Tecnología

El estándar HTML5 abre una nueva batalla de licencias

·

La semana pasada se produjeron dos anuncios importantes en el ámbito del vídeo en Internet. YouTube y Vimeo presentaron nuevas versiones experimentales de sus portales de vídeo, y en ambas había una apuesta importante por el estándar HTML5. Aunque la nueva versión del lenguaje traerá muchas otras mejoras, probablemente la más conocida hoy en día es el soporte del vídeo y audio embebidos sin necesidad de tecnologías complementarias como Flash.

O sea, que podrás ver vídeos de YouTube y Vimeo sin necesidad de tener el dichoso plugin de Adobe Flash Player instalado en tu PC y navegador. Esto es importante porque libera a los usuarios, pero también porque la popularidad de Flash lo había convertido en el objetivo de todo tipo de ciberataques que han utilizado esta solución como una pasarela para el control de nuestro PC de forma remota.

Sin embargo las ventajas no lo son todo, y también hay ciertos inconvenientes en las implementaciones que estamos viendo de HTML5 en las propuestas de YouTube  y Vimeo. La más evidente reside en el contenedor y códecs de vídeo y audio utilizados para los vídeos alojados en los servidores de dichos servicios. Ahí reside el problema, porque tanto YouTube como Vimeo hacen uso de vídeos codificados con H.264, un códec que tiene un gran pero. Es propietario. Y por eso no se ve en Firefox.

Cuando YouTube y Vimeo anunciaron ese soporte para vídeos embebidos sin necesidad de Flash avisaron de que este tipo de vídeos solo eran reproducibles en Google Chrome y en Safari, dos navegadores que merecen todos mis respetos (sobre todo Chrome, que estoy usando para escribir esto) pero que apenas suman un 10% de cuota de mercado actualmente. Internet Explorer no está soportado (a no ser que instalemos el plugin ChromeFrame), y tampoco lo está Firefox, un navegador que sí disponía desde hace tiempo de soporte para ciertas características de HTML5, y entre ellas, para la incrustación de vídeos de forma directa… siempre y cuando se usase el códec Ogg Theora.

Lo explica en un interesante post Mike Shaver, uno de los mandamases de Mozilla Foundation, que indica que H.264 no es un formato adecuado para la web porque, simplemente, no es un formato abierto. Este códec depende del organismo MPEG-LA, y cualquiera que quiera usarlo de forma global tiene que pagar por ello o atenerse a las consecuencias. Y en Mozilla no tienen ganas de atenerse a nada, porque creen que la web debe apostar más por la apertura de formatos y estándares, y por ello prefieren mantener su soporte para Ogg Theora (un formato abierto al 100%) aunque eso signifique tener que renunciar a poder ver vídeos a través de HTML5 de YouTube y Vimeo por estar codificados con H.264.

La solución parece inalcanzable, y mucho me temo que los usuarios tendremos que optar por la solución que más nos convenga: o Chrome/Safari+H.264, o bien Firefox+Flash. No hay otra, y Google probablemente haya meditado muy bien su decisión antes de apostar por H.264. Después de todo, Google Chrome es su navegador  y YouTube es su servicio de vídeos. Si quieren impulsar el uso de Chrome, esta es una táctica cuca muy interesante. Y un poco sucia también, sobre todo teniendo en cuenta su famoso «don’t be evil».

Por cierto, si queréis ahondar más en este debate y en cómo está la situación, no os perdáis el sitio web Dive Into HTML5. Todo un ejemplo de claridad y en el que además se usa la nueva tecnología @font-face de soporte de tipografías extra en navegadores, algo de lo que hablaré en el futuro.


Incognichollos

Esta es una selección con las mejores ofertas tecnológicas actualizadas casi diariamente, como expliqué aquí. Aunque estés en un post «antiguo» las ofertas son de última hora, los Incognichollos los actualizo aparte. También puedes seguir los Incognichollos en Twitter o en el nuevo canal de Telegram 🙂 . Aprovecha, que no suelen durar mucho tiempo.

  • OnePlus 7: la evolución del 6T con 6,41?, Snapdragon 855, 8 GB de RAM, mininotch, 256 GB de capacidad (uauh), cámara dual 48+5, 3700 mAh de batería, huella en pantalla. Está a 437,49 euros en AliExpress.
  • Lenovo Yoga 920: un convertible de 13,9 pulgadas con un Core i5-8250U, 8 GB de RAM, 256 GB SSD y Windows 10. Estupendo a este precio, 749,98 euros en Amazon.
  • Auriculares Sennheiser Momentum 2.0: diadema ajustable, micrófono incorporado, diseño chulísimo y una calidad de sonido top según dicen las críticas. Nunca los había visto tan baratos, 108 euros en Amazon Alemania, envío incluido.
  • Altavoz Bluetooth Xiaomi Square Box II: un altavoz portátil con tecnología Bluetooth 4.2, micrófono, manos libres, cancelación de ruido, 1200 mAh, autonomía 10 horas, incluye entrada de minijack de 3,5 mm. Está a 21 euros en Banggood con el código e2db5f
  • Huawei Honor Band 4: con pantalla AMOLED de 0,95?, monitor de sueño, soporte de natación (reconoce distintas brazadas), hasta 50 m de profundidad, lector de frecuencia cardíaca. Muy chula por 24,90 euros en Banggood con el código BGHWBand4es.
  • Xiaomi Mi Band 4: la nueva pulsera cuantificadora con pantalla AMOLED 0,95?, hasta 50 m profundidad y 5 ATM, sensor cardíaco, comandos de voz, notificaciones, brutal por 30,9 euros en AliExpress.
  • OnePlus 7 Pro: el súper teléfono a tope: 6,67 pulgadas a 90 Hz (dicen que son la pera), 8 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara triple (48+16+8), cámara frontal retráctil 16 MP, lector de huella en apntalla, 4.000 mAh. Está a 657 euros en GearBest.
  • Medion Ultrafino S6445: un ultrabook de 15,6? FullHD con un Core i3-8145U, 8 GB de RAM y 256 GB de capacidad, teclado QWERTY español, Windows 10 Home. Todo por 399,99 euros en Amazon, estupendo.
  • Monitor gaming ASUS MG248QR: con 24 pulgadas y resolución 1080p, pero sobre todo con soporte de tasa de 144 Hz. Fantástico por 239,99 euros en Amazon (299 en PCComponentes).
  • SSD Samsung 2 TB: una unidad SSD con esta capacidad y a este precio es tela. Velocidades de 550 MB/s, está a 195 euros en Amazon Francia, envío incluido.
  • Portátil ASUS VivoBook S14: un 14? Ful HD con un Core i5-8265U, 8 GB de RAM, 256 GB de SSD, teclado español y Windows. El touchpad es además teclado numérico. Está a 499,99 euros en Amazon.
  • Mando Sony DualShock 4 para PS4: el mando en versión 2, inalámbrico, color negro, está a 37,99 euros en Amazon.
  • Windows 10 Pro: una licencia para el sistema operativo de Microsoft. Te la mandan por correo junto a algunas instrucciones. Está a 3 euros en Amazon.
  • Xiaomi Mi 9: si queréis el telefonazo de Xiaomi, atentos. Pantalla de 6,39 euros sin marcos, Snapdargon 855, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara triple de 48+16+12 MP, está a 384,74 euros en Banggood con el código BG6M9128.
  • iPhone X 256 GB: el telefonazo de Apple del año pasado sigue siendo un gran terminal. 5,8?, Apple A11 Bionic, 3 GB de RAM, 256 GB de capacidad, cámara dual de 12 MP, está a 899 euros en Amazon (1.089 precio normal).
  • OPPO Realme X: el rival a batir en gama media rompedora. Tremendo, 6,53? sin marcos, Snapdragon 710, 4 GB de RAM, 64 GB de capacidad, cámara dual 48+5, cámara frontal periscópica, 3765 mAh, lector de huellas en pantalla. Brutal por 236,45 euros en Banggood.
  • Xiaomi Redmi Note 7: 6,3» Snapdragon 660, 4 GB de RAM, 128 GB de capacidad (ampliables vía MicroSD), 4.000 mAh, minijack y cámara dual de 48+5 MP realmente estupendo por 180,95 euros en Banggood con el código BG5RN74. La versión de 3/32 está a 141 euros en AliExpress, y la de 4/64 está a 163 euros en Banggood con el código BG5RN7.
  • iPad Air (2019): atentos a la nueva versión de la tableta con pantalla de 10,5? y el potente procesador A12 Bionic, además de cámara de 8 MP y 256 GB de capacidad. A tope por 591,06 euros en Amazon (719 en Apple).
  • Xiaomi Mi 9 SE: y la versión compacta: 5,97 pulgadas, Snapdragon 712, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad, triple cámara (48+12+16), lector de huella en pantalla, está a 266,61 euros en Banggood con el cupón 5BGM96SE. Brutal.
  • Portátil HP Pavilion 15-bc450ns: un equipo de 15,6? Full HD con un Core i5-8300H, 8 GB de RAM, 1 TB de HDD, 128 GB SSD (uauh) y GeForce GTX 1050 (uauh!), sin Windows (hay incognichollo ahí de 1,5 euros para resolver). Está a 629,99 euros en Amazon.
  • Unidad SSD Lexar 120 GB: modelo SATA 6 GB/s, hasta 550 MB/s de velocidad de lectura, fantástico como complemento para tu PC o portátil sobre todo a este precio mísero: 21,29 euros en Amazon. La versión de 240 GB, a 36,19 euros.
  • Asus ZenFone 6: el nuevo telefonazo de Asus con pantalla sin marcos de 6,4 pulgadas, 6 GB de RAM, 64 GB de capacidad y esa cámara desplegable dual que funciona tanto como frontal como trasera. Está a 477 euros en GearBest
  • Xbox One S Digital + 3 juegos: la consola de Microsoft sin unidad de Blu-ray incluye un mando y Minecraft, Sea of Thieves y Forza Horizon 3. Está a 175 euros en AliexpressPlaza con el código «plazaoff«. Envío desde España, 2 años garantía.
  • HP Noteboook 15: portátil de 15,6 pulgadas HD (1366×768, el único fallito), CPU AMD A9-9425 (tipo Celeron), 12 GB de RAM, 256 GB de SSD, Windows 10, teclado español. Modesto en CPU y pantalla pero muy bien lo demás, el precio mola: 449,99 euros en Amazon.
  • Tablet Amazon Fire 7: la renovada tableta de Amazon con mejor procesador y sobre todo con el doble de capacidad que el modelo de 2017. La versión de 16 GB (ampliable vía microSD) está a tan solo 69,99 euros en Amazon.
  • Bolígrafo Xiaomi Mijia Pen + 3 recambios: el boli de 0,5 mm con tecnología suiza (o eso dicen) que enamora. Yo ya he comprado varios, y la verdad es que molan, y por este precio, más. El boli + tres recambios sale por 3,41 en AliExpress.

¿Quieres recibir un correo de aviso cuando publique nuevas entradas?

Standard

17 comentarios en “El estándar HTML5 abre una nueva batalla de licencias

  1. Esta claro que aqui manda Google con su YouTube. Si puesta por H.264, tiene que ser eso. Ahora bien yo no creo que elimine flash en corto plazo puesto que es el estándar de facto actualmente.

  2. Si Firefox realmente respeta la libertad de los usuarios, debe darles la opción de usar esos codecs asociados, eso es libertad real. Pueden poner una advertencia, recomendaciones, destacar que ese elemento es propietario y persuadir para usar otra cosa, pero si Firefox no me va a ofrecer opciones que otros navegadores sí, entonces se va a ver como un navegador limitado.

    Un ejemplo interesante es la distribución Ubuntu del sistema operativo Linux, donde tengo una advertencia de uso de componentes propietarios (bien sean controladores, codificadores de video, codificadores de audio, etc.), pero tengo la libertad de usarlos y el sistema ofrece mecanismos para hacerlo. ¡Eso es respetar mi libertad! Ya que puedo ser un usuario que por diferentes razones se niega a usar esos elementos, o bien, puedo usarlos si así lo decido, pero el sistema operativo no trata de decidir por mí.

  3. JaviPas dice:

    The Blueprint, interesante comparación, pero el problema es que Ubuntu te deja a ti la elección y toda la responsabilidad. En el caso de Firefox, serían ellos los que tendrían que pagar los costes de la licencia y los royalties que paga la asociación MPEG-LA. Y eso lo pone todo más crudo.

  4. «mantener su soporte para Ogg Theora (un formato abierto al 100%) aunque eso signifique tener que renunciar a poder ver vídeos a través de HTML5.»
    Creo que no es así, Javi.
    Firefox admite la reproducción directa por HTML5 de ogg 😉 (o al menos eso creo).
    Obviamente yo apuesto por estándares libres, no debemos vender nuestra libertad.
    Un saludo y felicidades por el blog 😉

  5. nadie dice:

    porque tanto YouTube como Vimeo hacen uso de vídeos codificados con H.264, un códec que tiene un gran pero. Es propietario.

    ¿es propietario? ¿el codec? ¿propietario de qué? No sabía que las cosas pudiesen tener posesiones.

    • JaviPas dice:

      Nadie: propietario, privativo, ambos términos expresan la misma idea, y aunque la RAE no acepta esa acepción para este tipo de usos, ya sabes que el uso hace la norma. Esa es la idea, supongo que la has pillado.

  6. nadie dice:

    Sí, lo he pillado. Y como me niego en rotundo a que se pisotee y mancille la lengua con la gilipollez de turno, me dedico a señalar todas las aberraciones que me encuentro en mi camino. No vaya a ser que cualquier día me despierte con alguna de estas gilipolleces y gilipollezas en el diccionario oficial.

  7. freax dice:

    @nadie: ¿Pisotear? ¿Acaso hay que hablar como dice el diccionario? Cientos de palabras que hoy utilizamos y que el diccionario avala como correctas fueron en su momento deformaciones de otros términos, «aberraciones del lenguaje» o malos usos de terminos y al final terminaron siendo aceptados. ¿Por qué? Porque transmitían lo que la GENTE quería decir, no lo que el diccionario decía que debíamos decir.

  8. Pingback: HTML5, Flash y la lucha por los estándares en la web. Tendencia 2010 | RSS Tecnología

  9. Pingback: HTML5, Flash y la lucha por los estándares en la web. Tendencia 2010 « sobre tecnologia

  10. Pingback: ¿Llegará el final de Flash? | A2BLOG

  11. Pingback: HTML5, Flash y la lucha por los estándares en la web. Tendencia 2010

  12. Agrego a lo dicho por JaviPas que la Fundación Mozilla no es la única que pelea por estándares y formatos abiertos, sobre todo en el tema de los videos. Opera Software tiene la misma posición que Mozilla.

Comentarios cerrados