Tecnología

Siete meses en Patreon

·

Ayer Álex Barredo compartía en Twitter este enlace. Se trata de un artículo de Fusion, uno de esos medios prodigiosos que me tragaría doblados de principio a fin si no tuviera otra cosa que hacer. En él la autora, Gaby Dunn, nos cuenta cómo lo la vida de los famosetes de turno de la era digital -sobre todo los YouTubers- no es tan de color de rosa como lo pintan.

Lo de tener unas cuantas decenas de miles de seguidores en la red social de turno no te garantiza que te puedas ganar la vida tratando de emular a Pewdiepie (que gana unos 12 millones de dólares al año), porque como en muchos otros fenómenos de esta era hiperconectada, la mayoría de las historias de éxito no son la norma, sino la excepción.

Allí se contaban los casos de varios YouTubers relativamente exitosos en apariencia: muchos suscriptores pero pocos ingresos, algo peligroso cuando parece que ahora hay una fiebre YouTuber que hace que todo el mundo se crea que puede convertirse en el próximo Pewdiepie o en el futuro ElRubius. De todos los que lo intentan, como en tantos otros ámbitos, solo llegarán unos cuantos, muy pocos, que volverán a ser la excepción a la regla. Demasiados comensales para tan poco pastel.

El post es tan crudo que es en cierto modo deprimente, sobre todo porque parece que en todos sitios cuecen habas y que mis esfuerzos por entender hacia dónde van los contenidos y el pago por esos contenidos -sea un vídeo en YouTube o posts como los que yo hago en Incognitosis- siguen siendo infructuosos. Sigo experimentando, y tras estos siete meses solo puedo decir que estoy hasta sorprendido de haber llegado hasta donde estoy.

patreon1

Este mes la gráfica con una pequeña novedad: los ingresos netos que ahora sí indican en Patreon (si todo sigue igual a finales de mes me ingresarán 72,50 dólares netos en PayPal) y que he rescatado de un par de meses anteriores. La primera cifra de 72,73 dólares no casa a pesar de ser lo que me dieron, debe haber algún error pero no me he parado a analizarlo. Este mes curiosamente he subido a 41 patrones desde los 37 del mes pasado y de los 89 a los 94 dólares al mes, pero en realidad hay dos patrones fantasma, porque en la página principal se muestran 39, no 41. En Patreon no lo explican bien, pero lo que está claro es que esos 94 dólares no son la cifra bruta real (diría que rondan los 88-90), y el servicio no ofrece -que yo haya visto- información al respecto.

Me gustaría poder decir que me estoy forrando con esta campaña, pero como estos YouTubers, tiemblo al pensar qué pasaría si estuviera en su pellejo. Si tuviera que vivir de Incognitosis dedicándome a tiempo completo a este blog -que ya no sería un blog- y confiando en que esas aportaciones podrían darme para vivir lo tendría crudo. No creo que pudiera depender solo de eso, así que la publicidad y probablemente el content marketing (la referencia es el NYT) tendrían que entrar en escena, algo que lógicamente confirmaría ese cambio definitivo de algo que sigo considerando un hobby y un placer -aunque os anime a participar en la campaña de Patreon- a algo que se convertiría en un medio profesional. Me importa poco que algunos critiquen esa actitud peseterilla, como supongo que cierto sector de los lectores la calificarán, porque eso es inevitable. Cuando haces algo personal parece un pecado ensuciar ese proyecto con pasta. Qué blasfemia, como apuntaban en el citado artículo de Fusion (leedlo, por favor).

Los cambios del mes pasado con el feed parcial solo para patrones y para gente que aporte los tres dólares como pago único para tener esa opción han tenido un efecto… extraño. Aparecieron muchas críticas, apareció aquel glorioso patrón tras la tormenta, y no hubo un impacto aparentemente notable ni a favor ni en contra. El tráfico ha subido ligeramente: de los 1.740 usuarios únicos al día entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre según StatCounter he pasado a tener 1.840 en estos últimos 30 seguís pinchando para venir al blog pero la inmensa mayoría de los que me leéis vía el feed (no llegaréis a esto, je) simplemente pasáis de ir al blog tras ver titulares RSS. Eso deja claro que el contenido no tiene demasiado valor para muchos de esos lectores, así que la medida es para mi un acierto: premia a los que realmente lo valoran, que es lo que yo pretendía.

En estas últimas semanas también he intentado relajar los mensajes tostón sobre la campaña, no he puesto apenas banners de Patreon al final de los posts y solo he puesto el botón de PayPal.Me en algunas entradas especialmente diferenciales. La más representativa fue el artículo sobre los fracasos de Linux, que arrancó muchos comentarios que no tuve tiempo de responder y que ha recaudado hasta la fecha 7,10 euros de 12 lectores (aunque no he calculado las lecturas de ese artículo, superan las 2.000 claramente). Pero si hay otro ejemplo definitorio de estas conclusiones que estoy obteniendo es el de la Guía de Compras de Móviles que publiqué hace tres semanas y en la que cometí muchos errores importantes de diversos tipos. Uno de ellos, desde luego, es el de su promoción y distribución, muy limitada, con apenas un post por aquí y algún que otro tuit cuando me acordaba. Y aún así, el experimento ha sido curioso, porque las ventas totales, siendo muy modestas -no voy a dar el dato, al menos no de momento- me dejan clara una cosa: que mi percepción es adecuada: hay contenidos por los que vale la pena pagar, y hay gente que efectivamente lo aprecia así también.

Aquí me voy a echar unas cuantas flores, sobre todo tras leer el domingo una de esas columnas inspiradas del maestro Pérez-Reverte, en la que narraba la historia de un tipo que básicamente le decía que lo de escribir novelas lo puede hacer cualquiera. Salvando las distancias, que son muchas, os aseguro que escribir en un blog personal de forma regular desde hace más de 10 años es algo que me da un orgullo especial. Esto tampoco lo hace cualquiera. Y que tiemble Reverte, que cualquier día de estos le doy una alegría a mi madre, mi fan number one, y me pongo a escribir esa novela para la que dice que estoy destinado.

Será de pago. Avisados estáis.


Igual queréis invitarme a un cafetito mensual como regalo navideño. 12 dólares al año por apoyar a Incognitosis e invitarme a ese café mensual no parece mucho, así que si alguno os animáis, ya sabéis: pinchad en la imagen. ¡Mil gracias!

El nuevo banner, que quizás debería retocar aún más. ¿Qué opináis?


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post “antiguo” las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Monitor Lenovo 21,5 pulgadas: un monitor 1080p de 21,5 pulgadas con conexión VGA. Básico, pero es que vaya precio: 79 euros en Amazon. Tenéis un modelo algo mejor, el BenQ GW2270H con entrada dual HDMI, por 118 euros en Amazon. Y si queréis ir a un monitor gaming, el BenQ XL2411P ZOWIE con soporte de 144 HZ está a 246 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire HD 10: una tableta de 10 pulgadas 1080p con 32 GB de capacidad y un precio estupendo: 113 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • PlayStation PSVR: las gafas de realidad virtual de la PS4 con la cámara y el juego VR Worlds están a 186 euros en Amazon Italia, envío incluido.
  • Portátil gaming Medion Erazer P6705: con pantalla de 15,6 pulgadas 1080p, un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de disco, 128 GB de SSD, una GTX 1050 Ti para darle vida a los juegos y Windows 10. Teclado en español, por cierto. Está a  749 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi A2 Lite: el telefonazo chollo por excelencia, 5,84 pulgadas, Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 12+5 MP, batería de 4.000 mAh, sin NFC eso sí pero aún así triunfada. Atentos porque el modelo de 3 GB y 32 GB es impresionante en precio: 142,32 euros en GearBest. Acaba de aparecer la actualización a Android 9.0 Pie para este móvil, lo que lo destaca aún más. Dos años de garantía en España, y recordad que tenéis que desactivar el seguro de envío predefinido.
  • Ratón Logitech G402: para jugones, con 8 botones programables, está a 28,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Crucial BX300: una unidad de 120 GB con prestaciones estupendas y que sale por un precio ridículo: 25,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Samsung 970 EVO: genial con 250 GB y velocidades de transferencia brutales: está a 72,99 euros en Amazon, nunca la vi tan barata. Es la que tengo en mi PC, y me salió a 95 euros como súper ganga, así que imaginad. La versión de 500 GB está a 119,98 euros, gran precio también.
  • Motorola One: un smartphone basado en Android One con pantalla de 5,9 pulgadas, un Snapdragon 625, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 13+13 MP. Está a 269 euros en Amazon.
  • Monitor LG UltraWide 29 pulgadas: un modelo muy curioso para vuestras sesiones de trabajo y juego. Con resolución 2560×1080, AMD FreeSync, conectores USB-C y HDMI. Está a 219 euros en Amazon.
  • Patinete Eléctrico Ninebot ES1 No. 9: otro patinete similar al anterior pero algo menos potente. Hasta 20 km/h y hasta 25 km de autonomía, muy bien también por su precio, 277 euros en GearBest con el cupón GB12ES1 con dos años de garantía en España. Desactivad el seguro de envío, eso sí.
  • Reloj inteligente Huawei Honor Magic: un reloj curioso con pantalla AMOLED, soporte GPS, autonomía de una semana, NFC (¡pagos móviles!), sensor de ritmo cardiaco, monitorización del sueño, barómetro, brújula y notificaciones. Muy curioso por 101,06 euros en GeekBuying con el cupón EGWQNPDV.
  • Tarjeta gráfica Zotac GeForce GTX 1060 6 GB: una gráfica estupenda para animar vuestras sesiones de gaming. Está a 230 euros en Amazon Alemania, gastos de envío incluidos.
  • Portátil Xiaomi Mi Air: el equipo que rivaliza con los grandes fabricantes del mercado a menor precio vuelve a ponerse interesante. Pantalla de 13,3 pulgadas, Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 128 GB de SSD, gráfica NVIDIA GeForce MX 150, lector de huellas, todo por 710 euros en GearBest.
  • Smartwatch Huawei Watch 2: con WiFi y 4G nada menos, este reloj tiene también GPS, Wear OS 2.0 para gobernarlo y un precio fantástico de 199,99 euros en Amazon. Brutal por lo que ofrece, os lo aseguro que lo sé de buena tinta: lo analicé hace tiempo.
  • Auriculares Gaming Sennheiser Game Zero: calidad de sonido a lo bestia, reducción de ruido y un micrófono de calidad para las comunicaciones durante las partidas. De esta marca se puede uno fiar, y el precio es estupendo, 109 euros en Amazon frente a los +140 que cuesta normalmente.
  • Televisión Haier 4K 55 pulgadas: vale que no es una marca top, pero tener una Smart TV de 55 pulgadas con resolución  4K/UHD (sin HDR, parece por lo que he visto) por este precio es de locos. Cuenta con Netflix preinstalado, WiFi y TDT2, además de altavoces con soporte Dolby Digital+. Se envía desde UK con garantía de Haier, y está a 365,32 euros en Banggood EU con el cupón e2bcea.
  • Xiaomi Mi 8 (Global): con dos años de garantía en España, envío inmediato. Pantalla AMOLED de 6,21 pulgadas FHD+, Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara trasera 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, lector de huellas trasero, batería de 3.400 mAh. Está en color azul a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG2 y en color negro a 328,52 euros en GearBest con el cupón GBMPKBG3. Desactivad el seguro de envío, ya sabéis.
  • PocoPhone F1: telefonazo que Xiaomi se acaba de sacar de la manga. Un Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad (ampliables), pantallón de 6,18 pulgadas y dos cámaras de 12+5 Mpíxeles, además de batería de 4.000 mAh y conector de auriculares. Si no os importa que no tenga NFC, compra estrella de la temporada, sobre todo a este precio. La edición de 6 GB y 64 GB de capacidad está a 259,72 euros en AliExpress, uauh.
  • Xiaomi Mi 8 Pro: la versión más brutal del telefonazo de Xiaomi: 6,21 pulgadas, el célebre diseño con la carcasa semitransparente (de pega, pero es curiosa), Snapdragon 845, 8 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara dual de 12+12 MP, cámara frontal de 20 MP, sensor de huella bajo la pantalla, en fin, de todo. Está a 452,83 euros en GearBest.
  • Xiaomi Mi Mix 3: el móvil de gama alta más reciente de esta empresa está ahora a precio llamativo. Con pantalla 6,39 pulgadas casi sin marcos (ni notch), Snapdragon 845, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara trasera 12+12, cámara frontal 24+2 MP  (deslizable, un sistema curioso para esconderlas), batería de 3.850 mAh, desbloqueo facial, soporte carga inalámbrica. Muy chulo, y está a 497,22  euros en Gearbest con 2 años de garantía en España. Desactivad el nuevo seguro de envío activado por defecto, ya sabéis.
  • Unidad SSD Netac 480 GB: mucho más barata que las que os pongo al final, casi medio terabyte a precio de 200 GB en unidades de marcas reputadas. Difícil no sentirse tentado porque cuesta 48,861 euros en JoyBuy. Para que veáis la diferencia, la Samsung 860 Evo de 250 GB (casi la mitad de capacidad) cuesta más: está a 51,90 euros en Amazon… y este último no es mal precio. El otro es ya la locura, aunque la marca, claro, no es muy conocida.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Siete meses en Patreon

  1. Alucinante lo del tío y Reverte, cuando leí el post no podía dejar de pensar en el trabajo que me costó escribir mis dos primeras novelas (ni hablar del sufrimiento para publicar la primera). Y ahora resulta que eso podría haberlo hecho cualquiera, definitivamente tengo que dedicarme al reggetón, que da mas dinero y las jovencitas te persiguen como moscas.

Comentarios cerrados