Tecnología

Adblock Plus, publicidad y el (brillante) futuro de los medios

·

En mi perfil de Twitter lo dejo claro. Escribo. Es lo que hago para ganarme la vida, y desde hace un tiempo me encuentro en una encrucijada. No soporto la publicidad en internet, que es precisamente lo que me da de comer. Me tiro piedras contra mi propio tejado, porque soy un usuario activo de la extensión Adblock Plus desde hace tiempo.

Esa confesión seguro que me cuesta algún que otro tirón de orejas de mis actuales jefes -ya lo hizo en el pasado- pero es que la situación se ha vuelto insostenible. La evolución de la publicidad en internet ha seguido una línea triste, casi deplorable. El control que exigen los anunciantes era algo inimaginable en los tiempos de las revistas impresas, y ahora nos encontramos con situaciones en las que páginas en las que confiamos son en realidad trampas mortales para nuestra privacidad. Qué ironía que los lectores de PC Actual se quejaran de que en aquellos tochos la mitad fuera publicidad… quién pudiera volver a aquellos tiempos.

usuario

Podría dar mi versión de la historia, pero es que lo ha hecho de forma excepcional Marco Arment, que hablaba sobre la ética del bloqueo de la publicidad en la web moderna y que llegaba a la conclusión de que en realidad todos somos culpables. Que es lo mismo que también decía Jorge Segado (@jorgesegado) en una crítica a este tipo de aplicaciones que le han quitado a la industria en la que trabajo 22.000 millones de dólares este año.

Me gusta especialmente la reflexión de Arment porque cree que este desastre del negocio editorial podría plantear una revolución. Debería plantearla. Existen formatos publicitarios mucho más llevaderos para todos -los blogs de marca y los contenidos patrocinados son una forma mucho más coherente de respetar al anunciante y al lector- pero es que además existe otra revolución pendiente:

La de la gratuidad de los contenidos. La del todo-by-the-face.

Hace mucho que eso me preocupa. Ningún canal de comunicación ha sobrevivido sin publicidad, pero muchos se han adaptado a los tiempos. Pagábamos por los periódicos porque nos daban información de calidad -y aún así, tenían publicidad, todo un ejemplo de que si pagas por el producto, también eres el producto-, pero no lo hemos hecho nunca por la radio o, si queríamos, por la televisión. La publicidad asola ambos medios de comunicación, pero uno siempre puede cambiar de emisora y canal, hacer una visita al Sr. Roca, aprovechar para hablar con esas personas con las que te das cuenta de compartes techo (¡anda!) o, lo más usual hoy en día, echar un vistazo al móvil para interactuar con personas con las que no compartes techo o, simplemente, para distraerte esos minutos.

Tal y como yo lo veo, el futuro de los medios en internet pasa por algo similar a lo que pasó en la televisión. ¿No te importa ver por decimoquinta vez Ben Hur o te encanta Master Chef con diversas interrupciones publicitarias ricas ricas y con fundamento? Ahí tienes la televisión de toda la vida para disfrutarla. ¿Quieres ver las últimas series y pelis del momento, y hacerlo sin que te den el tostón con el anuncio tóxico de la temporada? A pagar, majo.

Eso es lo que debería pasar en internet y en los contenidos que aquí leemos. Si quieres contenidos de calidad, sin publi, y los disfrutas de forma más o menos constante, deberías comprender que el que está al otro lado tiene que comer. Eso no significa necesariamente pagar una burrada por esos contenidos (cough cine cough), y de hecho ya hay alternativas que permiten pagar por lo que lees de forma justa. Yo, como sabéis, llevo algún tiempo con una campaña en Patreon, pero lo mismo hacen muchos medios pequeñitos con servicios como Dropcoin o las viejas donaciones vía PayPal.

Otros más grandes abogan por ideas más trilladas. Tenemos un ejemplo claro en el paywall de The New York Times, que puede ser un poco tostón, pero que comienza a tener sentido para ellos -acaban de alcanzar el millón de suscriptores-. Y también ejemplos más curiosos y prometedores como los servicios de suscripción -por llamarlo de algún modo- de ElDiario.es o de El Español, que convierten al lector en partícipe del proyecto, incluso en accionista en el último caso. Me parecen buenas formas de afrontar el futuro de la comunicación, un futuro más sostenible y justo y equitativo para quienes difunden la información y quienes la consultan. No sé, pese a lo negro de la situación el artículo de Arment me ha devuelto cierta actitud positiva. Como que vuelvo a creer en que la gente al final entrará en razón. Y cito:

In a few years, after the dust has settled, we’re all going to look back at today’s web’s excesses and abuses as an almost unbelievable embarrassment. Hopefully, the worst is behind us. And it’s time to stop demonizing people who use tools to bring that sanity to their web browsers today.

Ojalá que sí. Menos abusos de anunciantes y medios, menos trucos de los malvados usuarios, y un poco más de sentido común. Si te gusta lo que lees en internet, incluido esto, deberías reflexionar sobre ese futuro en el que puede que haya una internet de calidad discutible pero gratuita y con publi, y otra teóricamente (esperemos) de mayor calidad y que ponga al lector en el centro de la experiencia.

Que es lo que yo por ejemplo trato de hacer en Incognitosis. Ale, imposible evitarlo: aquí tenéis súper-banner con mi campañita. ¡Acoquinad y formad parte del futuro!

 

patreon-banner-2


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo:

  • Lenovo Ideapad 330-15ICH: un portátil de 15,6″ FullHD con un Core i5-8330H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD y atentos, una GTX 1050 para jugar. Espectacular aunque no viene con Windows. Está a 499 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft a 2,99 euros. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 2,99 euros en eBay, perfecta para esos equipos que se venden sin sistema operativo.
  • Huawei Mate 20 Pro: telefonazo de 6,39″, Kirin 980, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, lector de huella bajo pantalla y una triple cámara espectacular de 40+20+8 MP además de batería de 4.000 mAh. Está a 630 euros en GearBest.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 504 euros en GearBest
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 3 GB de RAM, 32 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupenda. Todo por 148 euros en AliExpress. La versión con 4 GB de RAM y 64 GB está a 165 euros en Banggood con el cupón BG5RN7.
  • Steep (PC): el juego de esquí extremo de Ubisoft se puede conseguir gratis hasta el 22 de mayo. ¡A por él!
  • Western Digital 4 TB: un disco duro externo con una capacidad brutal de 4 TB a un precio igualmente brutal: 91 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • The Division 2: la nueva entrega del famoso juego basado en las novelas de Tom Clancy. Está a 36,90 euros en Amazon para PS4, mismo precio para la Xbox One, 36,90 euros en Amazon.
  • Ratón gaming Logitech G602: modelo inalámbrico con tiempo de respuesta de 2 ms, sensor de 2500 DPI, 11 botones programables, estupendo a 36,90 euros en Amazon (baja desde los 50).
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: atentos a la bajada brutal de precio. 6,39», Snapdragon 855, 6 GB / 64 GB, cámara triple (48+16+12), lector de huella en pantalla, carga rápida e inalámbrica. Está a 366,70 euros en Banggood con el código BGMI964.
  • Samsung Galaxy S10e: el compacto de la familia: 5,8 pulgadas, Exynos 9820, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara doble (16+12 MP), 3.100 mAh, lector de huellas en el lateral. Está a 474 euros en eBay con el cupón PARATECH. Brutal.
  • Samsung Galaxy S10: si preferís el modelo estándar con pantalla de 6,1″, 8 GB de RAM y 128 GB de capacidad lo tenéis a 578 euros en eBay también con el código PARATECH.
  • Xiaomi Mi 9: el nuevo telefonazo de este fabricante. 6,39», Snapdragon 855, 6 GB / 64 GB, cámara triple (48+16+12), lector de huella en pantalla, carga rápida e inalámbrica. Está a 366,70 euros en Banggood con código BG5M9G. Otra alternativa: está a 449 en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9 SE: la versión ‘compacta’ del telefonazo de Xiaomi, 5,97″, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 128 GB de capacidad, cámara triple (48+13+8), 3.070 mAh, lector huella bajo pantalla. Está a 267,24 euros en Banggood con el código 5BGM96SE
  • Disco duro Seagate Barracuda 2 TB: un disco duro SATA de 3,5 pulgadas estupendo por precio y prestaciones: está a 59,69 euros en Amazon.
  • Mando Xbox One The Duke: es el mando original de la Xbox, pero para la Xbox One, mismo diseño, perfecto para manos grandotas, brutal homenaje. Está a 50 euros en Amazon.
  • HP Laser Jet Pro M254nw: impresora láser color (¡color!), hasta 21 ppm, Ethernet, WiFi, imposible encontrarla más barata, diría yo. 129 euros en Amazon, baja desde los 149 que vi la última vez, brutal.
  • Lenovo Legion T530: un PC de sobremesa con un Core i5-8400, 8 GB de RAM, 1TB de HDD, Windows 10 y gráfica GTX 1060. Muy bien por 699,99 euros en Amazon. Pero que muy bien.
  • Memoria RAM G.Skill Aegis 16 GB DDR4: tremendo lo de estos dos módulos de 8 GB a 3000 MHz. Fantástica forma de actualizar el equipo y abrir tooodas las pestañas de Chrome o Firefox que se os antoje. Está a 69,90 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Memoria Corsair Vengeance LPX 32 GB DDR4: y si queréis más memoria, tomad más memoria: dos módulos de 16 GB a 3000 MHZ, están a 153 euros en Amazon Alemania envío incluido.
  • Portátil HP 15-da1014ns: un equipo muy simpático para trabajar e incluso jugar. 15,6″, Core i5-8265U (súper nuevo), 8 GB RAM, 256 GB SSD, GeForce MX110, Windows 10, teclado español. Está a 499,99 euros en Amazon, baja desde los 650.
  • FIFA 18 PS4: la edición del año pasado sigue siendo un gran juego, sobre todo a 9,99 euros en Amazon. Para la Xbox One, a 13,99 euros.
  • Assetto Corsa Ultimate Edition (Xbox One): el simulador de conducción con 178 coches, 16 circuitos y 33 configuraciones de pistas contiene 8 DLCs. Está a 20 euros en Amazon.
  • NAS Western Digital My Cloud Home 8 TB: un producto perfecto para crear una nube personal, con una bahía y un disco de 8 TB ocupándola. Perfecto para centralizar servidor de almacenamiento y multimedia. El diseño mola, y está a 196,99 euros en Amazon.
  • Operación Triunfo 2017: incluye dos micrófonos USB y está a 18,50 euros en Amazon en su edición para la PS4, precio estupendísimo para pegar unos gritos a gusto.
  • Chuwi HeroBook: un portátil muy modesto y muy barato: 14,1» (1366×768), Atom X5-E8000 (quad-core), 4 GB de RAM, 64 GB eMMC de capacidad (con M.2), Windows 10, teclado en inglés, salida Micro HDMI, 2xUSB3.0. 165 euros en Banggood con el código BGCH510
  • Tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1650: fabricada por PNY, perfecta para jugar a 1080p a 60 FPS. Supera a la 1050 Ti en un 33% de rendimiento y su precio es brutal, 122 euros en AliExpress Plaza con código «plazaoff«, envío desde España, 2 años de garantía.
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 268 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal. La versión con 128 GB de capacidad está algo más cara pero esos gigas más son muy chulos. Está a 313 euros en Banggood con el cupón 5BGM9SE
  • Office 2019 Professional Plus: licencia para un PC, solo para Windows 10, licencia perpetua, envío del código de licencia por correo. Se dan instrucciones para descarga, instalación y aplicación. Está a 11,10 euros en Amazon.
  • SSD SanDisk 480G: y si queréis más capacidad, esta opción es aún más asequible con sus 480 GB de capacidad, un disco SSD SATA III con hasta 535 MB/s de velocidad de lectura. Está a 58 euros en Amazon
  • Tarjeta 6 meses Xbox Live Gold: son en realidad dos tarjetas de 3 meses por el precio de una, y además 1000 Apex Coins si jugáis al Apex Legends. Estupendo precio: 19,99 euros en Amazon. Cuestan el doble normalmente.
  • Xiaomi Airdots Pro: la versión mejorada de estos auriculares, con control táctil, más autonomía, mejor conectividad y más calidad de sonido. El diseño recuerda a otros… 🙂 Están a 45,88 euros en AliExpress con este cupón
  • Auriculares inalámbricos Xiaomi AirDots TWS: los competidores económicos de los AirPods de Apple con Bluetooth 5.0, 4 horas de autonomía y 12 más en el estuche, control táctil. Están a 19,58 euros en AliExpress 
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,61 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

16 comentarios en “Adblock Plus, publicidad y el (brillante) futuro de los medios

  1. batlander dice:

    Yo creo que este es un caso donde pagan justos por pecadores. Lo que es a mi, lo puse porque estaba harto de publicidades tremendamente invasivas y que hasta realentizaban la navegacion (yo hasta tengo un flashblock). Por no decir cuando cierras la ventana y ves unas cuantas mas por detras.
    Pues ala, lo pones y se agradece lo que pueda quitar pero lo malo es que en webs mas razonables en este sentido tampoco lo ves.
    Al menos esta es mi experiencia.

    • Sí, las cosas se han puesto complicadas en el tema de la publicidad y este tipo de extensiones son casi obligatorias para una experiencia más limpia. Menos en Incognitosis, claro, aquí no hay publi ni códigos raros (salvo el de la analítica que me permite llevar las estadísticas de visitas en Google Analytics y Statcounter) 😀

      Saludos

  2. jhalexi dice:

    Desde que actualicé a Windows 10 no he instalado otro navegador y sigo con Edge; como aun no tiene extensiones estoy siendo bombardeado por publicidad. Es como un gran descubrimiento, hacia muchos años que no veía las web tan saturada de publicidad. Curioso, no recordaba nada de publicidad en YouTube y se me hace insoportable ver un video con anuncios sobre la imagen. ¿Qué pretende Google, que no veamos el video por un 1/4 de la imagen está siendo ocupado por un anuncio irrelevante? Estoy dando tiempito a que Microsoft incorpore las extensiones para Edge y la primera extensión que instale será… ¿Adivinen cual?… Exacto.
    En cuanto a pagar por el contenido de tu pagina, tanta publicidad haz hecho que estoy a punto de sacar la billetera. 😀

    • ¿Necesitas más publicidad para sacar la billetera? ¡Mira que me pongo a ello! Sácala, sácala hombre. Como decía uno de mis patrones en Patreon, considera que es como si me invitases a un cafetito al mes 😀

  3. Afortunadamente no todo el mundo piensa como tú. Si fuera así , por poner algún ejemplo, no tendríamos software libre y la gente con menos recursos no podría acceder a toda la información que sí puede ahora o lo haría sufriendo experiencias horribles.
    Tenemos la suerte de que mucha gente podemos permitirnos la satisfacción de compartir sin recibir una compensación por parte de nadie.
    Si cobras vas a depender de lo que quiera el patrocinador, sea un anunciante o sea un suscriptor, y si piensas que no es así eres más iluso que un niño.

    • ¿? Felipe, soy defensor total del modelo del software libre, pero una cosa no quita a la otra. Por supuesto que debe haber contenidos como ahora, de acceso gratuito pero con publi (pero la publi puede ser menos invasiva). Pero yo creo que hay también contenidos que tratan de ofrecer más calidad (por lo que sea: inmediatez, largas reflexiones, labor de investigación( y mejor experiencia de usuario (diseño, nada de publi) y que lo hacen con un modelo que sí que a la gente le puede compensar pagar. Como la tele, insisto.

      Ni la publi ni los lectores deben influir (o no demasiado, siempre se puede mejorar ojo) en el contenido y la línea editorial de un medio. Si lo hacen, ese medio está condenado, y los lectores lo notan.

  4. agaduf dice:

    En cierto modo las empresas de marketing se lo han buscado. Con sus tácticas de marketing agresivo les ha salido el tiro por la culata… con esas ventanas que se abren a toda pantalla de repente (a veces incluso con sonido), esos ventanucos que tiene una X minúscula para poder cerrarlas, o incluso las que no paran moverse para dificultar su eliminación.

    Al final no solo los usuarios son los perjudicados sino incluso los creadores de de contenido que recurren a la publicidad para financiarse pero no controlan demasiado como ésta se muestra en el sitio web. Y los usuarios acaban hartos de esta situación y se buscan la información por otro lado.

    Que hay que pagar por los contenidos… me parece justo y razonable. Sin embargo el que haya muchos servicios gratis, incluso por parte de grandes empresas (correo electrónico por ejemplo) hace que muchos usuarios consideren a Internet como una especie de barra libre de «todo gratis». Y sin cambiar esta mentalidad de poco van a servir todas las iniciativas que surjan para rentabilizar al producción de contenidos web.

    • Yo tengo confianza en que todas estas iniciativas acaben funcionando, porque el modelo actual no parece sostenible a largo plazo. Ya lo has dicho tú: la publi es cada vez más intrusiva e invasiva, y los medios deben buscar alternativas de financiación que sean coherentes con las necesidades de los usuarios y lo que éstos están dispuestos a pagar.

      A ver si la cosa avanza poco a poco… ¡Saludos!

  5. driven dice:

    A mi todo esto me recuerda que los que se llevan las pasta en esto no son los medios, son las grandes corporaciones. Me hace mucha gracia por ejemplo el tema de Timofonica, cuando los oigo quejarse siempre pienso que ello son los que deberían de apoyar a los medios, creadores, etc… y me refiero económicamente. Para mi es muy simple. ¿Si no hay un blog como este para leer, para que necesita un usuario particular sus caras líneas ADSL? ¿Para ver la cuenta del banco? no me jodas…

    • Uy, lo de Telefónica es un tema que telita marinera. Efectivamente son los grandes los que de momento se llevan la pasta, pero ya lo dicen los analistas: parece que lo que se plantea a medio plazo es que los medios grandes y con recursos puedan sobrevivir, y que los pequeñitos (como este blog) también tengan sus opciones. Las posibilidades para los que están en medio, que no tienen dimensión suficiente, están mucho más complicadas, porque no pueden competir en volumen ni tampoco tienen los costes operativos que pueda tener un tipo en su casa haciéndolo medio bien y con criterio.

      Veremos porque aquí hay también cambios a la vista.

  6. pablo dice:

    Realmente alguien puede cuestionarse los 5€ de mi patrocinio hacia Javi, el precio de un helado, y que me aporta la «casi» lectura diaria de su atenta mirada al mundo tecnológico, además de los comentarios con su habitual buen nivel?
    Pero alguien se cuestiona aún cosas así? .
    Yo pago por Spotify, por Tidal (si, dos plataformas y no estoy loco: amo la música, y 30€ es lo que valía un CD no hace tanto tiempo, os aseguro que nadie se arruinaba por comprarlos), pago a Eurosport si me apetece un buen torneo de tenis, etc, etc.
    Son cifras absolutamente ridículas para el placer o la información que nos reportan. Claro que habrá -hay- que pagar!!! Efectivamente, los demás también comen!!

    • Muchas gracias por el comentario y por ese razonamiento Pablo, ¡eres un crack! Ya imaginarás que estoy contigo al 100%: si disfrutas de algo, si te compensa, y si ese algo conlleva cierto esfuerzo, hay que plantearse esa forma de agradecer por la experiencia. Siempre que la cosa sea justa y que tanto el productor del contenido como el consumidor estén a gusto, esto funcionará. Que es lo que espero que ocurra en los medios en general… y en Incognitosis en particular.

  7. Pingback: Galaxy Note 5, Pebble Time, Alphabet, Google y mucho más. Los fines de semana son para leer y ver tecnología

  8. Pingback: Publicidad, privacidad, y el futuro de los medios | Incognitosis

Comentarios cerrados