Tecnología

Cheers

·

De cuando en cuando le pega a uno un sopapo la memoria. Al enfocar esta entrada me ha venido uno fuerte. Sicilia, 1922. Facultad de Informática de Madrid, 1993. Fernando Limón, uno de los responsables de su Centro de Cálculo, escribía de cuando en cuando correos electrónicos a los alumnos en aquellas cuentas @zipi.fi.upm.es. Siempre acababa con la misma despedida chorra con pseudotufillo friqui: “Salu2“.  (Curiosidad: conserva la misma dirección de correo de entonces, que no el cargo). 

Y es que podría parecer que con ese título esta entrada iba a ser una oda a esa legendaria serie ochentera (Curiosidad 2: fue cancelada en su primera temporada para luego triunfar como la Coca-Cola) que muchos por aquí no conocerán. Pues no. Buscando inspiración me he topado con un curioso artículo en Bloomberg en el que nos hablan de todas esas fórmulas que usamos para terminar de escribir correos electrónicos. 

Para los americanos, tan amigos ellos de la especialización en cualquier disciplina, lo de despedirse en los correos electrónicos es un pequeño arte. Hay docenas de posibilidades -aquí 57 ejemplos-, algunos más apropiados y otros menos según el caso, pero según la redactora del artículo original lo mejor que puedes hacer al despedirte en un correo electrónico es, irónicamente, no despedirte

Todo acaba sonando a falso, según ella. El célebre “Best” es impersonal, demasiado manido. Insincero, vaya. Pero es que no parece haber demasiadas opciones en ese idioma que valgan la pena (“Thanks” es aceptable si realmente tienes que dar las gracias por algo a alguien), y acabo de descubrir que mis dos muletillas en este campo no es que tengan muy buena fama. Tiro mucho del “Regards” que por lo visto es anodino, pero también de ese “Cheers” que debería usarse solo si tu interlocutor está en Reino Unido. 

¿Y en español? Pues aquí la regla general es la de utilizar ese “Saludos” del que hablaba al principio, pero desde luego hay variaciones para todos los gustos. Yo suelo aprovechar también eso del “Ciao” con gente de confianza, pero para temas más formales está claro que no tenemos tantas formulas como en inglés. 

Con el correo electrónico también pasa lo que ya comentaba hace tiempo: que da pie a confusiones sobre el estado de ánimo del interlocutor. Tengo buenos amigos que jamás lo serían si tuviera que mantener una correspondencia electrónica frecuente con ellos, y gente que por e-mail es de lo más chisposa y que en el cara a cara se merecerían una yoya (“¡Despierta hombre, despierta!”). Así que me pasa lo de que me fallen las despedidas en contactos profesionales ya de cierta confianza (“¿Saludos?” “¿Abrazos?”, “¿Besos?”) y la otra parte te corte el rollo (o parezca que de repente quiera yo que sé, ¿ligar?) respondiendo de distinta forma. Qué estrés.

Con lo cual puede que la redactora en cuestión tenga razón. Quizá la mejor forma de despedirse en un correo electrónico sea, simplemente, no despedirse. 

Podríamos hablar también de otro apartado clave de esa parte final de los correos electrónicos: la firma. Hay toda una ciencia en esta rama del postureo digital -para muchos esa firma es casi una tarjeta de visita- y aunque en ciertas ocasiones creo que las firmas pueden ser útiles, mi máxima es la de la simplicidad. Nada de firmas HTML, nada de imágenes, y datos claros y concisos. Nombre y apellidos, quizás cargo y empresa (sin flipadas, que aquí hay mucha estupidez con cargos estrambóticos en inglés) y si tenéis móvil y fijo del trabajo, se puede poner. Repetir el correo electrónico o la página web de la empresa me parece un poco ya chorra, pero para gustos los colores.

Lo que no aguanto son los avisos de confidencialidad finales que el 99% de las veces ocupan más que el propio correo y que no sirven absolutamente para nada. De verdad: te los puedes saltar a la torera. Si tenéis responsabilidades en vuestra empresa en este tema, por favor, dejad de hacer el ridículo. Ya lo decía Enrique Dans hace un porrón y no parece que le hayan escuchado, porque a día de hoy seguimos recibiendo esas advertencias legales que de primeras pueden amedrentar un poco. En Wikileaks no parecen haber hecho mucho efecto con los emails de Sony, que apuesto a que tenían tales advertencias y mirad, todos ahí a cascaporrillo, con motor de búsqueda y todo para cotillear a destajo. 

A ese peñazo de las advertencias legales se les suman otros horrores como los de esas empresas que se empeñan en adjuntar por sistema diversas pequeñas imágenes que forman parte de esas firmas. A menudo me encontraba (afortunadamente la cosa ha mejorado) con correos con 20 o 30 ficheritos de 1K que Gmail gestionaba como adjuntos, cuando en realidad eran elementos partenecientes casi siempre a la firma. Y luego tocaba responder esos correos en el hilo de Gmail y a ver quién era el guapo capaz de seguir la conversación y de contestar sin perderse en esa maraña de basura que las empresas añaden al texto en sí. Argh.

Así pues, buscad el zen. Minimalismo. Pensad un poco en el destinatario, almas de cántaro. 

Cheers. O Saludos.

Lo que sea. 

 


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

12 comentarios en “Cheers

  1. Alex dice:

    Así que coincidimos en la Facul, eh? Sin embargo no me suena haberte visto por el CC que yo era asiduo. Y soy bueno para las caras.

    Seguro que recuerdas la finalización NaCl U2 también que era popular en los grupos de news en aquel entonces.

    Nos leemos

  2. Buenas, Javier, yo tiro de :

    España – Un saludo
    Sudamérica – Saludos cordiales
    Inglés – Kind regards
    Francés – Bien à vous / toi, o abreviado como Bàv o Bàt

    Un saludo.

  3. Xavi Llinares dice:

    Una de las despedidas más usadas en los correos electrónicos formales en catalán es «salutacions».
    Cada vez que lo leo, no puedo evitar añadir mentalmente «terrícoles»
    😛

  4. JEAN dice:

    Algo que siempre me ha sorprendido es la mentalidad alemana a la hora de manejar el correo electrónico, sobre todo en el gremio universitario que es tan formal y riguroso. Conozco casos (los he vivido) en donde, al hablar con un Herr Prof. Dr., y que este pase del Sie (usted) y despedirse con «Mit freundlichen Grüssen», al du (tú) y despedirse con «Ihr(e)» (suyo(a)), es un acontecimiento más importante, para algunos, que lograr la paz mundial. Conozco a algunos, sobre todo a jóvenes con deseos de avanzar académicamente, en los que la cuestión alcanza niveles orgásmicos. Sin embargo, lo más curioso (y esto sí me ha pasado) es constatar la furia alemana cuando uno llega a dirigirse formalmente a una persona que ya le había «dado» la confianza de dirigirse informalmente. El infierno es poco. En fin, los alemanes y sus costumbres académicas son un mundo aparte, y resulta curioso, a veces hasta llamativo, constatar sus (extrañas) costumbres.

Comentarios cerrados