Y si, todos los móviles se fabrican en china. Pero no todos tienen los mismos controles de calidad. Los chinos fabrican según tus exigencias y cuánto más exiges, más te cobran. Si quieres barato te lo hacen, pero son más relajados en el control. Y no lo digo por los móviles, lo digo por otros productos que conozco que se manufacturan en china y en los cuales el precio viene determinado por la exigencia, no por el producto.

    • Land-of-Mordor dice:

      “…Ellos no tienen la presión internacional de fabricación limpia, tanto en contaminantes como en condiciones laborables…”

      No es por nada, pero todo cacharrillo electrónico sale de la misma región de China, independientemente de la procedencia de la marca bajo la que se vende. Un Xiaomi y un iPhone salen de cadenas de producción vecinas, a veces de la misma empresa, así que menos justificar lo que no tiene justificación.

  11. Pingback: Google Daydream: adiós a la RV para todos los públicos | Incognitosis

Comentarios cerrados