Tecnología

Amazon nos demuestra el prometedor futuro de los libros electrónicos

·

En este país que sigue viviendo en la Edad Media en muchos apartados tecnológicos no nos estamos dando apenas cuenta de lo que están suponiendo los libros electrónicos, una revolución silenciosa que cierra un círculo iniciado con la música y con el vídeo y que ahora también está abarcando ese tercer gran segmento del ocio y la distribución de contenidos.

Sin embargo en Estados Unidos están a años luz en ese apartado, y lo demuestra Amazon, que ya vende más libros electrónicos para sus Kindle (supongo que incluye también los clientes para PC, iPhone o Android) que libros de tapa dura tradicionales.

Como dice Antoñito en uno más de sus posts clarificadores -siempre tiene en cuenta cosas que la mayoría no consideran-el anuncio debe mirarse con cierta objetividad: se habla siempre de consumidores de Amazon -aquellos que tiran de tienda on-line, así que olvidémonos del lector que prefiere la librería de toda la vida-, y también hay que tener en cuenta que las proporciones de las que hablan en Amazon son siempre con respecto a los libros de tapa dura, más caros y que lógicamente son el primer escalón a superar por parte de sus hermanitos binarios.

Con todo y con eso los datos de Amazon son apabullantes, y está claro que la reducción en el precio de los Kindle a unos ya mucho más interesantes 189 dólares (más tasas) ponen este lector de libros electrónicos al alcance de muchos indecisos. Eso, unido a la comodidad que ofrecen las compras online y al excelente ecosistema que presenta Amazon -el paraíso de las compras en Internet, y un ejemplo de cómo se deben hacer las cosas en este terreno-, hace que el anuncio de Amazon no haya extrañado demasiado a pesar de su relevancia.

Y es que según la nota de prensa y sobre todo un mucho más aclaratorio artículo del New York Times, el ritmo de ventas de los e-books frente a los libros de tapa dura es alucinante:

  • En los tres últimos meses, por cada 100 libros de tapa dura se vendían 143 libros electrónicos.
  • En las últimas cuatro semanas esa proporción es aún mayor, y por cada 100 libros de tapa dura se venden 180 libros electrónicos.
  • Otro dato: el catálogo de libros electrónicos (630.000 títulos) es mucho, mucho, mucho menor al de libros de tapa dura disponible en Amazon, lo cual da aún más importancia a esas proporciones.

Jeff Bezos, creador de Amazon, dejaba claro que este hito es impresionante:

Amazon.com customers now purchase more Kindle books than hardcover books–astonishing when you consider that we’ve been selling hardcover books for 15 years, and Kindle books for 33 months

Como dicen en el NYT, eso no significa que los libros tradicionales vayan a desaparecer, de hecho según la American Publishers Association las ventas de estos libros han crecido un 22%. Así que todo el mundo contento.

Personalmente creo firmemente en el prometedor futuro del libro electrónico, y me he reafirmado en mi postura tras la aparición de los tablets y sobre todo del iPad, que marca la pauta a seguir -como el iPhone lo hizo en su momento en otros apartados- y que demuestra que lo de leer en una pantalla retroiluminada es perfectamente posible. Y si no que me lo digan a mí, que me estoy leyendo un clásico «El conde de Montecristo» con el FBReader en mi HTC Desire. Y no es ni mucho menos el primer libro que me leo en la Desi, porque ya llevo unas cuantos, e hice lo propio tanto en el iPhone original como en el iPhone 3G que compré más tarde.

Vale, la tinta electrónica está muy bien, pero como ya dije en el pasado, cualquiera que tenga dos dedos de frente probablemente prefiera un tablet, que hace mucho más por un poco más, a un lector puro de libros electrónicos, con sus ventajas e inconvenientes. Que conste que es mi opinión, que últimamente me saltáis a la  mínima 😀

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

3 comentarios en “Amazon nos demuestra el prometedor futuro de los libros electrónicos

  1. mmmm. Habitualmente comulgo con tus opiniones en la mayoría de los temas que abordas, pero en este…

    Estoy de acuerdo en que este país (y aunque suene duro), nuestro idioma, están bastante retrasados tecnológicamente hablando… pero relacionar este hecho con el que no se consuman libros electrónicos… pues qué quieres que te diga. Marketing, marketing y marketing. Me he acostumbrado a pensar que EEUU es un concepto en muchas más ocasiones cercano al mercado que a la cultura… y ésta es una de ellas.

    Me tacharán de retrógrado los defensores de los libritos de plástico, pero no es comparable la sensación que se tiene al visitar una buena librería, tocar los libros, pasar sus hojas y comprobar si te satisface con la de «clic, enciendo y leo»… sentarse en el sofá y comprobar el «grosor», las páginas que te quedan por leer… buf. Para el amante de las letras es algo incomparable.

    Trabajo en esto del IT, TI o comiendo de ordenadores, diseño gráfico… o como queramos llamarlo, y soy un pequeño «geek» (ves lo que decía de que nuestri idioma se queda atrás?)… pero agradezco infinitamente nuestro «retraso» literario en el sentido que indicas en tu post. Y que siga así!!!!

  2. JaviPas dice:

    Oscar gracias por el comentario, pero cuidado: yo no digo que el libro electrónico sea mejor. Digo que frente a un Kindle y a un iPad, la mayoría de la gente tirará al iPad. Porque mola más, porque es más completo, y porque también puedes leer libros electrónicos en él. La reducción de precio de los Kindle de tercera generación es una medida muy inteligente de Amazon, pero aún así, sigo manteniendo mi postura.

    Pero eso no quita, atención, el hecho de que un libro en papel siempre tendrá un feeling (otra palabrita chula que viene muy al caso) especial para los lectores de siempre, los que aprecian el olorcito de un libro nuevecito (y también no tan nuevecito). Leo mucho en pantalla electrónica porque me es cómodo, pero no hay nada comparable a leer un buen libro en su formato original. Asi que como dices, que siga así 🙂

  3. tempranillo dice:

    Para los que somos más prácticos que sentimentales, el libro electrónico es la solución perfecta al libro y el espacio, aunque tengamos que prescindir del evocador olor de las páginas del libro recién abierto, o el sonido al pasarlas, etc… Yo quiero leer, la verdad. Ese tipo de sensaciones -todas ellas estupendas, no lo niego- ocupan un lugar secundario.

    Y si además tenemos aprecio a nuestra vista, leemos muchas horas seguidas, devorando mientras podemos, y no tenemos 20 añitos, pues dejamos a un lado el iPad y similares, y abrazamos la tinta electrónica de mil amores.

    Un saludo JaviPas, me encanta leerte, oyes 😉

Comentarios cerrados