Tecnología

Mirad cómo molan mis nuevas zapatillas-gafa Nike

·

Cualquier día os contaré mitos y leyendas de tenis. De cómo mi padre no me dejó entrar en una pista hasta que no viera que le dábamos bien en el frontón, de cómo 3 o 4 años después le gané mi primer juego y me sentí como Nadal al ganar su primer Roland Garros o de cómo por el camino hubo muchas risas pero también muchas lágrimas y alguna que otra raqueta rota. Muy McEnroe todo.

Ahora juego mucho menos al tenis y he acabado en el refugio de los ex-tenistas, el pádel, que desde luego es divertido pero que en mi opinión tiene poco que ver. Es un poco como comparar el fútbol 11 con el fútbol sala: son el mismo deporte más o menos, pero en realidad son dos deportes distintos, y si uno ha jugado toda su vida a uno, el otro es como un sucedáneo con el que disfrutas aunque nunca sea lo mismo que aquel que practicaste durante más tiempo mucho antes.

Pero oye, sigo dándole de cuando en cuando, así que una de mis peticiones a los Reyes Magos este año fueron unas Nike Zoom Vapor 9.5 Tour, unas zapas de tenis que llevaba tiempo persiguiendo y que hace tiempo que están aparentemente descatalogadas.

Quise echarle una mano a sus Majestades y la cosa me salió rana: en muchas tiendas las zapatillas aparecían agotadas o descatalogadas, y solo se vendían en algún sitio un poco raro. De repente los ojitos me hacían chiribitas: en una tienda francesa llamada Marechal-Ferrant-Buchel las vendían por 49,99 euros en la talla que buscaba, un 45. «No puede ser, espera JaviPas«, pensé. «¿A ver, mira otra vez?«. Pues sí. 50 euros, un precio que era más o menos la mitad de lo que veía en alguna tienda normal en EEUU que sí que parecía venderlas aún. Me parecía un chollo, pero un chollo razonable.

Ja.

Total, que me lancé a por ellas. Aunque el primer intento de pago dio algún tipo de error, a la segunda completé el pedido. Todo parecía ser normal: al poco me llegó un email de confirmación con mi pedido (uy, el número #34, un poco raro que no sea un código largo) y de hecho pensé que sus Majestades me lo traerían la noche deReyes.

A los pocos días me llegó un mensaje adicional informándome de que ya estaba en camino y que tenía un número de tracking y todo. Muy correcto todo aparentemente, salvo que el servicio de tracking era de una empresa china. «Bueno, muchas Nike se fabrican en China, igual las traen de allí», pensé. «O igual son fake, claro«. Ambas opciones eran factibles y coherentes, así que me quedé esperando, como digo, a que llegaran en la fecha adecuada.

Pues de eso nada. El pedido no llegó en Reyes a pesar de que lo hice un 16 de diciembre. Tardó algo más, y esta semana, el 14 o el 15, por fin llega un paquete a la recepción del miniresort burgués. Voy a por él y me encuentro con la primera gran señal del timpo: aquello no tenía aspecto de caja de zapatos. Era bastante más pequeño, envuelto en un plástico negro con etiquetas que efectivamente lo marcaban como procedente de una absoluta desconocida empresa china.

Al abrirlo pensé que igual era algo que me enviaba alguna marca. De repente me encuentro con dos juegos de gafas, unas Oakley y unas Ray-Ban con fundas para cada una y envueltas en plastiquito, con minietiqueta pegada a las gafas. Todo, claro, muy propio de las falsificaciones chinas que quieren tratar de parecer normales, porque estas gafas, que yo jamás pedí, eran falsas a tope. Además eran bastante horrorosas, y no creo que de hecho las naranjitas me queden muy allá:

La lección es la de siempre, queridos lectores. La que una y otra vez nos vuelve a dar la vida cuando tratamos de ser un poco avispillas. En realidad esto no cantaba tanto porque el precio, a pesar de todo, no era ridículo, y ese fue el error. La tienda online era totalmente desconocida, pero estaba aparentemente bien montada y los correos que llegaron a continuación eran medio creíbles. Lo que demuestra dos cosas. Una, la que seguramente muchos estéis pensando desde el primer minuto:

Lo barato sale caro.

La segunda, que hoy en día montar uno de estos fraudes es muy sencillo y mucho más difícil de controlar que hace tiempo. Montarte una tienda guarrpipeich con unos cuantos artículos y luego replicarla de dominio en dominio es relativamente fácil si sabes lo que haces, y eso es lo que por lo visto están haciendo algunos (verdaderos) avispillas.

Resulta que no soy el primero y probablemente no seré el último en sufrir este particular timo de la estampita. Tras ver lo que llegó mi mujercita (¡pipi!) -las gafas naranjas le quedan bastante mejor a ella, igual va a tener gracia el envío y todo- se puso a mirar en redes y encontró varios enlaces en los que quedaba claro que el timo era bastante común. En El Confidencial escribían sobre ello hace nada menos que dos años, y parece que todo partía de una campaña de publicidad en Facebook que hacía que la gente picase allí.

Lo estupendo de mi caso es que a mí ni me llegó ningún anuncio: fui yo el que busqué las zapas por ahí y acabé encontrando el modelo que quería. Como explican en El Confi, recuperar el dinero es difícil. Yo diría que imposible, y aunque he escrito a la tienda no espero contestación. La denuncia a la Policía es mi otra opción, pero es de esas cosas que creo que no van a servir de mucho salvo para perder 2 o 3 horas de mi precioso tiempo. Que supongo, es precisamente lo que piensan los chinos que están detrás del asunto… o quienes quiera que sean.

Así pues, mi gozo en un pozo. O quizás no, oye. Igual jugar con las Oakley un partidito me sirve para jugar mejor y todo. Y lo molón que voy a estar con mis zapatillas-gafa Nike, qué, ¿eh?

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

16 comentarios en “Mirad cómo molan mis nuevas zapatillas-gafa Nike

      • Jorge dice:

        En esa tienda no sé, no la he mirado
        Lo decía como precaución. Si hay algo en la tienda que no conoces o no estás seguro, con paypal te evitas ese problema
        Yo no lo uso siempre, ni mucho menos, pero si es la primera vez que compro en una tienda que no me da total confianza, mejor usarlo
        Es sólo una sugerencia, no quería parecer descortés

      • Claro, hubiera sido también mi opción pero no sé podía así que simplemente arriesgué y me salió mal el tema. La protección al comprador (por si algún lector no lo sabe) permite cancelar y que te devuelva pagos que has hecho vía PayPal si la transacción sale de este tipo. Protege al comprador, pero también la aprovechan de mala forma algunos (compran, reciben lo suyo y aún así reclaman para que les devuelvan la pasta y les salga gratis la compra).

        No te preocupes, gracias.

  1. Xavi dice:

    Seguramente sea lo más irrelevante del post, pero lo que más me ha llamado la atención… ¿¿Tienes un 45 de pie?? ¿¿Pero cuanto mides tú?? Es mi número y yo mido 1.90m! ?

    • Bueno es más un 44,5 pero con las de tenis me gusta que sobre un poquito. Tengo unas del 44,5 ahora y me aprietan un poco. Cada zapatilla es un mundo, pero vamos, prefería ir sobrado. Y mido bastante menos, paso por poco del 1,80 así que no sé 🙂

  2. Francisco dice:

    Buenas, a mi me pasó algo parecido con una supuesta página de Zara, y me llegaron unas Ray-Ban, con lo que fui a mi banco (banco Santander) y puse una reclamación con sus correspondientes pantallazos y al final me devolvieron el dinero (el banco) no se si ellos consiguieron recuperarlo

    • Con lo de supuesta quieres decir que era falsa, ¿verdad? La verdad es que los que hacen estas webs se lo curran bastante. Mal rollito, menos mal que conseguiste recuperar el dinero.

      • Francisco dice:

        Ahora mismo tengo una cuenta que incluye unas tarjetitas de crédito con seguro de compras que te protege de estas cosas (estafas, pedidos que no llegan, mercancía rota o defectuosa) así tengo un pequeño plus de tranquilidad cuando compro.
        La cuenta es en el Sparkasse en Alemania.

        Incluso incluye un seguro para dos móviles/tablet gratuito

      • Pues es otro buen consejo Francisco, supongo que habrá alternativas en España (no sé si ese banco opera en España o se puede contratar desde otros países), pero bien por la sugerencia. Saludos!

  3. angel dice:

    Hace varios meses, he tenido un problema en una web que cococí aqui,GEARBEST. Un articulo para mi hija que no llega a 5 euros,pero que no he visto nunca,ni me han devuelto importe.Nada de nada, una y no más. Puse reclamaciones (tickets) y conformes,pero luego ni han devuelto nada…… A día de hoy,solo me fío de amazon, y si lo venden ellos. De Ebay, tampoco os fieis nada de nada, he escuchado muchísimos casos de timos etc..

    • Con alguna tienda china yo también he tenido algún pedido que nunca llegó y al menos me devolvieron el dinero, de repente me soltaron que no tenían stock. Lo de pagar con PayPal no es mala idea en estos casos por el tema de la protección al comprador, y en eBay está aún más controlado porque PayPal es de eBay, de hecho 😉

Comentarios cerrados